jueves, 3 de marzo de 2011

Entre el Amor y el Odio





Sumario:
Ella se encontró con el futuro de su clan en sus manos. Siendo una niña apenas, tuvo que comportarse como mujer y ganarse el respeto de los hombres poderosos, en un mundo donde la mujer era moneda de cambio. Pero tenía unas cuantas cosas bajo la manga para conseguirlo.

Él sabía su obligación pero entre ejecutarla y aceptarla había un gran espacio. Y en ese espacio se clavo ella. Una mujer que no era más que una niña y que además en sí se comportaba como niño. Con toda su vida complicada cometió errores que le llevaron a perder mucho.

Solo una cosa simple y sencilla podrá devolverle todo lo que quiere él en su vida.

Una cosa sencilla y simple llamada amor.
¿Serán suficientes sus intentos?

Nota de la autora: este fic contiene escenas explicitas de violencia y sexo, lenguaje que podría herir la sensibilidad de las personas, se recomienda discreción y una mente abierta.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Capitulo 3.- Negociando el futuro

Bella pov

“Dios no me dejes desmoronarme ahora”. De pie, frente a un hombre con el miembro expuesto y ante la mirada de todos los demás quienes no hacían nada, me toco sacar la vena y hacerme respetar.

-James te retiras ahora mismo, tú y yo hablaremos más tarde- dijo Lord Eleazar.
Mientras el tipo me miraba con ganas de rebanarme. Lo había ofendido, de la peor manera… menospreciando su hombría y seguramente tendría consecuencias. Pero no pensaba permitir que me humillara.

No a mí.

No a Isabella Swan.

-¿alguien más quiere desafiarme? - pregunte mirando a los jóvenes presentes.

Jasper Hale, rubio de ojos azules, muy atractivo. No era mi tipo. Los Cullen, uno de ellos muy alto, enorme, de cabello negro y corto, ojos grises y fríos. Mas que atractivo… delicioso, aunque tampoco era mi tipo. Y por último, el único de todos ellos que no me había mirado por más de cinco segundos con alguna expresión que no fuera de hostilidad. Alto casi tanto como su hermano, atractivo con muchas ganas, o eso parecía, había evitado mirarlo más de cinco segundos con algo más que indiferencia.

Los Adultos me miraban de manera diferente. Jake salió detrás de James. No le iría bien al tipejo.

-me disculpo profundamente por eso Isabella, jamás imagine que ese comportamiento tan indigno sería cometido por mi hombre- dijo Lord Eleazar mirándome visiblemente apenado.

-bueno Lord, tal vez sí se da una próxima vez, pueda intervenir antes de que le rebane el honor a su hombre- dije antes de sentarme y conmigo todos los que estaba de pie.

Puse la espada en la mesa y la deslice hacía donde Garrett estaba, me sonrió con complicidad. Alguna vez mientras entrenaba con Jake, Garrett cometió la torpeza de decir que era bastante buena para ser mujer. Paso el resto de las dos horas siguientes defendiéndose de mi ataque. Mi padre solo se doblaba de la risa mientras mi madre pegaba el grito en el cielo.

-bueno, ahora que hemos visto la valía de esta jovenci… mujer creo que entendemos el porqué su padre le ha confiado tan enorme encomienda. Por favor Isabella sigue con tu caso- dijo Lord Carlisle.

-gracias. Y llámenme Bella. Como decía mi padre sigue prisionero en Eorlingan y como en todo castillo, es posible entrar, cosa que hará mi gente- dije señalando a Jake quien ya había regresado- pero quiero saber si cuento con el apoyo de los clanes vecinos para armar una ofensiva efectiva que permita a mi gente entrar sin ser detectados, algo así como una distracción- dije mientras todos los presentes me miraban.

Con un poco más de respeto si era posible.

-¿Qué tienes en mente para el recate de tu padre Bella?- pregunto uno de los Cullen

-disculpa, no conozco tu nombre- dije mirándolo.

-Emmet, Emmet Cullen- dijo con algo de simpatía.

-Emmet, en las colindancias del bosque que rodea el castillo hay capacidad suficiente para esconder un ejército de más de 5 mil cabezas. Si escondemos mucho menos y atacamos con un tanto mayor podremos distraer su atención. El castillo por si solo es impenetrable por otro lado que no se la puerta principal y la puerta escondida. No queremos entrar por la puerta principal, pero eso ellos no lo sabrán, de esta manera y saliendo del bosque de atrás mi gente podrá entrar, sacar a mi padre y salir antes aun que el enfrentamiento se dé. Podremos sitiar el castillo, la gente que se quedo es leal a mi padre y no dirán donde están ocultas las bodegas de provisiones. Aun si eso significa morir de hambre dentro de los muros. Y mi padre estará libre antes de que amenacen su vida a cambio de información- dije mientras mostraba unos mapas con las ubicaciones del castillo y el bosque -en este punto -apunte un lugar del mapa mientras todos se acercaban, jóvenes y adultos- se puede armar una ofensiva solo con arqueros, en la puerta principal deberán mandar escudos, ya que desde las almenas se puede disparar de manera certera, pero si colocamos a los hombres a 100 metros del muro, serán inefectivos- dije revelando el único punto débil del castillo.

Era necesario.

-para el tipo de apoyo que solicitas Bella será necesario primero firmar las alianzas- dijo Lord Eleazar.

-lo sé y estoy dispuesta a negociar el matrimonio de mi hermana con cualquiera de los presentes- Dije mientras Jake salía de nuevo.

Mencionar el asunto del matrimonio era la señal para Jake de traer a Alice.

-¿y tú?- pregunto el hombre que no quería mirar-soy Edward Cullen, ¿Quién negociaría tu matrimonio?- pregunto de nuevo y en tono altanero, casi molesto, se podría decir que ladró.

-¿puedes ver a alguien más aquí de mi clan que no sea Garrett o Jake? Me parece claro que también seré yo quien convenga mi matrimonio. Después de todo seré yo quien viva con ese hombre. Sin ofender- dije mirándolo y respondiendo de la misma manera.

-bien, siendo esa la situación ¿cómo lo haremos? Es decir ¿cómo se escogerán las parejas?- dijo Lord Carlisle.

-me parece que para que sea completamente arbitrario coloquemos los nombres en una urna y se saque por sorteo- dijo lord Eleazar.

-eso me parece un poco brusco, son muy jóvenes las muchachas, que les parece si les dejamos un día entero para que se conozcan y…-

-disculpa Laurent, sé que tu idea es buena y lamento ser yo quien te interrumpa de esta manera pero la vida de mi padre está en juego, mientras más tardemos en sacarlo más probabilidades hay de que muera, créeme que de ser otra la situación, yo habría solicitado medio año antes de las bodas- dije sonriendo apenas.

-lo entiendo Bella- dijo Laurent sonriéndome con ternura.

Me sentí vulnerable por un momento, aparte ese sentimiento de inmediato, no era lugar para una demostración de sentimentalismos.

-entonces lo del azar va- dijo Emmet con mucho menos gusto del que su rostro aparentaba.

-primero será mi hija como signo de buena voluntad, Jasper tráela por favor- dijo Lord Eleazar.

Mientras Lord Cullen escribía los nombres y los depositaban en una urna, Jasper entro con una mujer rubia, de la edad de mi hermana aproximadamente. Hermosa completamente. Ojos azules, labios rojos. Y un vestido de infarto. Sin hablar de las zapatillas, divinas y toda la tendencia francesa. Unos minutos después entro mi hermana. Con un vestido de los mejores. Ambas mujeres se miraron y apenas estuvieron juntas les salto lo vanidosas.

-por Dios es un diseño parisense- dijo Alice mientras tocaba el borde ribeteado en hilos pateados del vestido azul de la rubia.

-y el tuyo es completamente Londinés, me encanta- dijo la rubia admirando el vestido amarillo sol de mi hermana.

-Por favor señoritas, estoy segura que sus esposos les dejarán acaparar la moda otoño invierno y primavera verano, de las altas casa de costura, pero justo ahora debemos sortearles al esposo, silencio- pedí mirando a mi hermana.

-lo siento Bella- dijo Alice bajando la mirada.

- discúlpanos fuimos vanidosas- dijo Rose mirando a otro lado, apenada por completo.

Me sentí mezquina por hablarles de ese modo. Después de todo de ser otra la situación estaría también mirando y mostrando.

-hey, también me han gustado sus vestidos. Más tarde te muestro una tendencia Veneciana, te encantara Rubia- dije sonriendo.

-Rosalie, hum llámame Rose- dijo sonriendo.

-señoritas, el sorteo está listo. Primero tu Rose- dijo Eleazar.

La chica se puso pálida. Después de todo estaba escogiendo a su esposo para toda la vida. Metió la mano temblando. Saco un trozo de papel enrollado. Lo entrego a su padre.

-Emmet Cullen- leyó Lord Eleazar.

La chica se giro hasta mirar a Emmet, quien solo asintió y le sonrió o eso intento. Ninguno se veía feliz.

-Alice tú sigues- pedí.

Sabía que ninguno de los restantes les agradaría casarse conmigo por eso me quedaría al final.
Que fuera la suerte de los demás quien marcara mi desgracia. Lord Cullen agrego otro pergamino, lo cual tenía sentido si para Rose habían dejado afuera el nombre de su hermano. Movieron la urna un poco más y mi hermana mirándome a los ojos metió la mano. Solo una lagrima que borro antes de que cayera por completo fue el indicio de que aceptaba su destino.

-Jasper Hale- dije cuando me lo entrego.

El tipo suspiro y asintió mientras caminaba hacía ella. Se coloco a su lado tal como hiciera Emmet con Rose.

-bien entonces solo quedan Edward y tu- dijo lord Eleazar.

Asentí sin mirar al hombre mencionado. Era el que mismo hombre, él altanero. No estaría nada contento. Y por supuesto no camino hacía mi.

-bien, si les parece adecuado, podremos celebrar las nupcias mañana temprano y partir en la tarde- Dije sin mirar a mi futuro esposo.

-¡¡¡¿estás loca?!!! No me casare mañana- grito Alice.

-¡¡lo harás porque yo lo digo y punto, mientras más tardemos en hacer esto… legal, mas tardara papa encerrado, me importa un carajo si no te agrada la idea, tú misma lo dijiste, para esto nos han educado toda la vida!!- dije mirándola.

-Bella no es necesario que todas las bodas se realicen tan pronto, si les parece podremos firmar un contrato de matrimonio y partir hacía el castillo donde tu padre esta, al regreso podremos celebrar las nupcias- dijo lord Eleazar.

-pero me temo que al menos se deberá consumar un contrato- dijo lord Cullen.

Todas lo miramos con cara de horror. Después de todo se trataba de entregarse en cuerpo a un desconocido. Entonces mire al que sería mi esposo. Alto, de cabello rubio oscuro, ojos verdes y labios rojos, el inicio de la barba en su rosto cuadrado, atractivo hasta gritar… pero no era Jake.
Y no se veía más contento de lo que estaba yo.

-que así sea- dije apenas con voz.

-entonces hemos terminado, después de la cena firmaremos los contratos y podrán retirarse- dijo lord Eleazar sin mirarnos.

-vamos Alice, escojamos los vestido para la cena, Rose ¿nos acompañas?- pregunte mientras salía de la sala sin mirar a nadie.

-mama sigue sin llegar- dijo Alice.

-lo sé no te preocupes, se habrá quedado descansando, ya sabes que no le gusta montar- dije para tranquilizarla.

No era normal que no llegara aún.

Recuerdo

-Bella vamos muy despacio aún, tendremos que separarnos de nuevo y apegarnos al plan original. Vayan por delante, trataremos de seguirles el paso- dijo Sam.

-lo siento, necesito descansar, no estoy acostumbrada como ustedes a montar, necesito parar, pero creo que Sam tiene razón, adelántense- dijo mi madre.

-cuídala Sam, protégela bien- pedí mientras Alice se bajaba y cambiaban su silla.

-Alice ¿montaras como lo hace Bella?- dijo mi madre con el tono de escándalo que solía usar.

-aun estoy aquí madre y no veo que tiene de malo- dije sintiéndome ofendida.

-Bella, hija te amo con toda mi alma, pero a veces pienso que eres una mujer con espíritu de hombre- dijo mirándome duramente.

-mejor eso que ser hombre con espíritu de mujer- dije en respuesta.

Y las carcajadas de Sam, Jake, Paul, y Quill, Jared y Alex quienes eran los Guardias personales, no tardaron en llegar. A eso se unieron el resto de los hombres que me conocían bien.

-Jake y Jared se irán con ustedes, llevarán a diez hombres por cualquier cosa. Corran y no se detengan ante nada- apunto Sam.

-cuídate Bella y cuida de Alice, la amo hijas- dijo mi madre besándonos antes de subirnos de nuevo a los caballos.

Apenas vi a los guardias que llevaríamos sobre los lomos de sus animales, lance mi montura a todo correr. Los escuche seguirme el paso, incluso Alice parecía entender la importancia de movernos rápido, ya que cabalgo como nunca. Pasadas unas horas decidí bajar el ritmo para que los caballos descansaran un poco. Y porque casi podía ver las lágrimas de Alice, no estaba acostumbrada a montar a galope y quizá su cuerpo estaba pagando el precio.

-¿estás bien?- pregunto Jake trotando a mi lado.

-sí, creo que si-

-¿estás lista para el matrimonio?-

-no, pero seguramente o tendré opción, Jake yo…- calle al mirar su rostro -nada, solo estoy preocupada por mi padre- dije.

-iremos por él, cuando tu esposo, el hombre que sea y los demás no den su apoyo, iremos por él- dijo sonriendo como siempre.

El dolor de saber que tendría que casarme lo único que hizo en mi fue enfurecerme.

-vamos, la noche está cayendo- dije mientras lanzaba mi caballo de nuevo hacía adelante.

Para cuando divisamos el castillo, Jake iba detrás de mí, Alice a mi lado con Jared, su guardia detrás y los hombres rodeándonos. Así cruzamos las puertas del castillo hasta llegar al patio interior.

Fin del recuerdo.

-¿me enseñas ese vestido que mencionaste antes?- pregunto Rose regresándome al presente.

-claro, de hecho dado la importancia de la cena lo usare esta noche- dije mientras sacaba mi vestido.

Mi mejor y favorito vestido. Negro con hilos en plata y encaje ribeteado en el mismo material marcando la parte baja del busto, entallado hasta la cintura y suelto hacía abajo, con otra cinta en el fondo, Mangas corte princesa en tela negra trasparente y piedras plateadas.

-es precioso, cielos ¿Cómo hago para tener uno parecido?- pregunto la rubia.

-ir a Venecia, en cuanto puedas- dije sonriendo.

-iré con… Emmet. ¿Alguna de ustedes saben algo sobre la noche de bodas?- pregunto la chica llorando por primera vez desde que sacara el nombre.

-tu mama seguramente te dirá que esperar, ojala la nuestra llegue a tiempo- dije abrazándolas.

-niñas, que bueno que están todas aquí- dijo lady Tania, su madre.

-mama ya tengo esposo- dijo llorando un poco más.

Mi hermana quién también lloraba se abrazo a mí.

-lo sé cariño. Por eso he venido, sé que una de ustedes deberá consumar su matrimonio hoy, así que me tomare la libertad de prepararlas para esta noche. Lo que pasa entre un hombre y una mujer es muy diferente en cuanto a cada pareja, el acto en sí es el mismo, pero depende mucho de la química de la pareja, de la calidez del hombre. Puesto que ninguna de ustedes tiene experiencia, déjense llevar y cuando estén en la cama…-

Para cuando termino de hablar yo no sabía si vomitar o atravesarme con una espada. No era que el acto me parecería repugnante porque era algo natural, mi madre nos tenía bien aleccionadas sobre eso. Pero dejar que un tipo al que apenas viera unas horas y con el que solo cruzara una línea de conversación me hiciera todas esas cosas era aterrador.

Sobre todo porque el hombre que me las haría a mi no me apreciaba en nada, la mirada que tenía cuando supo que sería yo su esposa era de rechazo total.

-¿Cómo sabremos quién de nosotras...?- Alice no pudo terminar la pregunta sin llorar de nuevo.

-eso lo decidirán Eleazar y Carlisle. Prefirieron que no tomaras parte en eso para no avergonzarte más- dijo la mujer sonriendo y mirándome directamente.

-muy considerado- dije apenas.

Para cuando la mujer se fue con su hija, Alice ya estaba más tranquila. Pero mama no regresaba aun. Empecé a preocuparme. Dos días eran demasiado. Algo estaba mal.

-Bella atacaron la comitiva de tu madre… la capturaron…y apenas lograron llegar algunos de la guardias- dijo Jake entrando a mi habitación sin tocar.

-¿donde están los hombres?- pregunte levantándome de inmediato.

No fui consciente que solo estaba usando el vestido rosado de baño. O de que Alice me llamaba. Salí a todo correr detrás de Jake y llegue al salón donde todos estaban reunidos.

-Niña… nos emboscaron cuando nos separamos, por más que luchamos y tratamos de proteger a Lady Swan, igual se la llevaron, apenas logramos sobrevivir Sam, Quill, Hernán, Damián, Lucas, Billy y yo. No queda nadie más de la guardia, perdonemos no pudimos proteger a su madre, eran demasiados- dijo Paul casi llorando.

En mi casa, todos los hombres fieles a mi familia nos amaban, mi madre era buena con ellos y nos había enseñado a serlo también, siempre pendiente de lo que pudieran necesitar, de las esposas, hijas, hermanas. Siempre había tiempo para atender las necesidades que la gente del castillo pudiera tener.

-¿Dónde está Sam?- pregunte.

-aquí- dijo levantándose de la silla donde lo estaban atendiendo.

Apenas lo vi corrí a abrazarlo, estaba realmente herido. Un corte atravesaba todo su costado sobre la piel curtida por el sol.

-mi niña, no pude protegerla… pero tenemos un prisionero, Jake lo interrogara, sabremos a donde la llevaron e iremos por ella- dijo mientras me abrazaba de los hombros y me dejaba un beso en la frente.

-¿Dónde está el maldito?- me gire hacía lord Eleazar después de localizar a los demás hombres quienes estaban siendo atendidos, Damián se veía realmente mal.

-yo te llevo- dijo Jake en ese momento.

Lo seguí sin dudar. Y nos siguieron por supuesto. Apenas cruce la puerta logre desarmar a uno de los hombres de lord Eleazar. Lo que no fue difícil ya que ninguno de los hombres apostados en las puertas, se esperaban que yo supiera usar una espada.

-¿Dónde está mi madre?- pregunte tan claro como pude.

Las lágrimas aun no salían pero sentía que no tardarían tanto como yo deseaba.

-la espada no es algo que una niña bonita como tú deba usar, te cortaras….-

-¿dónde está mi madre?- dije mientras ponía la punta de la espada en su garganta.

Por un momento nadie dijo nada. Nadie se movió. Podía sentir la mirada de todos sobre mí. Esto seguramente arruinaría mi matrimonio pero mi madre estaba en primer lugar y estaba harta de esperar que los demás hicieran algo.

-no diré nada, mátame… si puedes- dijo el tipo mirándome, retándome.

Esto no funcionaría hasta que entendiera que no estaba bromeando.

-¿Dónde está mi madre? Última oportunidad- dije bajando la espada a su entrepierna.

Jake le tomo una pierna y Paul la otra, abriéndoselas. El tipo por primera vez me vio en serio.

-la llevarían a la torre del castillo principal de los Masen, Voltaria. Pero no podrás llegar a menos que te cases con Marco su hijo, te ha pedido a ti, exclusivamente a ti - dijo

-ya tengo esposo- dije girándome.

Camine medio paso en dirección a la puerta. Con la espada aun en la mano.

-¡¡entonces serás su ramera, si quieres ver viva a tu madre, quien por cierto será la mujerzuela de Aro!!- dijo sin reparo alguno.

Y mi ira se desato.

Antes que alguien pudiera reaccionar al insulto hacía mi persona y por alguien me refiero mi futuro esposo quien ya se dejaba venir sobre el tipo con la espada desenfundada, me gire enterrando la mía en pleno pecho del hombre sentado.

-¡¡¡a mi madre la respetas perro maldito!!!- dije mientras la vida se iba de sus ojos y la sonrisa se le borraba.

-¡¡¡Bella!!!- grito Alice entrando en ese momento.

-¡¡¡Jasper sácala de aquí!!!- grite mientras sacaba la hoja llena de sangre manchando mi vestido en el proceso.
Con el cabello revuelto, la ropa llena de sangre y la mirada de odio aun puesta mire al hombre sin vida frente a mi.

-niña ¡¡¡¿Qué hiciste?!!!- pregunto Sam quitándome la espada mientras Edward se acercaba a mí, por primera vez.

Quito una de las cortinas y me envolvió en ella. Me tomo de la cintura mientras Emmet se acercaba y me colocaba la mano en la espalda apresurándonos a salir.

-vamos Bella, nadie debe saber que fuiste tú- dijo Emmet mientras miraba a los demás.

Las lágrimas no salieron hasta que escuche la puerta de la mazmorra cerrarse detrás de mi.

No hubo cena o firma de contratos o consumación de matrimonio.

Esa noche solo fui una niña asesinando a un hombre.

El hombre de confianza de nuestro enemigo.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
hola chicas, aqui les dejo el capi de hoy, besos y disfruten
con amor Alejandra Rivas ; )

14 comentarios:

LILY-COL dijo...

LA HISTORIA ESTA GENIAL HOY EMPEZE A LEERLA Y ME GUSTO MUCHISIMO. ESPERO EL PROXIMO CAPITULO QUIERO SABER QUE VA PASAR CON BELLA. SE PODRA CASAR AUN?..ABRAZOS..

lauriii!!! dijo...

woww...!!sorprendente!

black19 dijo...

hola ALE soy la primera que emocion el capi estuvo estupendo como todo lo que tu escribes que feo que EDWARD se haya portado asi con BELLA si es una mujer que vale mucho la pena pero bueno sabemos que con el tiempo es el va a enamorar de ella insisto que caracter tiene esta BELLA me encanta gracias por tu tiempo

Lei dijo...

escribes super bien ;D actualiza pronto please :) me muero de ganas de saber como sigue esta historia ;O!!! xoxo

Anónimo dijo...

JUMMM EXCELENTE YA ME ESTOY ENGANCHANDO CON ESTA HISTORIAA!!

VERO

A. J. dijo...

tienes qe subir mas,, me dejaste super enganchada qon la historia! sube pronto
A. J.

Vicky dijo...

Bueno a mi definitivamente me engancha todas tu historias, mujer que no sé como lo haces, cada una de ellas es un balsamo para mis no realizadas fantasias. Beuno de acár al lunes sino me equivoco para ver el próximo capítulo, sufriré; por ello no me gusta leer hasta que solo tus fics terminados, pero está historia prometia como las otras así que acá me tienes sufriendo como con las otras. Bueno acás entrenos para poder soportar el hecho de que me dejaste con la expectativa de lo que vendrá tuve que tomarme una vaso de Bayley's; ahora mi cigarrito, cual relax después de un orgasmo, jaja y bueno a esperar. Quedo a la espera de tu pronta publicación. Por cierto Segunda Oportunidad, está ya en los fics terminados, pero va a tener Epilogo, ojalás si, me quede esperando un final más efusivo.
Por cierto Laura M. está algo distanciada de sus historias, que pena, espero se acuerde que sus nenes necesitan comer (por sus fics) y que las flores necesitan agua (por sus lectoras). Besos. Vicky.

Alejandra RIvas dijo...

Vky ariño: segunda oportunidad si va tener, no solo epilogo, sino sgunda parte. paciencia.

chicas, gracias por sus comentarios. las amo

Ro_Lizzy dijo...

No se porque me parece que la pareja elegida va a ser la de Edward y Bella, aunque creo que yo en su lugar en lugar de haberlo matado le hubiese cortado su hombría por cochino e irrespetuoso.
Cuidate mucho y nos leemos siempre...
http://miangelpersonal.blogspot.com/

ROCIO dijo...

HOLA GUAPA,CAPITULO INTERESANTE,ESPERO QUE EDWARD NO LE SEA INFIEL A BELLA, POR QUE NO ME GUSTARIA ESTAR EN SU PELLEJO,MENUDA SE LAS GASTA LA NIÑA.POR LA CUENTA QUE LE TRAE NO CREO QUE LO HAGA Y QUE PRONTO SE ENAMORE DE ELLA.

diana dijo...

dios!! ewsto esta buenisimoooo me encantoooo

Anónimo dijo...

oooooooooooooooo......

es una ...wow... mato a alguien , que pasa si alguien se entera...


... habra a hechado perder su matrimonio, o no ?.... continuala que esta increible...please.... esperare♥

nydia dijo...

Dios no puede ser que les pase eso y ahora que pasará despues de haber matado a aquel hombre....Sigue asi...Besos..

ѼMaR CuLLeN BlaCkѼ dijo...

impresionante....
no se coo lo haces pero siempre me dejas con ganas de leer mas, me he convertido en una adicta a tus historias!!!!
necesitare leer mas... pobre Bella... matar a un hombre... a tus 16 años... eso es feo, pero lo hizo por defender a su mama, ya odio a los Vulturi!!!.... solo queda esperar q Edward y Bella se casen pronto... sera interesante ver... leer... como consuman el matrimono.... esto mal!!!... ya me perveti demasiado...xD.... cdt mucho Ale... espero nuevo capi, besos!!!!!!
P.D: Votarias por mi oneshot en el concurso de irene?
http://irenecomendador.blogspot.com/2011/03/votaciones-del-concurso-de-el-bien-y-el.html
Grax!!! besos!!!!