viernes, 25 de febrero de 2011

Sacrificios. Capitulo 16: Comenzando de nuevo.



Comenzando de nuevo.


Bella POV

— Jake y yo lo intentamos, pero era una batalla perdida. Nada estaba funcionando y sabía que eso tenía que cambiar. No podía soportar verlo en ese estado por más tiempo. Eran finales de primavera y la escuela terminaría pronto. Se sentía tan buen momento como cualquier otro.

— Había hablado con Charlie sobre mudarme junto con Grace durante la separación. Él estaba furioso con Jake, realmente quería matarlo. Traté de explicarle a Charlie que no era su culpa, las cosas pasaban y era mejor para todos si simplemente tratábamos de hacer esto tan fácil como fuera posible para nosotros. Charlie no se lo tragó, pero no hizo nada porque se lo pedí.

— Jacob vino del trabajo una noche, en su típico estado de ánimo. No podía concentrarse, me besaba torpe y suavemente, tomaba a Grace y la hacia reír, le hablaba y la miraba increíblemente enamorado de ella. Era difícil no llorar mientras los veía, pero seguí adelante. No podía hacer esto más difícil para él de lo que ya era.

— Cenamos en silencio. Jake llevó a Grace a la cama, mientras yo limpiaba la cocina. Regresó a la sala y se sentó en el sofá, incapaz de hablar o siquiera mirarme. Supongo que él sabía lo que se venía.

— "Jake, necesitamos hablar. Creo que los dos sabemos que esto no esta funcionando, ya no puedo soportar verte sufrir de esta forma. Me voy. Perteneces a Meghan. No podemos seguir negando eso por más tiempo. Esto te está matando y me preocupas demasiado, no puedo dejarte sufrir mientras te sientas allí. No puedo soportarlo."

— "No, Bella. Te prometí amarte por siempre. Te hice votos. No voy a herirte de esta forma. Se pasará con el tiempo. Estamos casados. Tú y yo nos pertenecemos y ninguno de nosotros va a ir a ninguna parte. Ella ni siquiera sabe nada de esto. La imprimación no cambia nada cuando se trata de tú y yo…"

— Puse mis dedos sobre su boca para hacerlo callar. Él estaba tratando, demasiado, pero era tan infeliz. Esto no era su culpa, aunque me sentía decepcionada y herida, no podía culparlo. Sabía que él me amaba, pero en este punto, no era suficiente. No fue suficiente, — dije, incluso yo pude distinguir el toque de tristeza que tomó mi voz.

— Entonces, las lágrimas vinieron. No podía sostenerlas por más tiempo y lo dejé abrazarme. Su cuerpo se estremeció junto al mío, en ese momento, lo comprendió. Ambos lo hicimos. Estábamos luchando contra algo mucho más grande que nosotros mismos. Estábamos luchando contra el destino. Y el destino siempre gana.

— No quería nada, más que permanecer allí con él, estar cerca de mi marido por siempre. Tener otro bebé, tener la familia perfecta que había esperado por mucho tiempo. Pensé que cuando me casara con Jacob tendría todo eso y envejeceríamos juntos, nos desharíamos con nuestros nietos… pero eso simplemente no podía pasar. Los dos teníamos que empezar de nuevo.

— "Jake, me voy. Ya hablé con Charlie y me iré a vivir con él hasta que las cosas se enderecen. Ya me puse en contacto con un abogado para la mediación. Podemos organizar un divorcio amistoso, así como trabajar en la custodia de Grace. Aún podemos salvar algo de todo esto."

— "¿Divorcio? No Bells, no tiene porque ser así. Aún te amo. Tiene que haber una manera de solucionar esto, simplemente que aún no la encontramos. Seguiremos intentando. No estoy listo para decirle adiós a todo esto, para decirte adiós a ti. No puedo. Perderte no es una opción para mí."

— "Jake, ya no podemos luchar contra esto. Se que aún me amas, pero para que seas feliz y estés completo necesitas a esa mujer. Esto no es un adiós. Aún tenemos el pasado y podemos tratar de ser amigos después de todo esto. Yo quiero eso. No soportaría perderte para siempre, pero esta es la forma en que tiene que ser. Pero no todo fue malo. Tenemos a Grace. Tenemos una hermosa hija. Ella es algo que podemos ver y notar que esto no fue por nada. Aún la criaremos los dos; sólo que no será bajo el mismo techo. Me iré a vivir con Charlie y me llevaré a Grace, puedes venir y verla en cualquier momento que quieras. Trabajaremos en la custodia pero con la lactancia, ella necesita venir conmigo, al menos hasta que sepamos cómo serán las cosas."

— Fue entonces cuando lo vi. La expresión en su rostro era dura y suave. Se había molestado de repente, no podía decir porqué, y tampoco lo entendía. ¿Qué lo haría cambiar de ánimo de esa manera? No tuve que esperar mucho para obtener una respuesta… — continué.

— "Bells, ¿a qué te refieres con la custodia? Grace tiene que quedarse aquí. Ella es un miembro de esta manada. Ella es la hija de un hombre lobo. Su lugar es aquí. Las dos necesitan quedarse. Es el único lugar donde realmente puedo protegerlas a ambas. No puedo detener que te vayas, y quiero que te quedes pero ella no puede ir contigo, entiendes eso, ¿verdad?"

— "¿Qué quieres decir con que ella no puede irse de aquí? ¿De qué estás hablando? Ella necesita estar conmigo también, Jake, y yo no puedo quedarme aquí. Las miradas de lástima y… no puedo seguir viviendo en esta reserva. Tampoco puedo seguir trabajando en la escuela. No hay secretos, ¿recuerdas? Todo el mundo que vea tendrá esa mirada de tristeza escrita en su cara y no podré soportarlo. Te estoy dando la libertad para que puedas estar completamente con ella. ¿Estás tratando de decirme que no me permitirás ver a MI propia hija?"

— "Bella, no es así. Tienes que entender que ella no puede vivir en otro lugar. Voy a dejar esta casa y ustedes dos pueden seguir estando aquí. Encontraré otro lugar donde vivir. Pero ella es un miembro permanente de la manada. Protegemos a los nuestros. La protegeré con todo lo que tengo, así como sus "tíos" y su "tía" Leah. Si te quedas en esta casa, también te seguiremos protegiendo, pero si insistes en irte a Forks no podemos garantizar tu seguridad. Por favor, quédate aquí… por favor. Es más seguro para ambas."

— "Jake, no puedo estar aquí. ¿Qué parte de eso no entiendes? No puedo estar aquí mientras tú estas enamorado de otra mujer. No puedo ver eso. ¿No lo entiendes? ¿No ves lo suficientemente difícil que ya es para mí? ¿Cómo puedes incluso pedirme que me quede en La Push? Esto no funciona así. ¿No me merezco algo dentro de todo este lío? ¿No puedo ni siquiera mantener mi dignidad?"

— La discusión se prolongó toda la noche. Finalmente me levanté y me fui a nuestra habitación, cerré la puerta con llave. Él se quedó en la casa pero no trató de venir conmigo de nuevo. Sabía que estaba molesta, pero se mantendría firme en su decisión. No podía creer lo que él intentaba venderme. En solo una noche, había pasado de tener una gran familia, un entero grupo de protectores; a nada. Ya ni siquiera era considerada como parte de la manada. Estaba perdiendo una gran parte de mí misma y, sin embargo, Jacob parecía querer incluso aún más.

— La mañana llegó y con ella, mi terquedad. Si Jacob no podía ser razonable, entonces, no me dejaba otra opción. Dije que estaba enferma y falté al trabajo, fui a ver a Charlie. Le dije que necesitaba un abogado y rápido. Me puso en contacto con un amigo suyo en Port Angeles, alguien especializado en casos sobre custodias. Inmediatamente presentó un mandamiento judicial contra Jacob, que le sería entregado al día siguiente. Corrí a casa a empacar, sabiendo que tenía poco tiempo antes de que Jacob supiera lo que había hecho.

— El día siguiente fue horrible. Jake esperó hasta que llegué a casa y comenzó la pelea. No podía creer que había hecho caso omiso de sus "órdenes" y peleamos casi toda la noche. Despertamos a Grace dos veces, antes de que lo convenciera de que se calmara e intentara escuchar. Regresamos a Grace a la cama y comenzamos a hablar de nuevo.

— "Bella, sé que estás molesta. Tienes que ver la razón de esto. Ella es una Quileute. Su lugar está aquí. ¿Por qué no puedes simplemente quedarte aquí, con ella, en nuestra casa? Sería más fácil para todos, especialmente para Grace. Éste es el único hogar que ha conocido. Además, es más seguro para las dos…"

— "¿Mas fácil para todos? ¿Nuestra casa? No hay un tuyo y mío de esa manera ¿Y que hay de mí, Jake? ¿Cómo es esto "más fácil" para mí? ¿Cómo se supone que debo enfrentarme a esto? ¿Cómo se supone que viviré aquí, pero no seré parte de esta manada? ¿Cómo se supone que te veré diariamente con otra mujer, enamorándote cada vez más de ella? Entonces que, ¿te casarás con ella? Te conozco, Jake. Eres hombre de matrimonio y nada más que darle tu nombre te hará satisfecho. Incluso si no es eso lo que harás, no puedo sentarme aquí a atravesar por eso. Es más de lo que puedo manejar, ¿no puedes ver eso?"

— "Bella, no tiene porque ser así. Encontrarás a alguien más para amar. Sé que lo harás. Serás feliz de nuevo. Te enamorarás de nuevo. Hay alguien por ahí para ti. Aunque me mate pensar en ti con alguien más, sé que encontrarás a alguien. Eres demasiado increíble como para no hacerlo. Ojalá nada de esto hubiera ocurrido pero tienes que estar aquí. Grace tiene que estar aquí. Estarán más seguras. Y el que contratarás a un abogado fue un golpe bajo. ¿Por qué harías eso? No hay razón para implicar a terceros en esto. Esto es cosa de la manada y podemos manejarlo aquí."

— "¡De la manada! ¿Qué demonios quieres decir con que es cosa de la manada? Esto no tiene nada que ver con la manada. Esto es entre tú y yo. Tú y yo creamos esta pequeña vida; no ellos, tú y yo. No les voy a permitir que dicten cómo vivir mi vida o elijan dónde debo vivir. Si ya no soy parte de esta manada entonces, sus decisiones ya no significan nada para mí, ¿entiendes lo que estoy diciendo? ¿Verdad?"

— En ese momento sonó el timbre. Era tarde para visitas, pero parecía que Jacob esperaba a alguien. Se levantó a abrir la puerta y escuché la voz de Sam. No me gustaba el sonido bajo de sus voces en el pasillo, — murmuré, incapaz de ocultar el tono ácido que se había deslizado en mi voz.

— Sam entró y se sentó, mirándome directamente. Lo respetaba como jefe de la manada, pero a veces su apariencia suave, como si nada lo molestara, me irritaba. Él era el líder, "el alfa". Todo lo que decía era ley. En esencia, él era el jefe de toda la tribu Quileute, lo que no ayudaba a que me gustara ni un poco, no más.

Sentí una oleada de ira al recordar esa conversación y el cómo me sentí atrapada; como sentí el que Jacob me entregara a Sam, sin dejarme otro remedio más que sentarme allí y someterme a las órdenes de él.

Sam comenzó, con voz baja, pero su tono firme e inmóvil. — "Bella, entiendo que conseguiste un abogado ayer en lo que respecta a la custodia de Grace. ¿Estoy en lo cierto?"

— "Ese no es asunto tuyo, Sam. Lo que yo haga no tiene nada que ver contigo. Aparentemente ya no soy parte de esta manada, así que mis cosas, son mías, de nadie más."

— "Bella, no tiene porqué ser así. Sin embargo, tengo que recordarte, como sé que lo hizo Jacob, que no puedes dejar la reservación con la niña. Ella es miembro de la manada y nos pertenece… a todos nosotros. Eres la madre de la niña y entiendo que Jacob te ha pedido que vivas aquí, mientras él busca otro lugar para él."

— "Mi hija no te pertenece. Nos pertenece a su padre y a mí. A nadie más. Incluso espero que te des cuenta de lo ridículo que eso suena. Mi acuerdo de la custodia con Jake no se refiere a ti o a alguno de tus otros "hermanos", ni a Leah, por si acaso."

— "Bella, todos los niños de esta reserva son mi preocupación, especialmente aquellos que están estrechamente vinculados a la manada. Veamos esto objetivamente. Jacob te ha permitido amablemente que te quedes en la casa, y te continuaremos protegiendo de cualquier cosa que pueda atravesar la zona. Pero, si decides irte, esa protección no puede ser tuya. No tenemos recursos ilimitados y nuestra primera prioridad debe ser la reserva y las familias que residen aquí. Estarás más segura aquí, al igual que Grace. Incluso tienes que entender que…

— "Sam, muchas gracias por tomar en cuenta mis sentimientos, y ser tan cortés en cuanto tu preocupación por mi bienestar, pero no voy a ser intimidada. ¿Me expresé con claridad?"

— Sam se fue después de eso. Me sentía como una asesina en ese momento y furiosa con Jake por meterlo en esto. Sabía que no tenía otra opción. Me iría con Grace al siguiente día y solicitaría la custodia inmediata. El abogado que contraté me advirtió que probablemente vendría esto, y aunque no quería alejar a Jake, sentía como que no tenía otra opción.

Más adelante, expliqué como dejé el trabajo y me fui a casa a empacar tanto para Grace como para mí. Estaba echando todo a la camioneta cuando Jake llegó a la casa, temprano y sin previo aviso. Estaba furioso y comenzamos a pelear de nuevo. Sin embargo, no me disuadiría. Me iría y él tendría que lidiar con eso.

— Entonces Jake hizo algo que nunca esperé. Fui por Grace, que estaba dormida en su cuna, pero él fue más rápido que yo, y me impidió el paso. Se negó a dejarme pasar. Luché para poder atravesarlo pero él era mucho más grande y más fuerte. Comencé a gritarle, mi ira y frustración finalmente vieron la luz. Caí al suelo, ahora las lágrimas fluían libremente. ¿Cómo podría esto funcionar? ¿El destino jamás me daría un descanso?

— Jake parecía estar abatido al notar lo angustiada que estaba. Se hizo a un lado de la puerta y me miró en silencio mientras yo me arrastraba, desesperada por llegar a mi hija, que ahora gritaba. Todas esas peleas comenzaban a llegar a ella y simplemente la abracé, mientras llorábamos juntas. Sentía como si la estuviera perdiendo poco a poco, como si no tuviera una manera de hacer que esto funcionara, me sentía atrapada.

— Fue entonces cuando mi resolución se fortaleció. No sería la víctima de nadie.

— Me limpié los ojos y tomé su abrigo, antes de dirigirme hacia la puerta. Jake estaba sentado en la sala y me vio salir con ella. Corrió hacia la puerta y me tomo del brazo, con fuerza. Estoy segura que mucho más fuerte de lo que pretendía. Escuché algo como 'pop', antes de sentir el dolor. Una terrible agonía. Sentía como si mi brazo derecho se me estuviera saliendo. Grité por la intensidad de eso, Grace comenzó a llorar otra vez. Miré a Jacob, parecía completamente mortificado. Salió corriendo lejos de la casa y se transformó casi frente a mí, antes de correr al bosque, entonces escuché un aullido torturado viniendo de la dirección en la que él había corrido.

Oí un rugido escapar de cada miembro de la familia Cullen, el más fuerte venía de Edward, se puso de pie, la mirada de sus ojos ahora era oscura, asesina y llena de ira. Literalmente, me asustó por un momento, antes de que hablara, o mejor dicho, gruñera. — ¿Te dañó? ¿Puso sus manos sobre ti? — gritó, como si su vida dependiera de ello. Las ventanas se estremecieron por la fuerza de su voz.

— Edward, — lo miró Carlisle, su voz era baja pero llena de autoridad.

Mi voz era suave cuando me dirigí a él, — Edward, fue un accidente. Como dije, él nunca quiso tomarme con tanta fuerza. Sé que era difícil para él algunas veces, siempre cuidando la forma en que nos tocaba a Grace y a mí. Fue una perdida momentánea de su control y no fue intencional. Los dos estábamos estresados y él sintió que debía detenerme, porque nuestra seguridad estaba en riesgo; — de lo cual no tenía ni idea en ese momento, — al instante supo que me había herido y se fue antes de que algo más pasara, lo cual, por cierto, no hubiera pasado. Pasó hace mucho tiempo. — Ni él ni nadie parecía entender. Sabía que él tenía que estar constantemente monitoreando su control cuando yo aún era humana y estábamos, bueno… juntos. Ese pensamiento me hizo inhalar con fuerza, los recuerdos vinieron a mí como si los hubiera disparado. Negué con la cabeza, volviendo a la actualidad. — Estoy bien ahora… de verdad. — le respondí, antes de que alguien más hablara.

— Bella, no me importa si fue un accidente o no. Podría, literalmente, tomar el siguiente vuelo a Seattle ahora mismo y matarlo por eso, — siseó Emmett desde su asiento, con su tono bajo y amenazante. Rosalie tenía los ojos tan oscurecidos por el eco de su enojo, mientras sus suaves manos acariciaban a su marido tratando de calmarlo.

Jasper envió otra corriente fuerte para calmar nuestras energías. Él también parecía perturbado y por un momento, me sentí querida y protegida de nuevo. Era como si tuviera tres enormes hermanos que se pararían frente a mí y me defenderían contra cualquier cosa. Eso me trajo una sonrisa a los labios.

— Dime, Bella, ¿Por qué exactamente estás sonriendo? — preguntó Edward.

— Bien, con todo lo que hemos hablado esta noche, es agradable… — comencé.

— ¿Agradable? ¿Qué demonios de todo esto es agradable? — replicó Edward aún de pie, mientras la malicia en su voz seguía siendo evidente.

— Bueno, si dejas de interrumpir, podré terminar mi declaración, — lo miré, desafiándolo a contradecirme, mientras mi sonrisa seguía creciendo.

— Bien. Mis disculpas. Adelante, Bella, haré lo que pueda para no interrumpir, — respondió, su cuerpo seguía rígido por la furia.

— Es agradable sentirme… bueno, protegida, — quería añadir "cuidada", pero lo pensé mejor. — Ha pasado un buen tiempo… desde que no siento nada como eso, — terminé, mi sonrisa era tan grande como mis mejillas lo permitieron.

Siete pares de ojos se centraron en mí, haciendo eco de la declaración que acababa de hacer. Sentí alivio por primera vez en mucho tiempo.

— Bella, desde el primer día en que te conocimos, siempre has sido como una hija para nosotros, — intervino Carlisle, Esme asintió rápidamente con la cabeza.

— Y eres como nuestra hermana, Bella. Nuestra pequeña hermana torpe, — se rió Emmett.

— Nadie se mete con la familia, especialmente la nuestra. — dijo Rosalie con aire de suficiencia. Su hermoso rostro retrató una fiereza, que también hablaba de su tenacidad. En sus ojos y en los míos, había ganado una hermana esta noche, y nada iba a cambiar eso ahora.


_________________________________
A comentar esta historia, a pedido del publico... besotes!!!

10 comentarios:

kary_swan dijo...

Soy la primera, siiiiiiiiii!!!!!!!!!
Gracias por actualizar el capi. Muy bueno, que mal estubo Jacob. Cuando va a reaccionar Edward? Quiero más!!!!!!!!!!!























эротический массаж

rocio dijo...

me gusto el capitulo, gracias un beso

black19 dijo...

muchas gracias por acernos caso estoy muy contenta d poder leer otro capi que mal se a portado Jacob pero ahora a regresado Edward para protegerla ya no hagan sufrir a Bella que bueno tiene su ventaja porque tiene siempre a su principe muchas gracias por publicar espero que no tarden con el otro otra vez gracias

Ro_Lizzy dijo...

Capitulo intenso como pocos que he leido, aunque aun me sigo preguntando quien carajos la transformo y porque Edward no le dice la verdad de una vez por todas.
Pero bueno espero que actualices mas pronto, para poder saciar mis dudas.
Cuidate mucho y nos leemos siempre...
http://miangelpersonal.blogspot.com/

Anónimo dijo...

diOS casi me da un infartOO sii ya qiero saber como se transformoo y qe edward le diga que la amaa waaa

nashkalight dijo...

ya quiero que esten juntos y si tiene razon bella al sonreir y saber que todos ahora si "todos" estan a su favor que lindo q ahora ella y rose se lleven bien! :-D me encanto el capi xfis actualiza prontito!!

nydia dijo...

dios que hermoso capitulo me encanta saber que Rosalie ya ve a Bella como una hermana y es grandioso...Me ENCANTA...Sigue asi...Besos..

Anónimo dijo...

gracias por escribir mas, estuvo triste un poco, me rompe el ♥ la pobre de Bella todo lo que a tenido que sufrir...siguela por favor , quiero saber como se transformo bella.

thank

Lei dijo...

que buenísimo capítulo!! me encantó!! pero solo ha hecho que tenga ganas de leer otro capitulo y otro más.....!! quiero saber quien convirtió a Bella, y que pasará con Edward!!! please suban otro capi!! ;D

janneth dijo...

Cada vez se pone mas interesante, GRACIAS por actualizar, no nos dejes esperando tanto tiempo para subir capit. por faaaaaaaaaaaaaaaa