jueves, 31 de marzo de 2011

Entre el Amor y la Guerra


Sumario:
Ella se encontró con el futuro de su clan en sus manos. Siendo una niña apenas, tuvo que comportarse como mujer y ganarse el respeto de los hombres poderosos, en un mundo donde la mujer era moneda de cambio. Pero tenía unas cuantas cosas bajo la manga para conseguirlo. Él sabía su obligación pero entre ejecutarla y aceptarla había un gran espacio. Y en ese espacio se clavo ella. Una mujer que no era más que una niña y que además en sí se comportaba como niño. Con toda su vida complicada cometió errores que le llevaron a perder mucho. Solo una cosa simple y sencilla podrá devolverle todo lo que quiere él en su vida. Una cosa sencilla y simple llamada amor. ¿Serán suficientes sus intentos? Nota de la autora: este fic contiene escenas explicitas de violencia, sexo y lenguaje que podría herir la sensibilidad de las personas, se recomienda discreción y una mente abierta.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

11.- Retrasando al destino

Edward pov

-Edward…. Pensé que no vendrías, te he extrañado tanto… ¿Por qué tardaste en venir?- pregunto Victoria apenas abrió la puerta.

Había esperado hasta el anochecer para verla. Así nadie me vería entrar. Justo como la vez anterior.

-estuve de viaje con mi esposa, su hermana con su esposo y mi hermano con la suya- explique abrazándola también.

-vacaciones familiares… Que tierno… gracias por acordarte de mí- dijo sarcástica.

-lo hice. Te traje algo- dije sacando unos pendientes de oro y piedras de zafiro, azules como sus ojos.

-gracias, son hermosos ¿Qué le compraste a la niña?- dijo con rencor en la voz.

Me enfade de inmediato.

-¡¡no es una niña y es tu señora, respétala!! Le compre todo lo que quiso, lo que pidió y hasta lo que no pidió porque es mi esposa y se merece todo-

-¿estás enamorado? ¡¡¡Lo sabía!!! Me olvidaste…- dijo antes de llorar.

-no te olvide… pero sí estoy enamorado de ella. Y por eso creo que lo mejor es terminar esto que tenemos. No puedes esperarme toda la vida. No quiero que lo hagas. No vendré de nuevo Victoria. Esta es la última vez- dije con calma.

-entonces sí no te veré mas y seguramente me compraras un marido… ¿me tomas una última vez?- pregunto con todo el dolor en sus ojos.

-Victoria no creo que…-

-por favor, no me hagas rogarte, no me humilles más… solo una vez y después podrás irte- dijo mientras dejaba caer su vestido.

Y lo hice.

Una única vez.

Apenas termine me sentí peor. Una vez más había traicionado a mi esposa. Me vestí y me marche sin mirar atrás. Le conseguiría un buen esposo. Se lo merecía. Bueno vería que mi hombre de confianza lo hiciera. No quería tener más contacto con ella.

Pase un cinco semanas enteras haciendo los recorridos y en algún pueblo luchando contra los hombres de Masen, algunas facciones que andaban causando revuelo y alboroto y a los que mi hermano andaba dando caza.

Por fin después de desmantelar el último grupo confirmado que teníamos de seguidores de Aro, regrese a casa de mi padre.

-señor, Victoria lo busca, ¿la recibirá?- pregunto Harry mencionando el nombre entre dientes. -sí, que pase… y discreción- dije antes de que saliera.

Solo levanto la ceja mientras asentía.

Él como todos en el castillo adoraba a mi esposa y seguramente me maldecía en su interior por engañarla. Jamás en toda mi vida había visto a ese hombre mirar otra mujer que no fuera Fiona su esposa, quien trabajaba también en el castillo.

-¿Qué pasa Victoria? Te pedí que no me buscaras. Según tengo entendido te pasan una cantidad suficiente para vivir mientras arreglan tu matrimonio- dije cuando entro.

-estoy embarazada… y es tuyo- dijo sin rastro de broma en su rostro.

Me quede sin habla. Eso no podía ser, no me podía pasar a mí. ¿Cómo…?

-¿Qué dices? No. Eso no es posible, no…-

-la ultima vez que estuvimos juntos, no tuve tiempo de protegerme antes y después quede tan triste que… solo lo olvide, para cuando me di cuenta era tarde. Lo siento- dijo llorando.

Y mi mundo se sacudió.

Por completo.

-¿y qué quieres?- pregunte mientras pensaba como salir del asunto sin pecar mas.

-¿Qué quiero? Que te responsabilices por él, es tu hijo… cásate conmigo- soltó.

-estás loca, ya estoy casado- dije mientras la miraba de otro modo, con otros ojos. La veía de verdad por primera vez tal como siempre había sido.

-separarte, mándala a un convento, repúdiala, lo que sea, no te has casado por la iglesia y los castillos ya son tuyos porque sus padres están muertos, ya puedes dejarla y regresar conmigo. He sido tu mujer antes que ella apareciera y tengo derecho- dijo seriamente.

-¿Qué clase de mujer eres? ¿Cómo no lo vi antes?- pregunte sin entender el tamaño de mi estupidez

-solo te interesaba meterte entre mis piernas, bueno tus acciones han tenido consecuencias… haz lo que te digo o tu ramera personal del castillo se enterara de mi y de tu hijo- dijo acercándose a mí.

Pude pasar por alto su amenaza, pero que insultara así a mi Bella fue más de lo que pude aguantar. Por primera vez en toda mi vida levante la mano contra una mujer. Y la golpee tan fuerte que pensé la había lastimado de verdad hasta que me miro con sorpresa desde el suelo.

-la única ramera personal eres tú, ella es una dama y la vas a respetar aunque tenga que enseñarte a golpes- dije mientras la veía llorar, por primera vez no sentí nada.

-¿Qué te hizo? ¿Cómo logro que te enamoraras así de ella? Me amabas a mi- dijo sin dejar de llorar.

-lo hacía, ya no. Te quedaras en una de mis cabañas, hasta que el bebe nazca, cuando este seguro que es mío, hablaremos al respecto- dije mientras llamaba a Harry. Le di instrucciones precisas y se la llevaron.

-mañana regresamos al castillo- dije a mi hombre.

-señor no hemos ido a Eorlingan y es necesario, no le tomará más de un mes. Si quiere me regreso para ver que su esposa este bien- dijo.

-no será necesario, regresaremos y la traeré conmigo- dije.

-¿señor? Con el carruaje tardaremos mucho más-

-nunca dije que usaríamos carruaje- termine usando las palabras de mi esposa.

Al día siguiente estábamos en camino.

Apenas entre al patio mayor vi un grupo de guardias reunidos en torno a algo o alguien. Desmonte junto con mis hombres y me acerque. Me abrieron paso en cuanto me vieron. Bueno, los que me vieron ya que la mayoría miraba a la pareja entrenando en el centro.

Nada más y nada menos que mi flamante esposa, vestida con una camisola mía, la cual le quedaba enorme, ajustada con un cinto de cuero flexible grueso y su pantalón de montar, Botas y espada en mano. Sudando, con la parte de arriba de la prenda pegada al cuerpo, el cabello recogido por completo y con una mejilla sucia. Parecía más un muchacho de 14 años que mi mujer de 16 y aun así mi deseo se despertó. Hasta que me fije en su contrincante. Sin camisa y en pantalón. Jake.

-vamos señora, no puede hacer esto otra vez, se lastimara- pedía Mike, quien aun no me había visto.

-Mike cállate- dijo mi esposa sin apartar la vista del tipo que tenía enfrente.

Jake ataco con fuerza mientras mi esposa defendía con agilidad. Al ser tan pequeña se escabullía con facilidad. Aunque necesitaba acercarse demasiado para poder atacar. En algún momento, después de unos minutos de batalla quedo al alcance del contrincante logrando con ello que Jake le hiciera un corte.

-no te atrevas a detenerte ahora Jake- dijo antes que yo saltara de donde estaba y al ver que el tipo bajaba la espada.

-Bella, estas sangrando, si tu esposo me mata al regresar, será tu culpa niña- dijo sin levantar el arma.

-defiéndete Jake o te dejo sin oreja- dijo mi esposa con una mano en el costado cubriendo el corte y la otra al frente amenazando al tipo con la espada.

-déjela Señor, si está pensando en llevarla con nosotros debe ver de que es capaz su esposa y créame, Jake acabara peor- dijo Harry deteniéndome justo cuando iba a parar esa locura.

Ahora la camisa de mi esposa estaba mojada de sangre.

-no dejare que esto siga, esta lastimada ¿que no lo vez?- dije.

-lo vemos, pero la conozco desde siempre, si la detiene ahora será una ofensa para ella. Solo dele unos minutos y yo mismo la detendré- se acerco Sam mientras señalaba a los contrincantes.

-no, esto se acaba ahora- dije saliendo del montón.

Ahora si todos me vieron y ella también. Me miro un momento antes de sonreír. En ese preciso momento Jake ataco si hacer ruido alguno. Solo mi grito tuvo Bella de advertencia.

Se giro con agilidad impresionante mientras defendía con la espada. Apenas logro esquivar el arma contraria cuando de una patada y un giro que no entendí puso al tipo en el suelo y con la espada en el cuello.

-Jake, ¿que no ves que estoy mirando a mi esposo? - Dijo antes de bajar el arma y hacerle un corte nada profundo en el brazo.

-lección numero 25, jamás le des la espalda a un contrincante vivo y armado, no importa que sea el mismísimo Padre quien se aparece- dijo el tipo levantándose - por cierto bueno el giro ese, ¿me enseñas después? Anda ve a que te curen mientras yo intento explicarle a tu esposo el asunto antes de que me rebane- dijo el tipo mirándome.

-no hay nada que quiera que tú me expliques, solo quiero llevarme a mi esposa a la cama y escuchen todos… ¡¡¡no me molesten hasta la próxima semana!!!- grite mientras la levantaba en brazos y entraba al castillo con ella.

-eso fue horrible, ahora todos sabrán que hacemos- dijo mientras subía las escalera de la torre.

-¿Qué hacías con Jake?- pregunte.

Que no me mostrara enfadado delante de los demás no significaba que no lo estaba.

-entrenaba, llego un día después de que te fueras y como el castillo marchaba bien le pedí que entrenara conmigo. Lo siento esposo, si te molesta no lo hare más. Pero entonces tendrás que entrenar tú conmigo- dijo mientras la dejaba en la cama y quitaba el cinturón para revisarla.

-no entrenaras más, eres una dama, no tienes por qué hacer ese tipo de demostración publica. ¿No vez que me dejas en ridículo? ¿Qué hombre quiere que su mujer sea medio macho?- solté molesto.

Furioso, no por sus habilidades con la espada o el arco o el sable o nada que tuviera que ver con la batalla, sino por la confianza que parecía haber entre ellos. Me miro seria mientras cerraba la camisola quitándome las manos de la prenda.

-¿medio macho? Eso es lo que parezco ahora. Porque no es eso lo que piensas mientras retozamos en la cama-

-tú no retozas en mi cama. Yo te hago el amor y no me cambies el tema, sabes a que me refiero. Nunca debí dejar que ese hombre viniera. Pero se ira. Hoy mismo- dije caminando hacia la puerta

-¡¡¡No!!! ¡¡¡No lo corras!!! Dejare de entrenar, no tocare un arma si así lo deseas pero no lo eches- pidió con una rapidez que me dejo confundido.

Estaba renunciando a algo que era obvio para quien estuviera mirando que amaba hacer por no dejar de ver al tipo. ¿Lo amaba? ¿Y yo qué? ¿Tendría algo con él? ¿Se habría hecho su amante mientras estuve fuera? No. Eso no era.

Pero quizá lo amara. Después de todo siempre andaba con él antes de ser mi esposa. -¿Bella lo amas?- pregunte con un nudo en la garganta.

-sí, como a un hermano ahora… lo amaba o creía amarlo antes, pero después me casé contigo y fui tu mujer y todo parecía diferente. Yo… te amo a ti- dijo apenas.

-¿me amas? ¿Por qué?- pregunte en voz alta.

-porque eres bueno conmigo, porque siempre lo has sido. Me haces muy feliz. Me das mi espacio, me dejas tomar las riendas de cosas que no me corresponden por ser mujer. Me respetas y me das mi lugar sin importar que tenga vagina en lugar de pene. Me das todo aun cuando no lo pida y aun más sí lo hago. Me haces tuya cada noche. Es todo a la vez. Eres un esposo maravilloso y yo tengo mucha suerte de haberme casado contigo- dijo llorando.

Y su inocencia me golpeo con más fuerza que si me hubiera revelado ser amante del tipo. Porque yo no merecía nada de eso. Ni un poquito de su amor. Primero por tener una amante aun cuando ya estaba con ella y segunda porque esa amante ahora estaba embarazada. De mí.

-no llores, no lo hagas… no por favor… te dejare entrenar con quien quieras pero no llores. Yo… no soy bueno Bella. No lo soy- dije abrazándola.

Apenas pude no llorar de la inmensa culpa que sentía.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
chicas aqui les dejo la aportacion de hoy, disfruten, comenten y voten, las quiero. Con Ampr Alejandra Rivas

19 comentarios:

ѼMaR CuLLeN BlaCkѼ dijo...

ahhh!!!!!!!!
maldita Victoria, lo sabia!!!! ella iba a hacer esto!!!!! q se muera en el parto!!!!!.... Edward s esta metiendo cda vez más en un embrollo, ojala salga vivo de esta... genal cap, en verdaQ me oarecio un poco corto, pero bue.... perfecto!
nos vemos el lunes, Ale!!!!
cdy muchito y... besos!!!!!!!

black19 dijo...

HOLA ALE NO PUEDO CREER QUE EDWARD SEA TAN TONTO COMO PUDO EMBARAZAR A VICTORIA BUENO DE ESO TODAVIA TENGO MIS DUDAS DE QUE SEA DE EL POR LO PRONTO YA SE METIO EN UN PROBLEMA Y TENIA QUE SER AHORA QUE BELLA LE CONFIESA QUE LO AMA DE VERDAD DETESTO A VICTORIA PERO EL TIENE LA CULPA POR TONTO COMO SIEMPRE GRACIAS POR TU TIEMPO

Anónimo dijo...

ahhhhh.... visctoria,victoria,victoria, te apuesto a que engaño a edward con otro, quedo embarazada, y le dijo que era de el, eso fue, pero eso no los puede separaar, o si, siguela el fic que es increible... saludos ...♥

Vampiresa dijo...

No estoy muy segura de que ese hijo sea de Edward... en fin. Edward es un idiota. Si se supone que está enamorado de Bella, ¿que onda con darle una ultima vez a Victoria?. Ahora habrá que pagar las consecuencias...

NINOBLACK dijo...

diossssssssssssssssssss aleeeeeeeeeeeeeeeeee este capie stuvo buenisimooooo que se muera victorio ajjajaa que digo vitoria

diana dijo...

arpiaaaaaa!! sii sii claro estaba tan triste q se olvido claro claro hay como em gusta esta historia siii siii hay quiero otro capiiiiiiii

Ro_Lizzy dijo...

Que fea es la culpa no?? bueno aunque como la mayoría dudo que sea de el, supongo que no hay de otra porque en ese entonces no existían los ADN ni los preservativos, asi que que se joda por gil.
Cuidate mucho y nos leemos siempre...
http://miangelpersonal.blogspot.com/

nydia dijo...

Dios la verdad yo tambien creo que Victoria lo engaño y que ese hijo no es de el pero si resulta que si es entonces de esa no lo libra nadie....Sigue asi...Besos...

Anónimo dijo...

jejeje todas creemos que no es de edward, me encanta esta historia!!!

vero

Anónimo dijo...

aaaaaaaahhhhhhhh!!!!!!!!!!!!......... si esto no se arregla ya no voy a leerla ... ja ja ja ja ja ... que decesperacion.... que le cuente edward a Bella y bueno que si se va enojar pero que le perdone que luche por el amor del por que la otra es una maldita bruja ... hay por Dios que descubra algo ñuy malo de Victoria para que lo deje enpaz.....

Anónimo dijo...

esta muy triste y muy complicada... ya es hora que se arregle un poco.... que Bella demuestre a Victoria que es la que manda .....Que Edward deje de ser un tarado... ya peues que se ponga pilas y le cuente a Bella y si ella le quiere le va entender... aunque no le perdone tal vez con el tiempo ... pero los dos juntos pueden librarse de victoria y Aron....

Anónimo dijo...

no no deefinitivamente esto esta triste estoy deacuerdo con las otras chicas.... que Edward deje de ser tarado y que Bella demuestre quien es la que la persona que tiene los pantolones en la relacion ja ja ja ja ja ja....
y si esto no se arregle para la proxima ya no voy a leer me ponga muy triste..... ji ji ji ji ji.......

Alejandra Rivas dijo...

oigan chicas, no sean así, ya ven, si empiezan con eso de que ne me leeran ya no subo nada... me han hecho replantearme el asunto.... :(

Anónimo dijo...

LA VERDAD ESTA SUPER TIERNA LA HISTORIA PERO NO ME LATE QUE VICTORIA ESTE EMBARAZADA, COMO SEA QUE EL SE ARREPIENTA Y ELLA LO PERDONE Y QUE SIGAN TENIENDO MOMENTOS SUPER HOT, EXCELENTE TRABAJO

Princcipessa Cullen dijo...

AAAA!!!
Es obvio que esa zorra no esta embarazada de Edward!
Lo hizo para enjaretarselo, ash la odio!

En fin pronto se lo tendrá que decir a Bells y eso a ella no le va a gustar!

Espero que el amor pueda con esto!
Xo

Elva Yesenia dijo...

ya saca las garras la amante que beuno que ya se dio cuenta de como es en realidad me ha encantado esta capitulo, y el entrenamiento

pepita dijo...

hello Aleeeeeeeeeeeeeeeeeeejandra como te va ? por Dios hoy si me hicistes sudar con este capitulo jiji. Deverdad que Edward no tiene nombre hummm ,es un super mega idiota ,como va y se acuesta con La Fulana De Victoria ... ya me imaginaba yo que ella no se quedaria de manitas crusadas y algo se inventaria la muy perrita , es una arpia de las peores.mira con el gran invento que viene
!!!! embarazada !!!!!OMG !!!!
La detestoooooooooooooooooooooooo hummmmmmmm jijiji, muy buen capi .
pobre Bella cuando se entere va ha arder troyaaaaaaaaaa aqui .
y PLEASE no dejes de publicar la novela ya estoy bien enganchada con la historia , no seas malukita plis , me gusta como escribes y aunque todavia no he podido leer las otras historias al menos esta me reencanta .Bueno corazon te cuidas y que estes bien , besossss.

Claudia dijo...

Pero Alejandrita... no se enoje porque una lectora diga que no seguira leyendo porque además de ser una sola, me parece que lo dijo en broma... tiene que hacer como Dios cuando destruyo sodoma y gomorra, si existen 10 lectoras fieles (entre las que me encuentro) entonces continuará con el fic... jajajaja...
Hablando del capi de ayer... UFFF... este Edward se ha ganado el titulo de Imbecil, ya quiero ver cuando se entere Bella... espero ansiosisisisismamente el prximo lunes...
Besotes

Anónimo dijo...

EDWARD ES UN TARADO, IDIOTA Y MAS COMO SE LE OCURRIO ACOSTARSE CON ELLA OTRA VEZ SI YA LE HABIA DICHO QUE NO SE VERIAN MAS.
POR DIOS QUE HOMBRE TAN MAS ESTUPIDO.
PORQUE NO ES COMO EL PROTAGONISTA DE LA TELENOVELA DE "CAFE CON AROMA DE MUJER" ASI NO PODRIA SER LE INFIEL NUNCA AUNQUE QUISIERA JAJAJAJAJAJA. PERO EN FIN NI MODO.


EXELENTE CAP. ESPERO EL PROXIMO HABER QUE PASA XQ ESTOY SEGURA QUE NO ESTA EMBARAZADA TODO FUE UN INVENTO DE ELLA O ES DE OTRO.
PERO BUENO SI ES NI MODO. ESPERO QUE BELLA TENGA TAMBIEN UN HIJO Y NAZCA ANTES QUE EL DE VICTORIA

SUBE PRONTO.