viernes, 17 de diciembre de 2010

CAMBIANDO POR AMOR


Sumario:Bella solo tiene miedo a una cosa. Separarse de sus mejores amigas. En un mundo donde el unico afecto que han tenido ha sido el que ellas se han dado, con todo el futuro resuelto sus vidas se tuercen cuando asesinan a un hombre.

Edward solo teme una cosa. Perder a sus hermanos. En un mundo donde solo una mujer los amo y ni siquiera fue su madre, se encuentran con todo a su dispocision, y aun así carentes de lo mas importante. El amor.

¿que harán con tal de no perder lo que consideran sagrado? ¿que harán cuando se encuentren en el mejor lugar de los peores que pueda haber? ¿que pasara cuando se enamoren y se den cuanta que solo ellos pueden enderezar sus vidas? ¿y tu que harías por amarle?


____________________________________________________________

Capitulo 5.- Clases y un poco mas

Alice pov

Recuerdo
-Pregúntale si quiere salir conmigo- grito Eleazar

-no, que salga conmigo- pidió Sam

-no, definitivamente saldrá conmigo – agrego Dimitri.

-sobre mi cadáver marica- grito Laurent – esa pollita saldrá conmigo-

-no es pollita es una mujer, respeta – brinco Dimitri y antes que nos diéramos cuenta se armo la pelea.

-Basta, todos- levanto mas la voz Carlisle - Dimitri, Laurent a la oficina, ahora- dijo saliendo.

-díganle a Bella que quiero hablar con ella, hoy mismo- pidió Esme.

Fin del recuerdo
Apenas terminamos de contarle todo a Bella salió. Regreso una hora después, seria, triste. No era bueno, ella nunca se veía así.

-Esme dice que mi comportamiento no fue propio, que no debemos dar esa muestra de afecto a menos que sea algo serio, y que les diga que no lo hagan chicas, no me regaño, me hablo maternalmente, me aconsejo; me abrazo como mi mama lo hubiera hecho. La extraño mucho- termino. Se acomodo en la cama y fingió dormir.

Quise preguntar más, saber cómo se sentía, pero era Bella, jamás admitiría nada, era dura, la más fuerte de las tres, siempre lo había sido. Verla así era desquiciante. Fue la primera vez desde el tipejo aquel. En lugar de insistir, nos dormimos también.

Sonó el despertador, era hora de empezar nuestras vidas. Nos arreglamos tan rápido como pudimos.

-Buenos días Profesora René- dijimos entrando al salón. Apenas cruzamos el umbral los chicos se alborotaron otra vez, todos menos los Cullen quienes solo nos miraron, regresando a sus asuntos. Lástima, el rubio... Jasper esta guapísimo.

-Señoritas ese atuendo no es permitido, me temo que irán a la dirección- informo la profesora
-disculpe, Profesora, leí el libro de reglas y ahí dice claramente que le uniforme es obligatorio y literalmente esto es el uniforme, ¿lo ve? El overol rosa, la playera blanca, solo le dimos estilo y agregamos nuestro toque personal- Dijo Bella sonriendo.

-no me convencen, a la dirección- dijo entregándonos unas papeletas.

Dejamos las cosas en la mesa para tres personas, y salimos hacia la dirección.

-¿Qué hicieron con sus uniformes?- pregunto Esme apenas entramos a la oficina.

-los modificamos porque eran horribles- contesto Rosalie sin poder contenerse.

-¿todo los uniformes?- pregunto Carlisle levantándose de su silla.

-si, todos y cada uno, excepto los de deporte; bueno si cambiar la cintura por cadera cuenta como modificación entonces sí, pero nada más- agregue.

-pasaran tres semanas trabajando todas las tardes en la biblioteca y en los estantes de todas las aulas, no les cambiaremos el uniforme, pero estarán castigadas. Esto no es un paseo, ni estan de vacaciones señoritas, no harán lo que se les dé la gana, y espero que esto no se repita en sus compañeras o aumentare el castigo dos semanas por cada una que modifique el uniforme original- termino el director, mientras asentíamos, nos entrego el papel rosa firmado.

Regresamos a clases, entregamos la hoja y nos sentamos en la primera mesa, en la mesa de atrás estaban Carmen y compañía, en la tercera estaban Irina y sus amigas en la primera de la derecha los Cullen, detrás de ellos estaban Eleazar y del otro lado Laurent con su bola y en la segunda mesa de ese mismo lado, Jane con la suya.

-hoy les pondré un problema, la mesa que lo responda se llevara la cebolla dorada- dijo la profesora.

-¿que representa la cebolla dorada?- pregunto Emmet.

-cada cosa dorada que tengas representa un premio, ahora a trabajar, pueden usar los libros, o preguntar a sus compañeros, lo que quieran, pero la cebolla será por mesa, así que piensen bien si desean cambiar de mesas o de equipo-

Nadie se movió, la profesora escribió el problema, Bella lo escribió rápidamente y como siempre su mente trabajaba a mil, yo me quede mirando y esperando que lo resolvieran, lo mío no eran las matemáticas o la física, aunque de ver que trabajaban entusisamadas me acerque a ver si algo de lo que aprendí se aplicaba.

-hum no, es un numero cuántico, pero no me acuerdo de las cuatro cifras del final, espera un libro de esos debe traerlo- dijo Bella levantándose.

-oye, no es este el valor elevado a esta potencia…- decía Rosalie mientras Bella si inclinaba sobre la mesa, Agh aburrido. Deje de prestar atención.

Bella pov

Apenas me puse sobre la mesa sentí una mano recorrer mi trasero, me incorpore de inmediato, Laurent…

-te pido que no vuelvas a hacer eso, por favor- pedí tan tranquilamente como pude, siendo un grupo pequeño todos nos miraron. Al menos lo hicieron en cuanto hable.

-¿te gusto?- pregunto con una sonrisa de imbécil.

Le di la espalda, era el primer día y no quería tener más problemas con Carlisle. Lo del uniforme era suficiente.

-¿Qué me decías Rose?- pregunte poniendo mi atención de nuevo en ella. El incidente lo olvide más rápido de que respiro. Me incline de nuevo.

-mira si tenemos este valor podemos usa la formula de…- escuche el golpe antes de sentir el dolor, el imbécil me golpeo en el trasero.

Me levante enfurecida, Rosalie logró tomarme del brazo mientras Alice llegaba hasta Laurent y lo golpeaba con fuerza entre las piernas, el tipo se doblo llorando.

-la próxima vez usare un bate- agregue pasando a su lado. -Gracias Duende, vamos, busquemos ese libro- dije ignorando el dolor de mi nalga. Caminamos hasta el estante de libros, junto a los Cullen.

-¿Qué buscamos?- pregunto mi prima.

-Un libro de mecánica cuántica o de matemáticas aplicadas para problemas cuánticos-
conteste - Pero no veo el que necesito- dije recorriendo con la mirada el estante.

-¿es este el que buscas?- me pregunto una voz suave, me gire para toparme con unos pozos verdes, mirándome fijamente. Trate de no sonrojarme, me ponía nerviosa.
Al carajo mi idea de mantenerme lejos yo quería perderme en esos ojos.

-sí, justo ese, ¿me lo prestas un momento?-

-lo estamos usando todavía- respondió el rubio a su lado. El otro chico, Emmet lo golpeo en la cabeza, lo que me hizo reír.

-hum no me llevare, solo quiero ver un dato, es mas aquí lo puedo revisar- pedí. Extendiendo la mano. el chico de mis ojos favoritos tardo un momento en entregarlo, tanto que pensé no lo haría. Lo mire borrando la sonrisa.

-tómalo, no hagas caso a mi hermano, su cerebro todavía no despierta- dijo Emmet señalando a Edward.

-hum, si lo siento, toma, llévatelo si quieres, no hay problema- respondió

-oye pero todavía no…- Emmet le tapo la boca, mientras Edward lo empujaba hacia atrás. Me sonrió. Casi me desmayo, su sonrisa era lo más hermoso que había visto en mi vida.

-Bella el libro- me grito Rosalie. Me gire hacia nuestra mesa.

-ok, deja busco el dato- dije sentándome,- saca la cera estará por algún sitio de este enorme libro- puse algo de “cuenta fácil” en mis dedos y pase las paginas a velocidad rayo, conocíamos ese libro a la perfección o bueno, casi este era más extenso -aquí esta, te dije 7.8945035829 no era 5892 viste, casi la riegas Rose- celebre mi casi buena memoria - entregare esto, ¿solo eso nos faltaba?- pregunte levantándome de nuevo.

-sí, ya está casi terminado- dijo Rosalie.

-gracias por el libro, nos sirvió mucho- dije entregándoselo a Jasper.

-de nada, oye tu amiga, ¿la rubia tiene novio?-

-no, pero no le gustan los rubios, así que mejor no lo intentes, te mandara de paseo, pero le podrías preguntar a Alice, ella ama a los rubio, ya tienes ventaja en esa parte- comente sonriendo.

-y a ti ¿Cómo te gustan?- pregunto Emmet. Me reí dándome la vuelta para regresar a mi asiento.

-¿ya tienen la respuesta?- pregunto la profesora en cuanto entro.

Edward y Yo no levantamos enseguida. Al llegar al escritorio nos miramos, ambos con la hoja en la mano. La mujer nos miro a uno y otro esperando que alguno entregara.

-¿la cebolla se puede compartir?- pregunto Edward. Mirándome

-no-

Ambos extendimos la mano con las respuestas ante ella, fue más rápido que yo, su mano quedo bajo de la mía, sus dedos rozaban mi dorso, por un momento nos miramos hasta que abrió la mano acariciándome, me retire de inmediato; aun podía sentir su calor, el fuego que se extendió por todo mi cuerpo, solo por un segundo de contacto, ¿Qué sentía si me tocaba por más tiempo? Apenas fui consciente de regresar a mi mesa o de que Irina, Eleazar y Leah entregaron también.

-revisare todos- agrego la profesora, si se dio cuenta de algo no dijo nada.

-¿Cómo nos fue?- pregunto Rosalie. Apenas llegue.

-no sé, apenas lo estará revisando- dije aun perdida en la sensación.

-bueno muchachos, ya tengo el equipo ganador, bueno los equipos, solo uno se llevara la cebolla, pero si coinciden de nuevo el otro quipo se la llevara, para nivelar la situación. Los equipos ganadores son: Cullen y Swan-Hale-

-profesora, no se me hace justo que un equipo se quede sin la cebolla, ¿y si no coinciden de nuevo?- pregunto Rosalie

-creo que deberíamos partir el premio, dividirlo- sugirió Jasper. Cuñado…

-¿están de acuerdo los demás integrantes de los equipos? – pregunto mirándonos a todos.

-sí, lo estamos- respondimos al mismo tiempo los demás

-bien, entonces tendrán media cebolla- respondió. Arrojándola hacia los muchachos –es todo por hoy, tiene una hora para despejarse, y luego en el salón de aquí a lado tomarán literatura con el profesor Charlie. Sean puntuales-

-¿Bella que te pasa?- pregunto Alice apenas salimos. Me jalaron hacia la piscina mientras los demás entraban a la cafetería.

-nada ¿por qué piensas que me pasa algo?- mentí. No se me daba bien hacer eso frente a ellas.

-a otro lado con eso Bella, regrésate perdida a la mesa, ¿es por Edward? ¡¡¡te gusta!!!- grito Alice.

-cállate duende, no lo publiques, no me gusta tanto así, solo se me hace interesante- respondí mintiendo de nuevo.

-si claro y yo soy virgen, escúpelo Bella o te haremos pasar problemas- dijo Rosalie.

-váyanse la carajo las dos- dije caminando hacia el punto de encuentro.

Me siguieron sin decir nada mas… no lo dejarían así.

________________________________________________________________________
les dejo otro capitulo chicas y una discula, anoche no pude subirlo.
recuerden votar y comentar. les mando un saludo y un abrazo
con amor
alejandra Rivas. ; )


7 comentarios:

Vampiresa dijo...

Ja! Son cerebros los dos! me encanta!!!

Ro_Lizzy dijo...

Me encanto... verdaderamente genial, tu talento como escritora es inigualable, segui asi.
Cuidate mucho y nos leemos siempre...
http://miangelpersonal.blogspot.com/

diana dijo...

me encanta me encanta me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!

nydia dijo...

Hola ne encanto este capitulo q gustan xq son bien inteligentes todos ellos ademas q cada vez se pone mejor ...Eres maravillosa escribiendo sigue asi...Besitos desde Ecuador

nashkalight dijo...

ayy estaaa re buenaa este ficss sosn genial como escritoraa y cada vez se pone mas interesante son re inteligentess!!! me llama mucho la atencion esta historiaa q pasara con ellos?? ashh m encanta m encanta!!! besitos y segui asi desde argentina..

Irene dijo...

me encantó!! estuvo muy divertido ^^

Elva Yesenia dijo...

realmente bueno el capitulo