miércoles, 20 de abril de 2011

Entre dos tierras




Sumary:
Melisa llego a la vida de Edward, como un aire fresco, peleo por ella contra su propia naturaleza, la hizo su esposa, lucharon juntos defendiendo lo más amado para ambos, su hija. Pero tras 200 años… ¿se le acabo el amor? ¿Puede un ser eterno, cansarse de la eternidad?


Bella estaba destinada a morir… y murió. La vida como la conoció cambio por completo dándole una perspectiva completamente diferente de lo que la existencia significaba. Se convirtió en el destino de un hombre y la familia de este pero… ¿será capaz de convertirse en el proceso en la otra?

Edward estaba destinado a ella… solo que no espero al destino. Se aferro a una mujer que le hizo feliz pero… ahora que ella aparece… ¿Será tarde? ¿Será capaz de dejar atrás todo por una mujer?

Cuando lo único que Bella tiene es a los Cullen como familia, ¿será suficiente el amor que siente por ellos para salvarlos? ¿Para salvarse? ¿Para ser feliz?

Cuando el amor inmortal llegue a Edward bajo el nombre de Bella ¿Perdonaría lo que ella dejo morir en pos de salvar a todos los demás?



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



Capitulo 1.- Tormenta en el horizonte.



Edward pov



-todo está bien Esme- conteste antes de escuchar su voz.



-¿me permites al menos formular la pregunta, Edward?- con voz maternal mientras se sentaba frente a mí.



Sonreí ante su pensamiento.



-no deberías pensar eso de tu hijo, soy mayor que tu ¿recuerdas? debes respetar a tus mayores- agregue, mientras una sarta de insultos saltaban en su mente, me miraba con seriedad -bueno para ya, eso es sumamente ofensivo- dije.



-pero necesario, vamos, ya sabes lo que quiero saber-



-pues ¿qué te digo?, no sé qué pasa con Melisa, nunca pude leer su mente ¿recuerdas? Pero ahora se muestra ausente, creo que el peso de los años le está pasando factura, que no pensó lo que sería vivir eternamente de manera real. Nunca considere que se cansaría de esto, la inmortalidad no está hecha para todos. No sé, quizá sea solo una etapa. Después de todo son 200 años que lleva haciendo lo mismo de manera periódica, ya sabes, instituto, universidad, los cambios de lugar, la falta de amigos fuera de nuestro circulo, todo parece haber perdido brillo para ella- finalice externando mis pensamientos, la única que podría escuchar sin interrumpir era ella y Carlisle, pero él estaba de caza con el resto de la familia.



El día anterior lo había hecho yo, pero me retire pronto al sentir 2 vampiros mas en las proximidades, preferí irme antes de enfrentarme, había un olor extraño junto con los intrusos, decidí no averiguar, sería un humano desdichado, informe a Carlisle, esas actividades nos ponían en peligro, aun no había visto a Jacob, quizá el supiera que había pasado con los extraños, después de todo, estaban muy cerca de la reserva.



-hola ¿qué hacen?- Melisa entraba por la ventana.



-nos poníamos un poco al día, ya sabes, que Edward lea mi mente es común, pero que yo consiga información de su boca, es raro- respondió Esme, mientras mi esposa se sentaba junto a mí.



Aun olía a bosque y a Perro.



-Jacob vino, dice que anoche persiguieron a 2 vampiros hasta la frontera con Canadá, al parecer andaba de cacería, saben que sí atraparon a alguien pero aun no le encuentran. Están buscando por todo el bosque, así que me imagino se encontraron con los demás por ahí- termino de decir.



-hum, parece que son los mismos que me encontré en el bosque ayer, no identifique el olor como humano pero no estaba muy cerca, quizá sí lo era-



-bueno seguramente mañana Carlisle sabrá si están buscando a alguien o si hay algún cuerpo- respondió Esme.



-¿vamos a casa?- pregunte a mi esposa, mientras me ponía de pie.



-hum, de hecho me gustaría platicar con Esme un poco, desde que regresamos no he tenido tiempo de preguntarle sobre unos jarrones que vi, me interesa su opinión-



-¿jarrones? necesitas un mejor pretexto amor, tú no te interesas por los jarrones, pero igual te espero en casa- ironice mientras me lanzaba bosque adentro.



Melisa pov.



Agradecí una vez más que no pudiera leer mi mente. ¿Jarrones? no pude pensar en algo más creíble, por supuesto que ni él se trago el cuento. Me conocía muy bien.



-¿qué pasa Melisa? – dijo Esme con toda su atención puesta en mi.



-¿alguna vez has sentido que Carlisle…? no, ¿quisiste alguna vez….? No, espera, no sé cómo decirlo sin que suene vil, Edward es prácticamente tu hijo, además todo lo que pasamos para estar juntos… estoy confundida y no se a quien recurrir - dije en susurro, me había escuchado sin duda.



-solo dilo, no hare juicios, no interrumpiré y tratare de no pensar nada hasta saber todo- me respondió con amor, igual que siempre.



- creo que el amor entre Edward y yo ha empezado a menguar, es decir, esta existencia eterna me está cansando, la rutina de pasar por humanos se me hace pesada cada vez más, el hecho de fingir, de no relacionarnos más, creo que extraño la facilidad con que los humanos se reponen de sus tropiezos, la manera en que se relacionan unos con otros - termine.



-es normal, todos hemos pasado por esa etapa, es algo como común entre los vampiros viejos, Edward tiene más de 300 años, Carlisle 650, yo misma tengo mucho camino recorrido, todos hemos pasado por ahí, no creo que su amor se acabe, quizá necesitan alejarse un poco. Te puedes ir por tiempo, por tu cuenta. Quizá no lo entienda del todo pero no te detendrá -aconsejo con amor.



Me marche pensando en todo lo que me había dicho, llevábamos dos siglos junto, quizá sí era momento de estar un tiempo por mi cuenta, de ver que más había en el mundo, aparte de Edward. De mi hija. De los Cullen, ser Melisa Vander de nuevo, al menos por un tiempo.



Camine sin prisas por el bosque dándome tiempo de pensar que decirle a Edward, a la familia, a Vanessa y Jacob, solo esperaba que Alice no me arruinara el asunto. Aún no sabía que haría con exactitud, así que eso haría que no tuviera visiones concretas. Me daría algo de tiempo para preparar mi plan.



-y bien ¿los compras o no?- pregunto mi esposo sobresaltándome.



-¿comprar qué? - Pregunte aun recuperándome.



Tan concentrada estaba que no lo sentí.



-¿los jarrones? cielos amor, mientes terriblemente- declaro mientras me besaba.



Me llevo hacia la recamara, pasamos el resto del día haciendo el amor. Bueno sexo era la palabra más apropiada, no sabía si aun había amor. No pareció notarlo y si lo hizo no comento nada. También él se mostraba algo más reservado.



-tengo algo que decirte, algo que he pensado por mucho tiempo y que he terminado por decidir después de platicar con Esme - dije mientras me vestía.



-¿de qué se trata?- mientras hacía lo mismo.



Camine hacia la sala, haciendo tiempo y atrasando lo inevitable. No podía poner marcha atrás habiendo empezado esa plática, así que decidí lanzarme de lleno y que saliera como tenía que salir.



-me voy… sin ti… sola…- solté de golpe.



-¡¡¡¿Qué?!!! – bufo.



-lo que dije, me voy - repetí no muy segura de que esperar de su parte.



-te escuche la primera vez, lo que no entiendo es ¿Por qué? ¿Ya no me amas? es eso lo que tratas de decir, me dejas… - pregunto con la mirada rota de dolor.



-no, no te dejo y si, te amo, o al menos eso creo, mira Edward, llevamos juntos mucho tiempo y necesito organizar mi mente, saber que hay más allá de ti, de la familia, encontrarme a mí misma y no puedo hacerlo con todos alrededor. Quiero ser por un tiempo solo Melisa, no tu esposa, el escudo, la madre, la cuñada, la amiga, solo ser yo. Te pido que intentes entenderme, y si no puedes al menos no me detengas. Es algo que necesito hacer para poder avanzar- explique.



-no cambiaras de opinión aún si te lo pido ¿verdad?-no respondi- no, claro que no- dijo con el dolor en la voz, sabía que no podría hacer nada para retenerme y al parecer tampoco lo intentaría.



-lo siento- murmure.



-sí, yo también, al menos cuídate y no te pierdas por completo, ya sabes… llama de vez en cuando, estaré aquí cuando decidas regresar, te amo- finalizo dándome un beso suave.



Se marcho hacia el bosque.



Había salido mejor de lo que esperaba, ahora solo me faltaba hablar con el resto de los Cullen. “Nada más” pensé con ironía. Entre a la recamara, tome la maleta mas grande, sería un viaje largo, estaba llenándola cuando sonó mi celular. Alice. Hum, no había tardado nada.



-no cambiare de opinión Alice, no lo intentes- dije antes de escucharla.



-se que te vas, lo he visto, pero ahora hay algo más importante, una visión me llego después de verte marchar, vi a un chica siendo atacada por unos vampiros, no la mataron y está en transformación, necesitamos encontrarla, será peligroso si despierta sin guía, podría matar al pueblo entero. Jacob fue a la reserva, Vanessa está con nosotros, te necesitamos, muévete Melisa CULLEN- enfatizo la última palabra.



Genial, otra búsqueda y rescate de los Cullen, eso también me tenía desesperada. Ya nos había tocado pasar por eso en Eslovaquia, Rusia y… vaya ya no recordaba donde mas, habían sido tantos que...



-bien ¿donde están?-



-en casa, salimos en 5 minutos-



Corrí, justo cuando salían, yo llegaba.



-Nos dividiremos, quien la encuentre avise a Edward, el nos avisara al resto- instruyo Alice.
No Carlisle.



-¿por qué a Edward? -Pregunte extrañada.



-solo háganlo, no pregunten- contesto Carlisle mientras todos nos echábamos a correr en diferentes direcciones del bosque.



Vi a los lobos hacer lo mismo.



Mi viaje tendría que esperar.



Otra vez me quedaría por alguien más.




Demonios.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::





hola chicas, aki les dejo el kpi de hoy, recuerden


comentar y votar.


con amor Alejandra Rivas ; )

10 comentarios:

Vicky dijo...

Debo confesar que aún me tiene en vilo está historia, es decir, aún no le cojo el hilo, pero me vuelo que e las traes; así que sólo te digo....sorpendeme...besos Ale.

diana dijo...

wuou!! qdecir me atrapo !!!sii es algo raro leer q edward ama a melisa si si definitivamente rqaro pero vamos apoyamos esta historia siiiii

amelia dijo...

un poco extraña,pero me encanta,por favor,por favor,por favor.......publicala mas seguido,gracias.

Anónimo dijo...

es raro.... siento feo que no sea bella su esposa....pero esta interesante, apuesto que la chica atacada es bella... siiiiiiiiiiiiiiiiii al fin a aparecer en escena. y en cuanto a melisa me cae gordo.
ojala subas pronto

lupisz dijo...

jejejeje imprension@nte @mo este fic wooooo siempre me sorprendes
gr@ci@s @le =) te quiero esper@re el proximo con desesper@cion XD

-Ѽ..MaaRiie CulleN WaaYlaanD..Ѽ- dijo...

ooohhh!!!!
genial!!!!..
hehe.. se ve buena la trama...
lamento q el amor entre meliza y edward no este funcioando, pero Bella vendra para arreglar el corazoncito de mi eddie... haha..xD
me encantoe l cap.. esper q lo puedas subir diario... se ve genial!!!
besos!!!!!

nydia dijo...

Valla Ale como siempre sorprendiendome y es extraño saber que Edward ama a otra pero todo creo que cambiara...Sigue asi..Besos...

Anónimo dijo...

Estubo genial,me gusto mucho...estoy segura de que tendras mucho exito con esta historia...ojala que Edward encuentre primero a Bella...saludos desde Argentina...FLOR

Princcipessa Cullen dijo...

Esa chica es Bells??? Ash como esta mujer puede dejar a semejante hombre??? Yo lo consuelo jajajaja

Xo

Anónimo dijo...

mmm aun no entiendo muy bienn es raro ver a edward decir "te amo" a otra ke no sea bella apuesto a ke la chica esa es bella pero despues de todo esto suena interesante me gustaria ke pudieras actualiar mas seguido se ve ke es una buena historia alee solo puedo decir sorprendeme!!!