jueves, 12 de enero de 2012

Entre dos tierras


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Capitulo 48.- Bella no, Sarah sí.

Bella pvo

Apenas llegamos a mi departamento en la ciudad llame a Charlie, nadie contesto, después de tres intento me aterre ¿y si paso algo? ¿Debería llamar a Alice?

-están bien, quizá salieron a comer y no me refiero a tu padre para la cena- bromeo Edward, al tiempo  que lo golpeaba.

-¿Cómo supiste..? – trate de preguntar

-¿que estabas preocupada? no necesito leer tu mente todo el tiempo cariño, tus ojos dicen mucho o al menos a mi- respondió mientras me abrazaba y besaba solo un poco

Y otro poco y un poco más, no habíamos intimado aún desde que regresáramos de Seattle, no por falta de ganas, pero queríamos ir despacio.

Apenas logramos  separarnos, no era tiempo todavía. Entre a mi recamara, debía presentarme en el trabajo, después de todo llevaba casi 2 semanas sin aparecer, o en la universidad, tenía un mundo de mensajes en mi contestadora, la active mientras me duchaba, Edward se acomodo en la sala, a escuchar música.

Edward pov.

Los sonido de la ducha me tenían idiotizado, tenerla tan cerca, desnuda, mojada, era más de lo que mi autocontrol podía soportar, pero no estaba lista emocionalmente para eso todavía, el físico era otro asunto, yo prácticamente amanecía duro y anochecía igual, no aguantaría mucho así, ojala pronto pudiéramos estar juntos, extrañaba su cuerpo.

Los mensajes eran parecidos, a veces la misma voz, eran al menos 3 chicas diferentes y dos hombres, puse más atención a esos, quizá Bella estaba saliendo con alguien.

-no, Edward, no salgo con nadie, sí, creo que pronto podríamos estar juntos y sí, yo también extraño tu cuerpo- dijo mientras salía envuelta en la toalla diminuta -¿Qué te parece ahora, suficientemente pronto?- pregunto al tiempo que se quitaba la toalla, dejándome ver su desnudo y aún mojado cuerpo, mi excitación se disparo hasta límites insospechados.

 Apenas logre no aventarme sobre ella.

-¿estás segura? - logre preguntar antes de perder el control.

Levanto la ceja, claro que estaba segura. 

Sin más invitación la tome de la cintura mientras la sentaba en mis piernas para besarla suavemente, lento y con todo el tiempo, mis manos recorrieron su espalda, piernas, senos, vientre… toda ella, sin detenerme en ningún sitio en especial, me quito la camisa, besando mi cuello y pecho, quito el cinturón, mientras desbrochaba el pantalón con toda la intensión de centrar sus caricias justo “AHÍ”,

-Bella, no, no voy a aguantar- logre decir antes que empezara, me miro sonriendo, me moví hasta quedar sobre ella, bese su cuello, dedique tiempo a cada seno, eran perfectos, seguí bajando, despacio, por un momento me detuve justo debajo de su ombligo, sin moverme.

-lo sé, yo también pienso es él- dijo mientras acariciaba mi cabello.

La mire sonreír con tristeza, bese su piel de nuevo, siguiendo la línea del centro, hasta llegar a su húmeda cavidad, lista para mí como siempre, me moría por hacerle el amor y su urgencia era tan grande como la mía.

-entra, haces eso después- suplico mientras me jalaba hacia arriba.

Quite mi pantalón con rapidez, me coloque sobre ella y con un simple movimiento entre, me quede quieto un momento, disfrutando de la sensación de estar justo donde quería y donde ella me quería. Me moví lentamente mirándola a los ojos, su rostro me decía cuan excitada estaba y cuanto me había extrañado, me moví más rápidamente, cada vez más, su cuerpo se arqueaba bajo de mi, sus piernas me rodeaban, intensificando el ritmo, cada vez más rápido, me aferraba a su cintura, mis dedos se enterraban en su piel, grite justo antes de vaciarme en ella al momento que se cerró alrededor de mi, solo podía decir su nombre, mi cerebro estaba fundido.

-te amo Bella, por favor no me dejes nunca más- suplique bajando por su cuerpo y abrazándome a su vientre  enterrando mi cara en él, me abrazo fuertemente.

-jamás me iré, no habrá nada que me separe de ti, nunca más- decía sin soltar mi cabello – pero justo ahora debo ir a la oficina, espérame aquí si quieres, puede ser que tarde, mañana debo ir a la universidad para presentar los exámenes finales, hare dos por día para acabar pronto y si quieres podemos pasar los últimos días en la cama o donde prefieras hacerme tuya- sonrió con picardía.

-sigue así y no te dejare salir de aquí- bromee mientras se metía de nuevo a la ducha, que ganas de seguirla y hacerle el amor bajo la regadera, contra la pared…

-basta Edward, de verdad necesito salir- dijo con una voz calmada y muy excitada.

Me puse de mala gana el pantalón, no encontraba mi bóxer, sentí un olor proveniente de la puerta. Un toque.

-“ojala este en casa, hace mucho que no se de ella, quizá hoy si quiera salir conmigo”-

 Me tense, sin camisa y con el pantalón aun sin cerrar, mas por marcar mi territorio que por otra cosa, abrí la puerta con cara de que me habían interrumpido en algo vital.

-Sarah ¿Dónde has…? no eres Sarah – balbuceo.

-no, creo que no, pero si la buscas, te diré que está en la ducha y tú eres….-

-Ben hola, me da gusto que vinieras, justo ahora salía para la oficina, si me esperas nos vamos juntos y me pones al corriente de todo- me interrumpió Bella saliendo vestida.

Y lista para irse, sisee para que supiera que no me agradaba que se fuera con ese tipo y menos vestida así. Me miro con cara de fastidio.

“-¿qué te pasa? acabo de ser tuya, ¿no confías en mí?, es solo un compañero de trabajo, vamos Edward, madura, tienes más de 300 años, te veo en la noche-”

-toma cariño, la dirección, pasa por mí a las 8 en punto. Hum cierto, no los he presentado, Ben Dávalos, compañero y amigo de la oficina, Edward Cullen mi novio- dijo mirándome, me reí levemente. Estreche la mano del humano tratando de no romperla.

Sin decir más nada se marcho, me quede solo en su departamento, me di a la tarea de ver como había vivido eso años lejos de nosotros, de mi, entre en su habitación, olía a ella, en el techo habían fotos de todos nosotros, Alice con Jasper, Jacob y Melisa, Jacob sin camisa, esa me sorprendió, hasta que la mire mejor, en el fondo estaba yo sentado mirando una mariposa parada en mi pierna. Había otra donde estaba Ty con Emmet, otra de Emmet entrando en el rio, mire mejor, ahí estaba yo de nuevo, platicando con Alice. La mayoría de las fotos era de mi, en todas aparecía pero en algunas a lo lejos, baje de la cama, mire su almohada, al principio no distinguí las formas, hasta que note que formaban mi rostro, era una imagen de puntos con algo de distancia se distinguía, era de una foto que nos tomamos en la primera salida que tuvimos en grupo.

Mire a otro lado de la pared, el tapiz era de letras, había algo familiar, sonreí al darme cuenta de que era, mi nombre y el de la familia, por toda la pared, no solo no me había olvidado, ni siquiera lo había intentado, me tenía por todos lados. Dios que estúpido fui. Yo muriendo de amor por ella y ella manteniéndose viva por mí, en su cama, en su corazón. Tome la almohada y cayo un papel grueso y arrugado, otra foto, una de Charlie.

Decidido a no esperar más tiempo para tenerla conmigo, me duche, vestí y salí, faltaban unas 3 horas todavía para buscarla, pero me agradaba la idea de dar una vuelta por la cuidad, necesitaba un regalo, algo que no fuera común, algo único como ella. Visite tres centros comerciales, entre joyerías, tiendas de ropa, donde por cierto encontré un conjunto de lencería que definitivamente tenía que arrancarle. Apenas lo compre me marche.

Me di por vencido en el último complejo departamental, nada era lo que buscaba, entonces lo vi, al pasar por una calle rumbo a su oficina, era perfecto. Llame a Alice de inmediato. Me comunico con Charlie. Unos minutos después tenía toda la información necesaria para el regalo de mi novia. Hice una llamada más. En tan solo media hora mi plan estaba en movimiento. No sería un regalo para ese día pero estaría listo cuando regresáramos a Forks y ahí, le pediría que se casara conmigo.

Espere junto a la puerta del edificio hasta que la gente empezó a salir, pronto distinguí su olor, salían con compañía de otras personas, ambos sexos, apenas cruzo el umbral se giro para mirarme, “soy Sarah, recuérdalo”, apenas dicho eso me abrazo y beso tiernamente.

Sus compañeros nos miraron asombrados.

-hum, ¿no nos presentas Sarah?-  pregunto una de ellas.

-sí, claro, hum, él se Edward Cullen, mi novio- los miro y girándose hacía mi - ellos son Jessica, Ángela, Mike y Erick, mis compañeros de trabajo, falta Ben, pero ya lo conociste en la tarde – termino mientras tomaba mi mano -bueno chicos, nosotros nos vamos, hum, nada más 3 días estaré laborando, después me voy, me regreso a casa, con él- apunto hacia mi mientras sin poder evitarlo sus palabras me sacaban la sonrisa de idiota más grande desde hacía mucho tiempo.

- “y como no, si esta re bueno”-

-“¿no tendrá un hermano?”-

- “y de donde lo sacaste, yo quiero uno así”-

-hum, nos vemos chicas, chicos- se despidió de todos con besos y abrazos mientras intentaba no reírse de los pensamientos de sus amigas.

Eso era lo malo de tener línea directa con tu novia. Apenas dimos unos pasos hacia el auto cuando nos llamaron. Ya lo esperábamos.

-vamos a cenar en el restaurante de siempre, porque no vienen, así nos despedimos bien, ya sabes, no estarás en nuestras reunión de los viernes- Pidió la chica llamada Ángela.

Bella sonrió, mientras sentía la tristeza que le daba dejar a estos amigos.

-me parece una buena idea, cariño, así tendrás tiempo de platicar con tus amigos, ya que probablemente no puedas hacerlo en mucho tiempo- sugerí, apretando su mano.

-genial vamos, sirve que nos hablas un poco mas de ti, Edward, Ben nos alcanzara en un rato- completo Jessica mientras se colgaba de mi brazo

Mire a Bella quién solo se reía y fingía poner atención a Mike, quien por cierto la llevaba tomada de la cintura. Agh.

Pese a mi molestia por el chico, resulto que estaba colado por Ángela, así como Erick por Jessica y por lo que pude ver Ben, quería con mi Bella, hum, Bella no, Sarah si…


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


mis niñas... he decidido terminar de publicar esta historia aki, antes de pasarnos al nuevo blog... comenten, voten y todo lo demas...

9 comentarios:

Anónimo dijo...

D: esta genial el capi... me encanta esta historia... espero los proximo con muxas ansias... sigan asi :D son geniales... y nos vems cuando publiken el nuevo blog :D

Anónimo dijo...

Hola dio pena que colgaras y cuando vi tu publicación casi muero pero mi pregunta es cuando y donde publicaras el nuevo blog perooo ......... Bueno el capi superrr chevere escribe plis

Déborah dijo...

aaah que me alegro que publiques y me muero yo no sabia nada sobre tu nuevo blog porfis, porfis, porfis me avisas donde y cual es la nueva dirección de tu blog no quiero perderte la pista
y con este cap aaaah que bien que ya esta juntitos estos dos revoltosos ufff que es lo que le tiene preparado Eddy a Bella jejeje un abrazo

nydia dijo...

Genial capitulo y valla si que valio la pena....Espero poder leer en el nuevo blog...Sigue asi nena....Besos....

Anónimo dijo...

Gracias por seguir publicando,es cap genial al igual que siempre la misma queja, demasiados cortos ,ja ja ja!!!!!!,besos Emma

anlly dijo...

que le regalara ed a bella? (muerdo mis uñas) un anillo!!!! OMG cuando subiras el proximo

Anónimo dijo...

No sabía que se cambiaban de blog, espero que nos dejen los datos para seguir leyendolas. Feliz año nuevo a todas, y gracias por el capitulo, estuvó muy padre, gracias nuevamente.

Estevas dijo...

Waoo!! excelente capi!! Hace mucho que lo esperaba!! Ahora espero pronto el nuevo blog!! Saludos!!

Monica dijo...

Siempre hago comentarios de tus fics, pero esta historia igual que las demás me matan.

Por favor te agradezco que me informes acerca del nuevo, no quiero perderte la pista a ti y tus historias.

Hoy escribo mi nombre, porque no sabia como hacerlo antes, a ratos me atropella la tecnología. Una sugerencia: Porque no creamos un espacio o no se como llamarle a eso, para que las seguidoras de el blog y los fics podamos conocernos y sabes mas de unas y otras. Creo que es estar aca ya nos hace tener algo en común y uno nunca sabe, hasta podemos estar más cerca de lo que creemos.
Es solo una sugerencia. Gracias