sábado, 21 de mayo de 2011

Entre dos tierras


Sumary:


Melisa llego a la vida de Edward, como un aire fresco, peleo por ella contra su propia naturaleza, la hizo su esposa, lucharon juntos defendiendo lo más amado para ambos, su hija. Pero tras 200 años… ¿se le acabo el amor? ¿Puede un ser eterno, cansarse de la eternidad?


Bella estaba destinada a morir… y murió. La vida como la conoció cambio por completo dándole una perspectiva completamente diferente de lo que la existencia significaba. Se convirtió en el destino de un hombre y la familia de este pero… ¿será capaz de convertirse en el proceso en la otra?


Edward estaba destinado a ella… solo que no espero al destino. Se aferro a una mujer que le hizo feliz pero… ahora que ella aparece… ¿Será tarde? ¿Será capaz de dejar atrás todo por una mujer?


Cuando lo único que Bella tiene es a los Cullen como familia, ¿será suficiente el amor que siente por ellos para salvarlos? ¿Para salvarse? ¿Para ser feliz? Cuando el amor inmortal llegue a Edward bajo el nombre de Bella ¿perdonaría lo que ella dejo morir en pos de salvar a todos los demás?


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Capitulo 9.- El pasado siempre nos alcanza.


Bella pov


El curso en la universidad había empezado tres semanas atrás, Edward había dejado de acosarme, no sabía si sentirme agradecida o decepcionada, las clases estaban bien, sorprendentemente todos tomamos las misma clases generales, por lo que solo nos separábamos para las especialidades, Jasper había tomando Sicología, Alice Diseño, Rosalie y Emmet mecánica, Edward música y yo ingeniería civil, era parecido a la arquitectura pero más enfocado en estructuras y demás cosas derivadas a la construcción.


Nos reuníamos en el comedor, discutíamos las clases, era agradable, Edward siempre se sentaba junto a mí, era lindo, volvíamos a ser amigos, las bromas de Emmet nos sacaban de quicio pero así era él, Jasper trataba de controlar los enojos de Rosalie, no lo conseguía.


-Bella, ayuda por favor- decía cuando el enfado de Rosalie era mayúsculo.


Lo cual sucedía cada que las porristas aparecían en sus mini trajes y claro el idiota de Emmet no les quitaba la vista de encima.


-hola, hum, ¿te acuerdas de mí?, estamos juntos en Hidráulica, ¿con el profesor Weiz? Soy Greg- me dijo un chico como de 20 años, mientras era intimidado por los tres vampiros hombres ahí presentes.


-sí, claro te recuerdo, el chico de las densidades, ¿en qué te puedo ayudar? – pregunte girándome para verlo de frente, dando la espalda a mi milagro ajeno.


Edward.


-hum veras, te vi bailando el otro día, con tus...- señalo a las chicas


-hermanas, disculpa, ella es Alice, Rosalie, Emmet, Jasper y Edward- finalice presentándolo.


-hola, soy Greg, como te decía, te vi bailando y pensé que tal vez te gustaría formar parte del club de baile, apenas se está formando y estamos invitando a las personas, básicamente se impartirá, tango, salsa, tejano, algo llamado “Quebradita”, hum no se varios ritmos y se pretende hacer un evento para fin de año, las ganancias se donaran a obras de beneficencia, este año le toca a la universidad y los responsables seremos los del club de baile. , ¿Te interesa? –pregunto esperanzado.


-Wow, un club de baile, mira honestamente no sé, porque tengo muchas materias y aun no me acomodo al ritmo, pero dame unos días y te respondo ¿te parece?- excuse.


Probablemente le diría que no pero no quise desilusionarlo tan rápido. la convivencia con los humanos era algo que los Cullen no hacía mucho, por razones obvias.


-claro, de todos modos empezaremos hasta la otra semana, así que tienes tiempo de pensarlo- respondió con rapidez.


-¿podemos entrar nosotras también?- pregunto Rosalie,


Vi a Emmet mover levemente la cabeza. Lo ignoro por completo. Ella estaba tomando venganza, esa rubia era de cuidado.


-claro, mientras más mejor, igual ustedes muchachos si les interesa pueden inscribirse, no hay cupo limite, solo se requiere tener pareja para poder ensayar, si no tienen ahí se consigue- finalizo mirándome.


-sí, bueno te avisaremos, gracias –respondí mientras me sentaba hacia el frente de nuevo.


Estábamos comentando la posibilidad y convenciendo a Emmet que aceptara cuando lo vi. Mi corazón o algo así, se fue al suelo, me quede en blanco, sin respirar, sin pestañear, solo mirándolo, no recordaba esa tristeza en sus ojos, su caminar encorvado, me tense, deje de escuchar a los demás, no sentí que me movían o hablaba o nada, hasta que Edward me tomo de la mano y me mordió, reaccione soltando una sola palabra antes de poder detenerla.


Ty.
-hum, tengo que irme chicos, los veo en casa- dije antes de que pudieran detenerme o preguntarme, ni Edward tuvo tiempo de leer mi mente.


Salí tan rápido como el paso humano me permitió. Directo a mi H3, no pare hasta llegar a casa, subí corriendo y me encerré en mi cuarto.


En la tarde entro Edward, no había salido en todo el día, se acostó en la cama junto a mí, me abrazo sin decir nada. Se quedo ahí haciéndome compañía, en silencio. Por un momento me permití olvidar todo lo que se nos interponía, su esposa, su pasado, mi reticencia a ser su amante, todo.


Solo me deje llevar por el sentimiento de tranquilidad que me daba el estar en sus brazos, sintiendo su aroma, su calor, el deseo que nos fundía los cuerpos y del que teníamos que renegar porque era lo correcto.


-¿me dirás que te pasa, cariño?- pregunto en un susurro, mientras me apretaba un poco mas y respiraba sobre mi cabello aun húmedo por la ducha.


-no, pero como se que insistirás mejor lo suelto de una vez, vi a Tyler, mi prometido-dispare sin titubeos.


-¿tu prometido, aquí?- pregunto mientras se tensaba por completo.


-sí, siguió con su vida, esta universidad era una de las opciones que habíamos platicado antes de mi diagnostico, ambos queríamos venir, probablemente lo habríamos hecho, pero la maldita enfermedad se llevo todos mis sueños. Tenía planes, ¿sabes?, antes de su propuesta de matrimonio forzada, habíamos platicado sobre la posibilidad de vivir juntos cuando yo lo alcanzara en la universidad, era mayor que yo 2 años, mientras terminábamos de estudiar, queríamos casarnos, tener hijos y amarnos hasta envejecer- dije con la voz rota.


-lo siento Bella, no sabía que esto te causaba tanto dolor, no te habría preguntando- se disculpo, abrazándome más fuerte.


-bueno, en algún momento tenía que sacarlo, me alegro que seas tú quien esté a mi lado… quiero algo que pedirte- dije sin pensar demasiado, si lo hacía me arrepentiría.


Me miro esperando.


-“hazme tuya”-


Se congelo ante mi petición, me miro largo rato, mientras sopesaba si me encontraba drogada o algo así.


-“te arrepentirás mañana, cuando no estés deprimida, si aun quieres, sabes que no dudare en hacerlo, pero creo que no es el mejor momento justo ahora. No estás pensando con claridad, no quiero aprovecharme y que mañana me odies y te odies a ti misma, te amo demasiado para hacerte esto”- mientras se levantaba de la cama.


Lo mire con odio, sabía que tenía razón pero que me rechazara así, justo cuando prácticamente se lo estaba rogando era demasiado para mi orgullo.


Para mi dignidad.


-lo siento- dijo mientras se acercaba a la puerta.


-no lo suficiente, pero pronto lo harás- respondí mientras mi cabeza ideaba la manera de hacerle pagar esta ofensa a mi orgullo ya maltrecho.


-¿que se supone significa eso Bella?- pregunto deteniéndose en el umbral.


-significa que pronto desearas haberlo hecho y que probablemente nunca más tengas oportunidad. Ahora sal de mi cuarto y cierra la puerta- dije con dureza.
Mantuve mis lágrimas a raya, solo un segundo más.


Cuando no pude contenerlas más, brinque por la ventana y corrí hacia el bosque, sabía que Emmet me seguía, pero no me importo, esto nunca lo usaría contra mí, no era tan perverso. Cuando llegue hasta el rio, me senté en una roca, la misma en la que Edward casi me hiciera el amor el primer día.


Llore, como nunca, ni siendo humana había hecho, deje salir toda la agonía, el dolor que me causaba no estar con el hombre que amaba, llore por Ty, por la manera como su vida se había dañado por mi culpa, llore por los hijos que nunca tendría, por la vejes que jamás conocería, llore por el amor que los Cullen me daban sin que yo hiciera nada por merecerlo, llore por la mujer de quien había robado el amor de su esposo y por el dolor que le causaríamos a todos si Edward me elegía a mí y ella tuviera que irse.


Y llore aun mas por la idea de que pudiera quedarse con su esposa y entonces yo tendría que irme, ¿pero a donde? no conocía mas mundo que los Cullen y no me interesaba conocer más, ellos eran todo lo que necesitaba, lo único que hacia soportable no ver a Charlie y René.


Los recordé y llore mas fuerte todavía, llore por horas y horas, hasta que el cielo se ilumino y fue otra vez de día. Cuando mi llanto se hizo solo sollozos, sentí a Emmet junto a mí, abrazándome como el gran hermano que era, sin bromas, sin chistes, sin sarcasmo, solo un profundo amor.


-¿te sientes mejor enana?- pregunto con dulzura.


Entonces vi una faceta totalmente nueva de él, su rostro solo expresaba el infinito amor que todos los Cullen sentían entre ellos y yo era una Cullen, entendí porque Rosalie daba su vida por él. Y lo quise más todavía, por fin tenía un hermano mayor.


-mucho, gracias por quedarte, debió ser muy aburrido escucharme por horas- bromee.


-cuando quieras hermanita, ya sabes que nunca ando lejos- dijo mientras me besaba en la frente y me apretaba con su enorme fuerza de oso -deberíamos regresar, Edward no se quedo muy contento y los demás deben estar preocupados, anda es hora de volver a casa- dijo mientras me cargaba a su espalda y se echaba a correr.


La velocidad me hizo reír, como si fuéramos una niñita pequeñita y su hermano mayor.


Para cuando llegamos a casa, todos estaban esperando en la sala, apenas cruzamos la puerta Esme se abrazo a mí como si se le fuera la vida en ello, Carlisle completo el abrazo. No me habían terminado de soltar cuando Rosalie y Alice me apañaron entre las dos.


Jasper me abrazo con mucha ternura, la misma que un hermano mayor le daría a su descarriada hermana pequeña. Edward me miro con dureza, le sostuve la mirada un momento, todos esperaban en silencio, la tensión era patente.


Sin decir o pensar nada dio la vuelta y se perdió tras la puerta de su habitación. Las chicas me tomaron de las manos, me llevaron hasta bosque, donde habíamos puesto unos columpios hechos con cadenas y unas llantas de tractor a la mitad.


Decidimos entrar al club de Baile. Y apuntarnos en otras cosas que solo nos involucrara a nosotras, los muchachos tendrían que apañárselas sin nosotras por lo menos un tiempo.


Era un intento de hacerme olvidar que Edward, el hombre que más amaba ni siquiera había sido capaz de decir algo a mi regreso. Su mente estaba cerrada para mí, como la mía para él.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

chicas el capitulo atrasado del miercoles.

recuerden votary comentar.

con Amor Alejandra Rivas ; )

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso capitulo te quedo geniaL!!!!!... pobre de Bella Y Edward tienen tantos problemas
Que le abra pasado a Ty??? debe de estar re triste con lo que le paso a su amada, seria lindo que encuentre una pareja...talvez Melisa la esposa de Edward????en algun momento ella va a tener que volver y talvez lo ve ¿noo?? nose son solo mis TEORIAS... segui asi linda que sos genial...FLOPII

nats *-* dijo...

alee porque edward se comporto asii???
eeee eee ee??
y y pobre bells
y cosas de chicas :3

lupisz dijo...

mmm este c@p me dejo @si como de que p@s@r@ llego ty y pues se supone que bell@ lo @m@ volver@ @ @nd@r con el solo pqr@ olvid@rse de mi ed o que pqs@r@ est@ buenisimo el c@p mi ed todo un c@b@llero le dijo que no por que s@bi@ que se ib@ @ repentir luego lq mensq pero digo quien se @rrepentiri@ con ese hombre yo no jejeje XD GR@CI@S por dej@rme leerte espero el proximo c@p



te quiero mucho (c)=}

Paloma dijo...

que padre te esta quedando esta historia, me encanta !!! por aki seguiré

nydia dijo...

Hola me encanto el capitulo esta genial eres maravillosa escribiendo ,y pobre Bella será que aun no olvida a Tyler...Y porque Edward se comporto asi?...besitos...

diana dijo...

siii pobre edward porq no lo hizo pero buen sabemos como es el tiernoooooo