domingo, 22 de mayo de 2011

Entre dos tierras

Sumary:


Melisa llego a la vida de Edward, como un aire fresco, peleo por ella contra su propia naturaleza, la hizo su esposa, lucharon juntos defendiendo lo más amado para ambos, su hija. Pero tras 200 años… ¿se le acabo el amor? ¿Puede un ser eterno, cansarse de la eternidad?


Bella estaba destinada a morir… y murió. La vida como la conoció cambio por completo dándole una perspectiva completamente diferente de lo que la existencia significaba. Se convirtió en el destino de un hombre y la familia de este pero… ¿será capaz de convertirse en el proceso en la otra?


Edward estaba destinado a ella… solo que no espero al destino. Se aferro a una mujer que le hizo feliz pero… ahora que ella aparece… ¿Será tarde? ¿Será capaz de dejar atrás todo por una mujer?


Cuando lo único que Bella tiene es a los Cullen como familia, ¿será suficiente el amor que siente por ellos para salvarlos? ¿Para salvarse? ¿Para ser feliz?
Cuando el amor inmortal llegue a Edward bajo el nombre de Bella ¿perdonaría lo que ella dejo morir en pos de salvar a todos los demás?



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Capitulo 10.- Detalles.


Bella pov


Las clases seguían su rumbo, la rutina había cambiado, llegábamos cada quien en su auto, Rosalie con su descapotable rojo, siempre el mismo auto, diferente motor. Emmet con sus adorados Jeep último modelo, lo cambia cada año, Alice con su inseparable deportivo amarillo cada año uno nuevo, Edward con su Volvos, el de este año era un Xc60, el cual cambiaba cada que el nuevo modelo saliera y por su puesto este año mi hermosa H3 Alpha en rojo Merlot, los 4 coches juntos en el estacionamiento, llegando uno tras otro, llamaban la atención, al igual que las hermosas criaturas que descendían de ello, Jasper era el único que no sacaba su coche, un mercedes del mismo modelo que Carlisle usaba pero en Azul.


-Wow, si me prestas tu Hummer te vendo mi alma- dijo Greg, mientras se adaptaba a mi paso.


Yo caminaba en el centro, a mi derecha Rosalie, a mi izquierda Alice, los chicos justo detrás de nosotras, cada uno detrás de su chica, bueno en el caso de Edward no le queda más remedio que ir de tras de mí. Siempre entrabamos todos juntos, la formación parecía de películas, del estacionamiento al edificio de entrada de la facultad.


De ahí, nos separábamos cada quien a sus clases, nos juntábamos en la cafetería y nos dividíamos de nuevo por géneros para las clases extracurriculares, ya que nosotras habíamos entrado al club de baile y ellos no querían ni escuchar del tema. Ya cambiarían de parecer.


-no, me des ideas- jugué con él.


Nos separamos todos en la entrada. Como cada día al término de las clases nos juntamos en la cafetería.


-nunca me han contado de donde sale el dinero para los coches, las casas, la ropa, todo, digo Carlisle trabaja pero son hospitales públicos, no le pagaran mucho y aunque ahorrara todos los sueldo de su vida, no alcanza para mantener el estilo de vida de todos ustedes- dije apuntando a cada uno, durante el receso.


-¿y tú qué?, TU eres la única que vive de Carlisle, enana- señalo Emmet haciéndose el ofendido.


-yo soy un bebe, ¿recuerdas?- dije haciendo referencia a que mi año de neófita no terminaba todavía.


-todos tenemos cuenta de banco, bueno muchas cuentas en los bancos de todo el mundo, la primera de cada uno fue regalo de Esme y Carlisle, cuando nos convertíamos, abrían una especie de fideicomiso, cada 80 años las cambiamos de nombre pero siguen siendo nuestras, esas cuentas han generado interese que se resumen en millones después de 300 años, pero además todos hemos trabajado en algo a lo largo de nuestras vidas, lo que nos ha dado más dinero todavía, los autos los compramos con nuestro dinero, los fondos del fideicomiso no se tocan, solo en emergencias y nosotros no las tenemos, mira, Alice cada tantos años trabaja de diseñadora de modas, gana millones en cada vez, los que le permite incrementar su fortuna, además es dueña de dos casas de moda de mucho renombre. Rosalie arregla autos y también gana montones, además de que junto con Esme y Alice cada tanto hacen un negocio de Decoraciones, lo cual también le deja muchísimo, Carlisle cada pocos años saca libros, tiene varios por todo el mundo con diferentes Nicks, así como Edward quien ha compuesto innumerables obras maestras, así que prácticamente vive de las regalías, créeme es quien más gana de todos nosotros, aparte cada tantas décadas, imparte clases en algún instituto o conservatorio, Jasper hace seminarios de Sicología, escribe libros y tiene audios, lo que lo hace tan rico como nosotros, Melisa trabaja como profesora de vez en cuando, aunque su dinero proviene del fideicomiso, es la única que no ha encontrado todavía lo que le gusta realmente, pero no le gusta mucho comprar cosas, así que le va bien con lo que gana cada que trabaja y así es Renessme, pero ella prefiere los deportes de riesgo y a veces gana mucho como instructora, Jacob le ayuda, cada tanto se van a otra ciudad y montan un negocio de esos, ganan bien, lo cierran y se cambian. Yo he trabajado de modelo, luchador y entre Rosalie y yo hemos diseñado varios de los sistemas de autos que se usan en el mundo-finalizo Emmet sonriendo.


-entonces ¿la única mantenida soy yo? –pregunte mirándolos.


Mi rostro reflejaba seguramente mi preocupación, debía hacer algo, al terminar la universidad, si lo podía hacer, construiría cosas, haría mi propia fortuna.


-eres un bebe, ¿recuerdas?, tienes al menos una década para escoger que te gustaría hacer y después hacerlo, además tienes toda la eternidad para hacerte rica- me respondió Jasper.


-cierto, se me olvidaba la parte que dice que soy inmortal- bufe antes de reír.


Recorrí con la mirada toda la cafetería, estaba buscando a alguien pero no había rastros de él, aun no recocía su olor de entre tantos. De pronto lo vi, sentado a unas 2 mesas de nosotros, siempre cabizbajo, siempre solo, mi marchito corazón dio un brinco. Y me acorde de las palabras de Greg. Tenía un plan y lo seguiría, Greg sería mi instrumento.


Pero necesitaba que se acercara a mi primero, no podía poner en peligro a mis hermanos. Dejaría que pasaran unos días, después de todo no podía aventarme de cabeza en algo así, existía la posibilidad de que descubriera que era la misma persona, tenía que hacer algo para llamar su atención sin ser directa, si tenía que involucrar a toda la universidad lo haría, después de todo ya no era Bella Swan ahora era Isabella Cullen. Gran diferencia.


Y mi oportunidad llego.


-Bella, chicos, iremos todos a una playa que se llama la Push, ¿quieren venir?- pregunto Greg sentándose a mi lado.


Mientras Edward ponía cada de fastidio, ese era su lugar, de mala gana se sentó en la otra silla ante la mirada divertida de los demás. Yo fingí no darme cuenta y centrar toda mi atención al tipo.


-¿La Push? ¿Qué esa no está en Forks?- pregunte a mi vez.


-¿la conoces?- pregunto de nuevo.


-Cariño, nosotros venimos de Forks, pero te diré algo, te presto mi H3 si me consigues algo que deseo más que casi nada –dije guiñándole un ojo.


Sentí como Edward se tenso, todos los sentimos, clavo su mirada en mi, tratando de entrar en mi mente, lo mire fijamente


-“ni lo sueñes Cullen, ya te espere demasiado, me ofrecí a ti y me rechazaste, aguante ahora”-


Era la primera vez desde aquella noche que nos decíamos algo aparte de lo reglamentariamente necesario.


Y solo frente a Esme, para no hacerla sufrir.


-“¿qué demonios pretendes?”- pregunto.


-“no es de tu maldita incumbencia, deja de leerme o te juro que no te gustara lo que encontraras”-


-¿de qué se trata?- pregunto Greg con cara de seguro-me-pide-mi-alma.


-no te asustes no te pediré tu alma – sonreí inocentemente –ven, acércate, no quiero que nadie lo escuche- mientras con mi dedo hacia señas para que se inclinara.


Lo hizo y la mirada de Edward se volvió negra. El dorado de sus ojos salió corriendo.


-vez al chico de playera negra sentado en esa mesa – apunte a Ty- me gustaría que entrara al club, lo necesita, no preguntes mis razones, solo consigue que lo haga y no solo te prestare mi H3 para que vayas a la Push, te la daré con gasolina y te daré efectivo para la gasolina de regreso, ¿Qué dices, te animas?- finalice sacando unos billetes de mi cartera.


Cortesía de mi nuevo papa por supuesto.


-tengo más de donde salen estos- comente mostrando unos billetes de 20 dólares y otros de 50.


Escuche silbar a Edward. Todos habían escuchado lo que le dije. Ty lo ponía celoso. Su problema. No debía, era casado. Sentí la ola de calma emanando de Jasper, al no parecer suficiente, la intensifique. Se levanto molesto, en minutos le habría calmado, pero se marcho. Nos miramos los demás. Alice hizo una mueca de contrariedad, pero fue lo único.


-¿Me acompañan al servicio chicas?- dijo Alice mirándonos a Rosalie y a mí.


-sí, espera - le pedí- entonces que será Greg, ¿sí o sí? –pregunte mientras me levantaba.


-bien la ida es este fin de semana, tengo 4 días, 5 si empiezo desde hoy y creo que si…-


-no, tienes 3 días empezando hoy, lo quiero en la clase del Jueves también o no hay trato cariño- le dije dejando un beso frio en sus labios.


Camine tras mis hermanas hasta el baño, Rosalie reviso que estuviera vacio y lo cerro por dentro. Las mire extrañada, eso parecía una emboscada y de eso yo sabía, acababa de hacer una.


-¿Qué carajos te propones Bella? –me soltó de golpe Rosalie.


-¿de qué hablas?- pregunte realmente sin saber a qué iba todo esto.


-no te hagas la tonta, que es eso de que quieres a Ty en la clase ¿y quién demonios es Ty? sabes que Edward se pone celoso de verte con cualquier otro, ¿porqué lo haces? ¿Qué pretendes? ¿que pierda la cabeza y haga una estupidez? tu no conoces a Edward como nosotras, la última vez que se enamoró lo desafió todo, vampiros, lobos, Vulturis, todo, no hagas que se ponga así otra vez, lo lastimas, no entiendo qué pasa con ustedes, creo que se aman, pero a veces parece que ese odian y no se cual es peor considerando que Melisa regresará y ojala sea pronto, no creo que ustedes aguanten así mucho tiempo- dijo Rosalie sentándose en la barra de lavabos.


Suspire, mis hermana merecían una explicación.


-recuerdan la semana pasada cuando me fui temprano, lo hice porque vi a mi ex-prometido, Ty, no es ni la sombra de lo que fue mientras estuvo conmigo, no pretendo decirle quién soy, solo trato de que recupere la vida que yo le quite al marcharme, mírame Rosalie, soy inmortal, jamás tendré que preocuparme por morir, por no tener tiempo de hacer algo con mi existencia, ¿pero él? está dejando pasar su vida mientras llora mi muerte, una muerte que no ocurrió porque aunque no sea humana sigo viva, soy en esencia yo, la chica de la que se enamoro y la estúpida que se enamoro de tu hermano casado. Y mi situación con Edward no tiene remedio, mientras él este con Melisa yo no seré nada serio, además ya fracase al intentar seducirlo- dije sin voz.


-¿Qué quieres decir con eso? –me pregunto Alice.


-Esa noche el entro a mi cuarto, me abrazo, me hizo compañía y por un momento me deje llevar, me olvide de todo, su esposa, hija, su pasado, solo existía él, le pedí que me hiciera el amor, dijo que no, que no estaba pensando bien, que me arrepentiría después, en otras palabras me rechazo amablemente y eso fue más de lo que pude soportar, porque él tuvo el coraje de decir no, dijo que no, aunque le estaba suplicando, se imaginan ¿yo suplicándole a un hombre casado que faltara a su matrimonio? cuando según era yo la que no quería, me sentí tan sucia mientras le escuchaba darme el avionazo que no pude contenerme y salí llorando por la ventana, debo darle asco si ni siquiera me hablo después. Así que solo me queda odiarme por eso y resignarme a que no será para mí, lo último que le dije fue que se arrepentirá de rechazarme. Después de eso no pretenderé pensar que me tomara en serio. Creo que me odia por provocarlo, pero me deje llevar por el momento. Así que tiene toda la razón para hacerlo. Y tal vez sea mejor, al menos no lastimaremos a más gente en el proceso. A Melisa por ejemplo – dije llorando otra vez.


-ay cariño, lo amas más de lo que piensas- dijo Alice abrazándome.


Y me quede ahí llorando entre los brazos de mis hermanas mientras el amor de mi vida seguía lejos de mí.



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



aki esta el capi de hoy chicas, con amor Alejandra Rivas ; )

5 comentarios:

nats *-* dijo...

u.u
cosiitoooo
ty pobrede el -.-
y y y se aman pero porque racciono asi??

ROSS dijo...

Dios mio la historia se pone cada ves mas buena....sigue escribiendo porfavor que me encanta esta historia...:)
Me gustaria que Ty se combirtiera en vampiro para que pueda estar con bella, y que Ed se de cuenta que su lugar esta con Mellisa......

wen liss dijo...

ahh esta genial el capitulo ahh amoo a ed ahh estoy enojada con bella no comprende que el lo que quiere es su bien y que ella no se sienta mal pff me enoja bella arrg juumm pero me parece bien que ayude a ty pobresito rayoos ya quiero leer que hara ed rayoos un mellisa espero que lo deje para que asi ed y bella esten juntos ahh ya quieroo el otro capitulo

diana dijo...

hay hay dioss!1 encima hay q esperaar q decide la señorita melisa no no no es justtoooooo

nydia dijo...

dios que espera Edwar pero que pasara con su ex...Sigue asi...BESOS....