miércoles, 8 de diciembre de 2010

Encontrarte pero ¿amarte u odiarte?

sumary:

Bella y Edward se aman, pero que pasara cuando Edward descubra que el no es un Cullen si no un Masen?, que giro tomara sus vidas dada la promesa de Edward a su verdadero padre? y como llega entre todo esto un bebe para unirlos o separarlos?... descúbrelo porque cuando deban volver a trabajar en Forks ellos se reencontraran.
________________________________________________________
Edward

Después de subirme al auto, tomaron la ruta de salida, no pregunte, la mujer aun traía el arma apuntándome. Viajamos por casi cinco horas. Por fin entramos a una casa tipo colonial, enorme.

-baja, tu padre te espera en la segunda habitación, él te explicara todo- dijo Jasper.

Asentí, no me quedaba de otra, en cuanto supiera que pendejada era esta, regresaría a casa con Bella.

-pasa Edward, toma asiento, lamento los métodos que mis niños usaron para traerte, te aseguro que tu novia jamás estuvo en peligro, bueno no de Alice, el arma no estaba cargada- dijo un hombre de unos cuarenta y pocos, acostado en una cama, las sabanas estaban manchadas de sangre, seca y fresca.

-lamento que me conozcas, bueno que me conozcas así, soy Masen, mi nombre no importa, he tenido más de los que puedo recordar en mi vida, ¿te preguntaras que haces aquí?-

Obvio que me preguntaba eso, y un millón de cosas más…

-tú no eres mi padre, mi papa murió hace cinco años de un infarto- dije

-no, ese fue tu padre adoptivo, un gran hombre si me lo preguntas, pero no, tu padre biológico soy yo, veras, conocí a tu madre el primer año de la universidad, era hermosa como quizá tu chica lo es, se parece a ella en todo caso. Estábamos por casarnos, vivíamos juntos, le faltaba poco para traerte al mundo, un día llego un auto. Me subieron, me dijeron que mi padre no estaba muerto, hable con él, me explico muchas cosas, me entrego al negocio familiar – tomo aire. Siguió hablando como si recordar no le costara.

-Cuando regrese a casa esa noche le conté todo a tu mama, la paga era buena, podríamos darte todo lo que nos falto. Estuvo de acuerdo y se cambio a una casa de seguridad. Por si me pasaba algo. Su fecha se adelanto tres días, estaba de misión, mi mejor amigo la llevo, pero ya me habían descubierto, la mataron en el hospital apenas después que naciste. Cuando llegue fue solo a enterrarla y darte en adopción, habría sido imposible mantenerte a salvo. Supe que la mujer del otro cuarto había perdido a su hija, así que mi amigo organizo la adopción, pagamos a una enfermera para que la convenciera, y así fue como llegaste con la familia Cullen. No podía buscarte, te habría puesto en peligro –

-¿Por qué ahora?- pregunte mientras todo lo que me dijera cobraba sentido en mi mente.

-porque estoy muriendo, no me queda mucho, días, horas, minutos, solo Dios sabe, y necesito que me prometas, me jures, que seguirás con el negocio familiar, que no lo dejaras a su suerte, Jasper y Alice son los mejores que podrás encontrar, pero no quieren tomar el cargo, te necesito, no me debes nada, pero te lo suplico como una última voluntad, mi último deseo antes de morir-

No me acababa de creer el cuento pero la desesperación en su voz, su mirada, algo familiar en él me decían que no mentía. ¿Qué hacer? ¿Qué decir?

-eres libre de irte si lo deseas pero antes debes de saber que hacemos, Jasper, muéstrale- dijo refiriéndose al rubio, no los escuche entrar. La mujer estaba también, sin armas.

-Sígueme, esto no tomara mucho tiempo- camine detrás de él sin saber que estaba pasando.

-Esta es una agencia de casos especiales, veras, nos dedicamos a eliminar objetivos conflictivos, mafia, terroristas, políticos, es broma, narcotraficantes, cualquier amenaza pública o privada, nos pagan por ello-

-¿asesinos a sueldo?- pregunte

-no, algo así como la liga de la justicia, solo son personas que no merecen estar aquí-

-¿y quién decide quien vive y quien muere?-

-tu padre… y otras personas, encargadas de analizar las posibles amenazas, lo de las torres de Nueva york se pudo evitar si nos hubieran dejado acabar con el terrorista cabecilla…-

Me mostraron fotos, papeles, registros un mundo de cosas sobre estas personas que ya habían eliminado. Entendía lo que hacían pero no me veía haciéndolo. No era mi estilo. Bella no estaría de acuerdo.

-ahora trabajamos en un caso donde están reclutando jóvenes, las usan de mulas para pasar drogas al otro lado del mundo, tu novia es prospecto, por eso decidimos buscarte antes, esperábamos que terminara, pero tu padre fue herido en la misión, y esta fue fallida, este tipo sigue suelto y sigue jalando muchachas-

-¿Bella? ¿Mi Bella?- no podía ser, quien querría hacerle daño a mi amor.

-míralo por ti mismo, esta es una lista de nombre de chicas y sus direcciones así como las escuelas de donde proceden, las escogen por ser carismáticas, aventadas, atrevidas etc y tu novia encaja en ese perfil, te necesitamos- reviese la lista y efectivamente, su nombre figuraba en la segunda página. Lo habían marcado en verde.

Regrese a la recamara de mi “padre”.

-¿te has decidido?-

-sí, entro, pero mi novia lo hará conmigo- dije seguro.

-¡¡¡no!!! debes alejarte de ella, si se dan cuenta que es tu novia y te descubren la mataran como a tu madre, debes cortar todo contacto con ella o con cualquier otra persona, sus vidas dependen de que así sea- respondo esforzándose mas de lo que podía.

-no, no la dejare- insistí. No podía dejarla.

-entonces morirá, porque te buscaran a ti y ella será el medio para conseguirte, no somos los únicos que sabemos quién eres, no solo su vida corre peligro tambien la tuya, en esto hay mucho más de lo que se ve- dijo la mujer.

Mire a la tipa, seriamente. No estaba mintiendo. Carajo, tendría que dejarla, apartarla del peligro, y ahora mismo yo era peligroso para ella.

-bien, acepto- dije aguantando las ganas de llorar, ¿dejarla? ¿Cómo? ¿Cómo vivir sin ella? ¿Cómo seguir sin ella? ¿Cómo hacer para que no me buscara?

Pase las dos semanas siguientes hablando con mi padre, poniéndome al corriente de todo lo necesario sobre la misión que fallo. Hasta que murió.

-vámonos, ahora, ¿Alice llevas todo?-

-sí, estamos listos- dijo la mujer.

Salimos de la casa nos montamos en una camioneta cerrada, antes de que llegáramos a la reja, la casa voló en pedazos.

-¿Qué carajos fue eso?- pregunte asombrado, mi padre estaba dentro.

-tu padre está muerto desde hace 20 años, tiene que quedarse así- dije Alice. Con una lagrima rodándole por la mejilla. La borro antes que llegara a los labios.

-te llevaremos a Forks y te protegeremos, pero debes deshacerte de la chica, después nos iremos, necesitas entrenamiento, y rápido, la banda se organiza de nuevo, en cuanto arregles tu asunto, nos iremos del país, debemos terminar la misión de Masen- dijo Jasper.

-bien, pensare en que decirle-

-tiene que ser algo definitivo, no debe preguntar por ti, buscarte o ponerse en contacto, podemos darte por muerto…-

-no, eso no funcionara…- La destrozaría y moriría en le proceso. Dios ¿como mi vida se jodió tanto?

En cuanto llegamos a mi casa, llame a la odiosa de Tanya, la tipeja siempre fácil, siempre dispuesta llego en cuanto pudo atravesar el pueblo.

-pasa, ¿tienes los apuntes de las últimas clases?-

Pregunte dejando una botella de licor y dos vasos. La tipeja enseguida se dio color. Tomo vaso tras vaso, hasta que quedo inconsciente. Agh, tener que tirármela, eso sí sería difícil. Ni siquiera me llamaba la atención. Quizá si me ponía ebrio hasta las orejas me pasara mejor.
Saque otra botella y la ardua tarea de acabarla, a como mi cabeza estaba tarde unos minutos.
Llame a Bella, le dije cosas que sabía la harían venir. La enfurecí lo suficiente, la lastimaría más de lo necesario. La perdería por el bien de la humanidad. Mis huevos, la perdería por pendejo.

“¿crees que estar ebrio es la mejor manera de hacer esto” dijo una voz en mi cabeza. “no hay una mejor manera de hacerlo, le romperá el corazón, no creo que importe si esta ebrio o no” respondió la otra voz en mi cabeza.

-¡¡¡cállense carajo, ya está hecho, solo cierren la maldita boca de una vez!!!- grite furioso, estaba por perder a la única mujer que he amado. La mujer que le daba sentido a mi vida.

Escuche la motocicleta, entre a la habitación y me desnude, Agh, la tipa ya estaba desnuda. Carajo, mejor ser marica. Me metí en las sabanas con ella, me puse encima. Asqueroso por completo. No pude tirármela, nada mas no había manera. Me quede sobre ella por tener que hacerlo.

-me dejas ¿por ella?- dijo apenas cruzo el umbral. Su voz estaba cargada de incredulidad.

Pero la mirada de dolor que vi en ella, estuvo a punto de hacerme retroceder. Decirle la verdad, llevarla conmigo, esconderla en el infierno si eso la salvaba.

-Bella sal de aquí- dije en un intento de mantenerme firme -¡¡¡vete, solo vete!!!- grite, el dolor me estaba ganando.

Giro corriendo y se perdió en la noche. La perdí. Lo perdí todo, alma, corazón y vida.

“la seguiré y veré que este bien” dijo una de las voces en mi cabeza, no, en mi oído, el maldito comunicador y las cámaras seguían encendidas. Me senté en la cama. La tipeja seguía perdida, me levante como pude y entre al baño.

-sé que es duro, yo deje a mi familia atrás, pero fue necesario, aun van al cementerio cada domingo, pero el dinero que les mando y que creen parte de la ayuda del gobierno hizo que mis hermanitas fueran a la universidad. Ella es joven, fuerte, lo va a superar-

Imbécil, ¿crees que me importa tu vida? ¿ O lo que pienses? Y si no me importa ¿porque me aferro a esa idea? Que no sufra mucho por mí. No pido más que eso. Yo moriré en mi infierno, pero ella no. Dios, te lo suplico, ella no.

-llego a casa, debemos irnos, ya no es nuestro problema, lo siento si sueno cruel pero nuestra misión eres tú, Jasper súbelo al auto, nos vamos- dijo Alice entrando de nuevo.

-¿A dónde me llevan ahora? – pregunte o eso trate.

-a tu entrenamiento, no pensaste que te daríamos un arma y ya, serás entrenado por el mejor, y por nosotros, cada uno te enseñara una disciplina diferente, tendrás a los mejores instructores, espero sepas aprovechar lo que te enseñaran-

Me cargaron al auto, me dormí en cuanto nos pusimos en movimiento. Soñé con ella, la playa, su cuerpo, sus caricias, sus besos, su calor. La cama, el placer, su sabor, la tina, sus gemidos, sus uñas enterrándose en mi.
Carajo.

Me desperté con dolor de cabeza, cuando llegamos nuestro destino.
-vamos conocerás a tus instructores-

-¿Dónde estamos?-

-es clasificado, lástima que te perdiste el viaje- dijo la chica sonriendo por primera vez, se tomo de la mano con Jasper y entraron. Los seguí.

-hola, soy Carlisle, ¿eres Edward?- asentí.

-bien, ¿te explicaron lo que hacemos aquí? ¿La importancia de no tener relaciones con el exterior?- asentí de nuevo

-entonces ¿tienes alguna pregunta?- asentí de nuevo

-¿a quién debo matar para obtener una maldita aspirina?-

-esa es la actitud, aprenderás a estar listo para morir, porque solo así estarás listo para matar-

-si claro, podemos empezar con estas pendejadas de una vez, no tengo ganas de más sermones-

-Tu nombre es lo único que deberán saber, desde ahora no tienes apellido, no eres hijo de nadie, padre de nadie, hermano, sobrino, tío, primo, amigo o nada parecido ¿entiendes?- asentí, de todos modos ya había perdido la única persona que me importaba. Y a quien le importaba.

-Edward, bienvenido a la agencia-

__________________________________________________________________________
otro capitulo del fic, ojala les guste, saludos chicas y recuerden comentar
con amir Alejandra Rivas ; )








4 comentarios:

diana dijo...

wuouuuu!!! siii esto sxe esta poniendo cada vez mas interesanteeeeeeeee

Элизабет natt zaii di К&;पी dijo...

me gusta!! ai q triste q la haya dejado asi..U_U bueno pero aun asi me gusta mucho, segui asi

lupisz dijo...

rayos esta genial y apenas llevo 3 cap. ay pobre le toco dejar a bella =)

Lumy Cullen dijo...

Fic cada vez mas intresante!!! ¿Qué pena que le tocara dejar a Bella, pero fue por su bien? Espero ansiosa el próximo capí, Saludos!!!