lunes, 13 de diciembre de 2010

CAMBIANDO POR AMOR


Sumario:Bella solo tiene miedo a una cosa. Separarse de sus mejores amigas. En un mundo donde el unico afecto que han tenido ha sido el que ellas se han dado, con todo el futuro resuelto sus vidas se tuercen cuando asesinan a un hombre.

Edward solo teme una cosa. Perder a sus hermanos. En un mundo donde solo una mujer los amo y ni siquiera fue su madre, se encuentran con todo a su dispocision, y aun así carentes de lo mas importante. El amor.

¿que harán con tal de no perder lo que consideran sagrado? ¿que harán cuando se encuentren en el mejor lugar de los peores que pueda haber? ¿que pasara cuando se enamoren y se den cuanta que solo ellos pueden enderezar sus vidas? ¿y tu que harías por amarle?

___________________________________________________________

Capitulo 4.- Los Cullen

Emmet pov

-¿Qué haremos hoy?- pregunte después de acomodarnos en el dormitorio de la universidad. Después de terminar el instituto habíamos decidido entrar a la universidad más cerca de casa, Edward se animo por una Ingeniería en sistemas, decidimos hacerle segunda, después de todo, las computadoras era algo que ya dominábamos.

-¿qué les parece cambiar a todas las chicas buenas a este edificio? podemos verlas por sus expediente si entramos al sistema de la facultad- dijo Jasper.

-me gusta tu idea, necesito repertorio para los fines de semana- dijo Edward.

-bien, entonces voy por el equipo- dijo el rubio. Unos momentos después regreso con las computadoras, hice las conexiones y nos pusimos a trabajar.

-huy esta debe ser copa D- dijo Edward mirando a una rubia. Mis favoritas, rubias, no tetonas, pero si se podían ambas cosas, mejor.

-me gusta esta- dijo Jasper.

Seguimos haciendo eso por dos horas más o menos, después de seleccionarlas, y localizarlas, decidimos entrar al sistema.

-entre a la antesala, Jasper abre el candado- pidió mi hermano Edward.

-listo, ahora disponemos de 25 minutos antes que nos localice el Fire Wall- agrego Jasper.

-Emmet, corre el programa ahora- pidió mi hermano de nuevo.

-listo corriendo, cargando, entrando- dije mientras mi computadora trabaja a toda potencia, conectada a la de mis hermanos y los tres en la antesala del sistema de la universidad.

-mañana cuando busquen los dormitorios será una locura… ¿Qué pasa?- pregunto Jasper.

-no sé, alguien entro desde otra terminal, carajo mira ese paquete, va con todo- dije

-Van, son al menos 25 servidores diferentes, son buenos están corriendo un troyano, pero no parece uno normal, a este no lo detectara el Fire Wall hasta que el daño sea total, mis respetos, están colapsando el sistema completo- agrego Edward.

-desconéctate, están entrando al sis…. Carajo ya se cargo mi computadora- dijo Jasper.

Antes que pudiéramos reaccionar se borro nuestro sistema por completo, en dos minutos nos quedamos con cascarones de computadora.

-no sé si estoy encabronado o asombrado, eso fue perverso de genial. Les tomo dos minutos acabar con el sistema y apenas 5 entrar. Ni yo entro tan rápido-

-hay Edward, no le veo lo bueno, tendremos que sacar otras computadoras- me queje.

-tráelas, quiero rastrear a este grupito, quizá podemos juntarnos, apúrate, a ver si todavía están en línea-

Regrese con tres cajas, Laptops nuevas, las encendimos y tratamos de rastrear.

-ya viste a donde nos mando la dirección, es un Ghost estamos en la red de FBI, carajo cierra- dijo Jasper, apagamos todo en el momento.

-¿Cómo pudieron llevarnos hasta el sistema más complicado después de la casa blanca? Nos tomo mucho más entrar a al banco central y vaciar las cuentas de papa de lo que les tomo a ellos mandarnos de paseo- comentaba Edward.

-no sé, pero deben ser cerebros les tomo 5 minutos perdernos- agregue.

-vamos a dormir, estoy cansado, mañana cuando se despierten y ver que no hay sistema será divertido verlos dar vueltas- dijo Jasper bostezando.

Apenas habíamos llegado a las camas cuando la puerta cedió y entraron varios hombres armados, nos tiramos al suelo sin saber que estaba mal. Nos esposaron y subieron a unas camionetas negras.

-¿Qué paso?- preguntaba Jasper en Ruso.

-nos rastrearon cuando entramos a su sistema, no podremos defendernos y decir que no entramos sin mencionar que estábamos en el sistema de la universidad- respondí en el mismo idioma.

-entonces no diremos nada, igual no podemos probar que otro grupo entro primero- agrego Edward.

Nos llevaron a las oficinas del FBI, nos interrogaron toda la noche, al no obtener más respuestas que un “quiero mi llamada telefónica y mi abogado” terminaron por dejarnos hacer la llamada, solo había alguien que podía ayudarnos. Carlisle.

-Carlisle, estamos en problemas, anoche el FBI nos atrapo en la red, necesitamos que vengas-

-¿están bien?- pregunto preocupado. Como siempre

-sí, pero nos tienen aquí desde anoche, por favor, ven –pedí
-estaré ahí en cuanto pueda, llevare un abogado no digan nada-

Tres horas después hablábamos con los abogados, y nos aconsejaban.

-les recomiendo aceptar un cargo de fraude, es el menos penado en este caso porque solo entraron y salieron, no descargaron nada ni intentaron obtener información, y no tienen antecedentes penales- nos decía el abogado

-pues si es lo único, tómenlo muchachos- nos decía Carlisle.

Tres días después nos dictaron sentencia. Cuatro años por fraude. Con toda la suerte que solo pudieron acusarnos de entrar al FBI, no supieron del banco ni de otras cuantas cosas. Nos trasladaron al reclusorio.

La recepción no fue amistosa, la primera noche golpearon a Jasper hasta que Edward se encabrono y le salió lo macho cinco minutos después. La segunda noche más preparados, partimos cabezas. La tercera noche, los esperábamos, solo que eran más, lograron hacernos un par de rasguños, bueno eran más que rasguños, la cuarta noche nos mandaron a aislamiento. Estuvimos ahí los últimos días.

-los sacare de aquí, hoy mismo serán trasladados al instituto donde trabajo, es la última vez que los ayudo, si no hacen esto por ustedes mismos no hará nada más, los espero afuera-

Salió enfurecido. Por primera vez pensamos que tenía razón, esta vez no había sido un juego como en otras ocasiones, esta vez el FBI nos tenía jodidos. Y pelearse con otros reos no era precisamente la mejor manera de estar, si no nos sacaba acabaríamos muertos o matando a alguien.

-bien, este es el asunto, estarán dos años en la academia, si se gradúan el gobierno los reclutara para diversas cosas, es un programa para encaminar a los jóvenes a cosas más productivas con lo que hacen, convivirán con 12 chicas y 9 chicos mas, no tendrán beneficio por ser mis sobrinos, al contrario. Pórtense bien y traten de ser normales- termino mientras entrabamos a un edifico enorme de dos plantas, paredes de vidrio.

-mi oficina está por acá, pasen les entregare todo lo necesario-

-¿somos prisioneros?- pregunto Jasper fastidiado.

-no precisamente, estudiaran, vivirán, y harán todo aquí, mas adelante y dependiendo del comportamiento en general decidiremos si son aptos para salir los fines de semana. No se escapen, eso los convertiría en fugitivos. Y serían remitidos de vuelta…- un toque en la puerta lo interrumpió.

-adelante-

Edward pvo

-hola Carlisle, ¿tendrás…?- me perdí mirando a una chica de cabello café, ojos chocolate, labios rosas, una cintura perfecta, figura perfecta. Nos miro apenas entro, se detuvo solo un segundo en mí, me miro intensamente.

Algo pregunto Carlisle, se giro para mirarlo dándonos la espalda o en mi caso el perfil, se veía igual de atractiva así.

-no te preocupes, no matare a nadie- dijo, Carlisle cambio de humor, se puso completamente serio. Eso solo lo conseguíamos nosotros. Y nos tomaba más tiempo.

-¿para que las quieres? - Pregunto sacándolas de un cajón con llave.

-las chicas y yo….- respondió algo maás la chica mientras se movía suavemente haciéndome perder el hilo de lo que decía. Esas caderas eran asesinas.

-una hora, te las prestare una hora- por fin las soltó mi tío.

-bien una hora, gracias- nos miro de nuevo, bueno a mí, si ella sería una de las chicas ahí no me importaría quedarme los años que el tío quisiera. Por la cara de Emmet y Jasper supe que pensaban igual.

-como les decía, este es el reglamento, su habitación es la no. 4, de lado izquierdo. Los uniformes son reglamentarios, sus horarios y cosas que necesiten están en su habitación, ayer hicimos la presentación oficial pero cada profesor se presentara de nuevo durante su clase. Es hora de la comida, o lo será en poco tiempo, vayan a su habitación y les veo después-

Subimos despacio, mirando el lugar, toda la planta de arriba eran dormitorios y una biblioteca en el centro, ocupaba la parte de arriba de las cachas, la piscina se veía desde nuestra habitación. Estaba techado casi en su mayoría, salvo por el techo corredizo justo sobre el jardín. Aunque no veía el propósito, desde que llegamos solo había llovido.

-yo quiero la cama de la ventana- dije apenas entramos.

Nos quedamos un rato platicando cuando escuchamos una campana, salimos y seguimos a los muchachos que bajaban, del otro lado las chicas hacían lo mismo, no vi a la chica de las tijeras. Entramos en la cafetería y nos acomodamos en una de las mesas, al poco entraron tres chicas mas, ahí estaba. Se sentó en el extremo de la mesa, junto a mí. Me miro apenas.

-hola, ¿son nuevos?- pregunto la que estaba sentada frente a mí.

Cabello corto, negro, ojos miel, preciosa, de sonrisa contagiosa, la mire reaccionando un poco lento, perdido como estaba en los labios de su amiga. La que se giro para escuchar a un tipo casi tan grande como Emmet. La invito a salir, se negó diligentemente, casi sonriendo hasta que el tipo la abrazo.

La vena Cullen me salto, ¿Por qué? Ni si quiera la conocía, la chica lo despacho nada amable, el tipo se marcho tan rápido como llego, interesante. Quizá sería bueno ver como se comportaba, la observaría y decidiría si me gustaba, mire alrededor, habían varias muy guapas, pero ninguna como ella. No puse atención a lo demás.

-me gusta la rubia, es muy linda- me dijo Emmet jalándome hacia él.

-te gustan todas las rubias Emmet- respondí.

-eso es cierto- dijo Jasper acercándose a nosotros

-la de esta mesa, bestia, y tú dirás lo que queras, pero te gusta la chica de las tijeras- acertó

-no- dije tajantemente

-si- dijeron ambos

-déjenme en paz- pedí.

¿Cómo lo supieron? Bueno toda la vida de conocernos debían servir para algo. El tipo llamado Dimitri regreso hacia Bella, después que sus amigos de mesa, invitarán a Rosalie y Alice a salir.

-Bella discúlpame, no quise ofenderte hace rato, ¿aceptarías salir conmigo?- pregunto de nuevo Dimitri. Puse atención, quería escuchar su respuesta.

-sí, pero no te equivoques, solo amigos, no me interesan los hombres- me quede pensando si era lesbiana, sería un desperdicio pero al fin era su gusto. Lástima. El lugar se lleno de risas, silbidos y más. ¿Sería de verdad gay?

La pregunta de millón la hizo otro hombre sentado del otro lado. Todos guardamos silencio, esa respuesta sí quería escucharla. La chica se levanto caminando hasta Dimitri. Lo beso de una manera para nada gay. Si yo me excite solo de verla, el tipo debía estar babeándose solito.

-Bella, basta- pidió Carlisle con voz serena pero autoritaria. El tío sabía cómo imponerse.

-disculpa Carlisle, trataba de mostrar un punto- dijo saliendo del comedor mientras Dimitir sonreía como imbécil. Y con tremendo beso y tremenda mujer ¿quién no?

Si me besara así seguro que le salto encima, hum quitarle la blusita rosa, muy despacio, desabrochar su jean de cadera deslizándolo por ese trasero de infarto, mientras la beso desde el cuello hasta los senos, quizá… me interrumpí cuando mire a los otros dos tipos darse de golpes.

-Basta, todos- levanto mas la voz Carlisle, - Dimitri, Laurent a la oficina, ahora- dijo saliendo.
-¿Qué paso?- pregunte

-¿estás muerto o desnudabas a Bella en tu cabeza? ¿No escuchaste lo que decía los tipos estos de tu chica?- respondió Emmet.

-no es mi chica y no, no escuche nada, estaba pensando en…-

-Bella… bien varios pidieron salir con ella, hasta que el tipejo llamado Laurent se refirió a Bella de una forma nada agradable, Dimitri salto y se agarraron a golpes, a como lo veo está reñida la competencia, así que aplícate- dijo Jasper sonriendo, mire a otro lado.

-huy, no iniciamos la pelea pero si la provocamos, estaremos en problemas- dijo Alice regresando a la mesa, su amiga estaba de acuerdo. ¿Por qué ellas? La que había levantado el revuelo era Bella.

-díganle a Bella que quiero hablar con ella, hoy mismo- pidió la tía Esme.

-vaya menos de 36 horas y ya estamos en aprietos- dijo en voz alta Rosalie.

Regresamos a los dormitorios después de escuchar la plática de los presentes. Al día siguiente empezaban las clases. No vi a Bella le resto de la tarde.

Sí me gustaba….
_______________________________________________________
el cuarto capitulo de este fic esperando que les guste,
recuerden comentar y votar. saludos chicas.
con Amor
Alejandra Rivas ; )

7 comentarios:

diana dijo...

me encantaa siii se esta poniendo buenaaaaa

nydia dijo...

Valla este capitulo resulto buenisimo,interesante y un poco divertido,la verdad eres genial expresando tus historias.....Besitos desde Ecuador

Anónimo dijo...

caada vez mejorrrr siiii!!

me encanta

vero

Vampiresa dijo...

Buenisimo!! A proposito... parece que tienes mucho conocimiento acerca de sistemas... Genial!!! Este cpitulo estuvo divertido!

alejandra rivas dijo...

gracias a todas ustedes chicas, Vampi... en realidad no se nada de sistemas, pero veo muchas peliculas jajajajaja

Bellis Marie Cullen Swan dijo...

awwwwwww... no puedo esperar a leer el siguente capi!!!!!!!!! aaaaaaaaahhhh estoy conmocionada de tanto espera morire!!! jajja ok no..espero el proximo cap adios saludos!!!

Elva Yesenia dijo...

me gusto, muy buena la historia