lunes, 18 de abril de 2011

Entre el Amor y la Guerra

Sumario: Ella se encontró con el futuro de su clan en sus manos. Siendo una niña apenas, tuvo que comportarse como mujer y ganarse el respeto de los hombres poderosos, en un mundo donde la mujer era moneda de cambio. Pero tenía unas cuantas cosas bajo la manga para conseguirlo. Él sabía su obligación pero entre ejecutarla y aceptarla había un gran espacio. Y en ese espacio se clavo ella. Una mujer que no era más que una niña y que además en sí se comportaba como niño. Con toda su vida complicada cometió errores que le llevaron a perder mucho. Solo una cosa simple y sencilla podrá devolverle todo lo que quiere él en su vida. Una cosa sencilla y simple llamada amor. ¿Serán suficientes sus intentos?
Nota de la autora: este fic contiene escenas explicitas de violencia, sexo y lenguaje que podría herir la sensibilidad de las personas, se recomienda discreción y una mente abierta.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Capitulo 16.- La espera
Bella pov
-no me digas que tenga calma, mi esposo sigue en peligro de morir y lo último que necesito es tu discurso, maldita sea Jake, solo déjame sola- dije mientras lo sacaba a empujones.


Ee la habitación que fuera mía en el castillo de Eorlingan, di vueltas de un lado a otro, mi esposo era presa de la fiebre, un agujero en el pecho lo atravesaba y una puta infección que no quería ceder a pesar que se hacía todo lo posible. Era una pesadilla y no iba a despertar.


Seis días antes había caído a mi lado mientras me rescataban del castillo de Aro Masen.


Recuerdo


-¡¡¡Ayuda!!! ¡¡¡Jake ayúdame!!!- grite apenas vi a mi mejor amigo entre la gente luchando.


-¿Bella estas bien?- pregunto llegando a mi lado mientras se quitaba de encima a otro guardia


-no soy yo, es él- apunte a donde Edward estaba tirado.


-lo sacaremos de aquí, cúbreme- dijo mientras me entregaba su espada.


Se puso a mi esposo al hombro lo mejor que pudo sin herirlo más. Entre Sam quien había llegado hasta nosotros con dos hombres más que no reconocí y yo logramos abrir paso entre los hombres de Masen mientras intentábamos llegar a donde los aliados estaban.


Me toco por primera vez luchar de verdad. Para algo me había servido mis años de entrenamiento a escondidas con Jake. Logre atravesar a tres antes de recibir un corte profundo en el brazo.


Por suerte Garrett estuvo a mi lado antes que otro tipo me atravesara.


-niña, necesitas una armadura- dijo


-la tengo… en casa- dije respondiendo apenas.


-vamos, el barco de tu esposo está más cerca- dijo y junto con sus hombres nos saco de la batalla.


-váyanse, atiendan a mi yerno y no se preocupen por nada. Bella hija… ya tendremos tiempo de hablar- dijo mi padre abrazándome mientras una tripulación pequeña y el curandero de los Cullen nos acompañaba.


Apenas acomodaron a Edward en la recamara que usáramos en nuestro viaje el hombre se dedico a atenderlo. Me quede ahí, sin prestar atención al brazo que sangraba y que dolía de verdad. Más me dolía el alma de ver a Edward pálido.


Casi muerto.


-vamos Bella, necesitas vestirte y que te revise el brazo, de nada le servirás a Edward si te enfermas también- dijo Jake sacándome de la habitación.


-no tengo ropa aquí- dije


-pero tu esposo te trajo algo, pensó que los podrías necesitar. El baúl esta aquí- dijo antes de señalarlo y salir.


Me vestí como pude, la tira de tela que me pusieran apenas unos minutos antes estaba empapada de nuevo. Con un vestido cómodo más que bonito regrese a la habitación donde él estaba.


-señora, ya saque la flecha, ahora debo cauterizar la herida… no será lindo, quizá deba salir- dijo el anciano


-no, haz lo que tengas que hacer- dije mientras me sentaba en la cama y apoyaba la cabeza de mi esposo en mis piernas.


Uno minutos después con un hierro candente sellaban la herida que tenía en el pecho para que dejara de sangrar. Sus gritos se hicieron insoportables, agónicos y terribles. El olor a carne quemada envolvió el lugar y pensé que vomitaría en cualquier momento pero no lo hice.


-tenemos que darle la vuelta señora- dijo mientras Jake que aun lo sostenía me miraba.


Me baje de su mano y deje que lo acomodaran. Me subí de nuevo, lo colocaron con su cabeza en mis piernas de nuevo y Jake se sentó sobre sus piernas sujetando los brazos. Repitieron el proceso y de nuevo grito hasta quedar inconsciente, una vez más.


-es todo niña, termine, ahora solo queda esperar que venza lo que viene, es joven y fuerte, estará bien, déjeme revisarle esto, acompáñeme fuera- pidió tomando mi mano.


-no, atiéndeme aquí - dije mientras Jake acomodaba a mi esposo en la cama.


Me reviso la herida y después de aplicarme un ungüento, enjuagarlo, secar la herida y limpiarla de nuevo.


-tendré que quemarla o se infectará más- dijo mientras me ponía blanca.


Asentí mientras el hombre me entregaba una taza con té y láudano. Me la bebí de un trago. Pero no hizo efecto tan rápido como hubiera querido. Apenas solté el traste sentí a Jake abrazarme sujetando mi brazo libre y al otro hombre tomar mi brazo herido y poner una vara sobre mí. Grite y me retorcí hasta que la oscuridad llego.


Fin del recuerdo


-señora ¿le traigo algo de comer?- pregunto una de las mujeres que ahora trabaja en el castillo.


-no gracias, no quiero nada- dije mientras cerraba la puerta.


Nadie tenía permitido entrar salvo Jake y el anciano curandero. Incluso mi madre evitaba entrar.


-Isabella vas a comer o te saco de aquí y no te dejo entrar de nuevo…- dijo Jake entrando de golpe mientras me cambiaba el vestido.


-sal de aquí Jake, estoy a medio vestir, ¡¡¡lobo estúpido!!!- grite mientras me cubría con la cortina del dosel de la cama.


-Lo siento, pero no me iré, vas a comer aunque tenga que abrirte la boca a la fuerza, despertaste hace dos días Bella, aun no se te quita la fiebre y no dejare que te sobrepases, si algo peor te sucede y Edward sobrevive me cortara en pedazos muy pequeños- dijo con su frente apoyada en la puerta.


-bien comeré, pero solo queso y algo de sopa- dije mientras lo tocaba en el hombro.


-te lo traigo en seguida- dijo después de mirarme y sonreír.


Lo hizo los dos días que estuve así, mi esposo seguía igual. Con mucha fiebre. Entre Jake y yo lo frotábamos en alcohol para bajarle la temperatura. O lo cubríamos de paños húmedos en agua fría. A veces pasábamos toda la noche en eso, a veces todo la mañana o la tarde. A veces los tres horarios sin descanso. Empezaba a agotarme. Cinco días tenía consiente y los tres últimos días habían sido pesados.


-Bella, ¿puedo pasar?- pregunto mi madre.


-sí, pasa- dije… Se sentó junto a mí y me abrazo.


Nos quedamos en silencio mientras esperábamos que Edward reaccionara.


Apenas entendía que estaban vivos, cuando nos trasladaron a las habitaciones, su rostro fue lo primero que vi, después el de Alice.


Recuerdo


-Hija, hija despierta, mi Bella, vamos despierta mi amor…- escuche su voz.


Estaba viva. Mi madre estaba viva. Quise lanzarme a sus brazos como cuando era pequeña pero… no podía moverme.


-mama…-susurre.


-oh mi niña. No te esfuerces, aun estas muy débil, has dormido por días… Mi niña- me abrazo mientras sus lagrimas salían y las mías le hacían compañía.


Sentí una mano tomar la mía. Alice lloraba también.


-Edward… ¿Cómo esta Edward?- pregunte.


-¡¡¡ese maldito cínico, embustero, infiel, indigno, hijo de…!!!- -Alice no, no digas eso, por favor- pedí a mi furibunda hermana.


-te engaño, nos engaño a todas, por su culpa perdiste a tu hijo Bella, te secuestraron por sus pendejadas… no hermanita, papa lo molera a palos en cuento se despierte- dijo mi hermana.


Y me aterre, mi padre era capaz, aun le partía el cuero a Sam. A mi esposo lo haría puré. Eso me dio fuerzas para moverme. En cuanto pude llegar a la puerta, acampe en la habitación donde lo acomodarán y no deje entrar a nadie.


Fin del recuerdo.


-mama, ¿tu conociste a Aro antes de casarte con papa?- pregunte cuando una de las conversaciones que escuchara en donde los Masen, acudiera a mi memoria.


-sí, Aro y yo estuvimos comprometidos una vez, mi padre se vio en la necesidad de ofrecerme en matrimonio. Pero entonces aparecieron los Swan, Tu tía Irina y tu padre. Ambos eran refugiados de las guerras nórdicas. Tú abuelo Samuel y tu abuelo Jacob era amigos, por lo que dejo que sus hijos se refugiarán acá. Apenas lo vi supe que estaba enamorada. Cuando mi boda se acercaba, Aro trato de llevarme a la fuerza con él y no esperar la santificación. Charlie me defendió, lucho con Aro hasta que lo saco de las tierras. Mi padre supo de otras cosa que Aro había estado haciendo y cancelo el matrimonio. Para evitar que Aro tratara de reclamarme, me caso con Charlie. Aunque eso era lo que más deseaba- dijo mi madre sonriendo.


-vaya, nunca nos contaste eso- dije.


-no, ya es bastante malo que seas una réplica de tu padre como para darte ideas románticas sobre luchas por amor- dijo mama.


-bueno, he tenido mi propia batalla y creo que aunque salimos victorioso, he perdido la guerra mama- dije llorando.


-mi niña ¿Qué hiciste?- pregunto conociéndome bien.


-faltarle a mi esposo… eso fue lo que hice- logre responder llorando más fuerte.


-mi niña, cuando las cosa se hacen por amor… no hay falta en ellas- dijo consolándome.


Pero sus palabras no me daban la paz que necesitaba. Se quedo hasta que fuera hora de cenar. Emmet entro a ver a Edward, me dejo un beso en la frente y se despidió.


-Rose esta en las últimas semanas y no quiero estar fuera más tiempo, además se quedo muy preocupada cuando desapareciste, dale mi saludos al imbécil de mi hermano… él te ama, por favor, dale una oportunidad de hacer bien las cosas- pidió abrazándome.


-¿lo sabías? -


-sí, pero no me correspondía decir nada, perdóname Bella- pidió con cara de culpa.


-¿Quién más sabia?- pregunte.


-la familia, la gente del pueblo, mira cuñadita, sí nadie te lo dijo es porque no queríamos causarte dolor, asumimos que la dejaría, por desgracia no lo hizo a tiempo. Tienes que creerme cuando te digo que la dejo después de regresar de Paris, cuando esa mujer fue a buscarlo, ya se había terminado- dijo antes de salir.


Me quede mirando a mi esposo batirse entre la vida y la muerte. Y con información que solo agregaba más dolor. Como si mi culpa no fuera suficiente. Cuando anocheció entro Jake.


-duerme un rato Bella, la fiebre ya paso, desde la mañana no tiene, quizá ya no le regrese. Yo me quedo cuidándolo mientras te acomodas en la habitación de enfrente- dijo.


-no me iré, olvídalo, no dormiré hasta que este despierto y bien- dije sentándome en un sillón junto a la cama.


Edward pov


Apenas abrí los ojos fui consciente del dolor intenso que me atravesaba. Y también lo fui del cuerpo a mi lado. Gire la cabeza con gran dificultad y la vi. Completamente dormida. Y caliente. Mucho. Mire hacía el otro lado y Jake estaba dormido en el sillón. Con la mano en la espada. Una silla puesta contra la puerta.


-Jake, Jake, despierta…- dije y nada paso.


Ni se mosqueo. Estire la mano hasta tomar un cabo de vela. Se lo arroje a la cabeza. El tipo se puso de pie de un salto desenfundando la espada y mirando a todos lados.


-hey… una herida me es suficiente… guarda eso, me sacaras un ojo- dije mientas me miraba y la sonrisa se formaba en su peludo rostro.


Jamás lo había visto con barba. O el intento de una.


-estás vivo… y estas en problemas… Bella aun no te perdona…- dijo señalando a la mujer a mi lado.


-está muy caliente, ¿está enferma?- pregunte.


-algo así, la infección que tiene aun no cede pero está mucho mejor que tú en todo caso, estaba despierta hace rato, pero como no ha dormido desde que reacciono…- se quedo callado al mirarme.


-no te entiendo nada y menos si lo dices por pedazos. ¿Infección de que o por qué? ¿A qué te refieres con que no ha dormido desde que reacciono? ¿Y dónde estamos? ¿Hace cuanto que estoy aquí? ¿Y qué paso con exactitud?-pedí exigente.


-vaya que eres mandón y preguntón. Bien desde el principio. Cuando salías con Bella del castillo Masen te atravesó una flecha, Bella pidió ayuda y entre mi hermano, dos hombres de Eleazar y ella te sacamos del medio de la batalla. Bella peleo desde que te cargue hasta que la hirieron. Cuando por fin llegamos a donde Garrett estaba, su gente nos cubrió hasta llegar a tu barco, una vez ahí zarpamos de regreso a Vulterra, estamos en Eorlingan, los demás se quedaron tomando el castillo. Cuando te curaron te desmayaste. Fue el turno de ella y aguanto mucho más de lo que pensé. Pero igual se desmayo cuando la quemaron y no despertó hasta que llegamos aquí, hace cinco días- dijo mientras mi cerebro registraba todo.


-¿Dónde la hirieron? -pregunte mirándola


-en el brazo derecho. Fue un corte muy profundo pero no creo que le quede una marca muy grande. Debiste ver con que fiereza atacaba. ¿Recuerdas la maya que le compraste? bueno no le habría sido de mucha utilidad. Tu esposa era un demonio en poca ropa que los mataba antes de que pudieran quitarle la vista de encima- dijo mientras sonreía.


Lo que me hizo recordar que estaba prácticamente desnuda cuando la saque del castillo. Aun debía saber que paso mientras estuvo ahí. Los rumores que Garrett escuche regresaron a mi mente. Y lo que dijera Charlie sobre separarla de mi también.


-¿cuánto crees que tarde en despertar?- dije


-no sé, no ha dormido prácticamente nada, pero ahora que ya estas tu despierto quizá lo tome con calma. Ha estado histérica estos días- dijo antes de quitar la silla.


-¿y eso?- pregunte.


-Alice le dijo a Bella que Charlie te haría puré y tu esposa entro en pánico, no ha dejado que nadie salvo su mama, tu hermano y yo entremos- dijo antes de abrir y salir.


Me quede ahí mirando a mi esposa, me defendía aun a pesar de todo lo que le hice.


Me quede mirándola largo rato. Igual no podía ir a ningún otro lado. No hasta que las cosas se aclararan. Por fin varias horas después se despertó. Me quede quieto un momento, queriendo saber que haría. Me costó un mundo no abrir los ojos.


Sentí sus manos en mi rostro, acariciándome tiernamente. Un sollozo se escapo de ella. Sus labios rozando los míos. No me aguante más. La abrace apenas. Se separo de inmediato.


-no te vayas… por favor, necesitamos… no te vayas, no me dejes, eres mi esposa- pedí cuando se levanto y camino hasta la puerta.


-lo siento Señor, no creo ser digna de llamarme su esposa nunca más, está vivo y ahora puedo irme- dijo antes de salir y cerrar.


En vano trate de llegar a la puerta, el dolor y el esfuerzo era más de lo que pude soportar, me derrumbe antes de siquiera dar tres pasos. Y me quede ahí, porque no podía hacer otra cosa y porque no podía dejar de llorar.


-Señor… pediré ayuda- dijo una mujer entrando mucho tiempo después.


Al menos ya no lloraba.


-déjame ayudarte muchacho. Y de una vez tener esa platica pendiente- dijo Charlie entrando un momento después.


-gracias, no nos hemos presentado adecuadamente, soy Edward Cullen… el próximo ex de su hija según entendí antes de partir- dije mirándolo.


Me ayudo a llegar a la cama.


-de hecho, desde hace unas dos horas dejaste de ser próximo para solo ser…- dijo serio.


Lo mire esperando ver alguna reacción de broma al entender que ya no era mi esposa.


-¿Qué dice?-


-me temo hijo que mientras dormías mi loca hija redacto el documento donde invalida el matrimonio entre ustedes y considerando que no tuvieron hijos ni tu padre ni yo pudimos objetar nada para evitarlo. Se marcho enseguida- dijo mientras mi corazón se detenía.


-entonces me dejo…-


-bueno, la engañaste… ¿Qué esperabas? ¿Que se quedara después de todo lo que sufrió? Jake me puso al tanto de todo. En mi casa nunca hubo más mujer que mi esposa, mis hijas no están acostumbradas a eso… Quizá de no haber perdido a la criatura se habría quedado solo después de hacerte pasar un infierno, pero con esto del bebe… - dijo negando con la cabeza.


-¿crees que si la busco regrese conmigo?-


-¿la buscaras después de esto?-


-si, en cuanto pueda llegar a la puerta sin caerme en el intento- respondí seguro.


-bien, me alegra haber aclarado eso, ya es malo que mi hija sea mejor espadachín que yo o mis sobrinos como para que encima ande por ahí sin su esposo. Según sé se dirigía a Londres- dijo sonriendo por primera vez.


-espera, dijiste que desde hace horas… que no pudiste hacer nada para evitar lo del documento-


-sí… sobre eso… bueno según ella no eres nada suyo, en cuanto a lo del documento, dije que no pude evitar que lo redactara, no que había logrado invalidar el matrimonio. No le dije que el documento es inválido si no tiene tu firma, solo deje que se fuera, con Jake por supuesto. En cuanto sepa que sigue casada querrá asesinarte… pero eso ya es problema tuyo. Suerte con eso yerno- dijo saliendo y doblándose de la risa.


Genial.


Mi suegro jugándome bromas con lo más importante en mi vida.


Ya sé de dónde saca mi esposa la habilidad de emboscar. Su padre me acababa de hacer caer en uno de sus juegos. Me probó hasta saber si la amaba o no antes de decirme a donde se fue Bella. Debería ser más inteligente y no dejarme sorprender así.


¿Por qué Bella dijo que no era digna de ser más mi esposa?


¿Qué hizo en realidad?

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


hola chicas, aki les dejo el Kpi de hoy, disfruten, comenten y voten


con Amor Alejanra Rivas.

12 comentarios:

nydia dijo...

Hola preciosa me encanto una vez mas tu capitulo te quedo fascinante y dios como Bella se va y deja a Edward y ahora el que hará....Sigue asi...Besos..

Vampiresa dijo...

Ojala Edward no se enoje con Bella cuando se entere de lo que hizo. Ella tenía que hacerlo, tenía una buena razon. Edward en cambio la engañó por idiota. Encima ella lo perdona (o eso creo) o se que no tiene logica que él se enoje ¿no?

Vicky dijo...

¡Ay! Mi querida Ale, me quede con ganas de saber más, aunque cada capítulo es así. Gracias a ti me he vuelto una adicta a Noches en vela, pernocto, esperando que cuelguen los nuevos capítulos.
Me encanto que Ed este decidido a ir trás el perdón de Bella y creo que ella se merece el de él, obviamente, pero no veo el momento de ver como lo narras.

Anónimo dijo...

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa...
no puedop creerlo. estuvo genial
y por supuesto el la perdonara.
espero con desesperacion ver el proximo

Anónimo dijo...

ALE Q EMOCIOIN ME ENCANTA ESTE FIC CADA CAPITULO ES MAS INTERESANTE, ESPERO Q EDWARD ENCUENTRE A BELLA Y SE PERDONEN MUTUAMENTE NO PUEDO ESPERAR HASTA EL JUEVES............

FELICITACIONES

Elva Yesenia dijo...

que bueno que ya desperto

Princcipessa Cullen dijo...

Aaaaa pero como es testaruda esta mujer!!! Amo la historia, ya que Ed se ponga bien y vaya tras ella!!!

Xo

-Ѽ..MaaRiie CulleN WaaYlaanD..Ѽ- dijo...

hehe... Charlie malo!!!
oh, pobre Bella... todo lo q surio.. y Edward.. ay, mi vida! me hiciste surir con el!!!.
grax x no matar a Edward... me encanto el cap... oh, Dios!!!
q Edard recupere a Bella!!!!!!
y q sea pronto, los qiero ver juntitos!!!!....xD
no podre esperar al siguiente capi!!!

necesitare hacer algo.. si no, morie!!!

hehe... bueno, besos, cdt, Ale!!!!

pepita dijo...

hola princesa como vas ? muy lindo el capi. algo triste y alegre a la vez jiji me explico que bien que Edward Cullen ( todavia no le perdono por enganar a Bella ). .desperto y triste pues Bella se fue yo pense que le daria guerra ha Edward para lograr que lo perdonara , pero pobrecilla despues que se tuvo que acostar con aquel sangano que dolor y sufrimiento parta ella , uffffffffffffff esta brutal , me encanto Charlie , jiji va ha hacer morcilla con Edward, bueno corazon cuidate muchossssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss besos .

lupisz dijo...

ay ale como me isiste sufrir en este cap. ay pobresito mi ed eso de el fierro quem@ndolo me isiste im@gin@r sus gritos @y dios pobresito pienso que bella esta loca queria que lo isisera sufrir un rato pero no que se fuera =S a y charlie me iso reir jejeje ya quiero el otro cap quiiero que edward se recupere y vaya a buscarla y se reconcilien XD
gr@ci@s por el c@p me f@cino
te quieerrooo XD

yolanda dijo...

M ENCANTO EL CAPI NTRA PAREJITA NECESITA TENER UNA CONVERSACIÓN URGENTEMENTE..BELLA FUE TOMADA POR OTRO HOMBRE POR Q SU VIDA Y LA DE TODOS ESTABA EN JUEGO EL FUE INFIEL POR PLACER HASTA Q RELAMENTE COMPRENDIO Q ESTABA ENAMORADO Y ESE CONOCIMIENTO LE LLEVO ACABAR CON SU AMANTE AMBOS DEBEN D HABLAR Y DEJAR Q EL AMOR CURE Y LES DEJE AVANZAR COMO PAREJA Y NO DEJARSE LLEVAR POR EL ORGULLO...BELLA YA LE PERDONO LO D VICTORIA AUNQ MERECE SABER LO Q EL CORAZÓN DE EDWARD SIENTE EN REALIDAD DEL POR Q DEJO A VICTORIA Y LO Q SIENTE POR ELLA Y EDWARD SE LLEVARÁ UN PALO PERO SI LA AMA LA AYUDARA A NO SENTIRSE TAN SUCIA CONSIGO MISMA..EN FIN A VER Q PASA..UN BSOT DSD MADRID

diana dijo...

hay hay dioss!! como me gustaaaa pero porq tengo la sensacion q se me hace tan corto el capiiiiiiiiiii porqqq porqqqq