jueves, 24 de febrero de 2011

Destino, ¿sueño o realidad? Capitulo 16 Postre


By Hery


Postre

Bella

Me abrazo por detrás, pasando sus brazos por mi cintura y deposito su nariz detrás de mi oreja.

_Tu aroma, es…. Inexplicablemente adictivo coco, vainilla, eres un postre, me vuelves loco, ya sé porque me dijiste que seducías oliendo apetitoso, tengo hambre de ti _dijo con voz ronca

_Toma lo que quieras, prueba lo que quieras, pero aquí y así, quiero mirarte _le dije, vi como su cara se transfiguro de deseo, quise ver su reacción, ante mi propuesta, si tenía templanza o se acobardaría ante mí, a estas alturas el debía saber que yo no era una niña y que le sobrepasaba en edad, pero no lo hizo, su deseo por mi era latente, como el mío hacia el.

Sus manos recorrieron mis brazos, desde mis muñecas hasta mis hombros, una de sus manos llego a mi coleta soltando mi cabello suavemente aspirando el perfume proveniente de mi shampoo, mientras la otra recorría el camino de mi columna hasta su final, sus caricias eran una tortura celestial, rodo sus manos a cada lado de mis caderas rozando primero mis muslos, hasta el final del vestido, tomo el orillo y lo fue levantando suavemente hasta sacarlo por arriba, yo lo miraba extasiada por el espejo del lavabo, mis senos quedaron descubiertos, me miraba a través del espejo, sus ojos se llenaron de fuego, mientras abría y dejaba caer su camisa, se apretó contra mí, la sensación de la piel de su pecho en mi espalda, me hizo arquear y mis nalgas se pegaron a su miembro, su bulto se apretaba dentro de sus pantalones, tome sus nalgas con mis manos apretándolo más a mí, jadeo en mi oído, sentirlo así vulnerable contra mí, era único, sus manos rodearon mi cuerpo masajeando mis senos, mientras besaba mi nuca, el lóbulo de mi oreja.

_Desnúdate _le dije en un jadeo, sonrió para mi, tan sexy que sentí palpitar mi corazón

Zafo su pantalón dejándolo caer, bajo su bóxer y los saco ambos con los pies, antes de levantarse, tomo mi Bragas y las bajo de un solo tirón, lo vi mirando mis glúteos, los tomo entre sus manos y fue rodando sus manos hasta mi vientre, se acerco a mi oído, dándome besitos y mordiscos tiernos.

_Me gustas mucho, te deseo tanto, te necesito, eres hermosa _dijo con voz áspera de la excitación

_Me estas enloqueciendo, estoy desesperada, tómame _le regresé.

Sus manos siguieron bajando por mi vientre, hasta mi entrepierna.

_Abre tus piernas para mi Bella._

Lo obedecí, uno de sus dedos rozo mi clítoris, sentí mojarme más a su contacto, jadeo en mí oído al sentirme temblar.

_Dime que te gusta _ordeno entrecortado

_Me gustas tú, todo lo que me haces y provocas en mi _ le regrese dificultosamente, sentí su erección palpitar en mis nalgas ante mi respuesta

Llevo su dedo a mi anhelante entrada, que se contraía ante cualquier roce, lo introdujo haciéndome temblar nuevamente, me estaba llevando al límite, con cada movimiento, con cada beso en mi cuello, en mi espalda, con el roce de su otra mano en mis pezones, cada vez que introducía y sacaba su dedo me torturaba de placer, de pronto lo sentí jadear, y la presión en mi cuando introdujo otro dedo.

_Eres deliciosa, eres mi postre de coco, tu olor, tu centro, estas tan mojada _dijo pegado a mi

Yo había comenzado a moverme al ritmo de sus dedos, tratando de que llegaran más profundos en mí, acariciaba sus brazos con mis manos, su cuello, tomaba su cabello, metía mi mano entre nosotros y apretaba su fogosa erección, mientas miraba a través del espejo su rostro hermoso lleno de deseo.

Cuando estaba al borde del orgasmo, empecé a contraerme.

_Un poco más _le dije

Saco sus dedos de mi, dejándome pasmada, de pronto lo sentí separarme más las piernas empujo mi espalda hacia delante, ya no lograba verlo se coloco en cuclillas detrás de mí, pasando su lengua desde el clítoris hasta mi entrada, una dos, tres veces, Dios era increíble, se levanto y me penetro con fuerza, haciéndome gritar de pasión y satisfacción, mi frente se pego al espejo, con cada estocada.

Que rico…. Eres deliciosa _susurraba jadeante_ así como hueles, sabes. _ Lo vi saborearse y eso me excito aun más, con una mano, me sostenía por el vientre halándome hacia el, cada vez que me penetraba y con la otra masajeaba mi clítoris enloqueciéndome de placer.

Era lo más erótico que me habían dicho nunca, era mi primera vez en muchas cosas a mis 32 años y con él, un niño desde mi punto de vista, mi primera vez por teléfono, mi primera vez de pie, mi primera vez sin besar al hacer el amor, mi primera vez en esta posición, donde había aprendido este niño todo lo que sabe.

_Ya no puedo más _le dije

_Regálate a mi Bella, se mía _me dijo, hundiéndose más en mi, con más fuerza_ yo te seguiré adonde vayas._

Dos estocadas mas y toque el cielo, volando con sus alas, con las alas de este ángel erótico, comencé a convulsionar, me sentía apretarme alrededor de su erección, succionándolo dentro de mí, con este movimiento, el se tenso detrás de mí, lo sentí acercar su pecho a mi espalda y apretarse contra mí, sin dejar de hacer círculos en mi botón,  moviéndose, temblando para terminar de derramarse en mi.

Cuando se normalizaron nuestras respiraciones, nos incorporamos y salió de mí.

_Lo siento _me dijo, acaso se había arrepentido

_¿De que hablas? _le pregunte con mala cara

_Si te hice daño, o te maltrate _me aclaró_ es que te tenía tantas ganas, no he dejado de pensarte desde lo del teléfono y me había imaginado esto en miles de formas, pero la realidad me supero._

Yo sonreí ante su comentario, todavía estaba abrazándome desde mi espalda, tenía un brazo por encima de mis senos y otro alrededor de la cintura.

Me giro a él sin soltarme, me miro de pies a cabeza cuando estuve de frente a él, sus ojos brillaban de deseo nuevamente, tomo mi rostro en sus manos y me beso con pasión, introdujo su lengua en mi boca, profundizando aun más el beso, me sentía flotar. Me tomo de la mano me halo caminando hacia la tina.

_¿Te gustaría bañarte conmigo? _me pregunto, con una sonrisa inocente

_Pero solo ducharnos _le conteste irónicamente

Sonrió con malicia abriendo las llaves de la tina, agrego sales relajantes y salió pidiéndome que lo esperara, como si quisiera irme a algún lado; me metí en la tina, el regreso al cabo de unos minutos con dos copas de champagne y una rosa.

_Sé que no quieres mas alcohol, pero yo estoy feliz y quiero brindar por este encuentro, por hacer realidad nuestra ficción y por haber probado el postre mas delicioso que he tenido en frente _dijo entregándome la rosa y sumergiéndose en la tina conmigo

Edward se acomodo detrás de mí, yo estaba entre sus piernas, me abrazaba la cintura, me pasaba una esponja con jabón liquido por la espalda los brazos, en realidad era muy tierno y romántico, me sentía tranquila, feliz, consentida y muy mimada.

_Yo sé que no ha sido la mejor forma de conocernos, vernos y hacer el amor no es convencional, pero después de todo creo que esa era una de tus fantasías, si mal no recuerdo _me dijo_ y me encanto ser yo quien te la cumpliera._

_Tienes buena memoria _le replique

_Solo con lo que me interesa –me regreso_ pero creo que es hora de conocernos en realidad.

_Si eso creo _le dije_ ya es hora de sacar toda esa información que me ocultaste _le dije riendo

_No te oculte nada, simplemente fui un poco discreto en cuanto a mi carrera y en cuanto a mi nombre tú fuiste quien puso las reglas _me regaño

_Bueno está bien, perdón _le dije riendo nuevamente_ te entiendo, al principio de nuestras conversaciones, yo también estaba reacia a dar información, tú tienes tus razones y yo las mías.

_Me encantaría conocer todas tus razones _me dijo interesado_ si quieres contármelas, las mías creo que son obvias, el acoso de los paparazzis y las fans. Es más todavía me sorprendo de haberte aceptado la invitación en el Blackberry, creo que había fuerzas superiores en esto, era nuestro Destino conocernos._

_Yo se que actuado raro en ciertas cosas, pero todo lo he hecho por autoprotección como lo has hecho tu, con la diferencia que tu eres una figura pública. _le regrese

_Como veo que no me vas a contar con detalles, empecemos entonces por lo fácil _finalizo

_¿Te llamas Bella, o es un diminutivo? _pregunto

_Me llamo Isabella Swan, pero me gusta Bella, es más informal y juvenil _le dije como en secreto

_¿Te preocupa mucho tu edad, a caso tienes 50 o que ?_me dijo como malhumorado_ lo importante es que no eres una niña, así que no estoy cometiendo un delito _dijo

La que estaba cometiendo un delito era yo, mi cerebro comenzó a conectarse y yo luchaba para no hacerlo.

_Edward, tengo 32 años _le solté sin más preámbulos

_No me importa _afirmo_ me gustas tú, tu forma de ser, de pensar, de hablar, de reír, de oler, de dejarte amar, no me importaría si tuvieras 20 o 40, yo no mido a las personas por su edad, a demás eres hermosísima más que muchas jóvenes y adolescentes._

Se levanto abruptamente, escurriendo agua por todos lados, salió de la tina y tomo una toalla.

_Pero si a ti, te importa, dímelo _agrego

Sus palabras fueron duras, en realidad si me importaba, si no estaba mal, según las revistas y las noticias del entretenimiento el tenia solo 22 o 23 años, la diferencia eran Diez, cuando él era un bebe recién nacido yo ya salía de la escuela primaria.

_No lo tomes así _le dije, levantándome, el me ofreció su mano para salir de la bañera; tomo una toalla y se acerco a mí.

_Bella, cuando comenzamos a hablar, que sentiste, que pensaste. _pregunto, ya calmado y su mirada mostraba interés

Comenzó a secar mi cuerpo, suavemente y mirándome fijamente a los ojos.
Pensé que eras un hombre interesante, culto, divertido, que teníamos mucho en común, que tu voz era hermosa y muy varonil. Sentí al principio mucha curiosidad, y a medida que te conocía mas, me interesaba más en ti, en conocerte a fondo, y después del “experimento”, mucho deseo de hacerlo realidad.  

_¿En algún momento pensaste en la edad? _pregunto nuevamente

_No, en realidad no se me paso por la mente _le regrese_ tu forma de hablar, de pensar y tus gustos, me parecieron de una madurez suficiente._

_Y aun así, te interesaste en mi _ finalizo, sonriente_ eso quiere decir que tu interés y tu deseo estaban por encima del raciocinio._

_Sí, creo que si _le conteste

Creo que había dado en el clavo, era muy perspicaz y persuasivo, aunque en realidad no necesitaba mucho esfuerzo para convencerme.

Allí, de pie frente a él, pude ver marcas de cansancio debajo de sus ojos.

_Me dijiste que habías llegado hoy _le pregunte

_Si a las 5 pm llegue aquí _respondió

_Ya son las 2 am, debes estar agotado, entre las horas de viaje, la espera del vuelo y salir conmigo, y el ejercicio de hace un rato, creo que debes descansar ya se te nota en los ojos _le dije_ me voy a vestir y pido un taxi _finalice

_¿Que te vas?, ¿estas demente?, no te voy a dejar ir, todavía tenemos mucho de qué hablar, y si será mañana, entonces tendrás que dormir conmigo, no te voy a dejar ir, después que me vine de Alemania como un loco por ti _finalizo empujándome a su cama

Su último comentario me aturdió, por que venirse de Alemania, y no ir a ver su familia por mí, estuve tentada a preguntar, pero sería mañana, yo también estaba agotada, también había llegado hoy de Seattle y se sumaba el ejercicio de pie en el baño de mi ángel.

Levanto el edredón, se metió entre las cobijas halándome con él.

_Esta cama es tuya, acomódate como quieras _dijo sonriendo

Me acosté de lado acomodando mi cabello sobre la almohada, lo sentí pegarse a mí, pasando su brazo por mi cintura.

_¿Te molesta ?_pregunto

_No para nada _le dije, posando mi brazo sobre el suyo, y me ofreció su mano entrelazando mis dedos con los suyos.

Era una sensación realmente placentera y agradable, me embargo hasta inducirme en un profundo sueño.
 __________________________________
Auuu... Edward totalmente enamorado, que lindo!!! A la mierda la diferencia de edad!!! yo tengo 30 y si se me presenta Rob adelante le doy sin miedo ja ja!!

9 comentarios:

Ro_Lizzy dijo...

Bueno creo que seriamos varias las que mandaríamos a la mierda la diferencia de edad porque yo te supero lulla por un año y no me importaría olvidarlo en el caso de rob.
Que calentonas!!! jajajaj. Bueno hermoso capitulo.
Cuidate mucho y nos leemos siempre...
http://miangelpersonal.blogspot.com/

ROCIO dijo...

YO TENGO TREINTA Y SEIS Y TAMPOCO ME LO PENSARIA.ME GUSTO MUCHO EL CAPI UN BESO GUAPA

nydia dijo...

Hola yo tengo 32 y la verdad no lo pensaria si fuera el....Me encanto...Sigue asi...Besos...

diana dijo...

siii yo trambien le doyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy siiiiiiiiii

Elmi dijo...

DIVINO!!! Me encanta como ese tipo la desarma y la convence, pero Dios quien no se deja convencer???? ;)
Ufff espero el siguiente.

Paty_sev dijo...

Adoro este fic, me uno a vosotras, yo tngo 27 y tampoco me lo pensaria ni un segundo uffff esque este hombre es muxo hombre!!!me derrito cn elllll. q pervertidassssss somoss!!! :P

Cynthia dijo...

Simplemente genial,llevaba mucho esperando este capi...y sabéis que?A mí tampoco me importa la diferencia de edad,cuando la tenga no me preocupare porque tengo para 19 y no pienso en eso pero tampoco me importaría..jajjaja Muchos besos y cuídense ,las quieroooo y ahora leera el nuevo fic

nashkalight dijo...

jajajajajaja yo tengo 20 asi q no pienso en eso pero si tubiera 40 le doy igual sin problema alguno jajajaj total quien t quita lo bailado? jajajaja para viejos estan los traposss jajaja aguante bellaaa!! me encanto el capi!!

Paloma dijo...

bueno pues ya que todas estamos con eso de la edad, pasado mañana cumplo 30 y al igual que ustedes, si me lo encuentro así de cerca, no me voy a ningún otro lado !!!!! jajaja.
Buen capítulo!!! a la expectativa de lo que pasara a partir de esto con ellos, un abrazo !!