viernes, 2 de marzo de 2012

Entre dos tierras


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Capitulo 56.- La condición.

Edward pov.

-Edward, ya, entra, por favor - apenas escuche su voz, supe que no tardaría nada en llegar al clímax, bien porque esa era mi intensión.

-aun no- apenas respondí sin dejar de lamer y morderla, podía sentir como su cuerpo se tensaba ante mis caricias y como me endurecía un mas de ser posible.

-Amor por favor, me estas matando hazlo, hazlo- suplico con menos voz esta vez, mientras se aferraba a mi cabello. Mi propio orgasmo estaba a nada solo de sentirla así. Pero no era momento aun, esta vez lo haría diferente.

-No- respondí, intensificando el movimiento.

Se tenso por completo y grito mi nombre, eso era todo lo que necesitaba, me levante de inmediato entrando en ella de un solo movimiento, estaba completamente cerrada y sin embargo su carne no puso mucha resistencia  la mía. Su rostro por un milisegundo reflejo dolor, pero fue sustituida enseguida por el deseo, estaba excitada de nuevo, justo como yo, me moví con rapidez, ansioso de llegar al límite, abrazo con sus piernas mi cadera mientras se reclinaba hacía atrás levemente, sus senos eran tentadores, no pude más que enterrarme en ellos, mientras me movía más rápido y cada vez más, hasta que se cerro de nuevo, arrastrándome con ella, solo pude decir su nombre mientras me vaciaba en su cuerpo por última vez.

Justo en ese momento supe que no quería separarme de ella jamás, que la necesitaba a mi lado, esa noche y todas las demás y solo había una manera de conseguirlo.

-¿te casarías conmigo, Bella?...- salió de mis labio antes que mi cerebro lo registrara.

No contesto durante un tiempo, solo me miraba tratando de leerme, saber si era en serio mi pregunta. Su silencio fue decepcionante, me separe de ella un poco, no dijo nada, solo bajo la mirada. Mi corazón se rompió, no me aceptaría.

Me gire hacia la salida, me vestí apenas y tome mi maleta, salí. No me siguió. La cabaña de un costado estaba vacía, me instale ahí, pasaron horas, de haber podido llorar lo habría hecho.

¿Entendí mal? ¿No me amaba lo suficiente? ¿Cambio algo en el tiempo que estuve inconsciente?

La única respuesta que tenía era la misma para todas las preguntas: no sé.

La noche llego y con ella mi tortura aumentaba, necesitaba respuestas, pero no me atrevía a pedirlas y ¿si no me gustaba lo que encontraba? ¿me consideraría poco suficiente para pasar su existencia junto a mi?

-no eres tú, soy yo- dijo desde su cabaña un segundo después…

– ¿puedo entrar? – dijo en la puerta de la mía, su olor me llego de golpe, me levante y abrí, solo estaba cubierta por la sabana de su cama, sus ojos mostraban que había llorado.

La abrace olvidando mi propio dolor, odiaba verla llorar.

-si quiero- me dijo al entrar.

La mire sin entender.

-pregúntame otra vez- susurro.

Me tomo un momento entender a que se refería

-¿te casarías conmigo, Bella?- pregunte aun más bajo que la primera vez.

-sí, me casare contigo- respondió mientras me abrazaba besándome suavemente, la sabana cayó al piso, su cuerpo desnudo encendió el mío, la lleve a la cama, mientras me quitaba la ropa

-“¿y si no soy suficiente para ti…?”- me detuve en seco, mientras ella lloraba otra vez.

-¿Bella, porque piensas eso?, eres perfecta para mi, te amo, quiero estar contigo, no te entiendo, vienes a decirme que si y cuando lo haces dudas de mi, ¿Qué pasa?- pregunte confundido por completo.

-¿y si con el tiempo nos pasa lo que te paso con Melisa? ¿y si en unas décadas te cansas de mí? yo no dejare de amarte, pero eso no garantiza que tu no lo hagas ¿Qué hare entonces?- me pregunto mientras lloraba otra vez.

Su rostro reflejaba la incertidumbre, el miedo.

-¿eso es lo que te preocupa? Bella, no puedo decirte que pasara en cien años o más,  pero si te puedo decir que nada, nada me hará dejarte de amar, lo que siento por ti no es ni la cuarta parte que sentí por ella, jamás, tu eres completamente mi existencia, por favor no lo dudes yo… si no estás conmigo… pasare el resto de mi vida convenciéndote que eres todo lo que necesito, hasta que aceptes casarte conmigo. ¿Lo hacemos oficial?- pregunte yendo hasta la maleta y sacando una caja de ella  - Bella Cullen ¿te quieres casar conmigo? – pregunte mientras le colocaba un anillo de compromiso.

Era sencillo, un aro rematado en un símbolo de infinito hecho de diamantes.

-sí, me quiero casar contigo- respondió mirando el anillo –pero tengo una condición, para hacerlo- me miro temerosa.

Me tense de inmediato, la última vez que me pusieron condición para casarse conmigo, casi mato a Melisa en la luna de miel, aunque eso sería imposible con Bella, no me relaje.

El amor de mi vida tenía unas ideas un tanto locas de vez en cuando.

-si eso piensas del amor de tu vida, estamos en problemas- me dijo riendo – y no quiero saber lo que hiciste con Melisa antes o después Agh- me recrimino mientras me tiraba la almohada.

Enojada en apariencia y tratando de no reírse.

-lo siento, es que las condiciones no se me dan bien, pero haber dime, que tengo que hacer para que me aceptes por fin- pregunte resignado a alguna locura.

-quiero vivir en casa con todos, no quiero casa a parte a menos que sea temporal, no soportaría estar lejos de la familia, sin importar cuantas veces Emmet brome sobre eso, o que Jasper quiera tirarse a Alice todos los días, o que tengamos que perdernos en el bosque para hacerlo, simple y sencillamente no quiero separarme de ellos – pidió con una rapidez que apenas pude entender.

-hum, ¿no quieres tener tu casa aparte?- pregunte asombrado

-no, Melisa quería eso porque no se llevaba bien con Rosalie y porque de alguna manera con Vanessa necesitaba formarse como familia, pero yo no quiero eso, yo no necesito eso, yo quiero salir con las chicas, quiero poder convivir con ellos, irnos de vacaciones todos juntos, la mascota incluida, quiero saber de ellos todo el tiempo, jugar y bromear como antes, solo tengo 4 años en la familia, no me quiero separar de ellos, además y esto es importante Edward, no deseo… no quiero… no tendremos hijos- finalizo dejándome petrificado.

-¿no quieres hijos conmigo?- pregunte molesto y dolido al mismo tiempo.

Eso no era lo que esperaba oír de ella, asumí que los tendríamos, uno al menos, con su sonrisa y tal vez mi cabello. Un varón quizá.

-no, no quiero hijos, ni varones ni niñas ni nada… cero hijos con mi sonrisa o tú cabello…-

-¿Por qué no?-  pregunte furioso ahora.

-porque Aro dijo que….-

-¡¡me importa un carajo lo que ese demente dijo!!! Yo quiero tener una familia contigo, ¿no quieres lo mismo?-

-pero ya tenemos una familia, tenemos hermanos, hermanas, en mi caso también dos pares de padres, te tengo a ti y a Jacob y a Melisa y Gorth y tú tienes ya una hija, no es algo que nunca hayas vivido, no necesito, no quiero más-

-pero yo sí, quiero hijos contigo, al menos uno, quiero…- cerré la boca, sin saber que mas decir, todo se venía abajo.

-Edward, si no podemos estar de acuerdo en esto, quizá casarnos no sea la opción correcta, podemos seguir como hasta ahora, yo te amo y nunca he necesitado un papel o una ceremonia que me diga que puedo amarte hasta el final de mi existencia porque eso ya lo hago, pero si más adelante tu quieres hacer tu vida lejos de mí lo puedes hacer, no habrá nada que te ate a mí y si de verdad quieres una familia con hijos incluidos no soy la mujer que buscas- finalizo envuelta en la sabana de nuevo.

-¿te conformaras con ser mi amante, cuando te ofrezco se mi esposa?- pregunte sin poder contener la amargura en mis palabras, el veneno con el que me refería a su estatus.

Me miro un momento sin entender, después solo levanto la ceja alejándose. Me quede de piedra al verla salir por la puerta. Esa no era la imagen que tenia de mi propuesta, todo estaba mal,  no debía ser así, ella tendría que haberme aceptado y no poder esperar para hacer nuestra familia.

Con el humano lo había pensado
¿Por qué conmigo no?
Y entonces la respuesta me llego de la nada. Porque éramos vampiros, nada garantizaba que el hijo que tuviéramos fuera como Vanessa, nada aseguraba que la criatura fuera noble, o que entendiera nuestra forma de vida o en el peor de los casos, que creciera, los niños vampiros seguía siendo una violación a la ley. Aro había dicho que su condición le haría parecer humana para poder gestar y que ser vampiro le ayudaría a soportarlo sin morir, pero no dijo nada de cómo sería la criatura.

Y entonces otra revelación me golpeo de pronto.

¿Y que si no teníamos hijos?

Antes de saber sobre su condición esa idea jamás me pasó por la mente y ya sabía que quería estar a su lado para siempre
¿y qué demonios me pasaba ahora?
¿Cómo pude olvidar que mi razón es ella? Q
ue siempre ha sido ella. Mi cerebro no terminaba de curarse si la dejaba ir por una estupidez como esa.

Salí corriendo y de un salto llegue hasta su cabaña, estaba vacía, la maleta no estaba donde la deje al entrar, el anillo descansaba sobre el tocador… me sentí morir, me dejo de nuevo, se marcho otra vez.

¿Es que nunca podría hacer las cosas bien? ¿No podría ser feliz? ¿Por qué era tan imbécil?

Escuche su voz antes de darme cuenta que corría en esa dirección, me detuve en seco al entrar a la cabaña principal, traía un traje de baño negro, que apenas cubría nada de su cuerpo, venia de la mano de Alice.

“-lo acepto, lo que tú quieras, hare lo que me pidas, no me importa nada mas, te amo, por favor, por favor, no me dejes y cásate conmigo”- suplique mirándola.

“-nunca dije que no lo haría, solo te ofrecí la opción de retirar tu propuesta si no te parecía mi petición-” fue su respuesta acompañada de su sonrisa.

“-dejaste el anillo-“

 “-no quise perderlo en el agua, es muy hermoso-” sonreí.

Era mía, la tome de la mano abrazándola mientras me sonreía sin duda en sus ojos.

-oigan todos, tenemos algo que decirles…-

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Mis niñas... solo queda el capi de la boda.... y uno mas y se acaba!!!!! La buena noticia es que pronto se abrira el otro blog... con hasta ahora dos historas, una mia llamada "La Bestia del Castillo" una de Sarah Cullen.

saludos nenas.... ;)

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso cap,lastima que se acaba,pero espero con ansias las dos historias nuevas y la apertura del blog,besos Emma tu fiel seguidora

Anónimo dijo...

D:
pense ke otra vez se alejarian uf!! mens mal ke no xD
me encanto el capi... amo este fics
u.u me da pena pensar ke keda tan poco... espero el prox con muxas ansias C:
grax!! por el capi...

Anónimo dijo...

OMG!!!! Lovee plisss qe bella se embaraze porfavooooir

Jaaavyera.. dijo...

Aaaaaaaw so cute. Aaaaaamo este fanfic. Ahora qqueda saber la reaccion. Linda historia (:

Ro Lizzy dijo...

Hermoso capi bruja!! aunque he de confesar que un hijo entre ellos me hubiese gustado jajaj, un varón hubiese sido lindo!!

PaTy_sev dijo...

uyyyyy edward ha estado a punto de meter la pata otra vez... menos mal que ha recapacitado que estar juntos es lo unico q necesitan para ser felices, que pena q ya termine pero la buena noticia es que el nuevo blog esta casi listo!!! y nosotras ansiosas por verlo... MUCHOS BESOSSS

musa dijo...

dios que capitulo por favor no me den atques a mi corazon ya seria el ttrcer blogg que sigo cierra y abre otro porfa no me dejen por fuera de sus historia ya llevo 1 añoy medio siguiendo cada historia puede decir que todas la he leido y todas me encantan

Anónimo dijo...

ayyyyyyyyyy no puedo creer que no quiera tener un hijo con ese bonbon jajajaj yo tendria una docena o mas si quisiera jajajajaj asi que EDWARD CULLEN tendre todos los hijos que tu quieras solo buscame jajajajajajajjaj

hermoso cap.

nydia dijo...

Genial me encanto aunque es una lastima que no tengan hijos ,me encanto ,besos nena...

Princcipessa Cullen dijo...

Casi se me sale el corazon cuando no la encontro... Wow es algo muy razonable de parte de Bells, ellla siempre piensa a fondo, cosa que Edward ni de chiste hace jajaja... Lo amo xq el es tan romantico!!!

Te leo pronto!!! Xo