viernes, 16 de septiembre de 2011

Destino,Sueño o Realidad

Capitulo 35

Juramento Eterno

Edward

La semana había pasado con lentitud, asi era mi desesperación, que las horas se me hacian eternas, habíamos cabalgado mucho, por primera vez en mi vida había disfrutado del placer de conducir motocicleta sin preocupaciones, comencé con la de Jacob y este me había convencido de comprar la mia y dejarla en playa caracol, para las vacaciones, la idea me pareció excelente, asi que el me acompaño y ahora tenia mi Yamaha YZF-R6 color negra, habíamos apostado carreras entre ambos, Bella estaba feliz, ya que Jacob y yo nos llevábamos bien, teníamos muchas cosas en común, sin importar la diferencia de edad, nuestros pasatiempos eran los mismos, compartíamos sin problemas, a pesar de lo que ambos sentíamos por Bella, sabíamos lo que significaba cada uno de nosotros para ella, y a pesar de los celos de mi parte y el dolor de Jacob, nos llevábamos como amigos, yo sabia que cuando estábamos con el, le dolia verme abrazarla, tomar su mano, besarla, asi que trataba de mantenerme al margen en las demostraciones de afecto, lo hable con Bella y ella me agradeció tanto, el tratar de sobrellevar este asunto, por el cariño que ella le tenia a Jake, como ella le llamaba, aunque a veces mis buenas intenciones, querían venirse al piso cuando lo veía mirar a mi mujer con amor, con admiración; lo hacia mas que todo por mi Bella, y después de todo, ella solo me amaba a mi y me lo demostraba todas las noches, desde que llegamos a playa Caracol, la libido de Bella se había elevado mucho mas de lo que la tenia, que era bastante, valga aclararse y eso me estaba volviendo loco, quería estar encima de ella, cada minuto del dia, que digo, cada milésima de segundo, amándola hasta saciarla.

El domingo había llegado por fin, hoy seria un dia único y especial, almorzaríamos donde Alice, Jacob también estaba invitado, Alice era quisquillosa y quería algo especial, asi que Jacob y yo debíamos ir vestidos de blanco, y las chicas de blanco o en tonos oro, según sus propias palabras seria una tarde memorable, la propia Alice me entregó un conjunto que había mandado a hacer especialmente para mi, donde Jon Sonen, mi Bella y ella estarían vestidas de Silvia Tcherassi, una diseñadora Colombiana, Alice me dijo que el dia que fueron a escoger estos vestidos, Bella se enamoro de un vestido de novia y que decidió comprarlo a pesar de que ya había escogido uno de Marchesa, dijo que el dia de nuestra boda decidiría cual vestir, a Alice le encanto y obviamente la apoyo, asi que ambos vestidos estaban en la casa de Alice, por que yo no debía verlos, a eso de la 1 pm salimos hacia casa de Alice, al llegar nos recibió Maria, nos llevo a tomar un aperitivo en la terraza que daba a la piscina que quedaba del lado contrario al mar, Jacob de punta en blanco, se nos unió en ese momento, con una copa de champagne en mano.

Esa es Alice, desborda glamour y etiqueta, hasta en lo mas simple _dijo Bella_

Si estamos como para fotografía _dijo la voz de Renee enfunadada en un hermosos vestido blanco, detrás de Bella, su cara de sorpresa fue mayúscula_

Bella

Mamá que haces aquí _le pregunte, mientras la abrazaba_

Es una celebración familiar, amor, no me lo perdería por nada _me contesto_

Después apareció Charlie, me abrazo, hablamos de lo bueno que era reunirnos y disfrutar tiempos juntos, como la familia que eramos, todo había sido planeado por Edward y Alice, mis padres habían llegado la noche anterior, por eso Alice se había desaparecido, diciendo que iba a pasar la noche hablando con Jasper, Alice apareció de pronto y nos dijo pasaramos a la sala, habían un silencio tan extraño, todos se miraban con complicidad, al llegar al salón casi me desmayo, ahí estaban todos, Rose, Emmet y los niños, Jasper, Carmen y Claire, Tanya y Paul, Leah, Esme y Carlisle, los dueños de la editorial Española, algunos amigos de Edward y directores y productores conocidos, Seath y su novia, Sam, Jared los dueños de las galerías y sus esposas y por supuesto Maria y Alex, Victoria y Félix; todos vestían de blanco excepto yo que estaba de color Oro. Definitivamente Edward y Alice tendrían mucho que explicar, mi cumpleaños ya había pasado hacia 3 semanas, o había algo más que celebrar y no lo había recordado.

El bufet esta en la terraza principal, sirvance lo que deseen, ya regresamo _dijo mientras halaba de mi, Rose y Mamá venían con nosotras_

Alice nos condujo a su habitación, allí encontramos los dos vestidos de novia que había comprado, en dos maniquíes, todos los accesorios estaban en la cama, entre y mire a Alice extrañada.

Oye el vestido de Marchesa, no debería estar en Los Angeles _le pregunte a Alice_

No, debe estar en el lugar donde se va a celebrar la Boda _me contesto_

Si, por eso, todavía no hemos decidido donde será _le respondi_

Bella el lugar lo decidió Edward y yo lo apoye en todo _espero lo entiendas, el también quería ayudar, quiere darte lo mejor y que seas inmensamente feliz, que el dia de su boda sea memorable, romantica y que jamás lo vayas a olvidar_

De verdad, me da felicidad saber que Edward se involucre en nuestro matrimonio, el solo piensa en hacerme feliz y si el escogió el lugar estoy segura que me encantará _dije_ tiene buen gusto, no ves que me escogió a mi _dije en broma, riéndome y haciéndolas reir_

Bella, Edward vive por ti y para ti, todos nos hemos dado cuenta _me dijo Rose_

Si hija, ustedes son como imanes de igual polaridad, si tu te mueves, el se mueve, siempre están tan sincronizados en todo, pero no lo hacen de manera conciente, es una fuerza superior a lo que todos podemos entender _dijo Renne_

Esa fuerza se llama…. Amor _dijo Alice_ y este es para siempre.

En eso estamos de acuerdo _finalice ante la sonrisa de mis hermanas y mi madre_

Bueno….. ya que estamos de acuerdo, vamos a elegir el vestido que utilizaras _me dijo Alice_

Alice pero debo mirar el lugar y asi poder elegir el vestido _le respondi con mi sonrisa de yo tengo la razón_

Ah, ok ese es el problema, dejame ver como te lo muestro _Alice se levanto de mi lado y se dirigió hacia el balcón, yo crei que iria hasta su tocador a buscar la laptop, para mostrarme el lugar. Pero solo llego y corrió las cortinas y abrió la puerta del balcón, saliendo a el y llamándome para llegar a ella_

Me levante y camine lentamente hacia ella, mirando con interrogación a Renne y a Rose, ellas me alentaron a ir y se levantaron para caminar detrás de mi, al llegar al lado de Alice ella giro su mirada hacia la playa, lo que hizo que mis rodillas se doblaran, casi caigo al piso si no es por Rose que ya había llegado detrás mio.

Alice que es…. No lo puedo creer… cuando… _no podía terminar una frase por la sorpresa_

Creelo Bella, Edward te ama tanto, que me puso a organizar todo en tiempo record, con su ayuda… perdóname amiga por estar guardandote información, pero me pareció tan romantico… tu me conoces _me dijo con una mueca de miedo, pena y felicidad_

Había un camino de petalos de rosas blancos desde la salida de la casa hasta las escaleras a la playa, había antorchas cada metro de distancia esperando el atardecer para ser encendidas, las unian cadenetas con orquídeas blancas, lirios y rosas, había grandes arreglos florales con flores tropicales, heliconias, aves del paraíso, gingers, mezcladas con orquídeas, rosas y lirios, con hojas de diferentes tonalidades que asemejabam cintas, solo alcanzaba a ver la cúpula de un altar a orillas del mar, con un velo blanco ondeando a la brisa.

Esto es real _pregunte_

Si Bella, Edward te estará esperando a las 4 pm en el altar, tu decides _me dijo Alice_

No tengo nada que decidir, lo amo tanto, ayúdenme a que no se arrepienta, tengo que estar hermosa y eso es mucho trabajo _les dije, haciéndolas destornillar de la risa_

Hay Bella nos vas a hacer correr el maquillaje e Irina se va a enojar _me dijeron_

Quien es Irina, nuestra maquilladora y tu maquilladora _en ese momento Alice se asomo al pasillo y la llamo y ella entro con toda su indumentaria para embellecerme costara lo que costara_

Bella pero antes debes decidir que vestido vas a usar, para saber que tipo de maquillaje y peinado vas a llevar _me dijo mamá_

Por el tipo de ceremonia y el lugar, creo que el marchesa, es mas acorde_les aclaré _ el otro es mas como para un gran salón y una catedral.

Excelente decisión _dijeron en coro_ ya lo habíamos pensado a demás ya usaras el otro en los Angeles, yo se que Edward y tu habían hablado de una boda intima, o sea espero que sea esta y otra publica, de todas formas se deben a ello ambos, es el medio en el que ambos se mueven y adicionalmente necesitan legalizar esta unión alla.

Si, eso lo habíamos conversado, pero ya veremos _les dije_ ahora dediquémonos a esta.

Alice comenzó a desvestirme, me dio unas hermosas bragas de tul y encaje blanco hermoso y delicado, al igual que el sosten, para cambiarme los que traia y clocarme una bata para comenzar con el proceso arduo de embellecerme. Irina me dejo hermosa, Edward no se podía arrepentir, realmente parecía una bella mujer, no me parecía en nada a mi, Irina opto por hacerme un semi recogido, con ondas y pequeños broches de plata, los broches habían sido un regalo de mamá, me dijo que ella también los había usado el dia de su boda, que habían pertenecido a mi abuela, el maquillaje era muy natural e irina solo resalto mis ojos en un esfumado café bronce, y rímel negro que hacían ver mis ojos muy expresivos y de largas pestañas, resaltando el tono ambar y chocolate, me aplico blush color durazno bronce y un gloss rosa natural. Alice me ofreció una caja nueva de mi perfume favorito, para que lo aplicara en todo mi cuerpo antes de colocarme el hermoso vertido de Marchesa que había elegido días antes en España, las zapatillas que había escogido eran un sueño, eran de satén blanco con un lazo alrededor del tobillo y un hermoso broche de plata y pedrería, no quería llevar accesorios, creo que no los necesitaba, solo llevaba en mi mano el hermoso anillo de platino y diamante que me había dado Edward el dia de nuestro compromiso.

Oh, no tengo bouquet _me asuste al recordar que debía llevar uno en manos_

Aquí tienes Bella _me entrego Rose_ Edward lo escogió para ti, igual que los que llevaran él, los padrinos y las madrinas.

Mis orquídeas _dije feliz y tan enamorada _ amo a ese hombre, es tan detallista.

Termine de vestirme con ayuda de mis hermanas y mi mamá, ellas salieron a terminar de preparar todo, y me avisarían cuando ya debíese salir, me sente de manera que podía ver el océano, sin que nadie pudiera verme desde afuera, en ese momento mi mente comenzó a divagar en mi pasado, mi boda anterior, fue en una embajada, donde obviamente trabaja James, solo habían estado Jasper y Alice, nadie mas, ni mis padres, la boda había sido civil, asi que yo estaba en libertad de casarme por el ritual o religión que eligiera después del divorcio, en ese momento cai en cuenta que Edward y yo no habíamos hablado de cómo seria, y aquí estaba yo en esta nebulosa, seria civil, religiosa o una simple ceremonia simbolica de amor frente amigos y familiares, de todas maneras no me importaba, ante Dios, ya nos habíamos dicho tantas veces que nos amábamos, y el mejor que nadie sabia cuanto, y quien mejor que el que había sido el artífice de tanto amor y tanta felicidad, asi que si había ceremonia simbolica seria tan seria para mi como si firmara con sangre en el libro de la vida.

Bella, estas hermosa _esa conocida hermosa y musical voz me saco de mi nebulosa_

Hola Esme, gracias _le respondí apenada_

Ya tienes todo lo que necesitas?_ me pregunto_

Solo necesito a Edward _le dije sonriendo_ pero si te refieres al ajuar, creo que si.

Creo que te falta algo azul _ me dijo_

Oh si, eso creo, tengo algo prestado, los broches de mi abuela, pero azul no tengo nada _le regrese_

Toma mi niña, los traje para ti _me dijo entregándome una cajita de terciopelo azul oscuro_

Al abrirlos encontré unos hermosos pendientes de diamantes y en su centro tenían un hermoso zafiro, azul resplandeciente.

Gracias Esme, son hermosos, te los devolveré cuando termine la ceremonia _le dije_

No mi niña, estos le pertenecieron a la mamá, de Anthony y de Carlisle, antes de morir ella me hizo prometerle que se los entregaria a la prometida del primogenito de Anthony, es decir mi primer hijo Baron, estos pendientes han ido pasando de suegras a nueras, pero solo a la futura esposa del primogenito, Anthony no era el primogenito, era Carlisle, pero el no había decidido casarse, el amaba la medicina y nunca se comprometió en serio con ninguna mujer, el dia de mi boda con Anthony use unos que le pertenecieron a mi mamá, para honrar la tradición de la familia de Anthony, pero en mi boda con Carlisle si use los de su mamá, tenia que darle gusto a su difunta madre, la boda de su primogenito.

Gracias Esme, no sabes lo que esto significa para mi, es como la bienvenida a tu familia _le dije con los ojos cargados de lagrimas_

Bella, tu eres bienvenida desde que te conoci, por una fotografía por el móvil, mi niña no vayas a llorar, hoy es dia de alegría _ me dijo abrazandome_ Edward te espera llena de dicha alla abajo.

Bells llego el momento _dijo Alice entrando y trayendo consigo a mi padre_

Los nervios de apoderaron de mi, pero la fuerza del amor me hacia sentir firme y segura, asi que caminando del brazo de mi padre fui bajando hasta llegar a la playa, donde se encontraban apostadas todas las mesas hermosamente ataviadas, donde iba a ser la recepcion y al fondo detrás de las palmeras, mas alla de las cabañas estaba la cúpula y las sillas con la gente que amaba. Esperándome, esto era un hermoso sueño hecho realidad, por Alice y el amor de mi vida, Edward.

Edward

Mientras Alice había secuestrado a mi mariposa, para contarle de que iba todo esto, yo me dedique a mirar todo lo que Alice había elegido para la comida y la decoración, eso se lo deje a ella, junto con Maria y Victoria, asi que me pase por las mesas del bufet de pasabocas típicos colombianos, y coktails tropicales a base de piña y mango y diferentes licores, deliciosos, sus elecciones eran mas que acertadas, nuestros invitados estaban ansiosos degustando todas las exquisiteces, Seth se me acerco y me ofreció un langostino en salsa de guayaba, pero la verdad no era capaz de pasar bocado, los nervios de lo que decidiera Bella me estaban matando, si se había enfurecido por el engaño, si no le gustaba mi idea, si se arrepentía de casarse conmigo.

Un trago de whisky seco doble, se nota que lo necesitas _me dijo Emmet con su acostumbrada picardia entregándome el vaso_

De verdad creo que si, se me notan los nervios verdad _le pregunte_

Eddie la verdad si, das como pena, tienes miedo de mi hermana verdad, crees que se va a arrepentir o esta enojada _me dijo Emmet dando en el clavo_

Emmet estoy que muero, no se que hacer en ninguno de los dos casos _le regresé_

Edward, Bella es una mujer diferente, ella es simplemente difícil de leer, ella siempre fue muy conservadora y demasiado juiciosa e introvertida, ve todo de una manera diferente al común, es muy observadora e intuitiva, yo siempre le decía que había nacido vieja y mamá le decía que ella había nacido con 35 años, Renne es muy despistada y Bella se encargaba de todo por ella y obviamente de mi y de papá, por tanta responsabilidad y seriedad creo que se fijo en James y después de él, todos los prejucios cayeron mas pesados en ella, sumados a miedos, fracasos, humillaciones y burlas de todos los que estaban aliados y conocían a James, la hicieron quedar como una trepadora que solo buscó la posición y el dinero de él, Maldito Malnacido ese, en fin se enfurruño mi tiny mas en su complicado cerebrito, pero a pesar de todo esto, ella es única en su especie, y a pesar de su complicado pensar y su carácter terco y fuerte, he visto que te ama con locura, nunca la había visto asi, y vaya que la conozco bien, es mi hermana, si indudablemente se pondrá furiosa de vez en cuando, te las cobrará caro, pero nunca dejara de amarte, asi que toma las cosas como vengan y amala mucho, tienes la mejor mujer del mundo.

Emmet Gracias, no sabes cuanto la amo, solo tengo es un gran miedo, que se enoje conmigo, no quiero perderla _le dije_

No la perderas, cuando un Swan se enamora, es para toda la vida _me dijo Emmet_ mirame a mi, doy la vida por Rose y mis hijos y papá y mamá su amor es eterno.

Igual que un Cullen, mamá y papá se aman como el primer dia _le regresé_

Definitivamente ustedes estaban destinados a estar juntos _dijo Rose al acercarse a nosotros _ asi es el destino, el da vueltas, pero es inexorable.

Edward, ya Bella esta lista y valga aclararte que te va a matar, por haberle ocultado esto…. Pero después de la boda _finalizo Rose abrazando a Emmet_ asi que ve a tomar tu lugar que la novia ya baja.

En ese momento me sentí tan feliz, pensé que iba a inmolar de dicha, que mi corazón saltaría fuera de mi, que sensacion tan extrema, era como alcanzar la energía del sol con las manos sin llegar a quemarte, wow, definitivamente Bella era mi razon de vivir, no!, era mas que eso, Bella era mi vida. La sonrisa no cabía en mi rostro mientras caminaba hacia el altar, ante la mirada sonriente de mis amigos y familiares; cuando llegue, a orillas de mar se encontraba mi padre, con un trago de Coñag en sus manos.

Hijo, estoy asombrado esto es hermoso, de los paisajes mas bellos y tranquilos que he visto en mi vida, y tu mejor que nadie sabes lo que hemos viajado en tu compañía y solos, me encantaría comprar casa aquí _me dijo_

Papá escucharte decir eso me da la certeza que te enamoró este lugar, solo inviertes donde realmente piensas en pasar tu vejez, con mamá a tu lado _le regresé_

Edward la verdad si, y si no fuese por ti nunca hubiese venido a Colombia, pero lo que Bella me conto de aquí, realmente me mostro que no es un país como lo pintan, y que los conflictos están muy apartados de cierta parte de la población, a demás este sitio se vende solo, es hermoso, aprovechare estos días para mirar opciones aqui mismo en playa caracol _me dijo_ bueno y apartándome de ello, hijo estoy feliz por ti, el amor llega de verdad una vez en la vida y hay que aferrarse a el con uñas y dientes, te lo digo yo que estaba enamorado de la medicina, hasta que vi a tu madre y mirame aquí estoy, tan enamorado de ella como el primer dia que vi sus hermosos ojos verdes, Edward estoy muy orgulloso de ti, por luchar por lo que sientes por Bella, ella es una mujer maravillosa, inteligente, sensible y muy hermosa, definitivamente es la mujer ideal para ti, y ponle el plus de que tu madre la adora, cuando pensó en que te casarias con Jane, me dijo que jamás le daría los pendientes de tu abuela y a penas la llamaste para decirle lo que tenias planeado para hoy, se fue directo a la caja fuerte a buscarlos, por que nadie los luciría como Bella, a demás Edward eres mi orgullo, por enamorar a una mujer como Bella, espero que no te haya costado trabajo, que haya sido el encanto Cullen lo que la enamoro_me dijo ya en broma_

Carlisle, si te oyeran mamá y Bella, te matan _le dije riendo_ pero en serio, te dire papá que no me costo casi nada, el destino se encargó de todo, ambos nos enamoramos sin proponérnoslo y sin siquiera conocernos, todavía no estoy seguro, si el destino me trajo un sueño o una realidad _le dije finalmente_

Los invitados comenzaron a llegar a ocupar sus lugares y Leah se me acerco a decirme que ocupara mi lugar, Bella ya venia bajando las escaleras al mar, a lo lejos pude verla del brazo de su padre, era una aparición, mi mujer venia sonriendo de felicidad, delante de ella venían, Alice y Jasper, Rose y Emmet, Tanya y Paul y por ultimo Leah y Seath, nuestros padrinos, cuando estuvo a solo unos metros de mi, pude sentir el latir de mi corazón desbocado de emoción, por fin Bella iba a ser mia ante los ojos de Dios y del mundo, la ceremonia seria religiosa y civil a la vez, quería amarrarla a mi de todas las maneras posibles, la amaba mas que a mi propia vida, y yo seria su dueño hasta el ultimo de nuestros días. Al llegar a mi lado, Charlie me dio la mano, y me entrego a mi mariposa.

Te extrañe mariposa, te amo tanto _le dije aferrado a su mano y perdido en sus ojos brujos_

Yo te extrañe más, mi angel, yo también te amo con locura _me regreso_ Gracias por todo esto, es realmente hermoso todo lo que hicieron Alice y tú.

Solo pude sonreir en esos momentos el sacerdote inicio la ceremonia, yo no entendía, simplemente no alcanzaba a escuchar lo que decía de la emoción que hacia latir desbocado mi corazón que me ensordecía, hasta que vi a mi Bella, entregarse de lleno a las palabras del sacerdote, asi que puse todo mi empeño en escuchar y tranquilizar mi corazón.

Isabella Mary Swan aceptas como tu esposo a Edward Anthony Cullen _le pregunto el sacerdote_

Si acepto _respondio sonriente_

Edward Anthony Cullen aceptas como tu esposa a Isabella Mary swan _me pregunto_

Si acepto _respondi con una gran sonrisa que ya hacia hasta doler mis mejillas_

A hora sus votos.

Edward el destino te trajo a mi de la manera mas inesperada y loca, te ame desde el primer momento que escuche tu hermosa voz, me enamoro tu sensibilidad, tu sencilles y calidez, prometo retribuir toda la felicidad que me has brindado desde que te conozco y estas crecientes ganas de vivir que tengo desde que estas a mi lado, mi vida comenzó contigo y te la entrego hoy a ti, repleta de amor y felicidad para darte, te amo y te amare hasta que Dios me de vida y aliento como si fuese el primer dia y hasta la eternidad_me dijo Bella con lagrimas surcando por sus mejillas_

Bella, antes pensé que eras la razón de mi vida, pero hoy al verte bajar por los escalones camino a este altar, descubri que tu eres mi vida, sin ti no podría vivir, tu eres mi felicidad, y te prometo amarte, respetarte todos los días de mi vida. Gracias por hacerme el extraordinario honor de amarme, no concibo un futuro diferente al vivir amándote y haciéndote feliz hasta el último dia de nuestras vidas y hasta la eternidad, Gracias destino por mi bella mariposa _le dije sin dejar de mirar sus hermosos ojos_

Bella me entrego la alianza y yo le entregue la de ella, colocándola en el mismo dedo donde estaba el anillo de compromiso, me había decidido por unas argollas minimalistas en platino, que estaban adornadas con delgadas líneas y la de Bella además salpicada con diamantes de manera que hiciera juego con el anillo de compromiso, que era una antigüedad en platino de líneas planas y con un enorme diamante que había pertenecido a mi familia por generaciones; ya antes Bella y yo nos habíamos intercambiado las dedicatorias en los anillos, el de ella decía: Mi vida es tuya cuidala Mariposa y por supuesto había mandado a marcar la fecha de hoy y el mio decía: Mi Ángel soy tuya hasta la eternidad y la fecha de hoy.

Y los declaro marido y mujer, ya puede besar a la novia _finalizó el sacerdote, y yo me abalance a Bella, avido de ella, de besar por primera vez a mi esposa, nos separamos al sentir los carraspeos de los padrinos, apenados y sonrientes_ permítame presentarle al Señor y la Señora Cullen _todos los presentes aplaudieron y se colocaron de pie, en ese momento el juez nos hizo firmar el acta de matrimonio, lo mismo que el ayudante del sacerdote, de esa manera sellamos el inicio de nuestra nueva vida con un juramento eterno, ante el creador y ante nuestros seres queridos.

5 comentarios:

nydia dijo...

super genial ,fascinante,gracias por publicar...Besos..

Anónimo dijo...

Felicitaciones:
Muero por terminar esta historia. No hay mejor lugar para casarce que en esta tierra de ensueño y no hay mejor descripción del amor, que la que nos has regalado con tus letras.

Gracias, hace mucho tiempo que no podía sentir en mi lo que estaba leyendo.

ana luz canales calva dijo...

guau genial me encanto aunque la verdad ya lei los demas capitulos y no te habia dejado un comentario pero sige asi
orale tu puedes

flor dijo...

me encanto...no deje comentarios ante pero todos los capítulos son geniales.hay mas?hace mucho fue este ultimo caps,por favor algunos mas !!!

Anónimo dijo...

Gracias x compartirla y tomarte tu tiempo con nosotros tus fans.
yo amo leer .
gracias :);)