lunes, 14 de febrero de 2011

Segunda Oportunidad





Sumary:
Bella se ofreció como su amante por vengarse del que fuera su prometido, se quedo a su lado porque lo amaba, se casó con él porque era eso mejor que nada. Se marcho cuando la echo de su lado…
Edward la acepto como su amante porque soñaba con desnudarla, no porque le amara, él ni siquiera creía en eso, ya no. La hizo su esposa porque necesitaba una… supo que el amor estaba en él cuando la echo.
Cuándo el amor no es un requisito ¿Servirá de algo?


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Capitulo 18.- La genética no miente

Edward pov
-no puedes irte, no hemos terminado nuestros asuntos, no te dejare- salte apenas la frase salió de su boca.

No me dejaría, no otra vez… no la perdería de vista, tenía la manía de desaparecer y estaba seguro que él tendría algo que ver.

-Edward, esto es más importante que cualquier otro asunto, necesito irme, necesito mi pasaporte- dijo con más determinación que cuando acepto casarse conmigo.

-iré contigo- dije rápidamente.

-no- atajo

-entonces no saldrás de aquí- amenace.

Me miro fijamente a medio vestir, ni si quiera se molesto en entrar al baño, solo tomo su ropa, de deshizo de la que tenía y se vistió de nuevo, frente a mí.

-si me dejas ir ahora y me das 4 semanas, regresare para quedarme, confesaré lo que quieras, te diré lo que quieres saber, te daré los hijos que desees pero déjame ir, por favor- suplico casi al punto del llanto.

-¿tan importante esa persona?-

-¿lo leíste?- pregunto y asentí.

No estallo en cólera como pensé. Me miro seriamente.

-es el hijo de mi mejor amiga, nació apenas unos días después que…-no dijo más, recordé que nunca menciono a su bebe.

¿Qué habría pasado con él o ella?

-tienes cuatro semanas, si no regresas en ese plazo iré a buscarte y te traeré a la fuerza de ser necesario- dije antes de salir.

Regrese con el pasaporte, estaba en la escalera esperando.

La vi correr hacia uno de los autos, la seguí a poca distancia. Tomo el avión mientras hablaba por teléfono. Me subí apenas se acomodo.

-iré contigo - dije sentándome a su lado.

-no, Edward prometí regresar, no puedes venir conmigo-

-¡¡¡tus promesas no significan nada para mí!!!- grite.

Me miro con el dolor reflejado. Devolvió su atención al teléfono. Hablaba con alguien. Preste atención si ser obvio.

-¿como esta? … No, llegare, llévalo al mejor hospital y que habrán la cuenta a mi nombre, estaré ahí en… no sé cuantas horas son pero ya estoy en camino. Ángela no dejes que… te veo allá- corto la comunicación antes de llorar.

Se levanto del asiento y se acomodo en el más lejano a mí. Sin mirarme, tomo el teléfono de nuevo. Hablaba en portugués, no sabía que también yo lo hablaba, lo había aprendido durante su ausencia. Era la mejor manera de pasar las noches. Preste atención si ser obvio.

- …necesita ayuda, moviliza las cuentas, pasa la ultima a su nombre, que no le falte nada, ¿entiendes?.... ¡¡¡¿Dónde carajos estas?!!! ¡¡¡¿Por qué no estás con ella?!!!- grito una vez más. Espero la respuesta -no me importan tus malditas excusas, tu puto lugar es a su lado, si algo le pasa yo misma te matare, recuerda que aun soy tu Princesa y recuerda de quien estamos hablando, ahora mueve el culo y asegúrate que este en el mejor hospital, ¡¡¡¡AHORA!!!!- grito un poco más.

Me había costado entender esa última parte de la conversación, hablaba muy rápido. ¿De que hablaba? ¿Con quién? ¿Su amante? ¿Era su amante todavía? Necesitaba respuestas, pero estaba muy alterada, sería mejor no insistir. Demonios, tendría que verlo. No me aguantaría las ganas de molerlo a golpes de nuevo.

Volamos gran parte de la noche, no se despego del teléfono en ningún momento, estaba alterada, seria, con la vista en ninguna parte.

-¿quieres comer algo?- pregunte sentándome junto a ella.

Se veía tan frágil.

-no gracias-

No insistí. Llegamos a Nueva York, apenas entramos al coche, llamo de nuevo.

-¿Donde estas?- escucho –Hospital central – indico al chofer del auto.

Vi a la guardia manejarse detrás de nosotros.

Entramos al lugar, en la sala de espera estaba una mujer de cabello castaño bastante alterada y él. Apenas la vieron ambos se pusieron de pie. Preferí quedarme lejos. No soportaría estar cerca del causante de mi desgracia.

Bella pov

-¿Qué paso?- pregunte apenas llegar.

-no sé, ha estado con fiebre desde ayer, lo lleve con el pediatra, le mando unos medicamentos pero no mejoro, al contrario, tuvo otros síntomas y decidí llevarlo de nuevo, su estado empeoro, no saben que es, le están haciendo todo tipo de estudios, no encuentran nada- me respondió Ángela.

-Lo llevaremos a Vulterra, contamos con los mejores especialistas trabajando para la corona, tu hijo estará bien- dijo en ese momento Edward detrás de mí - ¿si te parece? – pregunto dirigiéndose a mi amiga.

-hum, no sé, no quiero molestar- se excuso Ángela, esperando que yo dijera algo.

Era mi decisión.

-Bella - me llamo Jacob haciendo un movimiento de cabeza, indicándome movernos a otro lado.

Lo seguí hasta la otra pared.

-no puedes llevarlo, si se dan cuenta que es tuyo y Edward no lo reconoce como suyo, no lo veras de nuevo, es la ley-

-¿y qué hago, dejar que muera? No sabrán que es mío, Ángela podrá hacerlo bien, además, es hijo de él, una prueba lo respaldaría- respondí.

-Una prueba pondría en tela de juicio el porqué de la misma, saldría a la luz el escándalo y te podrían culpar de infidelidad, aun si aceptan al bebe como legitimo. Y Ángela esta aterrada, se siente culpable por que esté enfermo, no creo que sea buena idea, pero si lo haces, preparare una vía de escape para ustedes dos y el bebe, me quedare a contener el asunto lo más posible-
-gracias Jacob ¿Qué haría sin ti?- dije abrazándolo.

No me respondió como siempre, apenas me toco. Su mirada estaba en un punto sobre mi hombro.

Edward. Carajo. Lo había olvidado.

-Ángela creo que deberías aceptar la ayuda de Edward, si no vez avances aquí- dije mirándola seriamente.

Entendió al momento.

-está bien- respondió.

-¿Podemos hablar en privado?- pidió, no, exigió mi esposo

-¿Qué pasa?- Pregunte en cuanto nos alejamos lo suficiente.

-¿Qué hace él aquí?-

-hum Jacob esta con Ángela, se conocieron cuando salimos de Vulterra, salieron una cuantas veces y…- mentí a medias, bueno no mentí, oculte información, es muy diferente…

-no lo quiero cerca de ti, nunca, prometiste volver conmigo y te digo, si te toca de nuevo lo mato- Me quede paralizada, Edward sería capaz de hacerlo.

Mentí de nuevo.

-no puedes alejarlo, Jacob es el padre adoptivo del bebe, él y Ángela….-

-mientes- dijo con la furia contenida y expresión asesina.

-pregúntale a Ángela-

Se acerco un momento sin quitarme la vista de encima, vi a Ángela señalar a Jacob quien se mantenía en la distancia hablando por teléfono, se giro para mirarla y le sonrió, se puso serio cuando miro a Edward. El rostro de mi esposo cambio, apenas.

-bien, pero que se mantenga lejos de ti y de mi- dijo al acercarse.

Ocho horas después regresábamos a Vulterra, Ángela y Jacob en el helicóptero del hospital, Edward y yo en el avión que nos llevara.

Cinco horas después aun no teníamos respuestas, cada vez me costaba más trabajo disimular. Se darían cuenta.

-hemos descartado todas las infecciones y enfermedades que pudieran causar sus síntomas, pero aun no encontramos que es. La otra y única opción que nos queda es revisar el historial de los padres, quizá sea algo hereditario- explico el médico una hora después.

-¿el historial de los padres?- pregunte.

Sabiendo que si eso era, no encontrarían nada al revisar el de Ángela.

-es lo único que nos queda-

-ok, ¿que necesita saber?- pregunto Ángela, el médico la llevo a una sala aparte, no daría resultado, demonios, tendría que decir la verdad y rogar que Edward fuera bueno con su hijo.

-nada de lo que usted dice nos ayuda, tampoco el de su padre biológico, creo que la situación es muy grave, en un par de horas sus sistema colapsara. Debe haber algo más que no recuerde, por favor haga memoria, localice a su ex esposo, quizá por ahí este el problema- les pedía el médico.

Con las hojas y enfermedades de Ángela en las manos.

-tal vez sería mejor que revisara….-

-¡¡¡ Bella no!!!- grito Jacob.

-no dejare que muera- mire seriamente a Jacob.

Tome aire y sin mirar a nadie que no fuera el doctor solté lo que debí decir desde un principio

- es mi hijo- confesé.

-Princesa, hum, necesitare el expediente y… no sé, la ley es clara en este caso, si el Príncipe no es el padre no puedo hacer nada- respondió bajando la mirada.

Mire a Edward, sus ojos verdes eran fríos. Lo dejaría morir.

-por supuesto que Edward es el padre y aquí está su expediente, no necesitara revisar el de la Princesa, el mismo padecimiento lo tuvo mi hijo antes de cumplir un año. Ahora atienda a mi nieto, el heredero a la corona, muévete doctor, no queda mucho tiempo- dijo el Rey entrando en ese momento.

Edward pov

-¿lo sabía?- pregunto Bella.

Me quede congelado en el sitio, apenas entendía que ese niño era de mi esposa, cuando mi padre aseguraba que era mío.

-mi querida niña, sé todo, desde que te fuiste hasta que regresaste, lamento que hayas tenido que renunciar a él, que lo hayas entregado para salvarlo es lo más difícil para una madre. Mi esposa no decía otra cosa-

-¿padre que haces? Ese niño no…- trate de hacerle ver su error.

¿O sería el mío?

-Esa niño es tuyo, lo sabrías su confiaras en tu esposa, la mujer que lleva más de un año diciéndote la verdad, tus estúpidos celos no te dejan ver, bien, es asunto tuyo, pero yo no dejare morir a mi nieto solo por tu falta de cerebro-

-¿Cómo….? –pregunto Bella de nuevo.

-Billy ha sido mi informante todo este tiempo y Jacob me llamo en cuanto llegaron, lamento haber tardado, no encontraba el expediente médico, acércate muchacho, me has servido bien, pide lo que quieras y te será concedido- se dirigió al tipo.

-solo quiero que la Princesa este bien, Príncipe Edward necesita saber que entre su esposa y yo nunca ha pasado nada, éramos amigos cuando nos marchamos, seguimos siendo amigos, pero más que nada era mi deber cuidarla, así como a su hijo, él era mi misión. Creo que ya no seré necesario-

-te equivocas Jacob, ahora que Bella y el heredero están aquí es cuando más te necesito, serás mi Agente a cargo, cierra el piso por completo. Seguridad hijo, las cartas siguen llegando, cada vez más violentas-

-¿Qué cartas?- pregunte.

Aun sin entender nada. Antes de recibir respuesta el galeno se acerco un una sonrisa.

-el tratamiento está dando resultado, efectivamente es un padecimiento Genético, del mismo tipo que presentara el Príncipe Edward, que les digo, la Genética no miente…- deje de escuchar…

Era mi hijo…
_________________________________________________
Capitulo 19.- Cartas sobre la mesa

Edward pov

-Dijiste algo de unas cartas ¿de qué hablabas?- pregunte aun sin entender todo el contexto.
Aun entumido por las noticias recibidas.

Nos sentamos en la sala de espera, Bella junto a Jacob, no me miraba. Y yo no podía mirarla, le había pedido que se deshiciera de nuestro hijo. ¿Cómo me iba a perdonar eso? ¿Cómo me lo perdonaría yo? Me concentre en las palabras de mi padre.

-cuando Bella se marcho, algunas cartas empezaron a llegar, al principio solo eran bravuconadas, no les tomamos importancia, hasta que Billy encontró a un fisgón en tu departamento mientras Bella dormía, después de eso las cartas aumentaron en cantidad y amenazas, mande una guardia discreta. Cuando fuiste a verla y ella escapo, trataron de atraparla con la amiga, los agentes evitaron la incursión a la casa, pero decimos que era momento de que Bella desapareciera. La mande a Brasil, pasándola por esposa de Jacob, así nadie sospecharía si estaban todo el tiempo juntos - respiro profundo antes de seguir-cuando Roberto, tu hijo nació, cesaron las cartas pero la guardia evito 5 incursiones a su habitación en los días que estuvo hospitalizada, después de casi seis meses, los ataques aumentaron, aunque nunca te diste cuenta Bella, cuando se le explico que Rob estaría en peligro decidió dárselo a esta chica y fingir la muerte de su bebe, de esta manera tu hijo estaría a salvo, funciono. Bella tiene el acta de defunción de un bebe en termino de gestación- concluyo mi padre, mi esposa lloraba en brazos del que decía era solo su amigo.

-¿entonces el niño legalmente es hijo de Ángela? – pregunte.

-no, nunca firme nada, supuse que esto se arreglaría, la adopción no es válida, no entregue los papeles, no pude – intervino Ángela.

-¿no los firmaste? Pero Jacob dijo que lo habías hecho- pregunto mi esposa mirando a ambos.
-lo siento Bella, te juro que mentirte fue su idea- se justifico Jacob.

-entonces ¿de quién es hijo mi hijo?- pregunto de nuevo

-de ustedes, Edward firmaste una carta de paternidad entre una pila de documentos- dijo mirándome- ni siquiera se dio cuenta y tu lo hiciste también cuando saliste del hospital Bella- agrego mi padre.

- ¿si lo sabía porque me pido darle otro heredero?- pregunto mi esposa.

-nunca te dije otro, te dije que necesitaba un heredero, que me ayudaras, esperaba que confiaras en mí y me dijeras de la existencia de Rob pero en lugar de eso me hablaste de la bebe de tu amiga y te deje porque pensé que las cosas se arreglarían entre ustedes, cuando Edward te engaño con lo darte el divorcio después de un mes, supuse que tenía un plan para recuperarte-

-¿me engaste con eso también?- se giro hasta mirarme.

-no precisamente, solo olvide ponerle el sello y darle validez al documento- me justifique con una media mentira ya que se veía a nada de explotar.

-esto es demasiado, cuando mi hijo esté en condiciones veremos qué hacer, yo no quiero estar un momento más cerca de ti, márchate- me dijo directamente.

-es mi hijo, no te lo llevaras y no me iré hasta saber que está bien-
-¡¡¡¡ ¿ahora si es tuyo?!!! ¡¡¡¡ ¿Ya no es “eso”?!!!! ¡¡¡¡ ¿Ya no quieres que me deshaga de él?!!!! ¡¡¡¡ ¿Ya no piensas que sea de mi amante?!!!! ¡¡¡ Vete al carajo, no te necesito, no te necesitamos!!! ¡¡¡Por otro lado tú no sabes qué hacer si un heredero, mi hijo no es instrumento para que la puta corona se quede contigo, no lo usaras de esa manera, ni siquiera te acercaras a él!!!- término gritándome encabronada como nunca la había visto – ¡¡¡¡fuera de aquí todos!!!!- estallo de nuevo.

-vámonos Edward, necesita estar tranquila- dijo mi padre jalándome.

-pero….-

-vámonos, esperaremos afuera-

Bella pov

Me quede sola en la sala, que Edward supiera que Roberto era su hijo era lo que siempre quise, pero ahora me daba miedo que me lo quitara, aun no sabía si seguía pensado que lo engañe, de ser así no me quedaría, pero tampoco me podría ir, no dejando a mi hijo y no me lo podría llevar, era el heredero y además era un Cullen, según el acta original que Carlisle me entregara mientras nos decía. Roberto Cullen I.

-Bella ¿te podemos hacer compañía?- escuche a Alice.

-claro, no podría pedir nada mejor – ahí estaban mis tres mejores amigas.

-¿Qué harás ahora que Edward lo sabe?-

-No se Rose, no tengo cabeza para pensar en eso-

-yo creo que las cosas se arreglaran entre ustedes, ahora Edward sabe que es su hijo y creo que por fin se convencerá que le mintieron, jamás ha dicho quien le dijo – agrego Alice.

-bueno creo que después de todo este tiempo ya no importa, nuestro matrimonio esta roto, no veo como se pueda arreglar, si no me ama, si no confía en mí no hay nada…-

-Bella ¿puedo acompañarte?- pregunto desde la puerta.

-Claro que puedes, eres su esposo y el padre de Roberto, nosotras llevaremos a Ángela a descansar- contesto Rosalie.

Se sentó junto a mí. Sin decir nada, solo se quedo ahí, acompañándome. Paso una hora.

-no tengo palabras para expresar cuan arrepentido estoy de lo que te dije esa noche-

-¿Cuál de las dos?- pregunte decidida a no dejarme convencer a la primera.

Esta vez se trataba de mi hijo.

-hum, ¿no me lo facilitaras, cierto?-

-no-

-hum, bien, creo que me lo merezco…-

-¿crees? La pregunta es si me crees a mi ¿lo haces? ¿Puedes crees cuando te digo que nunca he faltado a nuestro matrimonio, a ti?- pregunte mirándolo a los ojos.

-no…-

-entonces no digas mas, no hay nada que quiera escuchar más que eso- interrumpí su letanía de siempre.

-déjame terminar… no sé cómo hacerlo, he pasado todo este tiempo creyendo que me engañaste, que ese niño no era mío, que…- se interrumpió cuando le falto el aire.

-no me creíste, yo te dije la verdad y no me escuchaste, me culpaste, me gritaste, me corriste de tu lado-

-te arroje contra una mesa y te pedí que lo mataras, no lo dejes fuera, no quiero olvidar ninguna de las injurias que he cometido contigo, me faltara vida para ganarme tu perdón, pero hay algo que quiero decirte, algo que supe cuando te creí perdida, cuando te eche de mi lado- me miro intensamente.

-¿Qué es?-

-te amo Bella… te he amado desde que te conocí, ahora lo sé, buscaba en las demás lo que veía en ti, cuando te pensé con otro mi furia me cegó por completo. El dolor de creer que te había perdido me enloqueció, sé que nada hará que me perdones, pero…-

-Ya lo he hecho… en el segundo que dijiste amarme, porque yo te he amado desde que cruzaste el umbral de la oficina aquella mañana. Pero me has hecho mucho daño Edward, necesito tiempo y justo ahora no tengo cabeza para pensar en nada más…-

-Príncipe, Princesa, tenemos una problema…- se acerco el doctor.

-¿Qué pasa?- pregunto Edward tomándome de la mano, me abrazo.

-me temo que no está funcionando con la rapidez que quisiéramos el tratamiento, el niño de debilita cada vez más, necesitara un tratamiento más fuerte-

-entonces déselo- pedí

-los riesgos son altos, su hijo apenas tiene 9 meses, el tratamiento podría ocasionarle daños en otros órganos, hacer que su sistema nervioso colapse, necesito al autorización de los padres. Es delicada la situación-

Mi mudo gris en ese momento se hizo negro, por completo.

Edward pov

-Bella despierta, amor…- le hable suavemente hasta que abrió los ojos.
había pasa casi un día desde que se desmayara. Me estaba asustando que no se despertara, aunque el medico decía que era normal por las emociones recientes, le puso suero y solo pidio que la dejaramos dormir.

-¿y Roberto?- pregunto apenas tuvo plena conciencia.

-aquí- respondió mi padre cargando al bebe aun con las vías puestas en su pequeño cuerpo.
Bella lo tomo enseguida. No lo había visto antes, no tuve valor para hacerlo, ahora mirándolos a ambos supe que no había dudas, era mi hijo, no porque una prueba lo dijera, sino porque mi alma lo sabía.

-¿puedo tomarlo? – pregunte sin saber si tenía derecho después de todo lo pasado.

-claro, es tu hijo – respondió apenas.

Con toda la delicadeza que pude lo sostuve, estaba despierto, tenía el cabello como su madre pero los ojos era definitivamente como los míos. Un verde intenso me miraba con curiosidad. Sin darme cuenta la habitación quedo vacía. En silencio. Mire a Bella y estaba dormida de nuevo.

Bella pov.

Trate de dormir en cuanto Edward tomo a su hijo en brazos, pero su voz me mantuvo despierta.

-hola no me he presentado adecuadamente, soy tu padre, hum, no me has visto antes porque andaba perdido, pero ahora me veras siempre, si no te molesta claro. ¿Qué dices? Ah no te molesta, genial, te pareces a tu madre, bueno no mucho, creo que te pareces a mí. Lástima, digo, porque tu mama es completamente hermosa, aun cuando se enfada, ya tendrás oportunidad de verla, me temo que la haré enfadar por muchos años más o al menos eso espero, ¿me ayudas a convencerla de que me perdone por es un completo imb... Descerebrado?- corrigió a mitad de la frase, no pude evitar reírme -¿te desperté?- pregunto sentándose en la cama.

Negué.

-no estaba dormida, ¿de vedad quieres estar conmigo?-

-más que nada en este mundo, ¿me perdonaras?-

-¿me crees? ¿De verdad lo haces? Confías en mí cuando te digo que nada pasó…-

-sí, te creo, te amo y moriré si no me das una oportunidad, de amarte, de amarlos, quédate conmigo Bella- interrumpió mi pregunta.

-¿y a donde más podría yo ir? Mi lugar siempre ha sido a tu lado- respondí, justo antes que se inclinara a besarme.

Una protesta en forma de balbuceo nos separo.

-jovencito, estoy besando a tu madre, no me interrumpas en eso, en todo menos en eso- dijo acomodándolo mejor entre sus brazos.

En poco tiempo Roberto estuvo dormido.

-vaya, le caes bien, solo se duerme así con Jac…- me interrumpí antes de arruinar el momento.

-no te detengas, lo sé, Jacob, ¿estuvo cuando nació?- pregunto sin la nota de odio que siempre le acompañaba.

-sí, de hecho de no haber sido por él, habríamos muerto los dos- respondí recordando la pesadilla.

-¿me cuentas que pasó?-

-esa tarde me acosté temprano, me sentía más cansada que de costumbre, a media noche empecé con los dolores, Billy no estaba y Jacob estaba durmiendo esa noche en la sala. Logre llegar hasta el corredor pero algo se torció, empecé a sangrar y me perdí en ese momento, el dolor era insoportable, logre llamarlo pero fue lo último que recuerdo, después desperté en el hospital, de haber estado sola…- callé porque era horrible solo imaginarlo.

Callé porque su rostro estaba mojado por las lágrimas. Dejo a Rob en la cuna improvisada junto a mi cama y se sentó a mi lado

-perdóname pasaste un infierno durante tu embarazo, la etapa que debió ser feliz, no habrá nada en este mundo que me aparte de ustedes nunca, pasare mi vida recompensándote por esto, por todo lo que hice sufrir. Te amo- susurro con su rostro entre mi cuello y hombro.

-te amo….-dije

Me abrazo acomodándose a mi lado en la cama después de asegurar que la habitación estaba custodiada.

Entre el calor de sus brazos y el sonido de su corazón me dormí con la seguridad que las cosas estarían donde debían.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
feliz dia de la amistad chicas.... les dejo dos capitulos como regalo. disfrutenlo.
besos, abrazos y mucho amor
Alejandra Rivas ; )

17 comentarios:

Nad dijo...

Gracias!!!!Feliz Día del Amogg!!!!y me encanto, como siempre.

un abrazo

Kim Cullen dijo...

esrubieron estupendos ya era hora que se reconciliaran Feliz dia

nashkalight dijo...

ahhh q lindaaaa siempre tan dulcesita con nosotras nos tenes malcriadaaass bonitaaaa bueno qq t puedo decir señorita? mas q me encanto!! q estubo fantasticos los capitulosss segui asi
cariño bueno aqui t dejo para q t pases mi regalo de san valentine para todass
http://sweetnightmaresmundodepesdilla.blogspot.com/?zx=e5acf251d3922b1

one shot especial cuidate y segui asii muakiss un abrazo y lluvia de corazones de chocolates desde argentinaa!!! ♥

Anónimo dijo...

feliz dia para ti tambien... estovo genial los capitulos ... eres una escritora fantastico...esta buenisimo la historia ... por fin dejo de ser tan idiota Edward.... y bella es muy valiente.... ..
feliz otra vez...cuidate chaitos.

NINOBLACK dijo...

feliz dia nita^^ me mega super encanto me levanto el animo full ya quiero leer mas wiiiiiiiiiii al fin el tonto de edward se dio cuenta es TU HIJO ahora si es tu hijo me mate de las risas cuando bella se lo dijo hombres ¬¬ son tan basicos XD

Angie dijo...

Gracias! Qué gran regalo de tu parte!! a cambio mi regalo para tí es el deseo sincero de que tu mundo siempre este rodeado de luz, de armonía y que siempre tengas la capacidad de ser tu propia inspiración al escribir.

Hace unos días que descubrí tu Fic y estoy embelesada con cada capítulo. Tus letras son adictivas.

Ro_Lizzy dijo...

GRACIAS ALE!!! LA HISTORIA POR FIN ESTA TOMANDO UN BUEN CURSO AUNQUE BELLA LO PERDONO MUY RÁPIDO Y EL BEBE DEBERÍA DE HABERLO VOMITADO POR SER UN MAL PADRE Y UNA PÉSIMA PERSONA.
PERO BUENO, ESPERO QUE HALLA APRENDIDO ALGO DE TODO ESTO. GRACIAS DE NUEVO GENIA!!!
CUIDATE MUCHO Y NOS LEEMOS SIEMPRE...
http://miangelpersonal.blogspot.com/

Princcipessa Cullen dijo...

Bendito Bendito Bendito!!!

Por fin Carlisle hizo entender a su tonto hijo!!!
Edward debe decir quien le dijo!!! Deben descubrirlo estoy seguro de que el mato a Annie y provoco que los primeros embarazos no se lograran!!!

Xo

semivampiro dijo...

porfin ya era hora

diana dijo...

hay aya me encantoooo1!! siiii aparecio robertooooooooooooooooooooooooo siiiiii y ahora hacelo pagar siiiiii me encantoooo

nydia dijo...

Hola espero que hayas pasado un feliz dia y dejame decirte q esta genial el capitulo pero la verdad que Edward fue un testarudo tuvo que intervenir el papá para que le pudiera creer a Bella pero me alegro que las cosas entre ellos se allan arreglado aunque cuando regresen el palacio las cosas no seran tan faciles.....Sigue asi...Besos....

s_mile dijo...

Hola!! gracias por este lindo regalo!! ambos capitulos estubieron buenisimos! que bueno que ya se se estan arreglando la cosas entre Edward y Bella, que conocio a su hijo y lo acepto!! ahora a esperar por que y para que estan mandando esas cartas... y que no les pase nada...

yolanda dijo...

hola cielete...solo puedo decirte...¡¡bravoooo!! el capi a estado maravillosoooo...el desenlace a sido buenisimo,edward le acompaña,se traen al niño y este tiene una enfermedad ereditaria la q tuvo edward y las palabras del rey a edward geniales y bueno el arrepentimiento de edward...hermosisismo sus palabras d arrepentimiento,su declaración de amor,las palabras al bebe y sus lagrimas ante lo q le cuenta bella ....por fin vienen momentos felices q gusto...d verdad "felicidades"por esta pedazo d capi....un bsot dsd madrid

Tandr3a29 dijo...

OH MANGOS!!! Que emocionante!!! por fin se reconciliaron n_n que bien me alegro mucho de veras jajajajaja espero que actualices pronto y gracias por esos dos capis no pudo haber mejor regalo que ese para el dia de san valentin Gracias y felicidades...

lauriii!!! dijo...

Feliz dia taem paa ti!!!precioso capi!!!!!me encanto!!me rei, grte y casi llore por todo jajaja...Besos!

Anónimo dijo...

Me encantoooooooo!!! gracias tremendo regalo de amistad jajajja

a ver que pasa ahora

dracullen dijo...

ahhh me encanta ke bueno ke ya estan juntos y ke el bebé esté mejorando :D