viernes, 31 de diciembre de 2010

Encontrarte pero ¿amarte u odiarte?

Disclaimer: Los personajes pertenecen a la gran escritora Stephenie Meyer, yo solo he jugado un poco con ellos poniéndolos en diversas situaciones XD ^^

Bella y Edward se aman, pero que pasara cuando Edward descubra que el no es un Cullen si no un Masen?, que giro tomara sus vidas dada la promesa de Edward a su verdadero padre? y como llega entre todo esto un bebe para unirlos o separarlos?... descúbrelo porque cuando deban volver a trabajar en Forks ellos se reencontraran.


_____________________________________________________


13.- En brazos de otro

Edward pov

Apenas entre a la casa de seguridad supe que sería una noche infernal. No solo porque esta noche se acababa la misión, sino porque Bella pasaría por las manos de ese par de cerdos y tendría que verlo, no podría estar en la incursión o la pondría en peligro.

-toma, es el comunicador con Bella- me entrego un micrófono en forma de auricular Alice, mi mejor amiga.

-gracias, ¿Dónde lo lleva?- pregunte mirando su atuendo. Un vestido de tirantes, ajustado en la parte de arriba y suelto debajo de los senos, llegaba hasta la rodillas.

-los aretes, un comunicador de baja frecuencia, solo ella lo escuchara, no llega a los treinta, nadie en ese cuarto es tan joven, nadie podrá escuchar, podrías gritar y solo ella lo sabrá y el otro arete es un micrófono de alto alcance, podrá susurrar y la escucharemos por los altavoces, grabaremos todo-

-ingenioso, gracias Alice-

La casa que habitáramos era el escenario. La recamara ya tenía cámaras en todas partes. La vi sentada en la cama, seria, pensando quizá en lo que venía. Acomodo todo, se arreglo el vestido, miro hacia la cámara uno. Sabía que yo estaría del otro lado. El cuarto de comunicaciones se vació.

-nunca te dije que pasó esa noche, cuando me viste con ella-
-la imagen era clara, que más debía saber- dijo sin mover la boca más de lo necesario.

-que lo prepare para poder desaparecer, que…- el timbre sonó. Se quedo quieta en medio de la habitación.

-tarde para una declaración, somos lo que somos y eso no cambiara, no hay más que hacer, entre nosotros ya no habrá nada te lo dije antes y lo sostengo ahora-

Entraron los demás, mi momento había terminado, ahora lo sabía, el daño que le hice no tenía remedio, jamás la recuperaría. La perdí y para siempre.

-sabes que no querrá trabajar más contigo en cuanto esto termine ¿verdad?- Emmet tenia razón, asentí. Temía ese momento con todo mi ser.

-yo la haría feliz, algo que tu no- dijo Jacob entrando en ese momento.

Con el uniforme de asalto listo para la incursión. Me miro con coraje. Sabía como yo que todo el dolor de Bella era mi culpa.

-estamos en línea, Isa si me escuchas, acomoda tu cabello con la mano izquierda- pedí, lo hizo dos segundos después. Mientras abría la puerta.

El equipo hizo silencio, no era un senador cualquiera, era el Senador más importante de la cámara, esto estaría del carajo. Detrás de él entro un tipo con cara de maldito, su guardia personal por último el tipo con quien hiciera Bella el trato.

-pasen, por favor pónganse cómodos-

-¿su esposo?-

-mi esposo esta fuera por motivos personales y es lo único que necesita saber, hago esto solo por la promesa de un hijo, su promesa de entregarme uno, ¿lo recuerda?-

-claro, señora y así será, usted tendrá un hijo que yo le entregare en cuanto esto esté resuelto, de su desempeño dependerá la rapidez con que lo entregue- respondió el tipo.

-nos entendemos entonces- sonrió Bella, las cámaras tomaban todos los ángulos, cada espacio, cada rostro.
El timbre sonó de nuevo. Esme con otro hombre, el segundo cabecilla de la organización.

-no llegara el otro, en este momento está siendo eliminado, asegúrate que Bella no deje a ninguno contestar los teléfonos, no puedo bloquear la señal o perderíamos la señal con la casa- dijo Emmet mirándome.

-Bella que no contesten ningún teléfono- pedí, asintió sin ser obvia.

Repartió tragos a todos, se sentó junto al senador, platicaron por casi una hora de todo y nada, el tipo la devoraba con la mirada y Bella se dejaba, maldita sea, mis celos estaban apenas contenidos.

-yo me despido, les dejo en buenas manos, buenas noches- se retiro el contacto de su lado.

Lo atraparíamos cuando intentara irse de la ciudad, sus cómplices ya estaban siendo atrapados, Jasper, Alice, Kate, Irina, Jacob y Eleazar estaban en eso, solo Emmet y yo estábamos en las cámaras y Carmen en línea, para cualquier eventualidad. Carlisle estaba en la consola de los satélites, entre ratos veía las cámaras.

Y el infierno se desato, Bella puso música y bailaron por dos horas aproximadamente, mientras el tipejo la tocaba por todas partes y ella se dejaba. Alentándolo, provocándolo.

-tranquilo, es necesario, no necesitas ver lo que sigue, ve afuera, fuma, come o haz lo que quieras-

-no Emmet, podría necesitarme- dije. Bella miro hacia la cámara solo un momento.

Esme hizo lo mismo, minutos después lentamente se llevo al otro tipo a la recamara de abajo. Bella tardo un poco más, se aseguro de que la botella se terminara. Esme empezó a desnudar al tipo mientras los besaba arrojándolo a cama. Carlisle se levanto y salió. Eso fue raro.

-¿Andan?- pregunte, tapando el micrófono esta vez.

-si lo hacen lo tienen bien escondidito- Sonrió Emmet

Mire la cámara Bella entraba a la recamara con ese cerdo. Lo mataría si le hacía algo.

-lo matare- dije sin pensar, Bella miro la cámara de nuevo, deliberadamente arrojo algo sobre la cámara que daba justo a la cama.

-¡dile que la quite!- dijo Emmet. Las demás cámaras de la habitación fueron bloqueadas. -Carmen, dame imagen térmica de la habitación principal, las cámaras fueron bloqueadas, Isa está haciendo de las suyas otra vez-

-¡¡¡Bella maldita sea despeja las cámaras o te juro que entrare y te sacare a la fuerza, me importa un carajo si la misión se va a la mierda!!!- grite.

-Edward cálmate, gritarle no le servirá- intercedía Alice

-estamos fuera de la casa, si necesita ayuda nosotros entraremos- Jasper

-cálmate despeinado, es profesional y no es la primera vez que lo hace- Jacob.

Eso era lo que me emputaba, no era la primera vez, se acostaba con los tipos cuando era necesario, lo hacía con otros mientras yo jamás llegue a eso, las dormía antes de hacer nada. La rabia e impotencia pudieron mas, una lágrima salió. Yo, todo un asesino llorando. Por ella.

La imagen térmica apareció, era oficial mi chica no era más solo mía, la imagen mostraba a Bella sobre el tipo, mientras este la manoseaba. Cerré los puños hasta que el corte sangro. Otra herida que ella me provocaba y que sangraba de manera simbólica se hallaba en mi corazón.

-entonces ¿Cuál es tu participación en esto?- pregunto por fin.

- si me dejas verte desnuda por completo de digo- respondió el maldito cerdo. Lo rebanaría.

-primero contéstame y te hare lo que nadie nunca te ha hecho- Dijo. Una de las cámaras se despejo.
Carajo mejor ser ciego.

Mi Bella estaba sobre el tipo, en bragas sin sostén, Emmet disimuladamente miro hacia el monitor que mostraba las imágenes térmicas. El tipo la tocaba sin decoro, ella soportaba riendo, fingiendo placer, cuando su rostro era de repulsión, tan ebrio como estaba no veía la diferencia.

-soy el hombre que coordina, prepara y ordena toda esta mierda-

-¿Qué mierda? ¿A qué te refieres? Sigue así, me gusta…-

-yo soy el líder de la banda que se dedica a robar niños en otros países para venderlos aquí a parejas como tu pendejo esposo y tu… que rica estas, anda desnúdate para mi, te montare rico…- me levante encabronado, lo mataría, Emmet me detuvo, Carlisle también.

-y que mas haces, ¿Quiénes te ayudan? No debe ser fácil- dijo mientras lentamente hacia por quitarse la ultima prenda.

Ni Emmet ni Carlisle miraron. Yo no podía quitar los ojos de la pantalla. Esto es lo que ella sintió cuando me encontró con aquella tipa. Yo sé que finge y me parte el alma, ella no lo sabía, aun no lo sabe.

-traficamos con drogas, usamos a las parejas que se meten en esto para evitar que nos denuncien, cuando son atrapadas las eliminamos, recogemos al mocoso y lo vendemos de nuevo-

Ahí estaba la confesión, ya podía detenerse. ¿Por qué no lo hacía?

-Bella basta, tenemos lo que necesitamos, detente, por favor- suplique usando su nombre real.

-¿hay más?- pregunto de nuevo

-sí pero no te diré nada hasta que me dejes quitarte las bragas, ese rico culo me está volviendo loco-

Me quite el comunicador, verlo era suficiente tortura, escucharlo era mi maldito infierno personal. Carlisle se lo puso, no podíamos dejarla sola, pero ya no podía más. Salí con dirección de la casa. Necesitaba detener esta locura, cuales quieran que fueran las consecuencias.

Bella pov

-dime y me desnudo- pedí tan sensual como pude, las ganas de vomitar eran extremas. Este cerdo moriría. Yo me encajaría de eso. ¿Qué estaría haciendo Esme?
-Isa, Esme ya despacho al otro tipo, Irina al guardia, termina pronto, obtén lo que buscas, debemos dejarlo vivo- escuche a otra persona, no era Edward. Asentí

-¿entonces me dirás?- dije quitándome la prenda que me quedaba.

Los ojos del tipo se hicieron enormes. Intento ponerme las manos asquerosas encima, lo evite, no fue difícil estaba ebrio.

-nombres, no me los sé de memoria, pero tengo la lista en mi cartera, ahora ven aquí mujerzuela y chúpamela…- eso fue lo último.

Me acerque hasta el balanceándome, lo tome del rostro. Lo golpee con fuerza y cayó a mis pies. Cerdo.

Me vestí solo con una bata y quite las prendas de las cámaras. Busque entre su cartera hasta encontrar una memoria, ahí estaría toda la información peor para no errar decidid revisarla primero. La pude en el dispositivo para enviar todo lo que hubiera ahí en dispositivo.

-tengo la información manda al equipo- en la prisa perdí el arete que me servía de comunicador, solo tenía el micrófono. Esperaba que me escucharan.

-perra, me engañaste- grito a mi espalda el cerdo, antes de girarme me golpeo con fuerza, me incorpore de inmediato y la lucha empezó, escuche la puerta de la entrada volar en pedazos, mi equipo estaba entrando.
Pero Edward fue quien apareció. Detrás de él el resto de la gente.

Lo tomo por el cuello y lo golpeo con ganas hasta que el cerdo quedo inconsciente, entre Jasper y Jacob lo detuvieron.

-déjalo, lo necesitamos vivo- grite. Poniéndome entre ambos.
-pero te toco…-

-y lo pagara, pero ahora tenemos otras cosas que hacer- dije tranquilamente. Era parte del trabajo.

Los muchachos sacaron al tipo, lo pusieron en la camioneta de seguridad y se marcharon. La organización entera estaba detenida y algunos miembros muertos. Esme salió vestida y me abrazo. Se marcho con Carlisle quien también había llegado. Con el mismo vestido de antes puesto, salimos de la casa. Ed me llevaba de la mano y no quise soltarme.

-Bella yo…-

-¡¡maldita puta!!! ¡¡¡al final te quedaste con él y tú perro desgraciado, me usaste para pasar el rato mientras tu mujerzuela llegaba, me dejaste ahí, sola, no fuiste capaz de asegurarte que estaría bien, me violo tu maldito amigo James, entro y me encontró desnuda en tu cama, se aprovecho de mí, me dejo embarazada, o tal vez fuiste tú, cuando aborte me desgraciaron, no puedo tener hijos y es tu culpa, nadie me toma en serio, todos saben que me cogiste y luego te largaste, he sido la burla de todos, mi familia me repudia!!! ¡¡¡Pagaras por eso, ella lo hará por ti!!!- gritaba una mujer.

Tanya.

Levanto un arma, escuche la camioneta frenar. Vi a Alice apuntar.

Los disparos sonaron el primero hizo caer a la tipa.

El segundo hizo caer a Edward, sobre mí. Podía sentir la sangre y un dolor conocido.

Lo que no sabía era de quien era la sangre, suya o mía…
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

13.- ¿Noche de ilusiones?

Edward pov

Abrí los ojos, convencido que estaba en el infierno, el cuerpo me dolía como la madre, apenas lograba mantenerme despierto. No lograba enfocar nada. La gente a mi alrededor gritaba ordenes, veía todo en cámara rápida, las imágenes era surreales.

Mi mente vago a tiempos mejores. Tiempo donde solo éramos Bella y yo, desnudos en una cama, en la arena, en la playa, en la tina, la regadera, las escaleras del instituto, la dirección, el baño del restaurante, cada lugar donde la hice mía…

La veo vestida de blanco, ¿cliché? sí, pero no había nada más hermoso, confirme que era un Ángel. Caminaba hacia mi sonriendo, con la sortija de diamantes de mi madre me dejara. Ese que nunca le dí, pero que siempre quise. Su rostro iluminado por las velas del lugar era lo más hermoso. Su cuerpo, delgado en otro tiempo, era adornado por las primeras muestras de la presencia de nuestro hijo, su vientre redondo era hermoso, como ella…

Sus gritos mientras daba a luz, eran desgarradores, me odie por hacerla pasar ese rato. El llanto de un bebe me dejo idiotizado. Su mirada de felicidad me contagiaba. La bese con toda la ternura que pude reunir, mientras abrazaba a mi bebe. Tan hermoso como ella…

En cuanto lo vi supe que se caería y lo hizo, su primera caída en bicicleta sin llantas de entrenamiento. No lloro, se molesto, se monto y lo intento de nuevo, era tan terco como su madre, con apenas cuatro años, mostraba una madurez increíble, Bella salió de la casa, embarazada como estaba se movía lentamente. Tan hermosa como siempre…

Es año de graduación, Edward Jr, por fin sale de la facultad de Medicina, Isabella Jr., termina al instituto. Mi esposa hermosa como siempre, se roba las miradas de los adolecentes y los padres de los adolecentes. Mis celos no mejoran con los años, partiré un par de caras antes que el día termine. Me mira adivinando mis pensamientos. Su mano recorre mi brazo. Esa noche será mía como cada una desde que nos casamos…

No puedo creer esto, los años han sido buenos, por fin mi hija llega a su boda, Bella a mi lado, manteniendo a raya sus emociones, la vena de rebeldía ha sucumbido con el paso de los años. De esas buenas épocas solo sus tatuajes quedan. Me ha hecho feliz todo este tiempo. Cuanto la amo…

El primer nieto, mi hijo sí que se mueve rápido, apenas se caso su hermana, espero que mi hija tarde un poco más, aunque para ser honestos es lo mismo que Bella a esa edad, los quebraderos de cabeza fueron mínimos. Mi esposa recordaba sus tiempos de joven. Las reglas eran justo lo que debían ser, para los nietos aplicaba igual. El primero y los cuatro que le siguieron…

Los años no pasan en vano, la boda del último nieto, el más chico ahora es un hombre, tan parecido a mí que sorprende. Bella una vez más se controla, mi chica ideal, su cabello en otro tiempo chocolate ahora es casi gris en su totalidad. Sus ojos no pierden ese brillo, más de cincuenta años juntos y la amo como el primer día, quizá más…

La muerte es apacible, vivir difícil, doloroso, sin ella nada vale la pena, pero esta maldita vida no termina, me duermo suplicando no despertar, pero sigo haciéndolo…

Un dolor me atraviesa el pecho. Es mi hora. La veo a lo lejos, casi puedo escucharla hablar...
Luego y gracias a Dios, oscuridad absoluta.

-Edward ¿puedes escucharme?- una voz, suave, de mujer, la conozco, o eso creo.

-déjalo, necesita descansar, ya despertara- otra voz familia.
Jasper. Mi mente se aclara. O al menos una parte de ella.

-huevón, no quiere despertar para no hacer el papeleo- Eleazar, le partiré el culo en cuanto me acuerde porque.

-¿Cómo sigue?- Carlisle.

-no ha despertado pero creo que no le falta mucho, ¿Cómo esta Isa?- Bella, mi Bella, ¿Dónde está ella?

Entonces lo recuerdo todo, no mis locos desvaríos, los momentos antes de entregarme a ellos.
El cerdo tocándola, los golpes, la salida de la casa, la maldita perra loca de Tanya disparando contra ella, yo saltando frente a su cuerpo, el dolor de la bala en mi pecho. Kate tratando de detener la sangre. La mujer que amo tumbada junto a mí. Sangrando, aferrándose a mi mano, diciendo algo
“Roberto, cuida a Roberto, es tu hijo”

-¿Dónde esta Bella?- dije incorporándome de golpe, carajo dolía. Me deje caer de nuevo.

-Edward, por fin despertaste, ¿Cómo te sientes?-

-Alice te quiero con toda el alma, pero si no me dices donde y como esta Bella, te disparo… en cuanto pueda- agregue mientras sonreía.

-cuando saltaste sobre ella, la bala te atravesó enterrándose en su pecho, por la cercanía y el hecho de que te toco en un sitio suave, Alice disparo pero la tipa se adelanto-

-¿Dónde está?- pregunte.
Con el miedo en mi interior. Creciendo, devorándome como una bestia que no encuentra saciedad.

-en cirugía-

-¿Cuánto tiempo tiene entonces?-

-casi ocho horas, es de día, lo tuyo fue solo de entrada por salida, la de ella fue grave, quedo muy cerca del corazón, intentan extraer la bala sin detonarla-

-necesito verla, por favor- suplique.

-no está aquí, su equipo se la llevo en cuanto la subieron al helicóptero, lo siento, su ubicación es clasificada, así como la de su padre, no nos dirán nada, ella lo ordeno así antes de empezar la misión- explico Carlisle

-¡¡¡¿Cómo dejaste que se la llevaran?!!!- grite furioso.

No podía perderla de nuevo, no viviría sin ella. Sin mi hijo, tenía un hijo y ya me había perdido mucho de su vida. El dolor era insoportable, ¿Cuál de los dos? Acaso importaba.

-fue decisión de ella y sabes que no me harían caso de todas formas, son leales a ella, además es su superior, sus ordenes se respetan. Emmet digo que se encargaría de todo-

-¿Cómo sabes que sigue en cirugía?-

-Esme, pero no me dirá mas, solo me avisara como sale, después de eso no habrá más contacto, no eres el único que ha perdido a alguien-

Respondió con una tristeza que no le conocía.

Me quede mirando el techo. La había perdido de nuevo. Sin decirle la verdad. Sin que supiera que la amaba. Que… La encontraría, aunque me tomara toda la vida. Mi división no haría otra cosa más que buscarla.

Seis meses después seguía buscando, mi gente de confianza la rastreaba o al menos lo intentaba, Carmen no me daba información, por más que Jasper la encontraba a cada rato.

-¿puedo saber porque me sigues buscando?- pregunto apenas cruce el umbral de mi departamento. Me quede congelado, ella, de pie frente a mí, tan perfecta como siempre.

Bella pov

Vi como caía sobre mí, su sangre se mezclaba con la mía cubriéndola, otra bala, podía recordar el ardor y el dolor, Carlisle lo movió, tome su mano, Kate intentaba detener la sangre que salía de su cuerpo, aun no se daba cuenta de mi herida, deje que lo atendieran tenía más posibilidades que yo. No soportaría vivir en un mundo donde no estuviera él.

-Roberto, cuida a Roberto, es tu hijo- logre decirle cuando abrió los ojos, entonces Kate me miro y vio mi situación. Un helicóptero aterrizo en plena calle, me montaron en él, dejando a Edward en el patio, la oscuridad me envuelve.

-Edward, Edward- lo llame.

-Isa, ¿Cómo estás?- el rostro de Jacob, no era a quien esperaba, nunca lo era.

-¿Dónde está Edward y Roberto?- pregunte añadiendo a mi hijo cuando su rostro cambio. Lo lastimaba, pero no podía amarlo, nunca podría amar a otro hombre.

-Edward fue llevado a otro hospital, te sacamos tal como ordenaste si algo salía mal, tu hijo, Rosalie, René y Charlie van rumbo al sitio de encuentro, lo último que supe fue que solo lo atravesó, está bien. Tardara un poco en la recuperación pero estará bien- respondió Esme.

-¿Qué paso? Recuerdo a la mujer disparando y a él interponiéndose-

-sí, de hecho la bala salió y se clavo en ti, eres un imán para las balas, otra vez quedo cerca de tu corazón, en pleno centro, no te preocupes, no te quedo cicatriz esta vez, el calibre era pequeño, tuviste suerte, detono apenas la sacaron-

¿Suerte? había dejado atrás al único hombre que amo. ¿Suerte? lo perdí de nuevo, tirada junto a él supe que le perdonaría todo, lo de esa mujer incluido, lo que fuera. Lo amaba.

Y la realidad me golpeo como mazo. Éramos asesinos, jamás podríamos estar juntos. La vida de nuestro hijo era más importante que el dolor que saber esto con certeza me causaba. Lo dejaría ahora yo, no por gusto, porque era lo que se debía hacer.

Me tomo dos meses regresar a trabajar, me quede cuatro meses más dirigiendo desde la casa en que estaba, mientras Emmet acompañaba a Rosalie en su último trimestre de embarazo, mi amiga no pasaría sola esa etapa. No temería como lo hice yo.
Por fin supe que me buscaba, que tenía a todos buscándome. Localice su dirección. Entrar a su casa fue cosa de niños, segura, lo que se dice segura, no era.

-¿puedo saber porque me sigues molestando?- pregunte en cuanto cruzo la puerta. Verlo asombrado y feliz me desarmo… por completo.

____________________________________________

listo chicas, con esto termino mi entrega por esta noche.

pasenla genial con sus seres queridos.

sin mas que decir por falta de tiempo les dejos todo mi amor.

Alejandra Rivas ; )

Les escribo el proximo año.

7 comentarios:

Ro_Lizzy dijo...

Como me gusta esta historia!! es tan intrigante, apasionante y hermosa que no puedo dejar de leerla una y otra vez.
Ojala le de la oportunidad de explicarse para que pueda entender que fue todo un truco.
Feliz 2011!!!!!!
http://miangelpersonal.blogspot.com/

diana dijo...

hay hay dioss!! q lindooo siii me encantaaaaa

Kimberly Cullen dijo...

Ahy dios cada vez que leeo un capitulo de tus historias quiero MÁS lo juro me tienes picada con tus historias gracias por los capitulos en todos me dajaste sorprendida no esperaba ese desenlace en ninguna

Cynthia dijo...

Cada vez me gusta más esta historia,es INCREIBLE Y ESPECTACULAR,Alejandra te pido que si es muy corta que la alargues,porque es que me encantaaaaaaa,Gracias por hacer el esfuerzo de subir los capis,de verdad muchísimas gracias,muchos besitos y espero que lo hayas pasado genial en fin de año!!

Anónimo dijo...

hola estuvo increibles todas las historias.
oye disculpa pero tengo una pregunta hacerca de un comentario que lei anteriormente sobre que tienes mas historias que no se encuentran en este blog.
sino es molestia me gustaria que me pases esa pagina para poder leerlas es que simplemente soy una admiradora de las historias que escribes. sin mas me despido y que pases un feliz año nuevo.

alejandra Rivas dijo...

Anonimo: tenog más fic efectivamente pero ninguno será publicado en otra lugar hasta que se haya publicado aqui. mi pasatiempo favorito es escrbiri y como se que las chicas de Noches en Vela me dan la oportunidad de compartir con ustedes, he escrito más.

espero sigas pasandote por aqui y eventualemnte si Dios me lo permite y oon el apoyo de las chicas seguire publicando.

gracias por los comentarios de todas las chicas que siguen mis historias. me da animos para seguir

Lumy Cullen dijo...

Chica un capí exquisito. Me imagino el sufrimiento de Edward y Bella después del acontecimiento!! De verdad me encantó, la intriga me mata el reencuentro me está será excelente!!!! Te envío muchos saludos!!!