martes, 29 de noviembre de 2011

Entre dos Tierras

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Capitulo 47.- Conociendo a los Cullen.

Bella pov.

Apenas escuche la pregunta de mi padre deje caer a todos, me gire en su dirección, no lo escuche llegar, estábamos entrenando y la verdad estaba muy concentrada, nadie lo vio…

¿Cómo un humano se escapaba a 10

vampiros y un lobo? ¿Y si fuera Aro?

“-lo siento yo si lo sentí, pero me pareció que debía saber todo y que mejor manera de decírselo que enseñándole-” dijo Edward. -te pateare en cuanto tranquilice a mi papa- dije en voz alta.

Todos nos acercamos rodeando a Charlie quien instintivamente se hizo para atrás. Nos detuvimos, nadie más avanzo, solo yo.

-bueno, cuando me convertí en Vampiro desarrolle ciertas habilidades, entre ellas, la elequinesis, puedo mover cosas con mi mente y manos y una especie de reflejo, es decir puedo absorber ciertas habilidades de otros vampiros, algunas las puedo retener, otras solo las puedo canalizar mientras el vampiro en cuestión este cerca- explique.

Seguía mirándonos con cara de susto.

-mira, Alice tiene visiones, Jasper manipula el estado de ánimo, Emmet es extremadamente fuerte, aun para los vampiros que somos fuertes y rápidos por naturaleza, hum, Vanessa puede proyectar imágenes y recuerdos en tu mente con solo tocarte, Melisa, que no está ahora, puede proyectar un escudo que no permite que las habilidades de los demás te afecte, excepto las mías, Gorth, su esposo, puede manipular las mentes a los vampiros presentes por cuestión de minutos, Edward lee mentes- finalice mientras nos miraba como si estuviera viendo bichos raros.

-Hum y ¿Qué hacían, que era eso de aventarse cosas?- pregunto mas intrigado que asustado.

-bueno estamos entrenando por si necesitamos enfrentarnos a Aro y su gente, sabes que está reuniendo neófitos y vampiros errantes, lo cual puede ocasionarnos problemas y hacemos esto todos los días para mantenernos en forma y para desarrollar y controlar en plenitud mis habilidades, bueno las de todos, así podemos trabajar como uno- explique - ¿quieres quedarte a ver? Será interesante cuando consiga que Emmet muerda el polvo – anime a mi padre abrazándolo con extrema delicadeza.

Era como una burbuja de jabón entre mis manos, una caricia, un abrazo más fuerte de lo debido y podría romperle todos los huesos, si no matarlo.

-ven Charlie, nosotros te cuidaremos, los niños a veces se ponen rudos, especialmente Bella y Emmet, ya verás de que hablo- dijo Esme sonriendo y abrazándolo, mientras Carlisle jalaba un tronco para que se sentarán. Y en poco todos se sentaron cerca de él, Edward se sentó entre sus pies, lo miro y le sonrió.

-esto te podrá parecer raro, pero si quieres apostar ahora es cuando- explico mi novio a mi padre mientras empezábamos a dar vueltas lentamente midiéndonos Emmet y yo.

-yo digo que 5 minutos- dijo Jasper

-10 máximo- Carlisle aposto fuerte como siempre
-No pasa de los 2- argumento mi razón de existir.

-¿qué es lo que apuestan en sí?, ¿cuánto dura mi hija en una pieza?- pregunto irritado Charlie.

-no, apostamos cuanto le tomara a Bella poner a Emmet de espaldas en el suelo- explico Alice.

Se quedo con cara de asombro mientras en dos movimientos vencía a mi hermano sin mucho trabajo, al momento que Edward estiraba la mano recogiendo los fajos de billetes que extendían los muchachos. Mi padre me miro con una expresión de orgullo y miedo.

Tratando de entender mi mundo. Al terminar entramos a casa entre comentarios y preguntas de parte de él y respuestas de parte nuestra. Tras un par de horas estuve lista para partir, duda dejarlo pero sabía q era lo mejor al menos por el momento, mi familia se aseguraría que nada le pasara.

-sé que es difícil para ti entenderlo, pero créeme que estarás a salvo aquí, quédate en mi habitación, mientras Aro este suelto no puedo arriesgarme a perderte, los chicos te cuidaran bien, no dudes en pedir lo que necesites, Esme nos hará el favor de cocinar para ti, pero si se le pasa por que no está acostumbrada al régimen humano pide algo a la pizzería o algo así, Emmet puede llevarte a un lugar donde hacen costillas fenomenales del otro lado, solo dile con tiempo, yo regresare en una semana, debo presentar los exámenes allá para poder regresar a terminar aquí y no me iré de nuevo, ¿ok?- pregunte a mi padre mientras veía su renuencia a dejarme ir.

-¿y te vas con el despeinado ese? –pregunto muy bajo.

Con su cara de padre autoritario, esa con la que me corría a los pretendientes, señalando a Edward que hacia lo posible por no reírse sin lograrlo por completo.

-papa ¿recuerdas que podemos escuchar todo aunque susurres?- le pregunte sin responder.

-bien, pues entérate que con todo y que seas vampiro si te portas mal con ella, encontrare la manera de hacerte pasar un muy mal rato, jovencito –dijo directamente apuntando con un dedo a Edward quien ya no aguantaba la risa.

Lo cual por supuesto enfado más a Charlie.

-de hecho jefe, a mi lado eres un niño, hum, tengo aproximadamente, 314 años- respondió mi amor, mientras Charlie palidecía.

-Edward basta, lo asustas – le reclame tratando de no reírme - estaré de regreso en una semana, te lo prometo, aprovecha para conocer a mi otra familia, veras que no son tan raros como parece, somos como una gran familia disfuncional con todo y mascota –finalice.

-¡¡¡te escuche, lunática!!! - grito Jacob desde la recamara de arriba.

Nos reímos todo, incluso Charlie.

-cuídala, no puedo perderla de nuevo- le pidió Charlie a Edward con toda la seriedad.

-no necesitas pedirlo- le respondió dándole un abrazo.

-Emmet, Jasper, con sus vidas –les dije antes de abrazar al rubio, no tuve que explicar mas, sabían a que me refería.

-con mi vida enana- me respondió Emmet abrazándome con toda su fuerza de oso en cuanto mi otro hermano me soltó. Mis hermanas también y por supuesto mis padres adoptivos. Nos fuimos después de eso.

Carlisle pov

Apenas Bella se perdió en el camino, Charlie se volteo a mirarnos a todos, se cruzo de brazos y con todo el aplomo del mundo se dirigió a todos en general.

-bien, ya se fue mi hija, ahora quiero saber todo lo que se pueda de ustedes, como vampiros y como su familia- soltó Charlie sin ceremonias.

-tienes preguntas concretas o solo te decimos todo de golpe- pregunte sentándome el sofá de un costado mientras todos mis hijos restantes se acomodaban, algunos en lo sillones, otros en el piso.

-hum, empiecen por cuantos años tienen y como llegaron a ser vampiros y familia- eso era fácil, ojala le alcanzara el tiempo para escucharlos todo, bueno le daríamos la versión reducida y apta para humanos.

-bueno todo empezó conmigo, mi padre era un litigante de las creencias religiosas de los 1300, y cazador de vampiros, como venganza uno de ellos me mordió convirtiéndome, pase días entre papas podridas mientras sucediera conversión, es algo extremadamente doloroso, con la sed que se despierta es muy fácil entregarse a la perversión, trate de destruirme muchas veces pero somos casi indestructibles, salvo ciertos casos que te explicaremos luego. Con el tiempo la sed era insoportable, así que en mi desesperación me adentre en el bosque, encontré una manda de animales salvajes y me di cuenta que podría sobrevivir de ellos, algunos siglos después en, encontré a Edward, tenía 17 años y estaba muriendo de influenza de la época, su madre antes de morir me rogo salvarlo, así que lo convertí, en parte por la petición de ella y en parte porque estaba cansado de estar solo, los de mi especie no contemplaban mi forma de vida, cuando paso la etapa de neófito de Edward, convertí a Esme, también estaba muriendo. Algún tiempo después, encontré a Rosalie- me interrumpí para ver si tenía la autorización de mi hija para contar esa parte de la historia.

-había sido golpeada y violada por el que era mi pretendiente, Carlisle me encontró y convirtió para salvarme de la muerte permanente, la idea era que Edward y yo hiciéramos pareja pero nunca nos vimos de esa manera, luego algunos años después encontré a Emmet, había sido atacado por un oso gris, mate al animal y cargue con Emmet hasta llegar a casa, solo Carlisle era capaz de salvarlo, yo lo habría matado sin duda. Después de eso, cuide, enseñe y trate de civilizar al enorme oso que vez aquí sin mucho resultado – finalizó mi hija besando suavemente a Emmet.

-y Jasper y yo no unimos poco después, nuestra edad antes de Carlisle es desconocida, así que nuestras vida empezó el día que nos integramos a la familia- agrego Alice.

-y así es como oficialmente, Rosalie tiene cerca de 300 años, Emmet entre 250 y 280 aproximadamente, Alice tiene entre 250 a 270 , Vanessa y Melisa 200, Jacob menos de 200 y Edward pues ya te dijo, Esme tiene…-

-mucho menos que tu seguramente cariño- interrumpió Esme a Jasper mientras todos reíamos.

-¿y Melisa y Vanessa como llegaron a la familia?- nada se le escapaba, ya veía de donde Bella era tan perspicaz.

-verás, hace 200 años aproximadamente, Edward se enamoro de Melisa y ella de él, pero era humana, pasaron por mucho para estar juntos, vampiros cazadores, novias vampiras furiosas, etc, fue una locura durante año y medio, hasta que se casaron, Melisa quería ser convertida y cuando se embarazo siendo aun humana, el nacimiento de Vanessa casi la mata, porque lo Edward tuvo que convertirla y así es como ellas son vampiras y Jacob, bueno al principio él estaba enamorado de Melisa, pero cuando Nessie nació, todo cambio, mi nieta, creció muy rápido, su desarrollo mental y físico fue extremadamente veloz, a los 10 años tenía la apariencia física y la madurez mental que muestra ahora, por lo que se enamoraron y se casaron a pesar que Edward casi mata a Jacob cuando se entero- finalice mientras Jacob se reía desde arriba de la casa -durante la rebelión de los licántropos del sur, Jacob estuvo casi por morir y mi nieta lo mordió pero por ser lobo solo adquirió la inmortalidad, Nessie no tiene veneno para convertir a nadie en vampiro- finalice.

Su mente trabaja a todo lo que daba, sacaría conclusiones muy rápido…

Charlie pov

-entonces deja ver si entiendo, Melisa estaba casada con Edward, Vanessa es su hija biológica, pero ahora Melisa está casada con Gorth y Bella sale con Edward, hum ¿me perdí de algo?- pregunte mientras mi cabeza hacia las conexiones que faltaban.

-no, lo entendiste a la primera Charlie, ya veo por qué Bella es lista, lo saco de ti- me halago Alice.

-jovencita eso no te salvara de una multa si sobrepasas el límite de velocidad en mi pueblo- agregue con la ceja levantada igual que hacia Bella – y ¿hace cuanto que se separaron Edward y Melisa?- pregunte una vez más.

-hum, bueno la verdad es que se dejaron cuando Edward se enamoro de Bella – dijo Rosalie, mientras todos me miraban esperando que no sacara mas conclusiones, no tuvieron suerte.

-o sea que ¿Edward dejo a su esposa por mi hija?- y ahí estaban mis conclusiones.

-no, Melisa se fue a los pocos días que Bella despertó, su matrimonio ya pasaba por momentos difíciles y para cuando regreso pues los chicos ya estaba enamorados y ella lo estaba de Gorth- intervino el rubio, Jasper, dándole un toque de inocencia, no me decían todo, pero ya habría tiempo de preguntarle a Bella y a su despeinado novio.
-ok, puedo con eso, digo ya es adulta, sabe qué hacer con su vida, una duda mas, ¿tendré nietos?- los mire a todos.

Se miraban mientras yo esperaba que me respondieran.

-no creo Charlie, veras las mujeres vampiro no pueden tener hijos, debido a que su cuerpo no cambia, como el de las mujeres humanas, Bella tiene una condición diferente, debido a la enfermedad que tuvo siendo humana, ella si puede tener hijos, pero una vez cada 100 años, por lo que no alcanzarías a verlos, considerando que apenas lleva cuatro como vampiro y tal vez deberías hablar de esto con ella, habrá cosas que quiera decirte personalmente- respondió Carlisle sin dar más detalles, por sus miradas supe que había mucho más de lo que decían.

Más preguntas para mi hija.

-¿y ese tanque que maneja, es de Edward?-

-no, ese es de Bella, Edward lo compro cuando la encontramos, el primero quedo destruido en un accidente que tuvo hace tres años, en la curva de…-

-¿la que quedo hecha chatarra?, ¿la Hummer que se estrello hace tres años era de ella? ¿Quién la manejaba?- exclame sin querer escuchar realmente la respuesta.

-Sí, la que quedo hecha chatarra, sí ese fue su regalo de nacimiento y ella manejaba, tardo un día y medio en recuperarse, le falto muy poco para morir esa vez, los vampiros solo morimos si nos despedazan y arrojan las piezas al fuego, cuando el auto exploto, Bella aun estaba adentro bastante fracturada, mira, somos tan duros de piel que un golpe en extremo poderoso puede rompernos, como si fuéramos porcelana y si no nos quemamos y podemos revivir y eso fue lo que paso con Bella- dijo Emmet.

-ok, hum ya no sé si quiero saber más… ¿Cómo exactamente consiguen dinero para tantos autos? digo no tiene un trabajo de 9 a 5- dije recordando la cochera llena de autos lujosos.

-bueno, hice mucho dinero mientras fui soltero, después Edward quien por cierto es un músico excelente como viste en el festival, empezó a grabar melodías con nombres diferentes a lo largo de estos 300 años, lo que le permite ganar muchísimo en regalías, tiene muchas composiciones regadas por todo el mundo, piano, guitarra, canciones, etc. - respondió Carlisle

-Emmet…- pedí que continuara el chico enorme.

-he sido de todo un poco y en los últimos 150 años me ha interesado la mecánica, varios de los sistemas básicos de los autos último modelo has sido creados por mí en compañía de mi hermosa mujer, Rosalie quien adora arreglar clásicos, lo que nos permite tener mucho efectivo también. Alice- le cedió la palabra.

-yo he sido diseñadora de modas, en diferente épocas de la humanidad, tengo 2 casas de alta costura con otros nombres obviamente y Jasper ha sido profesor de sicología, ha escrito libros etc, lo que no permite vivir más que bien, considerando que solo gastamos en ropa de otros diseñadores, la mayoría de lo que usamos sale de mis casas, zapatos, autos y viajes. Y de vez en cuando algo que valga la pena, aunque no importa cuánto trabajemos Edward sigue siendo el que más tiene- finalizo la chica de cabello corto, Alice.

Me agradaba más que el despeinado. Todos me agradaban más que el despeinado.

-así que como vez Charlie ese tema nunca es problema, no podemos escatimar es eso cuando nuestro estilo de vida depende de movernos constantemente, Bella tiene un fideicomiso desde el día que nació como vampiro, es una costumbre que Esme y yo tenemos con nuestros hijos…- Carlisle callo de pronto, no era su hija, sino mía.

-no te preocupes Dr. Cuando me muera tu será el único padre que le quede, así que está bien que la cuides desde ahora – dije.

Pareció sorprendido con mi actitud, me lo estaba tomando bastante bien.

Después de todo era cierto. Yo moriría algún día, él probablemente no.

-bueno ahora si no les molesta el humano necesita alimento- dije al tiempo que me dirigía a la cocina, Esme corto mi paso a velocidad rayo, me sobresalto.

-te acostumbras si te quedas cerca y lo siento pero Bella me prohibió expresamente dejarte entrar en la cocina, puede que seamos indestructibles pero la casa no y después de la remodelación yo prefiero mantenerla entera, así que dime qué quieres y yo lo preparo o podemos salir todos a comer, ¿les parece? –nos pregunto mientras se ponían de pie a velocidad normal para no asustarme más.

-yo quiero costillas, con mucha salsa- replico Emmet.
-pensé que ustedes se alimentaban de sangre- comente con cara de asco.

-sí y tu hija bebe lo mismo- me susurro Alice al ver mi cara, me puse serio- pero desde que Bella llegara también consumimos aliento humanos solo por el sabor, pizzas, hamburguesas, costillas y cuanta comida chatarra se atraviese- explico mientras salíamos y nos montábamos en los autos, quise ir con Emmet, aunque me advirtieron que me arrepentiría.

Esme pov.

Una hora después Charlie se bajo del auto de Emmet, blanco como el papel, la velocidad a la que manejábamos era nuevo para él.

-ok, la próxima vez que te vea manejar así en mi ciudad te multo, muchachito- replico en cuanto pudo hablar.

-si crees que yo manejo mal, espera que viajes con Alice, Edward o peor Bella, tu hija te botaría la cabeza, maneja como el demonio, me humilla cada que hacemos carreras, es una lunática desquiciada en cuanto pone el pie en el pedal, no hay quien la alcance - argumento el ofendido mientras Charlie nos miraba con cara de susto y comprensión.

Por fin había entendido lo diferente que Bella era ahora, ya no era más su nena, era una mujer que era capaz de tantas cosas que no entendía. Le tomaría lo que le restara de vida conocer a su hija, una más de nosotros, no Bella Swan, sino Bella Cullen, una Cullen.

-bueno, la multare a ella también- aseguro una vez pasado el susto –y yo también quiero costillas, con mucha salsa- finalizo caminando hacía las mesas.

Lo seguimos

Después de ordenar los montones de comida, pizzas, hamburguesas, papas, anillos de cebolla, helados etc. Siguió el interrogatorio, de verdad quería saber todo sobre nosotros, pero especialmente sobre Edward.

-y este chico despeinado, hum, perdón, Edward, ¿Qué hace, aparte de música?- pregunto con seriedad.

-de hecho nada más, todas las carreras que ha cursado han sido enfocadas a la música, maestrías, doctorados etc, toca piano, guitarra, bajo, además tiene discos de música rock alternativo, es bastantes conocido con otros nombres por supuesto e incluso hay dos universidades aquí en América que tienen nombres ficticios de él en sus auditorios. Así de buenos es en lo que hace- respondió Carlisle con todo el orgullo reflejado en su voz.

-hum, suena como un buen chico para estar con Bella, pero ¿lo es?- pregunto una vez más.

-mira Charlie, Edward es un buen muchacho, como todos se equivoca, no somos perfectos, han tenido problemas desde el principio y los han superado juntos, nosotros tenemos por política nunca meternos en los asuntos de ellos, si piden opinión hablamos, si no… no, nos mantenemos al margen, llevamos viviendo juntos 300 años y la única manera de convivir en paz es no meternos en las decisiones de “nuestros hijos”, claro que entre ellos se molestan todo el tiempo - Explique mientras los muchachos se empujaban mutuamente.

-así que ¿ustedes son hermanos adoptivos pero viven como parejas? – pregunto una vez más.

-sí, es muy difícil vivir eternamente, la única manera de hacerlo es tener alguien a tu lado, bueno para algunos como Bella y Edward y Rosalie conmigo, fue cuestión de días, supimos que queríamos estar juntos, no como hermanos ¿me explico?- pregunto Emmet tomando con total seriedad esta pregunta - yo amo muchísimo a Bella, al igual que a Alice, pero la veo como hermanas, con Rosalie es diferente y te aseguro que lo mismo le pasa a Jasper y a Edward, Carlisle y Esme son las figuras paternas, a ellos acudimos cuando algo nos molesta, después de todo aunque en edad de vampiro seamos centenarios, ninguno de nosotros paso de los 22 años en edad humana, yo soy el mayor, tenía 21 cuando ese oso me ataco, Rosalie 20, Alice y Jasper… bueno no sabemos, Edward 17 y Bella, bueno tu sabes su edad- finalizo el oso demostrando que si tenía seriedad.

-¡¡¡Y sí tiene neuronas…!!!- grito Jasper para aligerar el ambiente mientras Emmet saltaba sobre la mesa y lo perseguía a velocidad humano….

-esos son mis hijos en un día normal- agregue mientras Charlie se reía con ganas.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
mis niñas el capi de ayer, cada vez le falta menos a esta historia, se me acaba jajajaja, recuerden votar y comentar, con amor Alejandra Rivas ;)

Destino

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Capitulo 38. -Calta

Bella

Edward llegaba hoy por la noche, el miedo me
embargaba, no quería que el se diera cuenta ni en una minima parte de lo que
había sucedido, mis movimientos eran casi normales, yo me sentía un poco torpe
todavía, pero para los demás ya me veía igual que siempre fui, las nauseas y
los mareos habían disminuido, y me alegraba, asi no tendría que darle
explicaciones a Edward y que se empeñara a llevarme al medico, la intimidad la
deseaba, amaba a mi esposo mas que a mi vida misma, pero necesitaba recuperarme
aun mas de las salvajadas de James, estaba muy maltratada y rasgada en mi
interior, era doloroso, había tratado de palpar por mi misma mi interior mientras
me duchaba y el dolor había sido desagradable pero no insoportable, pero no
estaba lista todavia, que pensaría mi angel si lo rechazaba, tenia que buscar
la forma de satisfacerlo, sin que me penetrara o se daría cuenta.

Al llegar la noche sentí la entrada del Loft.

Bella amor… donde estas Mariposa…. _lo oi decirme
con tanto amor y desespero_

Amor, Edward estoy en la sala del piano _le dije_

Estaba recostada, en el gran sofá de cuero,
escuchando una de las grabaciones de Edward de Debussy, en ese preciso momento comenzaba
Claro de luna, esta tonada me llenaba de una paz y me recordaba a mi angel
hermoso. Edward llego a mi lado y se sento en la alfombra al lado del sofá
cerca a mi rostro, me beso tierna pero intensamente.

Bella no sabes cuanto te he extrañado, te amo tanto,
mis noches sin ti son eternas y sin luna, ni luceros que la iluminen _me dijo
tan cerca de mi rostro que su aliento caliente y con olor a tabaco y menta me
estremecieron_

Yo también te he extrañado tanto, amor ha sido un
infierno sin ti _le dije dejando escurrir una lagrima que no pude apresar,
Edward la limpio con tanta devoción y se llevo los dedos a su boca y la
saboreo_

Es lo mas dulce que he probado_ me dijo mirándome
con tanto o mas amor del que quizás yo le profesaba a el, y les aseguro que mi
amor a el es infinito_

Las ganas de el me mataban, lo necesitaba, quería
que el borrara la inmundicia que James había dejado en mi piel, solo mi angel,
a el le pertenecía en cuerpo y alma, James había obtenido mi cuerpo de manera
sadica y humillante, pero mi alma y mi corazón estaban intactos y le
pertenecían a Edward; me acerque mas a el, necesitando con urgencia su
contacto, el se levanto y me alzo, atrayendome a el; Oh Dios lo amaba tanto, el
borraba todo lo malo y triste de mi vida, el era mi guía, mi claridad, mi
cielo. Despues del ataque de james había quedado con un frio permanente, eran
secuelas propias de la droga, asi que alice opto por comprarme pijamas largas y
vaporosas en seda de colores hermosos y hasta los tobillos, eran romanticas y
muy sexys, Edward se quedo impactado.

Bella estas hermosísima, tu semblante parece triste,
te ves como una aparición y tu cabello, que hermosa trenza _me dijo tomando la
larga trenza entretejida con cinta de seda blanca que reposaba sobre mi hombro
derecho y que llegaba a mi cintura pasando por mi seno, que Alice había hecho
en mi cabello, para recibir a Edward_

Te pasa algo amor…. te veo diferente _me dijo
preocupado, pero sin soltarme y apretándome a el, llenándome de su calor y
aroma_

No amor, estaba triste sin ti, pero ya estas aquí
_le regrese y me entregue a sus caricias y sus besos, se veía cansado, sus
ojeras estaban muy marcadas, me levanto y me acuno en sus brazos y yo me deje
llevar, camino despacio y sin dejar de besarme a la habitación, allí me bajo en
nuestra cama, su semblante se veía agotado, pero aun asi, sus ojos destilaban
amor y centelleaban de deseo, solo por mi; yo le sonreí y lo alenté a
desnudarse, inicio con su camisa dejándola caer al piso, luego su pantalón que
bajo junto con su bóxer, suspire al ver su enorme y erecta hombría, me sonrio
insinuante y se giro sin decirme nada y se perdió en la parede de espejos,
luego escuche la ducha correr.

Amor ven a ducharte conmigo _lo escuche decirme
desde dentro_

Amor tengo un poco de frio, te espero aquí _le
regrese y aproveche en encender velas aromaticas y esparcir petalos de rosas
por el piso y la cama_

Cuando llego al umbral de la puerta con solo su
toalla alrededor de su cintura, volvi a ver a ese adonis, ese dios del Olimpo
que acabo con mi cordura con apenas su voz, y después con esa belleza
inigualable, entendí nuevamente por que muchas de sus fans me envidiaban,
durante este tiempo de recuperación y que Edward estaba grabando su ultimo
film, habían salido noticias y especulaciones de nuestra boda, debido a que
habían fotografiado a Edward en el aeropuerto con su alianza matrimonial, había
habidos muchos buenos comentarios, sobre mi y su excelente elección y otras en
contra, sobre todo de su ex y una que otra fans, por que el debía haberse
casado con ellas; allí en la puerta quedo petrificado al verme recostada sobre
la cama y a media luz rodeada de velones y flores, se acerco hasta mi y yo
estire mi mano a el, para que la tomara y lo ayude a que se recostara a mi lado,
yo me estire a el y solte la toalla, envuelta en su cintura quedando el
recostado sobre ella dejando ver su creciente erección a merced de mis manos_

Bella, estaba recordando a quien me recordabas y ya
se a quien, te pareces a la diosa venus, a afrodita, tu cabello trensado, esa
pijama larga y blanca, pareces una diosa griega, estas tan hermosa _me dijo y
se estremacio al sentir mis manos en su miembro, masajeándolo, sus gemidos de
placer me gustaban, yo era la que se los provocaba, de pronto cerro sus ojos y
lo vi distensionarse por completo_

Amor, estas muy cansado, te voy a dejar dormir _le
dije un poco aliviada pero también un poco desilusionada_

No amor, lo dices por que cerre los ojos, Bella solo
estoy entregándome a mis sentidos, no sabes como extrañe tu olor, el olor de
nuestra casa, tu roce, tus caricias, tu voz, oh Bella, no tienes ni idea, solo
estaba sintiendo todo eso que provocas en mi, una explosión de sensaciones
largas de explicar _sonrei ante su declaración, el se giro hacia mi y llevo su
mano a mi tobillo y comenzó a subir a lo largo de mi pierna, mientras besaba mi
cuello, mi mentón, mis labios, al llegar a mi cadera lo sentí palpando buscando
lo que yo sabia que no había.

Bella y tus bragas _me pregunto_

No tengo _le sonreí con picardia_

Lo sentí crecer en mi mano aun mas, y vi su
intención de arrancarme la pijama, asi que decidi jugármela.

Edward hay algo que quiero pedirte que
experimentemos _le dije ante su mirada confundida pero ansiosa_

Dime preciosa_me respondió_ soy todo tuyo

Cuando besas mi intimidad he sentido que pasas tu
lengua por…. _le dije y comencé a buscar en mi mente como continuar_

Bella, se a que te refieres _me dijo entre risitas_
me gustaría intentarlo todo contigo, peo quiero que sepas que quizás es un poco
molesto o doloroso para ti, no quiero hacer nada que te cause dolor o molestia
amor.

Edward, quiero intentarlo, solo miremos y si no se
puede esta bien, si quieres, si no lo entenderé _le regrese_

Si quiero amor, te deseo toda, pero es algo de
cuidado, con protección y con lubricación; y protección tengo, pero lubricante
no _me dijo_

Y si yo te digo que si hay, me complacerías _le
regrese_

Claro amor, por ti, para ti todo y contigo todo _me
dijo besándome con tal pasión que me dejo sin aliento_

Me gire mientras el masajeaba mis senos, a buscar el
lubricante y sentí uno de sus dedos irrumpir en mi interior, el dolor un poco
molesto me hizo gritar, lo sentí tensarse a mi lado.

Bella que paso, te lastime _me dijo con miedo en su
voz_

Si amor un poco; me hice la cera como siempre, pero
esta vez compre una nueva marca y me produjo una fuerte alergia y un poco
interna, asi que estoy un poco inflamada y adolorida, ya tengo medicación y
mejorare en una semana aproximadamente _le dije la excusa que ya había pensado
en un caso de estos_

Mariposa por que no me habías dicho nada _me
pregunto_

No quería preocuparte _le dije cabizbaja y triste
por mentirle_ lo siento amor, se que no podre complacerte como debe ser

Bella, eres mi esposa, mi novia, mi amiga, la mujer
de mi vida, mi mejor amiga…. No mi esclava sexual _rio y me atrajo hacia el_ no
seas tontita, solo te necesito a mi lado para ser feliz….. a caso por eso,
estas pidiéndome que experimentemos.

No es solo por ti Edward, yo te necesito, necesito
sentirte, que me hagas tuya una vez mas, solo quiero tenerte y que me tengas
_le regrese, me beso y fue levantando la pijama hasta sacarla por encima de mi
cabeza, me beso todo el cuerpo, mis senos, mi vientre_

Amor y te puedo probar, solo lamerte, sin penetrarte
_me pregunto_

Si, besame te necesito _fue mas una suplica que una
respuesta; siguió besando mi vientre, hasta mi centro, lamio mi clítoris de una
forma tan suave y enloquecedora, y se quedo allí lamiendo y succionando tan
suave, hasta que las oledas de mi orgasmo aparecieron, lo hice parar y pedirle
que se posicionara detrás, el se coloco un preservativo y lo unto con
lubricante, me coloco de medio lado y fue tanteando la entrada de mi ano.

Bella, tocate para mi, estoy tan exitado que no voy
a durar mucho, a demás esto es algo que siempre quise experimentar contigo _me
dijo_

Yo obedeci a su pedido, yo también estaba tan
excitada, mi interior chorreaba mis jugos de exitacion por mis piernas, me
toque suavemente mi palpitante clítoris y no sentí dolor, este estaba
concentrado en las paredes internas, asi que masajee un poco mas fuerte.

Asi mariposa, asi, ya estoy dentro _sentia una leve
presión, mi cuerpo amoldándose a su irrupción, a su tamaño, era una leve
molestia, que fue cediendo por el placer, saco mi mano de mi centro y comenzó a
masajear suevemente mi clítoris, su mano tenia lubricante del que se aplico
sobre el preservativo, y sus movimientos eran deliciosos en mi centro, al
moverme disfrutando de su roce, movia mis caderas apretándome a la suya, sentía
sus jadeos en mi cuello.

Oh, Bella, eres única, te amo, oh dios, Bella voy a
llegar _sus palabras me excitaron mas, sentí que podía excitarlo y saciarlo sin
que se diera cuenta de lo sucedido, sentí mis musculos tensarse de placer y
exploto en mi interior el orgasmo, mis movimientos lo hicieron llegar también,
me apretó a si y enterro su nariz y rostro en mi cuello, lo sentí temblar y su
respiracion agitada_

Al restablecer nuestras respiraciones, salió de mi,
se levanto y fue al cuarto de baño, regreso nuevamente y se recostó a mi lado
abrazandome

Amor, estar contigo es lo mejor que me ha pasado,
eres una mujer única y excepcional, te amo tanto _me dijo_

Yo también te amo tanto, no te haces una idea de
cuanto _le respondi_

Bella lo que quiero decirte es que hoy fue especial,
yo no hubiese sido capaz de pedirte que me dieras mas de lo que tu podias o
querías, pero tenerte sin fronteras es lo mejor que me has dado, no por el
sexo, no, es por la gran confianza y entrega total, de ti, eso me dice mas que
las palabras, Bella, nunca he tenido dudas de lo que sentimos el uno por el
otro, pero aun asi, esto ha sido una gran voto de amor, pero…. Como todo ahí un
pero, no quiero que creas que esto se va a volver algo cotidiano, esto es de sumo
cuidado y protección, es uno entre mil _me explico_

Amor, soy tuya y me encanta tu sentido de protección
a mi, te amo y entiendo _le regrese, lentamente nos fuimos entregando al
cansancio.

Los días subsiguientes, nos acariciamos, nos
bañábamos juntos, me acompaño donde la doctora Bree, quien sabia que debía
guardar silencio y compartir mi historia de la alergia, me dijo que estaba
mejor pero que debía esperar hasta que pasara mi periodo y podría retomar mi
vida normal, adicionalmente Edward estaba pendiente de mis nauseas matutinas
asi que le pregunto a la doctora y esta le dijo que eran secuelas de los
medicamentos; la doctora bree había sido muy amable, solo había realizado la
prueba de adn de la muestra de james, sin mas preguntas, me había preguntado
que si me hacia test de embarazo y yo le dije que yo no podía embarazarme, asi
que lo descarto de inmediato, jasper había contratado un investigador que era
ex agente del FBI, y tenia acceso a muchos archivos y bases de datos y había
encontardo donde vivía, quien era su esposa, y había descubierto, fraudes y
otras suciedades de James, asi que yo le había enviado un mensajero con muchos
documentos esos y una carta a mi puño y letra amenazándolo con destruirlo si se
acercaba a mi, o a alguien de mi familia o a mi esposo, le explique todo con
lujo de detalles y que todo quedaba en sus manos, a demás que tenia las pruebas
de su abuso y su intento de homicidio.

Al mes exacto del regreso de Edward, seguía
esperando el periodo y todavía no llegaba, el debía salir a New York al
lanzamiento de uno de sus films, me pidió acompañarlo y decidi ir, me vesti con
un Eli Saab, asimétrico de un solo hombro en color negro degrade en tela con
cristales, unos zapatos loubutini negros y mi cabello recogido, Edward me
quería desnudar con los ojos cuando Sali de la recamara del hotel a la sala de
estar de nuestra habitación, me encantaba ver sus reacciones ante mi, hoy seria
la primera noche en que estaríamos juntos después de un mes de solo caricias,
ya había hablado con la Dra. Bree y me había dado el alta, asi que había
planeado una noche super romantica; después de toda la premier y la compañía
Jessica mi asistente, de sett su asistente y Leah Y Jacob, nos regresamos al
hotel, e hicimos el amor con la entrega y la pasión de siempre hasta el
amanecer, dormimos un rato y los malestares de la mañana fueron mas fuertes que
de costumbre, regresamos a casa al atardecer, después de varias entrevistas
sobre el film y su coprotagonista. Asi pasaron dos meses en que los rastros de
la droga estaban todavía en mi sistema, ya había mejorado mi movilidad y
reflejos al cien por ciento, pero las molestias matutinas estaban, no todos los
días, pero los días que aparecían, unos eran marcados y otros leves, en uno de
esos días de malestar incesante decidi que iria al medico, al dia siguiente me
levante muy temprano con la idea de ir donde la Dra Bree, estaba preocupada,
asi que le dije a Jessica y fuimos hasta su consultorio, le explique la
situacion y me dijo que había tres posibilidades, o embarazo, estres post
traumatico o efectos de la droga, asi que iba a hacer pruebas de sangre para
descartar la primera y la ultima y me enviaría a sicología para terapia por la
segunda, asi que dijo que esperara que me enviaría a la enfermera para la toma
de muestras, asi que estuve unos minutos esperando los resultados, después de
45 minutos la Dra. Tanner llego al consultorio con los resultados en la mano,
se sento en el escritorio y los abrió, comenzó a leerlos, en ese momento una de
las enfermeras llego y le dijo de una emergencia ella me miro apenada.

Bella, yo se que has esperado mucho, pero discúlpame
nuevamente _me dijo saliendo del consultorio y dejando los resultados sobre el
escritorio_

Yo me quede sentada mirando al vacio, unos minutos
de espera mas y me enloquecería, Edward me había llamado preguntando donde
estaba, me puse nerviosa y me levante de un salto de la silla.

Amor estoy de compras, necesitábamos unos enseres y
muebles para la oficina, asi que estoy
con Jessica mirando y escogiendo algunos _le menti, en ese momento me había
colocado al frente del escritorio y el resultado de mis exámenes me llamaba a
tomarlos, Edward se despidió de mi diciendo que entraba a una reunión de preproduccion,
asi que cerre la llamada y tome la hoja en mis manos, lo que lei no entendía
nada, hablaba sobre niveles en sangre de muchos compuestos, pude entender que
la sustancia que era buscada en mi sistema, no había ya rastros de ella, eso me
alegro mucho, pero la duda me invadió, en que seria lo que estaba causando
estos estragos en mi cuerpo, continue tratando de decifrar numeros y nombres y
llegue a la prueba de gravindex, si no estaba errada era la prueba de embarazo,
no entendí cuando lei positiva, se recomienda ecografía para definir etapa
gestacional, eso que quería decir que estaba embarazada, en ese momento tome mi
bolso, el resultado y Sali, me acerque a la enfermera y le pregunte si positivo
en la prueba de gravindex significaba estar embarazada, ella asintió y
respondió que si categóricamente, asi que la afirmación de mi verdad me golpeo
la cara, Sali como alma perseguida por el diablo de allí, llegue al muelle de
Santa Monica y me sente en esa banca donde por primera vez había hablado con
Edward por móvil, allí miles de ideas agolparon mi cabeza, me debatía entre la
felicidad y la tristeza, entre la mia y la de Edward, como podría afrontar lo
que venia si no podía saber de quien era este hijo que esperaba en mi vientre,
si era producto de mi inmenso amor por Edward o por la atroz y asquerosa
violación de James, esperar a poder hacer una prueba de ADN, seria horrible; a
pesar de lo enredado y doloroso de la situación, este bebe era mi calta, la
hermosa flor en medio del pantano oscuro y lúgubre, en lo que se había
convertido mi vida, a pesar de la claridad y belleza que Edward me ofrecia dia
con dia, pero mentirle, engañarle y obviarle la verdad, era definitivamente un
punto de oscuridad en mi alma que ahora se tragaba por completo mi ser, asi que
tome una decisión de lo que debía hacer y llame a Alice y le pedi encontrarnos
en el Loft. Cuando Alice llego ya estaba terminando de empacar lo que llevaría
a Playa Caracol, pude ver el rostro de confusión en ella, asi que la lleve a la
terraza y le explique lo que estaba sucediendo y el porque de mi viaje, Alice solo
callaba, algo raro en ella, pero en el fondo le agradeci no tratar de
convencerme de lo contrario, ya con todo listo Jessica regreso al Loft, ella
viajaría conmigo, mas que mi guardia personal se había convertido en una
excelente compañía y amiga, sin dudarlo se ofreció a viajar conmigo y yo con
todo la gratitud del mundo le acepte su propuesta.

Bells, se que he estado muy callada sobre todo lo
que me has contado y decidido, quizás esperabas eso de mi, o esperabas mas de
mi, solo quiero que sepas que sea cual sea tu decisicion yo te voy a apoyar
aunque este en desacuerdo, pero quiero que tengas algo bien claro, todo sucede
por algo, se que en este momento todo es oscuridad y confusión, pero la
claridad en ambos sentidos siempre aparece, llevándose lo malo, mas temprano
que tarde encontraras tu verdadero y único rumbo, la felicidad que ya llego, se
hara inmensa y eterna, creeme que lo se _me dijo Alice antes de mi abordaje_

Alice, no se que decirle a Edward, perdóname con
ello, pero lo dejo en tus manos, solo quiero tener tiempo y poder averiguar de
quien es este bebe, y poder aclararle a el lo sucedido, no quiero que piense
que lo engañe, ni que le falle, Alice lo amo tanto, no quiero que sufra,
ayudame por favor _le dije con mi rostro inundado en lagrimas y me fui casi
corriendo por la sala de abordaje_

Los días pasaron ya llevaba dos semanas en playa
caracol, había dado orden de no contestar el teléfono, de no permitirle la
entrada a nadie a la casa, solo Felix podía entrar y salir de allí a buscar lo que
se necesitaba para la hacienda, llego el dia de realizarme el primer
ultrasonido, debía averiguar el tiempo de gestacion, para quizás poder soñar
con que el papá de mi bebe era Edward, ya en la consulta me hicieron pasar, me
pidieron subir la blusa y recostarme, el doctor encendio el ecografo, me aplico
un gel frio en el vientre y comenzó a
presionar y rodar por toda su extensión para poder ver lo que buscaba a mi
pequeño angel creciendo en mi interior.

Doctor que tiempo tengo de embarazo _le preguntaba
al Doctor Guerra con una ansiedad increíble, entre felicidad y miedo_

Isabella, dejame colocar el sonido, para que
entiendas algo _me regreso_

Comenzó como un leve revolotear de alas de un
colibri, tenue y acompasado aunque rápido, luego se empezó a escuchar como un
eco, a medida que el doctor movia el ecografo.

Ese es el sonido de su corazón Doctor? _le pregunte
con lagrimas en mis ojos_ el bebe esta bien, esta bien?

Si Isabella, si es el sonido del corazón y están
bien _me regreso, llenándome de confusión_

Están? Acaso …. _el doctor me interrumpió_

Son mellizos, Isabella, estas esperando dos bebes,
por el desarrollo de órganos y referente a su talla, que al compartir utero los
hace mas pequeños, pueden estar entre las 14 y 15 semanas quizás, no es una
ciencia exacta, pueden ser un par mas o unas menos _puntualizo_ ambos latidos
son normales, el desarrollo esta bien, no hay anomalías, serán un par de
hermosos bebes _finalizo dejándome totalmente paralizada y muda_

Le di las gracias al doctor y me lleve el primer
video y fotografía de mis bebes, llena de confusión, felicidad y miedo: al
llegar a la casa me fui a la caballeriza y deje salir a sol y luna correr
libres por la playa, me sente en una roca donde el mar tocaba mis pies y me
tranquilizaba, ya no podía sumergirme en el y permitirle llenarme de epifanías,
ahora había mas que perder y mas que cuidar, me di cuenta que no podría
determinar quien era el padre hasta el nacimiento, sabia que tarde o temprano
tendría que encarar a Edward y contarle la verdad.

Dos semanas mas tarde, estaba pintando en el balcón
de mi habitación y escuche una discusión, Felix estaba exaltado con alguien al
asomarme para poder corroborar que sucedia pude ver a Jacob tratando de entrar
y convencerlo que tenia que verme. Desde el tercer piso le dije a Felix lo
dejara pasar, que todo estaba bien y le agradecí por su preocupación.

Yo miraba el mar, cuando sentí los pasos de Jacob a
mis espaldas.

Bells, cariño que ha sucedido, Edward se esta
enloqueciendo, ha peleado con todos nosotros por que no le damos razón tuya, se
ha cansado de buscarte en el rancho, donde Emmet, donde Alice, hasta el casa de
Leah y mia, ha llamado insistentemente aquí y Felix y Victoria le dicen que tu
no has venido por aca, llamo a tus padres y ellos también están preocupados,
todos lo estamos Bella que pasa, es James cierto, por eso huiste nuevamente
_estaba realmente deseperado mi pobre Jake, mi amigo incondicional, yo lo había
escuchado de espaldas a el, mirando la inmensidad de mi mar y dejando que las
lagrimas corrieran por mi rostro, al pensar el dolor que les estaba causando a
todos y por el agradecimiento a Alice por su silencio y complicidad; decidi no
hablar y girarme a jake; pude ver sus ojos agrandarse cuando pudo distinguir lo
abultado de mi vientre_

Bells, estas….. _se acerco a mi y me abrazo con
tanto afecto y emoción, y yo me desplome_

Al despertar estaba en mi cama, con Jake a mi lado y
Victoria y Jessica cerca, el doctor Guerra me estaba tomando la presión.

Bella, cariño gracias a Dios_ dijo Jake tomando mi
mano y besando mi frente, yo le sonreí con cariño y devoción, mi sol había
venido nuevamente a calentar mi fría vida. Una vez el doctor dio sus
recomendaciones se fue y Victoria y Jessica salieron de la habitación dejándome
a solas con Jake. Le conte todo sin omitir detalle de lo sucedido con James_

Maldito mal nacido, desgraciado quiesiera poder
encontrarlo y arrancarle la cabeza de un zarpaso _dijo jake con temblor en todo
su cuerpo y con la visión nublada de odio_

Jake no vale la pena, lo realmente triste es que no
pude confiar en Edward, no quise hacerle daño, no fui capaz de contarle esta
verdad después de haberle mentido vilmente, tratando de ocultar lo sucedido con
James para evitar que hiciera una locura, mi vida se fue al traste, como podre
explicar después del nacimiento cuando pueda realizar pruebas de ADN. Edward no
me lo va a perdonar, lo perdí Jake.

Bella, debes hablar con el, Alice le ha dicho que
estas deprimida y que aprovecharas para terminar un libro, que necesitabas
estar sola y vivir estos sentimientos, que una vez que esto pase regresaras y
que todo se aclarara, que no se desespere, pero es algo dificil de pedirle a
cualquiera, es difícil de entender que la mujer que amas y que te ama, se
desaparezca y no haya forma de encontrarla, el esta sumido en una tristeza
profunda, le a pedido a Leah que no le busque trabajo y que rechace todo lo que
le ofrezcan, no nos deja subir al Loft, nadie lo ha visto en por lo menos 3
semanas, sus padres vinieron de Londres y no se dejo ver, hablaron por teléfono
y supimos se fue a encerrar al rancho, lejos de nuestra compañía, solo quiere
estar solo, se esta dejando consumir Bella, Alice ha estado en contacto con tus
empleados alla y ellos la mantienen informada, a demás de que tratan de tenerlo
vigilado todo el tiempo _me conto Jake, dejando una profunda herida en mi alma_

Jake no puedo, necesito respuestas que darle, faltan
por lo menos 8 semanas mas, necesito saber, yo también sufro todos los días, a
pesar de la felicidad de estos bebes que tanto amo, y que tanto anhele, sin
importarme de quien son, sufro por perder el amor de mi vida, si mis hijos no
son de el, el no los querra y me odiara por mentirle y engañarlo _dije entre
sollozos_

Bella intenta hablar con el, hazlo por su amor, las
cosas podrán arreglarse, piénsalo _me dijo_ prométeme lo pensaras

Jacob se quedo esa noche, al dia siguiente debía
regresar a los Angeles, yo me quede con la promesa de pensar hablar con Edward.

Una semana después, tenia cita con el doctor Guerra,
veriamos la evolución del embarazo, llegue y me hizo seguir inmediatamente, me
subi en la camilla, el doctor me preparo e inicio la ecografía, la evolución de
los bebes era satisfacitoria, estaban en perfecto estado de salud, casi al
final de la consulta el doctor me dijo que si deseaba saber el sexo de mis
hijos, yo emocionada accedi, pensar en sus nombres y comenzar a hacer las
compras de sus cunitas y ropitas.

Si doctor quiero saberlo _le dije con voz temblorosa
de la emoción_

Bueno Isabella, veamos a ver, este pequeñin que esta
aca…….es una hermosa nena _me dijo mostrándome en la pantalla_ y a ver si este
otro pequeñin se deja ver, bueno bebe voltéate, abre esas piernecillas, si aquí
está, es un nene _me dijo mostrándome en la pantalla nuevamente _ Bella tienes
una hermosa pareja de hijos _las lagrimas de felicidad corrian por mi rostro.
Pase todo el camino a casa elevada de la felicidad, pensando en cada detalle de
decoración de su habitación, de sus nombres, de los colores de sus ropas, al
llegar a mi habitación me golpeo la imagen y el olor de Edward, me sente a
pensar en le balcón y sopesar todo lo que había pasado, todo lo que venia y
aceptar que en algún momento de la vida tenia que darle la cara a Edward y
enfrentar la verdad, y mejor ahora que después, cuando reaccione tenia hambre,
ya había cenado antes de ir a consulta, pero estas dos personitas me mantenían
con un hambre voraz, baje a la cocina y decidi comer frutas, me servi un plato
con julianas de mangos, manzanas, fresas y kiwis, subi a la habitación
nuevamente, ya eran entradas las once de la noche, sin pensar tome el móvil y
lo encendí por primera vez desde que llegue a playa Caracol, busque en la la
libreta de contactos Mint Buterfly y
marque desde la línea privada de mi habitación pues la batería del móvil estaba
casi muerta.

Hola, Bella, amor hablame, donde estas, Bella por
favor _su voz rota me golpeo y envio cientos de corrientes a todo mi ser, mi
reacción fue cerrar y desconectar el teléfono, me tire a llorar por ser una
cobarde y por amarlo tanto y no querer hacerle mas daño del que ya le había
hecho_

Bella, despierta, sentia en la somnolencia y pesadez
de mis parpados esa voz que me llamaba, Bella despierta _ me incorpore
lentamente intentando abrir los ojos, mis bebes me mantenían con un sueño
constante y muy pesado_

Hola, Jessica _dije_

Bella, son casi las 2 de la tarde, no has
desayunado, por lo menos debes merendar algo, ya esta la mesa puesta para que
comamos, levantate, dúchate si quieres y te esperamos abajo _me dijo cariñosamente
y yo le sonreí de vuelta_

Gracias, Jess ya bajo, me voy a refrescar.

Después de la comida, salimos Jess y yo a Cartagena
a comprar las primeras cosas para mis bebes, estábamos emocionadas e inmersas
en tantas cosas que había para bebes, compramos ropita, peluches, accesorios y
con la recomendación de unos de los almacenes fuimos a una mueblería donde por
encargo hacían las mas hermosas cunas, llegamos a Baby Dreams y me ofrecieron
el catalogo, lo ojeamos, pero era tan difícil decidirse de entre 150 modelos
diferentes, asi que me dieron la opción de llevármelo y escoger sin presiones,
luego fuimos a cenar, yo estaba antojada de Pizza de tocineta con ciruelas
pasas y una enorme malteada de chocolate, Jessica era muy condescendiente y me
daba gusto en todo, de allí regresamos a Star See, eran casi las 10:30 pm
cuando llegamos, Felix nos ayudo a llevar los paquetes dentro y le dije a Jess
que iba a caminar la playa, que estaba muy llena para acostarme, me dijo me
acompañaba y le dije que no, que estuviera tranquila, subi y me quite la ropa
que traia, tenia mucho calor, asi que me coloque un vestido de chifon rojo de
seda cuello halter que dejaba toda la espalda al descubierto y terminaba en una
falda tipo pareo, baje a la playa y comencé a caminar, había brisa fresca, la
luna estaba llena e iluminaba todo de una hermosa manera misteriosa y
romantica, camine un buen rato, cuando estuve frente a casa de Jake, me pare y
me subi a una gran roca donde soliamos sentarnos a coversar, desde allí el mar
se veía tan inmenso como el mar de dudas, miedos y ansiedad que en este momento
yo tenia. Me abrace por la sensación de incertidumbre que me embargo en ese
momento y el cosquilleo en mi espalda y nuca desnuda.

No se cuanto tiempo llevaba allí, pensando en los
duro de estos últimos 4 meses, pensé en el pasado y llegue a la conclusión que
después de todo, el presente no era tan malo, las pesadillas a pesar de todo no
habían regresado, el sueño devastador provocado por mi estado no lo permitían y
llevaba en mi un par de grandes razones para seguir luchando y sobreviviendo.

Edward

Hola, Bella, amor hablame, donde estas, Bella por
favor _ estaba desesperado, no estaba seguro de que fuese ella, pero el
indicativo que aparecia en el identificador de llamadas era de Colombia_

Después de esa llamada, encendí la laptop,
definitivamente tenia que viajar a Playa Caracol, hice las reservas para
mediodía, eran las 12 de la noche y a penas tenia el tiempo justo, para empacar
llegar a los Angeles, hacer unas llamadas y volar a Colombia.

Una vez llegue a Cartagena, pedi a un taxi me
llevara hasta Playa caracol, eran las nueve de la noche, estaba desesperado por
llegar y poder verla y hablar con ella,
necesitaba tantas respuestas, ya estaba seguro que ella estaba allá, tenia que
encontrar la manera de llegar ella, sin tener que recurrir a la fuerza.

Estaba divagando y pensando en que haría cuando la
viera, que preguntaría, que sentiría, iba caminando hacia la orilla del mar
cuando de repente vi una figura, creo que ya la mente me estaba pasando
factura, me estaba enloqueciendo? No podía ser tan fácil, asi que decidi
acercarme mas, a unos pocos metros tuve la certeza de su presencia, su olor me
lo aseguró, estaba mas hermosa de lo que la recordaba, bajo la luz de la luna
era una aparición, su vestido rojo ondeaba en la brisa, dejando a ratos sus
largas y níveas piernas al descubierto, su espalda quedaba al desnudo cuando la
brisa retiraba su cabello, recordé el dia que la vi por primera vez, de
espaldas a mi y con su columna erguida y piel de durazno me incitaron a
tocarla, la electricidad que provoco en mi, podía sentirla a kilómetros de
distancia de ella, esa energía, ella ejercía en mi, fuerza de gravedad, yo solo
podía vivir y girar alrededor de ella, lo acaba de comprender, yo vivía por
ella y para ella, no importaba nada, ni pasado, ni presente, solo el futuro con
ella, oh Dios, yo era capaz de todo por ella. Me acerque en silencio, temblaba
de miedo de su reacción, no quería asustarla, no quería que saliera huyendo, me
subi lentamente en la roca, el viento soplaba fuerte y calido, movia las
palmeras que sonaban cual arruyo evitándole escucharme subir a sus espaldas. Levante
mi mano pensando tocar su hombro, sentí una energía recorrerme por completo,
quería abrazarla, quería tomarla y hacerla mia, sentía que todo ocurria en
cámara lenta, como ver uno de los films que yo hago, como espectador, como en
una proyección astral, mi mano casi la tocaba, la brisa soplo nuevamente y ella
giro su rostro con anticipación y vio mi mano acercándose a ella, se giro por
completo dejándome ver en todo su esplendor su verdad, en ese momento su cuerpo
se fue hacia atrás, como si una fuerza extraña quisiera arrebatármela
nuevamente, y yo luchando contra ella, la sostuve con mi vida, Bella estuvo a
punto de caer de una altura considerable, al girarse tan bruscamente sobre esa
superficie irregular, la acerque a mi y la aprisione en mi pecho, sintiendo
todas las sensaciones, olores y sentimientos que había guardado desde que se
había ido de mi lado, había mas, había otros que no conocía y que tendría de
definir. Bella se desplomo en mis brazos y la alce y la lleve dentro, la
recosté en cama y fui a la cocina y prepare un te, subi a la alcoba y busque en
el baño alcohol, humedeci un algodón y lo acerque a su nariz lentamente
haciéndola reaccionar, ella se levanto rápidamente y se acurruco en la cabecera
de la cama cual animal asustado en espera de reprimenda, me acerque a ella
lentamente y le ofreci el té.

Bella, tomate este té, es tila para que te calmes
_le dije y ella temblando con sus ojos asustados me lo recibió; una vez se lo
termino sin quitarme la vista de encima,
trato de incorporarse y se tambaleo asustándome nuevamente_

Bella por favor dame el numero de tu medico para
poder llamarlo, necesitas que te revise _le dije con miedo_ mientras quedate
quieta hasta que llegue por favor _oh Dios necesito oir su voz, ella había
estado tan callada_

Ed..wa..rd _gracias Dios mi nombre en sus labios era
una caricia a mis oídos_ estoy solo impresionada…. y cansada…. necesito dormir,
hoy mi dia fue muy pesado, voy a mi casa –finalizó_

No….. _grite_ no por favor, quedate y descansa, yo
llamare a Jessica y le dire que estas en casa de Jake conmigo.

Ella solo pudo asentir ante mi pedido y se acomodo
nuevamente sobre las almohadas, su cabello había crecido mucho y se
arremolinaba por todos lados, la vi dormirse, cuando note su respiración
acompasada llame a Victoria y le comunique donde estaba, dejándolos tranquilos
y que yo la llevaría mañana a casa, me acerque a la cama y me sente en el suelo
mirándola dormir, tome entre mis manos un mechon de su cabello y lo oli poseído
por su embrujo.

Bella _aspire mas profundo su olor a coco que me
enloquecía_ te amo, no me importa nada, si tu no estas yo muero.

Sentí un toque en mi mano y me sobresalte, abri los
ojos, la claridad de la mañana me golpeo, me concentre asustado de levantarme y
no encontrarla, pero allí estaba tan hermosa, con esos ojos ambar y chocolate
mirándome con ansiedad, cuanto la amaba, a ella y todo lo que venia con ella;
tome su mano y la bese.

Mariposa, Te amo, no sabes cuanto te he extrañado
_le dije con la verdad expuesta en mis ojos­

Edward, tenemos tanto que hablar _fue su respuesta,
tratándose de incorporarse del lado contrario de la cama de donde estaba yo, me
había quedado dormido sentado en el piso mirándola dormir; la sostuve fuerte de
la mano_

Bella lo se, pero primero debes tomar alimentos y
después hablaremos de todo, te parece, mientras quedate en cama ya regreso _le
dije y Salí como loco hacia la cocina, Jake me dijo que había dado orden a sus
empleados de surtir la despensa, cuando baje Leonora ya estaba sobre el
desayuno, asi que le di los buenos días y le agradeci frutas para Bella, jugo
de naranja, tostadas y mermelada, yo me tome un café bien cargado necesitaba
despertar, y necesitaba tomar un relajante muscular el cuello me estaba matando
por dormir en el piso con la cabeza sobre la cama, y de paso le dije a Victor
que estuviera al pendiente de las salidas de la casa, no queria que Bella se
fuese a ir. Una vez lista la bandeja le dije a Leonora y yo mismo la subi.
Encontré a Bella sentada en una de las grandes poltronas blancas del balcón al
mar, le deje la bandeja en una mesa del café delante de ella y tome uno de los
platos que venían allí, se lo ofreci y yo tome el otro, me dio las gracias con
su voz tan apagada, tan tenue, desayunamos en silencio, yo pensando en todas
las preguntas que tenia y supongo que ella pensando en todo lo que teníamos que
hablar. Una vez terminamos de desayunar, Bella subió las piernas a la poltrona
y se abrazo, como protegiendo su vientre.

Edward tengo tanto que contarte, te he mentido, te
he ocultado tanto, pero quiero que sepas que nunca lo hice con la intensión de
hacerte daño, aunque al final eso fue lo que hice, lo hice para evitarte
vergüenzas, para evitarte sufrir, para evitarte cometer errores que pesarían
mucho…… pero todo salió mal, todo tomo un camino inesperado, que al fin y al
cabo se convirtió en mi futuro, en el que no se si tu tengas cabida _me dijo
mirándome y bajando su vista al suelo intermitentemente_

Esa confesión, me dejo perplejo y triste, ella no me
quería a su lado? Eso era lo que estaba suponiendo, pero aun asi tenia que
saber todo de sus labios, no iba a sacar conclusiones apresuradas y menos
tomaria decisiones sin decirle a lo que había venido.

Te entiendo Bella, pero debiste confiar en mi
criterio, en mi madurez y no decidir por mi _le regrese_ antes de que
continues, quiero decirte que tengo conocimiento de muchos de los hechos, pero
hay miles de detalles que quedan en tus manos.

Fue Jake o Alice verdad _me pregunto_

No, fuiste tu; creo bueno, te explico, recibi una
llamada ayer en la noche, el código de area era el de Colombia pude verlo en el
identificador de llamadas del rancho, supe que eras tu, bueno lo asumi, hice
reservas y viaje a Los Angeles, hice unas llamadas y me entere que Jake había
estado aquí, asi que lo busque le dije que me habías contactado que vendría a
Playa Caracol a hablar contigo, el me ofreció su casa y le pedi me ayudara a
entender un poco que era lo que pasaba, asi que el a grandes rasgos me hablo
del embarazo y tu confusión, sin saber que en realidad yo no había hablado
contigo en lo absoluto _le regrese_

Bella se quedo mirándome, quizás al ver la
tranquilidad de mi relato.

Entonces ya que sabes mucho de lo que voy a
contarte, pregunta lo puntual que desees saber _me regreso más aliviada_ y así
nos evitamos repetir momentos desagradables.

Lo siento Bella, pero hay partes que ni Jake con su
fortaleza pudo contarme, asi que te las dejo a ti _la mire suplicante_ necesito
saber de James

Vi los ojos de Bella inundarse en llanto y respirar
profundo para iniciar el relato mas oscuro de su vida, ella me conto todos los
detalles que su mente pudo recordar, cada vez que iba a darme un detalle
sordido miraba al mar, y tratando de ocultarme ver sus lagrimas rodar.

Maldito bastardo, lo voy a matar, maldita rata lo
voy a encontrar y se va a acordar de mi _dije levantándome con furia de la
poltrona_

Ves, por que oculte todo esto _me dijo sollozando_

Mariposa perdóname, voy a tratar de controlarme por
ti _le dije_

Seguir escuchando todo el relato, lo de la supuesta
alergia, lo de los malestares, que por poco y muere si Alice no llega a tiempo,
todos los estragos del envenenamiento, eran tan duros de creer, tan difíciles
de sobrellevar y mi Bella los había soportado solita, callando por mi. Luego
enterarse del embarazo, debía haber sido más duro para ella, que para mí su
ausencia.

Edward, perdóname _dijo al terminar su triste
relato_

Me tire a sus pies, tome sus manos con las mias.

Amor, perdóname tu, a mi, he debido saber que algo
no andaba bien, pero la felicidad a tu lado me obnubila tanto que no pude ver
mas alla, Yo se que todo esto es difícil Bella, que has pasado por todo esto tu
sola, no te puedo decir que te perdono…… no tengo nada que perdonarte, no has
hecho nada malo, hemos sido victimas de ese miserable, yo te amo Bella, eres mi
vida, en estas semanas que no has estado a mi lado, he dejado de ser, de vivir,
de anhelar, de sentir, yo no puedo vivir sin ti, te necesito a mi lado, sere
egoísta no se si tu me quieres a tu lado _hizo ademan de hablar y la calle con
mi mano_ dejame terminar por favor, Mariposa, has anhelado ser madre, Dios te
lo ha concedido, dejame compartirlo contigo, es tu hijo, también puede ser mio,
amor y si no lo es, igual lo será, es el hijo de la mujer que amo, y lo amo por
llenarle la vida de esperanzas y felicidad a su madre en los momentos mas
duros, dejame compartirlo contigo, yo soy su padre, dejame ser su padre, si tu
así lo quieres _finalice y su mano llego a mi rostro, limpiando unas lagrimas
que no se en que momento comenzaron a Salir_

Edward, pero si estos bebes son de James, no seria
justo para ti, eso eventualmente nos separaría, el se enteraría de alguna
manera y buscara la forma de hacerlo publico y tu vida, tu carrera…..

La silencie con mi mano nuevamente.

Bella, estos bebes? Acaso son gemelos? _le pregunte
encantado con la idea_

Si, Edward son dos hermosos bebes, son mellizos,
hembra y varon _me regreso feliz y orgullosa_

Bella, me amas? _le pregunte_

S…..iii, Edward, nunca he dejado de amarte, ni lo
haré jamás _me dijo regresándome el aliento_ solo que no creo que sea justo que
tu te hagas cargo de mis bebes, si no son tuyos, y que te arriesgues ante los
medios y ante la maldad de James, tu no te lo mereces, tu mereces ser feliz y
vivir una vida plena, rodeado de los que te aman, cubierto de tranquilidad, de
éxito y felicidad _me dijo mirándome directamente a los ojos descargando en
ellos todo su dolor_

Por eso Bella, por que merezco felicidad, estar
rodeado de amor y éxito, por eso es que quiero estar a tu lado, tu eres todo
eso y mas, tu eres mi mariposa, mi aire, mi claridad, mi horizonte, sin ti y
ahora sin mis bebes, estoy perdido, ya no me imagino la vida sin ustedes _le
dije suplicante_ todo lo que viene lo podemos sortear juntos, dejame decidirlo
a mi, yo estoy dispuesto a todo por ti y por nuestros bebes, por que son mis
bebes Bella, están en el vientre de la mujer que amo mas que a mi vida, en el
vientre de mi esposa, y la finalidad y única razón de ser del matrimonio es
procrear _le dije y vi sus ojos alegrarse un poco_ dame la oportunidad de
demostrarte que estoy y estare por siempre a tu lado y que estos bebes serán
los bebes mas felices al tener al papá y la mamá que mas se aman sobre el
planeta _Bella sonrio ante mi comentario y me pidió me levantara del suelo, asi
lo hice y ella bajo sus piernas de la poltrona y se incorporo, todo sin soltar
mis manos, la ayude a levantarse y ella lentamente se acerco a mi_

Edward, de verdad que eres mi angel, Te amo, lo
único que he tratado de hacer es no hacerte daño, no sabia que decirte, por
ocultarte algo para evitar consecuencias nefastas he tenido que mentir una y
otra vez, era una bola de nieve, no quiero mas mentiras ni incognitas en
nuestras vidas, asi que si vamos a intentar ser felices y llevar una vida
normal, debemos tener claridad de mis bebes no crees _me dijo escondiendo su
rostro en mi pecho_

Mariposa, son tuyos y mios, de nadie mas, eso es lo
único que necesitamos saber _le dije y ella levanto su rostro a mi_

Te amo _se acerco lentamente y pego sus labios a los
mios con timidez, como temiendo mi rechazo, oh Dios si ella supiera lo que la
deseo, y lo que ansio tenerla en mis brazos, su estado, su incipiente vientre
de cinco meses, la hacían tan deseable, mas mujer de lo que ya era y su olor se
había incrementado al mil porciento; la bese con suavidad y a medida que fue
sintiéndome se entrego al beso, que fue subiendo de tono y voracidad_

Perdóname _me dijo jadeante cuando nos separamos por
falta de aire_ he debido confiar en ti y tus buenos sentimientos

No amor, no hay nada que perdonar _le regrese_

Edward, no se como…. Pedirte algo _me dijo timida_
no se, si tu…..

Pide lo que quieras_ le dije besando su rostro, sus
manos, su cabello_

Amame, hazme tuya _me dijo mirando el suelo, yo alce
su rostro y le sonreí_

Siempre mi amor _le regrese, mientras buscaba el
broche del vestido en su cuello y dejaba al descubierto sus senos que estaban
mas firmes y grandes que nunca por el embarazo, fui bajando por su clavicula y
cuello hasta llegar a ellos y saborearlos como nunca, en ese momento me di
cuenta que acababa de tener un dejavu, ya había sentido esto antes, en algún
momento, ya me detendría a meditarlo mas adelante, ahora solo deseaba amar a mi
mujer y hacerla sentir todo lo que ella me hacia sentir a mi, pero en ese
momento llego otra pregunta a mi_

Mariposa y los bebes _le pregunte_

Ellos estarán bien amor, felices de que sus papas se
amen _me dijo sonriente y me llevo tomado de la mano hasta la cama, haciéndome
por fin padre, que felicidad tan inmensa, la mujer que amaba me estaba
entregando su vida y a través de ella la de mis hijos, que mas podía pedir,
gracias Dios_
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Hola chicas, tarde pero seguro, aqui les dejo el capitulo prometido de Destino, retomaremos este fic y esta vez si lo terminaremos.
nota: All U need is love esta suspendido hasta q su autora nos envie los siguietes capitulos, eso aplica para el resto de los fics q estan desde hace mucho detenidos.
sobre los ultimos publicados Eleven years, tus imperfecciones... etc estaran en espera hasta la autora actualiza, pues supongo que las encargadas de ponerlos aki aun no tienen los capis.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Entre dos tierras


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Capitulo 46.- Hola papa

Emmet pov

Apenas Esme dijo sobre ir de compras, Rosalie se apunto argumentando que quería probar la pizza de 5 quesos de Bella y necesitaba comprar todo y Alice que necesitaba suministros de primeros auxilios ya que Charlie se desmayaría al ver a Bella, se montaron con mama en el auto de Carlisle. Alice manejaba. Y todas opinaban que podían comprar que pareciera humanamente saludable, decidieron adquirir un libro de cocina para ayudar en la parte de alimentar a Charlie.

Recorrimos la arboleda por completo siempre rodeando la casa, pudimos ver a los lobos, en par corrían en sentido contrario a nosotros, cada 5 minutos nos topábamos con otros dos. Los saludos se limitan a gruñidos y siseos, no había tiempo para más. Tardamos 40 minutos, ante la insistencia de Edward de recorrer todo cuatro veces más.

-Edward si querías darle privacidad a Bella y Carlisle, solo tenías que decirlo, ¿para que hacernos correr como idiotas hermano?- Me queje.

Ese par solo se reían de mí expresión, habría preferido ir con las muchachas y poder estar con Rosalie. O quedarnos juntos... pude llevarla al bosque y tal vez…

-pervertido es mi hermana- me dio un golpe en la cabeza Edward mientras se reía y golpeaba a Jasper – esa también es mi hermana- decía al tiempo –Ni se les ocurra pensar nada sobre Bella, porque les parto la cabeza- decía en tono amenazador aguantando la risa.

-¿por qué no habríamos de hacerte frente? Ella es nuestra hermana- le respondí al tiempo que lo empujaba sin hacerlo caer.

Seguimos así, defendiendo a nuestras hermanas hasta llegar a casa, Carlisle y Bella esperaban en la sala, platicando animadamente, un rato después llego Esme cargada de cosas comestibles, algunas no parecían oler bien, pero no era algo de lo que me acordara ya.

Guardaron todo con ayuda de Bella quien sí se acordaba de que se echaba a perder y que no, un rato después todo estuvo listo, decidió cocinar algo simple, carne asada, puré de papas, Verduras con mantequilla y tomillo, y por ultimo una especie de salsa que por un momento me olio muy bien. Se movía con rapidez y no la de vampiros sino la que te da el saber lo que haces, por primera vez la miramos en un elemento diferente, su cara brillaba y sonreía en todo momento feliz por lo que hacía.

Nos acomodamos en la barra de granito que separaba el comedor de la cocina mientras ella ponía las papas en un recipiente, condimentaba la carne que se veía asquerosa pero seguramente sabría bien, aunque el olor de la sangre me estaba haciendo agua la boca, picaba los ingredientes de la salsa, todo con cuidado y amor, se podía ver en la forma como se concentraba en cada cosa.

Pronto todo estuvo listo, preparada la mesa lista, que bueno que era enorme, cabríamos todos. Sonó el timbre, se detuvo en seco, ya se había arreglado y estaba terminando con la salsa, la miramos en espera de que se acercara a la puerta, no lo hizo, miro a Edward una vez más, este sonrió ligeramente mientras se dirigía a abrir, lo hizo.

Durante un minuto esperamos conteniendo el aliento metafóricamente, entro Jacob y Nessie, justo detrás de ellos, un Charlie muy bien arreglado, siempre correcto saludo a Carlisle apenas entro, nos miro a todos deteniéndose en Bella, quien sin maquillaje se parecía más a ella que en el evento. La miro detenidamente mientras su expresión cambiaba tornándose incrédula.

-Hola papa…-

Bella pov

Charlie colapso en la entrada mientras detenía su caída sin moverme, al tiempo que una lagrima se resbalaba por mi mejilla. Suavemente lo moví hasta el sofá, Carlisle ya tenía a mano todo lo necesario para atenderlo, solo se había desmayado de la impresión. Su corazón aun latía fuerte. Cuanto me gustaba eso sonido, cuando lo abrazaba era eso lo que buscaba, su fuerte compas. Tan fuerte como él, hasta que enferme…

-está regresando en sí, quizá debemos darte privacidad- sugirió Esme.

-no, por favor no se vayan, no sé cómo hacer eso y es mejor si me ayudan, explicándole cosas que yo no sepa cómo hacer- casi suplique.

Charlie pov

-¿Cómo se siente jefe Swan?- me pregunto una voz suave, masculina, me sonaba familiar.

-hum, ¿Dónde estoy?- pregunte aun perdido.

Estaba seguro de haber visto a mi Bella, pero entonces tendría que estar muerto, como ella. Y sin embargo todo me parecía demasiado real y mundano.

-está en mi casa ¿se acuerda de mí y mi familia? ¿Los Cullen?- me pregunto una vez más

-sí, claro, sus muchachos nunca me causaron problemas y además hicieron ese evento en New Hampshire- respondí al tiempo que me sentaba.

Los mire a todos buscando a la chica de cabello chocolate, estaba detrás de uno de los jóvenes, como si se escondiera, por un momento olvide mis modales y me levante tratando de acércame, nadie me lo impidió, el joven se movió ligeramente y la vi. Mi corazón casi se detiene, era una versión idéntica de mi hija cuatro años atrás, pero esta chica parecía tener 17, 18 máximo, no podía ser, mi hija tendría ahora casi 22.

Me acerque sin poder evitarlo tenía que tocarla, saber que no era un espejismo, la chica me miraba conteniendo el llanto, su labio inferior temblaba, justo como a mi Bella. No podía ser, mi hija estaba muerta… pero la tenía frente a mi

“Hola papa”, me había dicho al entrar.

Lentamente levante mi mano, con suavidad le roce la mejilla, estaba fría, la retire de inmediato y con una velocidad sorprendente me tomo la mano reteniéndola en el mismo sitio.

-hola papa- dijo de nuevo mientras me abrazaba.

Estaba helada pero eran sus palabras las que me tenían congelado, la mire separándome un poco, la mire un poco más cerca, era un milagro o algo así. Me resisti.

-mi hija está muerta- agregue.

-sí, pero no de la manera que tú piensas- me respondió, su voz era mucho más suave, pero la misma.

Temblé sin entender nada.

-ven, siéntate y te diré todo- me tomo de la mano mientras me llevaba al mueble.

La familia se acomodo en la sala, yo no podía dejar de mirarlos, eran tan hermosos, pálidos, el mismo color de ojos, incluso los de ella eran dorados y no marrón chocolate como antes.

-cuando me fui del hospital fui atacada por unos vampiros, me convirtieron, Carlisle y su familia me encontraron antes de despertar, me cuidaron y enseñaron a ser vegetariana, no pude hablarte antes porque mi condición como Neófita era muy peligroso para ti y cuando te vi en el festival, era tal la tristeza que vi en ti, que no pude, no tuve la fuerza para decirte la verdad, Ty prometió no decirlo, de hecho tu tampoco deberías pero dado que Aro intenta matarte desde hace meses, el consejo autorizo que te dijéramos la verdad para salvarte y por eso Jacob te trajo, te quedaras aquí…-

-basta, detente. Tú no eres mi hija y esta broma de los vampiros no es graciosa, pensé que su familia era seria Dr. Cullen. Pero parece que me equivoque por completo, ahora si me permiten y me disculpan me voy a casa- dije.

mientras me dirigía a la puerta. Esa broma no es para nada agradable, era el recuerdo de mi hija con lo que estaban jugando.

-¡¡¡los espaguetis que preparaste me enfermaron por tres días y para compensarlo me regalaste un Televisor para mi recamara, por lo que insistí en que cocinaras toda la semana para ver si me enfermaba de nuevo y conseguía el DVD, cuando descubriste mi plan me quitaste el aparato quince días!!!- me grito antes de llegar a la puerta.

Me detuve, eso nadie lo sabía.

-cuando cumplí 10 me regalaste un juego de herramientas seguras para niños, cuando cumplí 12 te compraste un libro titulado “como sobrevivir la adolescencia sin morir en el intento” te deje de hablar por dos semanas a causa de eso; en mi cumpleaños 15 me dejaste usar el primer vestido arriba de las rodillas para el baile pero acusaste al chico con el que iría de fumar fuera de clases para que lo castigarán y no saliera con él, cuando cumplí 16 me hablaste de condones… y pastillas… y pajaritos… y abejas… y sexo antes del matrimonio… y otros métodos de anticonceptivo, ¡me llevaste con una doctora para que me hablara de todas esas tonterías de la primera vez…! y me regalaste una monstruosidad vieja
roja cuando cumplí 17…– termino de hablar mientras lloraba.

Fije mi mirada en ella, no podía creer que mi hija estuviera frente a mí, mis rodillas flaquearon pero no llegue al suelo, alguien me sostenía, era ella, sin esfuerzo me levanto y me regreso al sofá. Nadie mas estaba ahí, solo desaparecieron, la mire de nuevo, toque su rostro, sus manos, seguía tan fría.

-¿qué te paso?- pregunte queriendo escuchar todo otra vez.

Y así fue. Me relato su huida del hospital, el despertar en la casa del doctor, lo que Carlisle le había enseñado sobre vivir de animales, como su familia la adopto legalmente al ser vampiro, como alimentarse y controlarse con los humanos, la batalla contra los otros vampiros. La separación de la familia por un malentendido con su novio Edward, el tipo despeinado. Y como la encontraron apenas unas semanas atrás.

La amenaza que representaba este vampiro que se escapo y como era imprescindible que yo guardara el secreto. Me presento a su nueva familia, los cuales regresaron a la sala, para responder mis preguntas que no eran pocas, para cuando terminamos eran más de las 3 de la mañana pero ellos parecían no sentirlo, de pronto yo me sentí tan cansado, sin darme cuenta me quede adormilado mientras la abrazaba, su frialdad de pronto ya no me molestaba.

Era un milagro, mi hija estaba viva, más o menos…

Abrí los ojos apenas con la cabeza echa un lio, ¿sería un sueño? no sería la primera vez, siempre soñaba con ver a mi Bella de nuevo, abrí los ojos completamente, esta no era mi recamara. Afuera había ruidos como de pelea.

Me asome por la ventana y vi como el enorme chico llamado Emmet, arrojaba un tronco inmenso contra la chica rubia, por un momento entre en pánico de ver que nadie hacia nada por ayudarla y entonces mi mirada se desvió al ver a un enorme lobo rodear y rodear a Bella, corrí tan rápido como puede, salí suplicando en silencio que alguien la ayudara, mi voz solo no salía.

Cuando llegue a la zona de batalla vi como mi Bella saltaba por encima del enorme lobo al tiempo que esquivaba una roca enorme que Carlisle le tiraba, de alguna manera redirigió la roca hacia la chica de cabello corto mientras el chico despeinado trataba de alcanzarle en el aire y derribarla, sin moverse más de lo necesario, apenas toco el suelo se giro sobre sí misma, levantando las mando en señal de rendición, pero en realidad estaba levantando a todos los vampiros a su alrededor.

El enorme lobo incluido.

-¿qué demonios te hicieron Bella?...-
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
listo chicas, el capi del miercoles, lamento la demora, les dejo un saludo y un beso, con amor Alejandra Rivas ;)

viernes, 18 de noviembre de 2011

Entre dos tierras


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Capitulo 45.- Entrenando a Bella

Edward pov.
Aro nos tomo por sorpresa mientras los neófitos nos rodeaban, apenas nos separamos tres de ellos me agarraron haciendo que Bella se enfadara. -te lo advertí Aro, debiste dejarnos en paz
- dijo.

Se concentro en hacerles sentir dolor a mis captores y algo a mí, lentamente se retorcieron de dolor mientras yo trataba de sobreponerme y de un movimiento les arrancaba la cabeza y la batalla comenzaba otra vez.

-no será tan fácil esta vez, querida, veras yo soy inmune a esos poderes y de donde saco –apunto a sus vampiros- a estos hay muchos más -dijo antes de desaparecer por el bosque.

Bella palideció un poco pero al mismo tiempo reacciono peleando físicamente, por algún motivo no estaba usando el resto de sus poderes mentales, unos segundos después vimos a los lobos pasar tras Aro y la guardia nos apoyaba derrotando a los neófitos.

-¿están bien? – Pregunto Carlisle acompañado de la familia completa –lamentamos tardar los neófitos fueron duros de vencer allá atrás-

-lo mismo aquí, aunque Bella no usos sus poderes, solo el de Jane- dije.
Me gire hasta mirarla.

- “¿qué pasa?, no más secretos ¿recuerdas?”- Asintió afirmativamente.

-no los use porque son intensos y cuando me enfado, no reconozco a los amigos y los que no lo son y no quería hacerte polvo- respondió sin mirarnos.

-¿Cómo que son intensos?- pregunto Emmet.

-Melisa ¿puedes poner un campo suave, que deje pasar algo pero no mucho?- pregunto caminando hacia el centro.

-seguro- mientras dijo ella, se concentraba en hacerlo – bien hay fugas, ¿te sirve?- pregunto.

-veremos, en cuanto sientan algo griten y tratare de parar, Melisa lo completas de inmediato. Jacob pendiente- instruyo.

Aun estaba molesta.

Al momento sentimos dolor, vimos como la niebla se colaba por los espacios y el pánico nos invadía, Jasper fue el primero en gritar, pero Bella no paro, sus ojos estaban completamente negros, eran dos pozos sin final, Alice se derrumbo contorsionándose, Carlisle le pedía que se detuviera mientras Esme gritaba desesperada, al poco Emmet empezó a mostrar grietas y Rosalie no hacía nada su cara reflejaba indiferencia, nada hacía que Bella se detuviera.

Hasta que los lobos le cayeron encima mordiéndola sin lastimarla demasiado, se quito a tres lanzándolos, sin tocarlos siquiera, hacia los arboles antes de reaccionar. Incluso Melisa gritaba, se escudo ya no era efectivo contra Bella.
-lo siento… -dijo mientras corría a ayudar a Emmet quien estaba realmente lastimado - perdóname oso, perdóname oso, perdóname- suplicaba llorando arrodillada junto a Rosalie.

Ambas trataban de despertar a mi hermano.

-Hum, esto es… interesante Bella- trataba de decir Carlisle mientras abrazaba a Esme.

Mi madre aun no se recuperaba, mi hermana Alice seguía sentada en el suelo mirando a Bella como si no la conociera, Jasper se arrastro a hasta donde su mujer estaba aun incapaz de ponerse en pie, Melisa gemía apoyada en Jacob aun en fase. Los lobos que arrojara regresaron, uno cojeando, el otro con un corte en el costado que sangraba apenas, el último lloriqueaba.

-¡¡¡¿INTERESANTE?!!! ¡¡¡¿ESTÁS LOCO?!!! ¡¡¡LOS PUDE MATAR A TODOS!!! ¡¡¡¿NO TE DAS CUENTA?!!! ¡¡¡SOY MÁS PELIGROSA PARA USTEDES QUE PARA ARO!!!- le gritaba fuera de sí mirando hacia el sendero que llevaba hacia las afueras del pueblo.

La abrace antes que se fuera de nuevo.

-no, solo necesitas controla tu genio, si lo que dices es cierto solo pierdes el control cuando te enfadas, así que tendremos que trabajar en eso y tratar de no morir en el proceso- le respondí, besándola en la mejilla, pareció calmarse un poco.

Después de esa demostración de poder, nadie quería hacerla enojar, con excepcón de los entrenamientos, Emmet aun le hacía bromas a las cuales Bella respondía sin dudar, las cosas empezaban a ser como en el principio, la niña dulce estaba regresando, poco a poco, nuestra relación estaba floreciendo, lento, era una etapa de enamoramiento, donde yo hacía todo por conquistarla una vez más y ella hacia todo para enamorarme, parecíamos adolecentes, no habíamos retomado la intimidad, queríamos ir lento primero y ver que salía de ahí.

En los entrenamientos Bella trataba con todos sus poderes, cambiándolos uno por otro, nos tocaba sufrir a todos, pero sin enfadarse, la idea era que primero controlara los poderes por separado y después junto con sus técnicas de relajación y control de temperamento, pudiera usarlos distinguiendo quien era quien. Su enfado era lo que activaba la parte más poderosa de ella, pero debía saber dirigirlo a las personas correctas.
-de nuevo, vamos Bella tu puedes, derriba a los rojos, deja los verdes y somete los azules- decía Carlisle.

A la pobre guardia de Vampiros le tocaba los múltiples ataques de Bella, aunque todos entendíamos que era necesario, nadie se quejaba, no lo hacían por miedo a enfadarla realmente más que por otro motivo.

-Joder Emmet, deja de estarme fastidiando o me voy a enojar- decía Bella mientras Emmet seguía con sus comentario.

Sabíamos que a Bella le molestaba mucho el tema de Aro y con esa intención lo hacía, debíamos enfadarla para ver si ya era capaz de distinguir entre buenos y malos.

-lo siento enana, necesitas enfadarte, por favor mátame rápido si me amas- decía Emmet fastidiándola más todavía y mas, por fin dijo las palabras mágicas.

Mi mujer lo hizo estallar.

Le tomo 3 días aprender a controlar lo diferentes tipos de habilidades en la batalla, a Emmet le tomo 4 despertar después de que su hermana lo hiciera pedazos en la primera prueba. Se detuvo cuando me puse en la línea de mira, antes que estallara el resto de la familia. Era como su antídoto. Al menos eso funcionaba.

Y así unas semanas después aun con algo de trabajo podía distinguir al menos a la familia, con todo y enfado, era un gran avance, ya habíamos superado dos pruebas, aunque era difícil saber cómo actuaria frente a Aro ya que nada la ponía tal mal, como la presencia de ese vampiro.

Con todo este asunto el encuentro con Charlie se había retrasado, Bella estaba ansiosa por abrazarlo, verlo y decirle tantas cosas, aun no teníamos ni idea de cómo reaccionaría, las visiones de Alice en este asunto no se hacían presentes, quizá porque aun no se decidían a traerlo. Pero estaríamos preparados para todo, era un humano solamente.

Jasper pov

-Bella cariño si no detienes esta locura hormonal que hay en ti, me iré de vacaciones a Alaska, contrólate muchacha- era mi queja de todos los días.
Cada que Edward aparecía en la sala, cocina, patio o donde fuera que lo viera la chica se alborotaba, por fortuna no había carga sexual, solo ansias de verlo. O eso era lo único que sentía, pero conociéndolos…

Todos se reían de mis quejas diarias, ellos solo se tomaban de la mano y se iban a la terraza a platicar, ya que podíamos escuchar todo a veces se quedaban en silencio, toda la tarde y a veces entre silencio y silencio escuchábamos las risas, al menos su comunicaciones estaba progresando.

Al menos sus corazones estaban sanado y eso nos aseguraba que ninguno se marcharía, las vacaciones estaban por empezar, Bella regresaría en una semana para presentar los exámenes y cambiarse de nuevo a New Hampshire, con nosotros. Ya no le faltaba casi nada para terminar y después de eso, buscaríamos otra ciudad para seguir estudiando, una vez más la maestría, doctorado etc. Las cosas con Aro no tardarían en arreglarse.
Alice sentada junto a mi leyendo una revista de modas, se tenso de pronto, una visión. No duro mucho.

-amor ¿que viste?- pregunte mientras todos se acercaban a la sala.

-Charlie, tendremos que traerlo y pronto, no sobrevivirá a la semana si no le decimos la verdad – término mirando a Bella quien estaba en silencio.

Apenas Edward registro el pensamiento Bella lo supo. Estaban conectados siempre. Era muy difícil ocultarle algo y peligroso intentarlo.

-bien, entonces es hora, me acompañas Edward, lo traeremos de la reserva. Creo que deberíamos regresar a la casa de Fork, si me quedo ahí los días de sol, estaré bien –medito mas para sí misma que para los demás.

-no, lo mejor es que Jacob lo traiga y aquí se quede, será complicado para él pero no podrá Aro atacar la casa, además está bien protegida, con 10 vampiros dentro, cinco más afuera y lobos en los alrededores, no habrá manera que se acerque- le explique.

Mientras lentamente asentía.

-le avisare a Jacob que es hora- agrego Carlisle.

-revisare los alrededores y pediré que estén atentos, además les informare que Charlie vendrá, para que sean precavidos con sus acciones, seguramente se asustara un poco – informo Emmet al tiempo que salía.

-creo que prepare algo de comer y surtiré la despensa, puedes cocinar para tu padre, me ofrecería pero es difícil para mí saber cuando algo sabe bien, ya sabes, yo no me acostumbro aun a la comida humana y no lo tendremos a base de pizza, costillas y hamburguesas- informo Esme mirándonos a todos, ya que la última generación de Cullen "adorábamos" esas comidas.

-gracias Esme, es muy lindo de tu parte y no te preocupes yo cocino, aunque si podía comer lo que él cocinaba probablemente tus guisos sean mil veces mejores- agrego riéndose -una vez quiso hacer espagueti, pero olvido ponerle poca agua y apagarle después del suficiente tiempo, así que lo dejo hasta que el agua se consumió y además se le quemo, eso parecía una mezcla entre engrudo y masa mohosa, completamente asqueroso y lo peor que así nos lo comimos- decía
mientras se reía del recuerdo, los demás la miramos con cara de asco.

En poco tiempo todos nos sentamos a escucharla.

-no fue tan malo, pensé eso a los tres días, ya que se me había pasado el dolor de estomago y los vómitos- seguía sin parar de reír.

Edward se reía con ella porque sin duda verla así, lo hacía feliz.

-Jacob llegara en una hora aproximadamente- aviso Carlisle desde el despacho.

Sin duda había escuchado a Bella, ella se puso seria de pronto, mirando hacia las escaleras. Miro a Edward, después de unos momentos él la beso brevemente mientras ella se dirigía al despacho.

-¿me acompañan a revisar los alrededores?- pregunto mi hermano mientras prácticamente nos sacaba a todos de la casa.

-yo voy al supermercado, ¿me acompaña alguien?- pregunto Esme, tomando su bolsa de mano
Dejando solos a un padre que no tenia hija y a una hija que sí tenia padre, dos padres...

lunes, 14 de noviembre de 2011

Entre dos tierras

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Capitulo 44.- La reconciliación.

Edward pov.

Mire incrédulo un momento a Gorth cuando la saco a bailar, antes de regresar a la mesa, se fueron a la barra a barrer con el licor que había, tardaron al menos 2 horas en eso.

¿Qué pretendía Melisa? Embriagarla

¿Para qué?...

- está casi lista, hoy la vas a recuperar – me dijo Melisa

al tiempo que me golpeaba y me jalaba para otro lado, dándome más instrucciones que no entendía.

Al terminar de hablar me quede pensando en la broma, porque si duda era una broma, cuando volví a la mesa Bella y Gorth estaban sentados, mi chica se veía algo abrumada, quizá el licor siempre le afectaría neófita o no. Las luces bajaron, la pantalla se encendió, estaba a mi espalda pero no tenía muchas ganas de verla así que no me gire, escuche decir algo por el altavoz y en un momento empezó una melodía, la reconocí nada más sonar la primera nota, era el video de Bella en el evento.

Su cara palideció, o eso me pareció, se quedo completamente estática, mirando fijamente la pantalla a mis espaldas. Todos la miramos, no pude evitar pensar como ese era otro sacrificio que hacía por mí, su inútil pero firme propósito de alejarse para que mi matrimonio funcionara, me
miro, una lagrima se escapo de sus hermosos ojos y luego otra, sin mucho tiempo camino hasta la puerta, conseguí alcanzarla antes de salir.

-espera, Bella, vámonos, solos, tu y yo – dije mientras mis manos acercaban su cuerpo, sus labios se apoderaban de los míos, me perdí en su sabor, su calor, la necesitaba más que nada en este mundo.

Asintió levemente mientras yo detenía un taxi, di la dirección de un hotel y me miro desconcertada. Llegamos en silencio, subimos sin esperar el elevador y apenas cruzamos la puerta se tiro sobre mí desgarrando la ropa, sin llegar a la cama, sobre la alfombra me hizo el amor de manera desesperada, la extrañaba tanto, no hubo delicadeza o ternura, solo urgencia, deseo, puro y carnal, sus manos se aferraban a mí y las mías a ella, después del primer encuentro tome las riendas.

Después de todo, estaba algo… no… muy ebria.

La lleve hasta la cama, con toda la calma que antes falto, la bese completa y concienzudamente, sin perder detalle de su cuerpo, grabándome una vez más su aroma, su calor, me deslice entre sus senos, baje por su vientre, no quise pensar, seguí bajando hasta su intimidad, sensible, húmeda, perfecta, lentamente deslice mi lengua sobre ella, pequeños toques que la hacían gemir y desgarrar las sabanas, en poco tiempo sentí sus espasmos, incremente la velocidad, hasta que llego al clímax al tiempo que de un rápido movimiento me hundía en ella, su centro casi cerrado me arrastro al borde, mis movimientos eran rápidos mientras la sentía cerrarse cada vez, mas, al poco me libere por completo en su interior.

La abrace con tanta fuerza, mientras lentamente sus manos acariciaban mi espalda, susurrando mi nombre, besándome otra vez, tocándome lentamente, se giro entre mis brazos hasta quedar de espaldas, apretó su trasero delicioso contra mi cadera mientras su mano buscaba mi sexo, lo apretó mientras movía de arriba hacia abajo, siempre con una lentitud que me hizo gritar, era maravilloso como cada caricia me enloquecía, sin esperar más invitación, me gire, la tome de la cintura al tiempo que bajaba un poco para poder penetrarla, aun estaba cerrada, entre con fuerza, grito al sentirlo, por un momento me detuve y al hacerlo ella tomo el control moviéndose cada vez más rápido, la manera como sus perfecto senos se movían, me idiotizaba, los tome con suavidad, apreté y friccione los pezones, se detuvo presa de la excitación, sin salir de ella, la puse sobre mí, moviéndola con mis manos, nos deslizamos hacia el respaldo de la cama sin despegarnos, y pude tocarla mientras se movía, mis dedos encontraron el camino hacia su delicado botón, se movía con más intensidad que antes y no deje de frotarla hasta que se vino de nuevo y una vez más me envolvió con su humedad mientras yo mismo me venía, sus gemidos me excitaban todavía más, cada sonido que salía de ella me hacia desearla de nuevo.

Hicimos el amor en la ducha, el salón, la alfombra por segunda vez, la ventana, la pared, la otra pared y la cama tres veces más, hasta que oscureció por segunda vez.

Bella pov.

Apenas entre en la ducha lo sentí desnudo, su cuerpo adherido al mío, lentamente abrió la regadera dejando que el agua caliente nos mojara, sus labios recorrían mi piel, desde el cuello hasta el hombro. Sus manos me tocaban apenas, era un roce desquiciante, por mis senos, mi abdomen, hasta llegar a mi centro más que listo para él, dejo una mano abriéndose paso por mis pliegues y con la otra tomo mis senos, al tiempo que frotaba todo, me apoye en su cuerpo, las piernas no me sostendrían mucho tiempo si seguía con este ritmo de caricias, sus dedos entraba y salían de mi con una rapidez perturbadora, me sentía venir en cuestión de segundo y se detuvo, me gire para mirarlo, me regalo esa sonrisa torcida que me desquiciaba, lo bese con ansiedad, el agua dejo de caer, seguí besándolo, sus labios, barbilla, cuello, pecho, baje un poco más, hasta su punta, lo empuje contra la pared mientras mis labios rodeaban su carne, mi legua rodeaba la parte más sensible de su sexo, mis manos se movían arriba y abajo y podía sentir como los espasmos lo recorrían al tiempo que decía mi nombre, casi en un susurro, seguí chupando, mordiendo, lamiendo, cuando lo sentí tensarse, sin dificultad alguna me levanto presionándome contra la pared al tiempo que se deslizaba en mi, una, dos, tres embestidas y me tenia gritando por mas, ante mi primer suplica se detuvo, me miro esperando.

-mas- pude decir mientras empujaba otra vez y esperaba, seguí pidiendo cada vez con más fuerza en sus embestidas y mas deseo reflejado en mi voz, se detuvo a nada de venirme, lo mire confundida.

-pídemelo, dime qué quieres Bella- con voz entrecortada por la pasión.

-quiero que me hagas el amor, que entres en mí y me hagas gritar, quiero sentirte completo dentro, házmelo como solo tú sabes- suplique.

Apenas consiente de nada que no fuera él, no tardo nada en complacerme, se movía con cadencia, con hambre, con ganas de mas, poco a poco llegue al límite con sus labios en los míos y acallando los gemidos del otro, fue como cada vez, diferente, excitante, pleno.

Aun no me hablaba de amor, no decía lo que deseaba escuchar, pero quizá solo necesitaba más tiempo, para perdonar y empezar de nuevo, quizá esta sí sería nuestra segunda oportunidad, esperaba que mi amor curara sus heridas, que comprendiera mis motivos para hacer lo que hice y que supiera que también me dolía, pero jamás sería comparado con el dolor de perderlo…

Edward pvo

Verla sentada en la terraza, afuera de su recamara me detenía el corazón o lo que fuera, estaba en traje de baño tomando los pocos rayos de sol que habían ese día, apenas unas horas atrás habíamos llegado del hotel, estábamos esperando que Jacob y Nessie trajeran a Charlie, lo que tardaría pues andaban de campamento como pretexto para que no viera el consejo de vampiros y lobos planeando como rastrear a Aro.

Su mente permanecía cerrada para mí, no quería seguir así, pero tampoco podía olvidar su carta, la cual había leído apenas me entere que la encontraron. Si se despidió de mi después de todo, la verdad es que nunca hablamos sobre lo ocurrido al final de la batalla, nunca le dije cuanto apreciaba lo que perdió para conservarme, bueno, al menos con vida.

Era hora de hablar, de poner todo en orden, si no me amaba como yo a ella, entonces seguiría con mi existencia de la mejor manera que pudiera, pero al menos lo sabría, estaría consciente de que no había más nada que perder.

Tomando aire innecesariamente salí a la terraza. Apenas di un paso, salto hacia los arboles… no deseaba hablar conmigo.

Bien, no lo intentaría, me di la vuelta para entrar pero… salte detrás de ella… no lo dejaría así, no me pasaría otros tres años preguntándome como sería estar con ella. No corrió mucho, apenas entro al bosque se detuvo, me esperaba, su traje de baño estaba cubierto por una camisa, mía. Aquella que le diera cuando su sostén se rompió. Llegue hasta su lado, no me miro, solo camino despacio buscando algo. Encontró unos troncos, acomodo uno y se sentó mirándome, mientras sin explicación una lagrimas saltaban recorriendo su rostro.

Me acerque secándolas con mis dedos, el contacto provoco en ambos un gemido, su piel era mejor que en mi recuerdos de las noches pasadas, suavemente tomo mis manos soltándome apenas las alejo de sí.

-¿Por qué te fuiste?- la pregunta obligatoria.

-no soporte saber cuánto me odiabas por lo que hice- respondió.

-no te odiaba, estaba cegado por el dolor, tarde mucho en entenderlo, en perdonar, no lo que hiciste, sino que lo hayas pasado sola, ¡debiste confiar en mí! ¡¡dejarme protegerlos!! ¡¡¡fuiste irresponsable al dejarme fuera de algo que nos afectaba a los dos!!! ¡¡¡¡ y después solo te desapareces, castigaste a la familia por algo que yo hice!!!!- fui aumentando el tono mientras el coraje se apoderaba de mi de nuevo, hasta terminar gritándole.

-Edward yo…. – escuche decir antes de verla correr entre el bosque.

Demonios, la chica regresaba después de tanto tiempo y yo con mi cero delicadeza de siempre la hacía llorar y correr al día siguiente, mas me valía no dejar que se fuera o mi familia me despellejaría, despedazaría y después me arrojarían al fuego. Me lance detrás de ella, su olor era fuerte con cada metro de recuperaba, la encontré junto a una raíz, el árbol de la primera vez. El corazón aun era visible, las letras se habían borrado un poco.

-Bella, perdóname, yo…, es que…- puso su sus dedos sobre mis labios, su contacto borro todo pensamiento coherente.

-tienes razón, salí corriendo y sí, también tienes razón en decir que soy irresponsable y además tienes razón al culparme por la separación y el dolor causado a la familia, pero debo decir en mi defensa que pensaba que no me amabas y con el asunto del bebe yo no sabía en donde estábamos, jamás me hablaste después de “eso”. Jamás dijiste nada aparte de esa noche, te cerraste para mí, me evitabas, no soportabas siquiera estar cerca- lloro una vez más.

-entonces ¿quieres saber que siento?- pregunte sabiendo la respuesta.

La sonrisa que se dibujo en su rostro, la primera desde que regresara, la primera de verdad, casi me puso de rodillas.

-si- respondió apenas en un susurro.

-bueno, me enfade mucho al principio, cuando supe que sabias de tu “condición”, no entendía como habías podido preferirme a mí y no comprendía lo que para ti significaba el haber renunciado a su vida para conservar la mía, no estaba más enojado contigo de lo que lo estaba conmigo, se supone que era mi trabajo, protegerte, protegerlos y no pude hacerlo, Melisa fue quien me hizo entenderlo, que ella arriesgara su vida por nuestra hija se debió a que yo nunca estuve en peligro, me confesó que de haber estado en tu lugar, habría hecho lo mismo, porque en ese tiempo nos amábamos de verdad. Para cuando esto paso, tu ya no estabas, incluso me regreso el anillo con el que le pedí matrimonio, decía que si nos había dado felicidad juntos quizá contigo
fuera mejor y duradero, yo esperaba encontrarte, pero te busque en la cuidad, con Ty, al no encontrarte y entender que no te convencería de nada, me marche, jamás regrese a casa hasta la boda de Melisa.

-mi carta, nunca la viste- entendió -no en ese momento, Alice me la entrego, nunca entraron a
mi habitación hasta que decidieron ir por mí, no la leí hasta que supe te habían encontrado. Perdóname, te fuiste con el corazón roto y no fui capaz de seguirte- dije al tiempo que la abrazaba, su calor me derritió.

Nos fundimos en un abrazo, sin fines sexuales, solo sentirnos uno en brazos del otro, la escuche llorar de nuevo. La abrace más fuerte, solo quería borrar todo el dolor que había en su corazón, pero tal vez llorar le haría bien, al menos sacaría su amargura.

-te amo, perdóname…-

-calla, no digas mas, fue mi culpa, solo no te vayas nunca de mi lado, te amo- respondí al tiempo que la besaba lenta y suavemente.

-¿entonces estamos bien?- pregunto aun preocupada. -solo si me perdonas y te quedas conmigo digamos la eternidad completa- pregunte besándola un poco más.

-no sé, con tu historial tendré que cuidarme en 200 años, o cuando otra neófita aparezca- dijo en broma, arrugue el ceño, no era gracioso, aunque después de pensarlo me reí.

-no, no habrá más mujer que tu y no habrá más hombre para ti que yo- agregue en tono posesivo
-¿lo prometes?-

-lo prometo- finalice besándola mientras deslizaba mis manos por debajo de la camisa, intentando llegar al sostén del traje de baño.

El viento hacia que su cabello nos rodeara, abrazados fundidos en uno. No vimos le peligro, no lo sentimos llegar.

-que romántico, Romeo y Julieta versión para adultos, ¿así que este es el motivo por lo que te negaste a estar a mi lado?...-
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Buen inicio de semana niñas, aki les dejo el capi del sabado, una disculpa por la tardanza, temo que hay problemas con el blog en cuanto a lo que nos permite hacer y mientras estos no se soluciones estare dependiendo de Claire, Sky o Lulla, besitos nenas y recuerden votar y comentar. con amor Alejandra Rivas ;)