jueves, 14 de abril de 2011

Entre el Amor y la Guerra

Sumario: Ella se encontró con el futuro de su clan en sus manos. Siendo una niña apenas, tuvo que comportarse como mujer y ganarse el respeto de los hombres poderosos, en un mundo donde la mujer era moneda de cambio. Pero tenía unas cuantas cosas bajo la manga para conseguirlo. Él sabía su obligación pero entre ejecutarla y aceptarla había un gran espacio. Y en ese espacio se clavo ella. Una mujer que no era más que una niña y que además en sí se comportaba como niño. Con toda su vida complicada cometió errores que le llevaron a perder mucho. Solo una cosa simple y sencilla podrá devolverle todo lo que quiere él en su vida. Una cosa sencilla y simple llamada amor. ¿Serán suficientes sus intentos? Nota de la autora: este fic contiene escenas explicitas de violencia, sexo y lenguaje que podría herir la sensibilidad de las personas, se recomienda discreción y una mente abierta.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
15.- Salvando a Edward

Bella pov

-si fueras mi esposa esto no pasaría, igual terminaras en mi cama aunque con otro nombre- dijo Marco Masen mientras recorría con un dedo mi pierna con dirección a mi centro.

Para mi desgracia, me tenían acostada sobre un diván, amarradas las manos por arriba de mi cabeza y mis pies sujetos al otro extremo.

-sigue por ese camino y no solo perderás el dedo, te rebanare la mano- dije con toda la tranquilidad que pude conseguir.

-fierecilla la mujer, me gusta. Domarlas es lo más placentero. Ojala te gusten mis métodos… ¿te portaste así con el maricón de Cullen? -

-Edward es mas hombre con solo un dedo que tú con todo tu cuerpo- dije mirándolo con odio. -¡¡Perra te voy a enseñar como coge un hombre…!!- dijo rompiendo mi vestido de arriba. -Marco, detente. Aun no es tiempo, cuando el esposo haya cedido las tierras podrás divertirte un poco antes de devolvérsela- dijo Aro entrando.

-pero padre me ha ofendido…-

-Es una mujer. Solo sirve para coger y parir ¿Cómo puedes sentirte ofendido?- pregunto el tipo sin dejar de mirarme los senos.

No deje que me viera temblar. Edward lo mataría por esto. Sí no lo hacía yo antes.

Estaba segura de ambas cosas.

-Bien padre. Pero yo me divertiré primero- dijo antes de pellizcarme un pezón.

No deje que el dolor se reflejara en mi rostro. Salió dejándome con su padre. El peor de los dos.

-vaya… así que te gusta rudo… bien porque esa es mi especialidad… yo te hare gritar como la perra que eres- dijo mientras con ambas manos me tocaba, con toda la bestialidad que había en su ser.

Una idea afloro en mi mente entre las enormes ganas de matarlo.

-si me sueltas las manos… seguro que te complazco mucho más… me han enseñado bien… pero un hombre como tu puede enseñarme mucho más- dije mojando mis labios de manera muy sugerente.

-vaya vaya, la pequeña Cullen es una ramera en toda la palabra, algo le sacaste a tu madre- dijo mientras acercaba sus labios a mis senos.

Dios no me dejes vomitar hasta haberlo matado. Ahora tenía otro motivo. El insulto a la memoria de mi madre.

-¿quieres comprobar que tanto?- Susurre en su oído mientras me besaba y yo suplicaba que no me mordiera o esta vez no podría evitar gritar.

Ya era asqueroso tener que soportarlo.

-ah mi niña, morir entre tus piernas será algo que tendrá que esperar. Tu esposo viene a las puertas de mi castillo. Me ha declarado la guerra. Si supiera que su mujerzuela esta ofreciéndose a mí quizá no lo haría. Lástima que nadie se lo dirá… al menos no hasta que esté aquí. Entonces te voy a coger como la puta que eres justo frente a él, antes de matarlo-

-y Marco ¿estará de acuerdo en que seas tú el primero?- pregunte mostrando preocupación e ignorando los insultos, no era tiempo de hacerme la ofendida.

Mi mente trabaja a mil, procesando lo que me decía, sacando planes de donde no los había y sobre todo, sacando fuerzas. No dejaría que le hiciera daño al hombre que amo y si para lograrlo tenía que terminar como una ramera lo haría.

-mi hijo no dirá nada, si te portas bien podrás tenernos a los dos-

-pero… no quiero que se sienta menos delante de ti. Tómame ahora y deja que lo divierta después- dije mirándolo con deseo.

Deseos de matarlo. Pero no fue eso lo que entendió.

-eres tentadora criatura y debo decir que verte así… me pone duro- dijo mientras soltaba mis manos.

Decidí hacerle creer que me tendría hasta saber si podría salir de ahí, lograba escuchar las olas romperse contra algo.

-ven, enséñame como lo hace un hombre- dije mientras terminaba de soltar mi vestido de pie frente a él.

Esto sería algo que Edward no me perdonaría. Pero al menos estaría vivo para repudiarme.

El bastardo maldito me tomo entre sus manos con cero delicadezas. Contuve apenas las ganas de vomitar. Me recorrió mientras enterraba sus uñas la paso. Me toco fingir placer. Gemí.

-ah niña. Chúpame, pruébame, ven arrodíllate ante mi- dijo mientras se bajaba la ropa.

Antes de tener que hacerlo la puerta se abrió, por suerte para mi, de haber seguido, habría muerto de repugnancia.

Marco en la puerta con la furia patente.

-¡¡¡padre!!! Esta es mía, búscate otra para hacer tus pendejadas- dijo mientras entraba y con una sabana me cubría jalándome.

Supe que mi plan tendría éxito pero debería ensuciarme un poco más.

-¡¡¡ será tuya cuando yo termine!!! ¿A qué has venido?- dijo Aro subiéndose los pantalones.

-noticias de Vulterra. No necesitaras negociar nada con los Cullen, Charlie Swan está vivo y eso significa que esta puta esta puede invalidar el matrimonio y casarse conmigo- dijo mientras me arrojaba contra un rincón.

Sus palabras me dejaron inmóvil. Mi padre estaba vivo. Vivo. ¿Y mi madre? Mi mente de nuevo estaba a todo lo que era capaz de razonar.

¿Invalidar mi matrimonio? ¿Casarme con Marco?

Para salvar a Edward haría lo que fuera.

Ninguno de los dos hombres me prestó atención. Salieron dejándome ahí como basura. Y justo así me sentía. Sucia y nada digna. No sería mejor que la ramera de Victoria, pero al menos lo haría por salvar la vida de Edward.

No los vi hasta dos días después.

-bueno. Las cosas están así, tu padre está vivo después de todo. Así que podrán invalidar el contrato que firmaste con el Cullen y casarte con Marco- dijo Aro mientras yo me sentaba en el borde de la cama.

Con toda la intensión me quede solo en bata.

-¿Por qué casarme con él y no casarme contigo?- pregunte mientras mis manos abrían solo un poco la parte de arriba.

-eres una mujercita completa. No terminamos lo del otro día…- dijo quitándose la camisa.

-no, no lo terminamos ¿y si tu hijo nos interrumpe de nuevo?-

-no lo hará, no está- dijo mientras empezaba mi tortura.

Sus manos recorriéndome.

-espera… si me acuesto contigo ¿tendré que hacerlo con él? no me mal entiendas no dudo que sea fuerte vigoroso, un excelente amante y no creo que pueda ser mejor que tu… aunque es joven, atractivo, varonil y…-

-ya cállate… tienes razón. Te casaras conmigo, arreglare todo para que así sea- dijo saliendo de inmediato.

Estaba siendo demasiado fácil manejarlo… ojala no fuera una trampa. Tendría que arriesgarme.

Al día siguiente entro Marco hecho una furia a mi habitación.

-¡¡¡no serás su esposa!!! ¡¡¡Te casaras conmigo…!!! ¡¡¡Desnúdate ahora!!!- grito apenas cruzo la puerta.

-no sé Marco, él está decidido a que yo sea su esposa y no creo que le agrade que tú me hagas lo que él no ha podido- dije.

No estaba mintiendo, hasta ahora y gracias a Dios ninguno me había hecho nada mas allá de tocarme lo senos. Lo cuales me rebanaría en cuento pudiera.

-he dicho que serás mi esposa. ¡¡¡Desnúdate!!!- grito de nuevo.

Con lentitud me deshice del vestido moviéndome despacio hasta llegar a donde él estaba. Me acerque mirándolo.

-se enfadará… la tomara contra mí- dije mientras me dejaba tocar la espalda.

-no, no lo dejare… no dejare que te tenga. Serás mía- Dijo besándome y tocando mi vientre hacía abajo.

-entonces no pierdas tiempo, ve- dije separándome antes que llegara ahí.

-no dejes que te haga suya, no antes de pasar por mí, eres hermosa… déjame al menos probarte… yo te deseo- dijo siguiéndome.

Carajo.

Tendría que dejarlo avanzar un poco más.

-tócame…. Tómame si quieres, solo asegúrate de volver…- dije mientras estrellaba mis labios sobre los de él.

No era feo, al contrario era muy atractivo, rubio, ojos azules, rostro cuadrado, de la edad de mi Cuñado Emmet, pero… era cruel, despiadado, embustero, sanguinario, una copia de su padre pero con algo de inexperiencia en el arte de torturar, aunque aprendía rápido.

Sentí cuando me toco y me contuve de repudiarlo. Sentí sus dedos en mi centro. Apenas en mi botón. Froto un poco antes de entrar. Gemí, pero no de placer sino de dolor. Estaba costándome más de lo que pensé. Estaba perdiendo toda la dignidad y el respeto por mí misma.

-espera… así no... sí me tomaras que sea bien… no me dejes a la mitad… como él- dije de nuevo esperando que eso le hiciera irse.

Se retiro no sin antes chupar sus dedos. Lo que me pareció asqueroso. Aunque un recuerdo me llego. Edward hizo lo mismo antes de besarme, en alguna ocasión y eso me éxito al punto que me puse sobre él. Aparte mis dulces recuerdos. No era el momento y el hombre frente a mi no era Edward. Y no se fue como esperaba.

Aun contra mis deseos, mi dignidad y mi moral… me deje tomar. Entro en mí mientras me tragaba las ganas de morir. Esto era algo de lo que no me pensé capaz cuando decidí jugar con fuego. Ahora me había quemado y sabía que ardería en el infierno.

Cuando termino me miro sonriendo. Se acomodo la ropa que no se quito se sentó a mi lado. Casi podría decir que estaba siendo amable.

-arreglare lo nuestro ahora mismo- dijo.

Apenas cruzo la puerta me lave tanto que pensé que necesitaría el mar para quitarme el lodo y la culpa de hacer esto. El llanto, el dolor, la repugnancia que ahora sentía por mi casi me hizo saltar por la ventana. Pero si eso pasaba no habría manera de detenerlos, mi humillación habría sido en vano. Solo el dulce recuerde de las noches con Edward me permitieron seguir respirando.

Pasaron cuatro días más. Los rumores decían que los barcos de Vulterra estaban llegando y que tenían el lugar rodeado. Asumí que era una isla o habrían llegado a caballo. Debía arriesgarlo todo.

En esos días pasado había logrado ponerlos en contra uno de otro. Cada vez que uno entraba el otro se aparecía. Aunque Aro también había intentado tenerme de alguna manera lograba salvarme. Usaría a Aro para ponerle fin a esto. Me acostaría con él y con mucha suerte lo mataba antes de que me tomara por completo.

Me tuvieron la suficiente confianza como para no ser prisionera, les daba información que considere no era importante para reafirmar la idea de que estaba de su lado, le hable a marco de la traición de Edward y me tome de ahí para usarlo como pretexto sobre el porqué de mi cambio de “bando”. Supe que creyó en mi cuando me conto que Victoria los busco para vengarse de Ed por haberla dejado por mí. También supe que la habían matado. Eso me hizo sonreír por primera vez desde que me enterara de su existencia.

-señor su amante quiere verlo- me anuncio el sirviente mientras entraba a la sala.

-no es tu amante Marco es mi casi esposa y te prohíbo que sigas aquí, vete- dijo Aro levantándose de inmediato.

-es mi mujer ahora y no la dejare contigo. Se casara conmigo- dijo

-por favor no peleen por mí, no vale la pena… yo accederé a lo que ustedes decidan, pero solo me entregare a uno, Aro…- dije fingiendo inocencia.

-¡¡¡eres una maldita perra, dijiste que querías estar conmigo, te acostaste conmigo!!!- grito Marco caminando hacia mi.

Lo siguiente que supe fue que la espada de Aro atravesó a Marco.

-será mía y tu ya no eres más mi heredero de este castillo- dijo Aro mientras sacaba el arma del cuerpo de su hijo.

-¿Qué hiciste? ¿Por mi?- dije abrazándolo.

-serás mi esposa en cuanto mate al imbécil con el que estas casada. No habrá tregua, me importan las tierras únicamente. Tú me darás hijos. Serás heredera en cuando tu marido muera y entonces serás mi esposa y por lo tanto seré dueño de todo. Ahora déjame - dijo empujándome.

-no me interesa lo que hagas con el Cullen, pero… si quieres vengarte de él antes de matarlo tómame primero y deja que lo sepa- dije sonriendo antes de salir.

Más tarde estaba en mi recamara mientras yo me desnudaba para él. Apenas estaba acostándose sobre mí cuando un golpe en la puerta lo interrumpió. Escuche los gritos. Los Cullen, Hale y Swan estaban tomando el castillo.

-vamos niña, es hora de dejarte sin esposo- dijo tomándome del brazo.

Logre sin saber cómo tomar la bata cubriéndome apenas.

-deja a mi esposa Aro- dijo Edward con la voz fuerte y segura en cuanto llegamos al salón principal.

-no es más tu esposa, es mía ahora… y no se ira. ¿Pregúntale?- dijo mientras me ponía delante de él.

-Bella ven conmigo, vamos a casa- dijo con toda la ternura en su mirada.

Me odiaría cuando supiera que no era tan suya como antes. Me odiaría cuando supiera que no era el único en haberme tomado.

- … me quedare… - dije pegándome al cuerpo del hombre que mas odiaba.

El rostro de Edward mostro dolor, estaba lastimándolo pero era necesario. Más le dolería cuando lo supiera.

-te lo dije, ella sabe apreciar a un hombre de verdad…- dijo sacando la espada.

-sí… y tu no lo eres- dije mientras con un movimiento le quitaba la espada y se la enterraba en el pecho.

Y la locura empezó, los guardias atacaron. Los nuestros defendieron y entre toda la locura solo pude luchar junto a mi esposo sin importarme mucho que mi ropa fuera menos que adecuada. Sentí a Edward antes de escucharlo.

-vámonos… te sacare de aquí y me explicaras porque estas desnuda- dijo serio.

-No te explicare nada. En cuanto salgamos de aquí me iré con mi padre a mi casa- dije mientras cruzábamos la puerta del castillo.

Me cubrió con su capa. Vi a mi padre entrando con otro grupo de hombres. A lo largo de todo el castillo se veía la misma escena. Hombres peleando, sangre derramándose. Emmet en un lado, Jasper en otro. El mismo Carlisle atacaba sin piedad.

-no te irás así no sin…- no solo se quedo callado sino que se desplomo a mi lado.

Me gire solo para ver una flecha atravesando su cuerpo.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

un Kpi mas chicas, disfruten y comenten. besos.

con amor Alejandra Rivas ; )




18 comentarios:

Vampiresa dijo...

Dios mio! Dios mio!!!!! Edward no!!!! Por favor no lo dejes morir!!! Casi me atraganto cuando leí que lo atravesó una flecha! Y lo que tuvo que pasar Bella fue horrible!! dios mio pobrecita! No puedes dejarme asi!! Se piadosa pofis!

Ok, ya me calmé. El capitulo ha estado estupendo. Genianl, no me eperaba una cosa así. espero el prximo!
Abrazos :)

Paty_sev dijo...

OMG!!!!!!!!!!! madre miaa madre miaaaaaa la que se ha liaoooooooo!!!!uffff no puedo esperar hasta el proximo capiiiiii me va a dar algooooooo!!!besitosss sigue escribiendo asi que nos tienes a todas enganchadas!!!

Cynthia dijo...

Diossss Alec eres genial de verdad,cada vez me gusta más esta historia y NUESTRO EDWARD?espero que no le pase nadaaaaaa,diosss sería horribleee,tienes una imaginación espectacular,espero el siguiente capi con ganas!!Muchoss besitos,como habras podido comprobar he vueltoooo jejeje chaooo

ѼMaR CuLLeN BlaCkѼ dijo...

................
........................
.................................
OH MI DIOSSSSS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
no ale!!!! no mates a Edward!!!!!!!!!!!
mi Dios!!!! me has dejado con la boca abierta... Bella si q sabe pensar con la mente fria.... maldito Aro... mato a su propio hijo!!!!!
y Edward........ NO LO MATES!!!!!!!
Alejandra Rivas.... me dejaste en suspenso... no podre aguatnar hasta el lunes... morire!!!!!!!
no puedos subir un dia mas?
si no te incomoda, claro esta...
geial cap... en verdad, lo ameeeeee!!!!!

nos vemos el lunes, aunq creo q morire hasta ese dia... todo lo q resta estare impaciente por leer mas de esta historia... supongo q pronto se va a acabar, cierto?
xD.... besos!!!!!!!!!

marilin dijo...

estoy con un colapso nerbioso q te lo encargo como tubo agalllas bella para pasar por eso pensar tan friamente....uuuuu y mi edwarcito nooooo despues q se arrepintiooooo estoy q muero ...quiero q llegue el lunes

Anónimo dijo...

DIOS SANTO, NO LO PUEDO CREER.


POBRE BELLA.
QUE ASCO LO QUE TUVO QUE HACER.


ESPERO EL SIGUIENTE CAP.

lupisz dijo...

no se ni que poner me quede en cero dej@ me recupero............................




1.pobre bell@ mir@ que @gu@nt@r que le @g@n eso y sin decir n@d@ fue v@liente =)

2.pido que digo pido EXIJO l@ c@bez@ del que se @trevio @ l@nz@r es@ flech@ @ mi edw@rd,EXIJO su merte JUM.

3.@y pobrecito de mi edw@rd que no me le p@se n@d@ por que muero con el =S

4.ALEJANDRA RIVAS como te @treves @ dej@r @si el c@p estoy @l punto de col@pso eres m@lv@d@ =P

@le encerio muy bueno el c@p me f@cin@ como escribes =)

Princcipessa Cullen dijo...

Noooo!!! Edward no se puede morrir pleaseee!!!

Ay lo amoo!!! Ella muy bien, muy perra y muy bien!!!

Muero x el proximo capi!!!

Xo

yolanda dijo...

NOOOOOOOOOOOO EDWARD HERIDOOOOO!!!! DIOS MIOOOOOOOO MI NIÑA TIENES Q AYUDARLE POR FAVOR Q LA HERIDA NO SEA MORTAL,AUNQ AHORA BELLA ANTE EL SUFRIMIENTO DE PENSAR Q PUEDE MORIR NO HAGA TONTERIAS Y NO DECIDA ABANDONARLE LO Q TIENEN Q HACER ES ARREGLAR LAS COSAS CON MADUREZ Y HABLANDO POR MUCHO DOLOR Q LAS REVELACIONES LES CAUSE,ELLA FUE TOMADA POR OTRO POR Q SU VIDA CORRIA PELIGRO Y GRACIAS A SU ACTITUD PADRE E HIJO SE DIVIDIERON,PROVOCO UNA MUERTE Y FACILITO LA LUCHA Y ENCUANTO A EDWARD UNA VEZ Q SE DIO CUENTA Q REALMENTE ESTABA ENAMORADO DE BELLA ABORRECIO TENER UNA AMANTE Y LA DEJO DEFINITIVAMENTE Y EL RESULTADO D TODO AQUELLO,EL DOLOR Y LA ANGUSTIA VIVIDA LES DARA PASO A PODER COMENZAR UNA NUEVA VIDA Q DE PASO AL AMOR Y LA CONFIANZA...AUNQ POR AHORA A VER Q LE OCURRE A NUESTRO EDWARD...UN BSOT ENORMEEE DSD MADRID

diana dijo...

hay hay diosssss!!1 porqq porqqqq!! terminar asiiii noo noo es justoooo me encnatooooooooooooooooooo

Anónimo dijo...

me muero me muero quiero q se lunes...
como se atreve ale dejarnos de esta manera ha sido un capi de infarto, pobre bella y ed espero q todo salga bien....
quiero otro capi pero yaaaaaaaaaaaaa

Anónimo dijo...

demasiado bueno chica te felicito esta muy bueno el cap espero con ansias el prox

Paloma dijo...

noooo!! digo no crea que de verdad vayas a matar a nuestro Edward pero que dolor que lo hayan herido!!!
y que triste lo de Bella.....aunque bueno, estoy segura de que nos recompensaras con los prox capis, saludos !!!

nydia dijo...

dios no puede ser que algo asi le pase a Edward no debe ser tan grave dios....Y pobre Bella soportar que sus enimigos la tocaran dios si que es valiente...Sigue asi..Besos...

pepita dijo...

mhello Ale buenisimo el capi ...upssssssssss pobrecita Bella tener que aguantarse a esos bastardos y tener que tener sexo con el hijo de Aro , bueno al menos no fue con ese viejo baboso jiakkkkkkkkk. la cosa esta que arde . te cuidas , besos

irene dijo...

ahhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!! Ale Rivas me has dejado con los nervios de punta!! que genia sos!! wow!! publica pronto please!!!! moriremos de angustia!!! xD!!

LILY-COL dijo...

POR DIOS A EDWARD NO LE PUEDE PASAR NADA..... POBRE BELLA SE TUBO QUE ACOSTAR CON ESE HOMBRE FEO !!!QUE MALLLLLLLLLLLLLL!!!!!!!! EL CAPI ESTUBO GENIAL ...ANIMO ESTA HISTORIA ES GRANDIOSA......ABRAZOS...

Elva Yesenia dijo...

me encanto este capitulo muy fuerte lo que tubo que hacer Bella pobre de Edward es un tonto pero ya me da lastima