lunes, 9 de mayo de 2011

Entre dos tierras













Sumary:
Melisa llego a la vida de Edward, como un aire fresco, peleo por ella contra su propia naturaleza, la hizo su esposa, lucharon juntos defendiendo lo más amado para ambos, su hija. Pero tras 200 años… ¿se le acabo el amor? ¿Puede un ser eterno, cansarse de la eternidad?




Bella estaba destinada a morir… y murió. La vida como la conoció cambio por completo dándole una perspectiva completamente diferente de lo que la existencia significaba. Se convirtió en el destino de un hombre y la familia de este pero… ¿será capaz de convertirse en el proceso en la otra?




Edward estaba destinado a ella… solo que no espero al destino. Se aferro a una mujer que le hizo feliz pero… ahora que ella aparece… ¿Será tarde? ¿Será capaz de dejar atrás todo por una mujer?






Cuando lo único que Bella tiene es a los Cullen como familia, ¿será suficiente el amor que siente por ellos para salvarlos? ¿Para salvarse? ¿Para ser feliz?






Cuando el amor inmortal llegue a Edward bajo el nombre de Bella ¿perdonaría lo que ella dejo morir en pos de salvar a todos los demás?




















::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::







Capitulo 6.- De encaje, algodón y seda…




Bella pov




-Emmet, me encantan tus bromas, pero si haces referencia a una vez más al cine mudo, te usare como soporte principal de la sala- amenace con cero seriedad.






Sonrió asintiendo.






-Rosalie, amo tus zapatos, por favor los que uses y deseches, herédamelos, me encantan son geniales, no importa que Alice se horrorice, son neófita no podrá conmigo- recordé lo de úsese y tírese de la chica en cuestión.






Me abrazo con ganas mientras mirábamos a Alice y su cara de horror.






-Jasper, gracias por canalizar todo lo bueno hacia mí, te pido que no lo intentes cuando estoy de mal humor, créeme, sospecho que con una mirada te haría llorar, aun si los vampiros no lo hacemos- lo abrace apenas menos fuerte de lo que me habría gustado.






Me devolvió el gesto dejándome un beso en la cabeza.






-Alice, adoro las compras, creo que deberíamos irnos a Europa y ver la nuevas tendencia, Dolce & Gabanna presentan un espectáculo este año y ni te digo de los desfiles de Viena, aunque quizá eso tu ya lo sepas- la abrace más fuerte.






-tenemos que ir- dijo casi brincando conmigo aun una en brazos de la otra.






-Carlisle, eres el hombre más guapo que he conocido de casi 700 años ¿qué crema usas?- le deje un beso en la mejilla después de dar un salto pequeño para alcanzarle.






-ríete jovencita, ya llegaras a mi edad- dijo abrazándome.






-Esme, gracias por todo- finalice mi discurso abrazándola tan fuerte como pude sin romperla.
Su sonrisa siempre amorosa fue mi respuesta antes de que me besara y abrazara mas fuerte.
Me gire lentamente hacia Edward.






-“gracias por ayudarme todo este tiempo, ahora te pido que mis pensamientos se queden entre los dos, pero solo porque aun no encuentro la manera de evitar que los escuches”-






-me parece justo- Me respondió.






-ven te enseño mi colección de zapatos y Alice tiene una bodega debajo de la cochera con todo, es hora de que escojas a tu gusto. Y por supuesto que puedes quedarte con todos los zapatos que están ahí, son zapatos que ya no uso pero están casi nuevos, pero hay otro armario donde están mis zapatos de temporadas, es decir los uso muy poco porque ya no están en el mercado y la verdad no dejo que Alice regale los que sí me gustan, a veces me los pongo de nuevo- finalizo Rosalie, mientras ambas me jalaban hacia la cochera.






-hum, necesitara un auto- escuche a Emmet decir antes de que bajara, aunque la verdad podía escuchar a todos todo el tiempo.






-Wow, ahora te compraran un auto, escoge uno muy lujoso, esa bola de vampiros tacaños, solo nos compran vehículos cada año, ¿puedes creerlo?- exclamo Alice.






-puedo escucharte Alice- dijo Emmet






-¿siempre es así en esta casa?- pregunte en cuanto pude dejar de reír.






-no, es peor, cuando Jacob esta aquí- contesto Esme entrando.






-veras al pobre de Jacob lo molestan mucho por ser lobo, le tomo casi 150 años controlarse y no entrar en fase con cada comentario de Emmet, ahora solo lo hace cuando Vanessa está en peligro, como el otro día- comento Carlisle bajando tras su esposa.






Edward pov






-bueno Bella, escoge toda la ropa que quieras, los zapatos como vez están en las paredes, en esas estanterías esta la ropa interior ¿usas verdad?- escuche a Alice preguntar en broma y sin desearlo me tense en espera de su respuesta.






¿Qué tan tímida sería con ese tipo de cosas?






-no, no siempre, de hecho casi nunca- fue su respuesta.










Emmet dejo caer el mueble que estaba acomodando, Jasper se quedo paralizado, yo estaba tan excitado que pensé nunca lograría controlar mi libido. Ojala de verdad no usara.






-sabes que los muchachos te pueden escuchar, ¿verdad?- pregunto Esme mientras Carlisle sofocaba una risa y las chicas se doblaban de las carcajadas al escuchar el horror reflejado en la respuesta de Bella.






-carajo, lo olvide- fue su único comentario.






-sí, eso pensé- contesto Esme riendo también.






-bueno terminen con esto, chicas si da tiempo iremos al concesionario hoy, Emmet tiene razón, necesitas un vehículo, así que escogerás uno por catalogo, cada año nos mandan los modelos de temporada así que podrás escoger de entre muchos así como otras cosas que seguramente necesitarás, por el dinero no te preocupes, en esta familia eso no es problema y tu eres de la familia- le dijo Carlisle.






-gracias- fue lo único que pudo responder antes de recordar a su padre biológico.






El momento en que le regalo su primer coche, una monstruosidad roja y vieja pero que Bella adoraba. Solo por un momento se permitió sentirse miserable por ello, sintió dolor pero no lo dejo salir, estaba controlándolo muy bien.






-“Edward, esto es privado”-






-lo siento- dije desde la sala, mis hermanos me miraron, hice un gesto de cero importancia.
Después pensé, ¿cómo lo supo?






-“puedo canalizarte también”-respondió sin emitir sonido alguno.






Huy sus habilidades crecían.






-“Puedes leer a Jasper o a alguien más”- pensé de nuevo.






Silencio, bien, no me había escuchado pensar, era tranquilizador.






-“si te oigo y no, no puedo con nadie más, quizá solo es reflejo de tu habilidad, ¿de verdad prefieres que no use ropa interior?”-






-“Hum, hagamos un trato, yo me quedo fuera de tu mente si tú te quedas fuera de la mía”- pensé.






-hecho- le escuche decir.






-¿que está hecho?- Pregunto Rosalie.






-mi elección sobre la lencería, creo que esto me gusta, vamos a la ropa, si todo está en bolsa, ¿cómo voy a saber lo que escojo? – pregunto.






Bella pov






-es muy fácil, las telas también tienen olor especifico, ¿qué te gusta?, te ayudo- me contesto Alice, mientras Rosalie hacia lo mismo.






-bueno, me gustan las blusas de algodón, de seda, casi cualquier cosa que no sea sintético en su totalidad, los jeans, la cachemira, creo que me gusta todo, pero tengo que ver la prenda –






-bien eso complica todo, porque todo lo que mencionaste están en esta bodega, así que tengo otra idea, escojamos un poco de cada cosa y las llevamos arriba, las revisas y te quedas con lo que te guste.






Y así 7 horas después tenía mi guarda ropa lleno, los cajones repletos de lencería, una pared llena de zapatos, un cuarto perfecto, los vampiros se movía muy rápido, apenas unos días de mi “nacimiento” Carlisle había comprado todo para una recamara nueva, junto a la Edward. Y así mi habitación estaba en el tercer piso, hicieron un balcón grande, tipo terraza, donde había unos muebles metálicos, una especie de piscina para varias personas, un ariete de jardinería.






Todo sobre el techo de la casa, así nuestros cuartos tenían una salida hacia el bosque, las cuales eran unos ventanales del tamaño de la pared. Y la otra hacia el techo – terraza. Era muy hermoso realmente. No me habían dejado verlo hasta que estuvo terminado. Una semana después. Justo cuando empecé a hablar.






-¿te gusta la terraza?- me pregunto Edward acercándose por atrás.






-sí, es preciosa, no debieron preocuparse tanto, una recamara sencilla habría sido mejor, es dos veces más grande que la tuya- exclame mientras me daba vuelta hacia él.






- Alice fue quien tuvo una visión, hum y esta recamara se presta para lo que según ella pasara, así que decimos hacerle caso como siempre y la construimos según sus indicaciones- me respondió acercándose un poco más.






Tomo mi mano, suavemente.










-Edward no, esto no está bien, yo no sé como… no podre controlarme siempre, no lo hagas difícil para mí, sabes cuánto me gustas, pero no lo dejare pasar a mas, te suplico te mantengas lo mas alejando posible, evitemos estar a solas, eso lo hará más fácil, la atracción no es suficiente para arruinar tu matrimonio - susurre esperando que nadie más lo escuchara.






Me aleje de él saltando por la terraza hacia el bosque. Lo mire parado junto al barandal, mirándome. Me dirigí a la entrada trasera de la casa.






Edward pov






Pase la noche platicando con todos, ya no quería regresar a mi casa, sin Melisa estaba muy solo y prefería quedarme en la sala hasta que la recamara de Bella estuvo lista, aunque en los pasados días la mayoría de las veces nos quedábamos en mi antiguo cuarto platicando todo el tiempo o escuchando música, viendo las estrella desde la ventana a veces todos los hijos Cullen, a veces solo Bella y yo. Ahora estábamos todos en la terraza nueva. Disfrutando de la noche.






Bella se veía tan hermosa, llevaba una blusa de seda con florecitas moradas en un fondo blanco de tirantes, unos jeans ajustados y sandalias sin tacón. Cero maquillaje, su perfume me envolvía por completo, estaba sentada junto a Rosalie, platicando de zapatos y con Alice hablaba de desfiles, con Carlisle platicaba de avances médicos y libros; a Esme le ponía toda la atención cuando está hablaba de decoración, dando una opinión muy profesional de vez en cuando, con Emmet comentaba sobre las luchas de la televisión, ella aseguraba que el gran Kali era mejor que Big Show, Emmet se ofendía y rebatía sus comentarios.






Con Jasper comentaba sobre técnicas de relajación y a veces discutían sobre alguna posición de yoga, sobre cual era mejor para relajarse aunque hablar de ello les hacía enfadarse. Hablaba con todos, pero conmigo solo lo esencial, a pesar que sentía como le costaba mantenerme lejos, tanto como me dolía a mí. También ella me dejaba.






Me daba cuenta como cada vez me gustaba más estar cerca de ella y como ella que antes esperaba ansiosa poder estar conmigo, ahora trataba de evitarme en lo posible, por más que trataba de ocultar de mí sus pensamientos, estos giraban constantemente sobre lo que sentía, cada vez era más grande su atracción por mí y a veces la palabra amor surgía pero la desechaba de inmediato, siempre recordando y recordándome que no era libre, que aun estaba con Melisa, mientras no regresara y me dijera adiós definitivamente, seguía siendo mi esposa.
Y yo no quería que me dijera adiós, digo lo amo, es la mujer que escogí para pasar mi existencia, es la adecuada... ¿o no?






Bella encajaba entre nosotros a la perfección, se relacionaba con todos como si nos conociéramos de años y apenas llevaba unas semanas, no se portaba como neófita, era educada, comprendía las diferencias entre lo correcto y lo que no, quien la viera podría pensar que era vampiro desde hacía mucho, era algo tan extraño, solo Melisa había conseguido eso, pero Bella la superaba por mucho en el sentido de la relación con todos en casa, había conseguido hacerse amiga de Rosalie, Melisa se llevaba bien con ella, pero no era ni la mitad de lo que Bella tenía con mi hermana.
Mi esposa tampoco hablaba con Alice de compras, o de luchas o de decoración, la relación con ella era diferente.






¿Me habré adelantado 200 años?






¿Me habré equivocado sobre la mujer que debía esta a mi lado?






¿Me aferre a lo que no debía tener y ahora que Bella llega es muy tarde…?










::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::















hola chicas, lamento la demora, tengo problemas con el internet en mi casa y he teido





que esperar hasta hoy para usar el inter del restaurante donde como.










mis niñas etare ausente del blog desde hoy (en cuanto suba el fic correspondiente) ya q me voy de viaje por 5 días, espero el martes siguente estar de vuelta con ustedes.










no entren en crisis, Claire se ha comprometido subir los fics del miercoles, jueves, viernes y domingo. confiemos en ella. jajajaja.










les kiero mucho, ya saben que hacer, comenten y voten.










Con Amor Alejandra Rivas ; )

5 comentarios:

nats *-* dijo...

holaa alee (:
aww :3
habloooo (:
yy yy habla con todosss
edward es perfecto para ellaa y ella para el

diana dijo...

wuou siii por finnn me encantaa pero pregunto no saltamos el capi 5?

Anónimo dijo...

me encanto, y ya ed se esta dando cuenta que tal vez melisa no es la mujer correcta. jajjajajjaa odio a esa melisa.
espero que suban pronto los demas fic.



HOLA DIANA. OYE EL CAP. 5 SI LO SUBIERON. BUSCALO HASTA ABAJO DEL BLOG. O EN ARCHIVOS VIEJOS.

nydia dijo...

Hola Ale me encanto y dios como adoro a esta Bella me fascina como se a acoplado a la familia Cullen...Sigue asi...Besos....

-Ѽ..MaaRiie CulleN WaaYlaanD..Ѽ- dijo...

Hola, Ale!!!
bueno io solo digo, q si Edward! te adelantaste 200 años!!!
osea!!! wow!!! hehe... mmm.. q pasara entre melisa y edward? y vanesa?
y entre bella y edward??

uff!!!! hasta el domingo!!!
bss!!!