jueves, 6 de enero de 2011

CAMBIANDO POR AMOR


Sumario:Bella solo tiene miedo a una cosa. Separarse de sus mejores amigas. En un mundo donde el unico afecto que han tenido ha sido el que ellas se han dado, con todo el futuro resuelto sus vidas se tuercen cuando asesinan a un hombre.

Edward solo teme una cosa. Perder a sus hermanos. En un mundo donde solo una mujer los amo y ni siquiera fue su madre, se encuentran con todo a su disposición, y aun así carentes de lo más importante. El amor.

¿Qué harán con tal de no perder lo que consideran sagrado? ¿Qué harán cuando se encuentren en el mejor lugar de los peores que pueda haber? ¿Que pasara cuando se enamoren y se den cuenta que solo ellos pueden enderezar sus vidas? ¿y tú qué harías por amarle?
___________________________________________________________

Capitulo 12.- La fiesta

Edward pov

La cafetería estaba casi llena pero aún faltaban las chicas del 4, aun no llegaban y claro la festejada. La puerta se abrió y entro Kate con Irina y Tanya. Sonriendo y muy arregladas, estaban muy guapas, al menos Sam se quedo con la boca abierta en cuanto la ultima entro. Se rumoraba que se aventaría esa noche.

Entraron después Alice, Bella y Rosalie, muy guapas… más que de costumbre, maquilladas y con tacones ¿de dónde salieron los zapatos? No habían salido antes. Y las blusas de siempre. Aunque solo con los zapatos y el maquillaje ya se veían diferentes. Comimos, cantamos, bueno, cantaron las mañanitas o como sea que le dicen y después Carlisle nos retiro para el convivio.

-¿te acercaras hoy? Es la oportunidad perfecta, sobre todo porque Dimitri no se interpondrá- dijo Jasper.

-¿Cómo sabes que no lo hará?- pregunte sospechando alguna trastada. Suplicando por una.

-creo que se lastimo hoy en el taller de mecánica, le cayó una llave enorme- dijo mi hermano riendo.

-¿Qué hiciste Jasper?- de pronto que estuviera mal no me parecía buena onda. Se perdería del convivio.

-nada lo juro, bueno… quizá solo empujar la mesa haciendo que la llave cayera sobre su pie, seguida de uno de los motores-

-¿Le tiraste un motor para que pudiera estar hoy con Bella?- pregunte directamente mientras mi hermano fingía cara de arrepentimiento.

-si-

-gracias hermano- dije abrazándolo.

Me parecía fatal que el pobre Dimitri estuviera lastimado, era un buen tipo pero estar con Bella lo valía todo. Llegamos hasta la piscina pero no las vi, Emmet estaba del otro lado buscándolas también. Nos miro negando.

Un rato después bajaron seis ángeles justo por la escalera más cercana a la fiesta. Preste poca atención a las demás mujeres. Mis ojos se fijaron en ella. Primero en su rostro y después en su escote y que escote, le veía el ombligo. Que perfecto espacio entre sus senos, justo para besar, y lo que se veía hacia abajo prometía mucho placer, me gustaba cada vez más. ¿Y el sostén?
No traía. Me puse duro.

Las piedritas de su blusa enmarcaban su piel, contrastaba perfectamente con la prenda. Sin ser consciente de ello, camine hasta quedar frente a ella. Sus ojos casi líquidos me aniquilaron, sonreí mientras le tendía la mano. La tomo sin dudarlo.

Los silbidos que antes llenaran lugar fueron cesando lentamente, mientras Emmet corría hasta donde Rosalie estaba, muy guapa, de blusa roja o algo así. La rubia le sonrió como siempre y a mi hermano le salió la cara de imbécil que ponía cuando ella le sonreía de esa manera. O sea todo el tiempo.

Jasper se materializo junto a Alice, quien estaba muy guapa vestida de azul, entonces mire a Irina quien bailaba con Benjamín. Tanya con Sam y Kate con Félix. Las demás parejas no me interesaron mucho, porque Bella toco mi brazo en ese momento.

-¿quieres algo de tomar?- pregunto sonriendo mientras señalaba la mesa con todo puesto para la fiesta.

-sí, claro, vamos- dije tocándola ligeramente de la espalda.

Me miro un segundo antes de caminar. Estaba hermosa. Me moría por besarla. Estaba seguro que ese labial sabría dulce. Como ella.

-¿tengo algo entre los dientes?- pregunto cuando me quede fijo mirándola.

-no, es solo que te vez muy hermosa, hum ¿y la ropa?- pregunte antes que dijera algo más. O peor… me lanzara sobre ella.

-Irina y las chicas nos las trajeron, la última salida fue a la playa y no fui, así que no hemos tenido tiempo de comprar nada-

-¿Por qué lo hicieron? ¿Lo de la broma a María?- pregunte sin entender para que arriesgarse a ser descubiertas, que fue justo lo que paso. Y evitando preguntar por qué no fue a la playa.

-bueno ¿recuerdas esa clase de química donde usamos polvos para detectar enzimas en el jugo?-

-sí, el polvo era bastante irritable me acuerdo que Emmet parecía astronauta envuelto con la bata y los guantes puestos- se carcajeo con mi comentario, seguí su ejemplo.

-bueno, la estúpida de María y su peste uso ese polvo para ponerlo en el jugo que Rosalie dejo sobre la mesa. Por eso el viernes en la tarde se sentía mal y pasó todo el fin de semana así-

-¿y cómo supieron que fueron ellas?-

-Kate lo escucho de Bree, Carmen se lo dijo a Renata y esta a su hermana, ya sabes que aquí todo se sabe, así que decidimos devolverle el favor, en si la idea era otra, pero como Rosalie escucho que era alérgica a las Espinacas decidimos aprovechar la información-

-¿y cómo las descubrió Carlisle?- pregunte otra vez, sí me interesaba saber, pero escucharla hablar era increíble, sobre todo porque tenía que acercarme para que la escuchara, su perfume era dulce, suave como flores.

-nos empezamos a reír recuerdas, cuando la comezón le empezó por todo el cuerpo, aun no sé cómo no vio la espinaca en su plato, quizá fue porque no le quitaba la mirada de encima a Jasper, Carlisle pierde poco o ningún detalle, cuando nos pregunto no pudimos negarlo-

-sí… es duro el tío, oye si quieres bailar…- comente viendo que sus amigas bailaban con mis hermanos y la llamaban.

-no, aquí estoy bien…-

-Bella vamos a bailar, anda no te quedes ahí- la jalo Kate antes que pudiera decir no.

Me conforme con verla, bailar no se me daba pero para nada. Aunque por ella, no me importaría hacer el ridículo. Las luces se apagaron dejando solo unas cuantas y dando un ambiente de antro. Las luces de la piscina se encendieron.

Bella empezó a bailar y de qué manera, su compañera Tanya no lo hacía mal, pero para mí solo Bella existía, se movía suave, sensual, me miro en algún momento como si solo bailara para mí, la urgencia de tenerla conmigo se hizo insoportable, algo tendría que hacer para acercarla, para conseguirla, ya no me alcanzaba con solo verla de lejos, platicar como amigos, no más, la quería para mí.
Mientras la veía bailar trataba de imaginar cómo conseguirlo.

Paso al menos una hora moviéndose y mirándome. Cada que lo hacia las ganas de acercarme casi me llevaban.

-¿ya te animaste?- pregunto Emmet un momento que Rosalie bailaba con sus amigas.

-no, pero en eso ando- dije.

-muy tarde, ahí viene Dimitri, Edward ¿Por qué sigues perdiendo el tiempo? Te hare el paro no dejando que se queden solos pero ya no te desaparezcas, conquístala de una vez- mire hacia donde apuntaba y vi bajar a Dimitri ayudado por Félix.

Él buscaba con la mirada hasta que la encontró, su sonrisa fue grande. Bella seguía bailando. En algún momento se acerco a mí, no vio a Dimitri en la Escalera.

-¿no bailas?- me pregunto.

Negué sin saber qué hacer, aventarme por ella en ese momento o esperar que ella me diera entrada. Aunque al parecer eso es lo que hacía. Mi cerebro no funcionaba mientras ese escote me quedara justo al mirarla. ¿A quién engaño? Mi cerebro no funciona con ella tan cerca.

-¿te gusta? - preguntó.

La mire a los ojos, avergonzado que se diera cuenta el rumbo de mis pensamientos, al menos la dureza entre, bueno ya no estaba entre mis piernas, era disimulable, apenas. Si se acercaba mas lo sabría.

-hum...- piensa algo, di algo… lo que sea…

-¿el baile?- dijo de nuevo.

Me miro hasta que su cambio de color apenas visible con esa luz me hizo saber que ahora sí se había dado cuenta, no de la dureza, de mis pensamientos.

Bella pov

Qué bueno que había poca luz o se habría dado cuenta que me encendí como luz de semáforo en alto por su mirada, bueno la idea de la blusa era esa. ¿Por qué no hacia algo? ¿Una señal clara de que quería algo conmigo? Algo bueno y serio, porque con la pura mirada no avanzábamos gran cosa, el imbécil de Laurent también me miraba, aunque no así.

-no soy bueno bailando pero si no te importa hacer el ridículo bailando conmigo, bajo tu propio riesgo lo hago- advirtió sonriendo.

Papilla, mi cerebro era papilla. Me moría porque me besara ¿Y si me aviento? ¿Qué puede pasar? Ya estoy ardiendo por él, no puede ser diferente a lo que he visto en esos meses, no puede fingir tanto.

-Edward ¿te puedo bes…?-

-Bella, aquí estas, lamento tardar aun me duele el golpe, ¿Qué hay Edward?- Dimitri.

Señal del cielo. Me gire para verlo. Sus ojos se desviaron hacia el escote, ahora ya no me parecía buena idea. No solo lo vería Edward y yo solo quería lucirlo para él. Tonta.

-aquí arriba Dimitri, aquí arriba- dije cuando no hablo mas.

Me miro avergonzado. Edward tenía cara de que le rompería el otro pie o eso me pareció, la luz no ayudaba.

-muchachos, la fiesta está por terminar. Vamos a sentarnos, sospecho que le pobre Dimitri no podrá bailar ¿Edward bailas con Bella? Solo hasta que termine y después podemos quedarnos platicando pero ya sin música, Carlisle dice que era convivio no fiesta, así que se nos acabara el veinte en media hora. ¿Todavía están aquí?- pregunto empujándonos.

Gracias Emmet, pensé. Me encargaría que la rubia le agradeciera como era debido. Para mi suerte o algo así, la música cambio a unas melodías lentas, lo mire esperando que se acercara, le tomo un momento.
Quizá no quería después de todo.

-¿me permites?- pregunto eliminando la distancia entre nuestros cuerpos. Casi deje de respirar.

-claro, aunque no sé bailar estas- dije

-no te preocupes, yo te llevo- se acerco apenas lo suficiente

Su mano me tomo por la espalda, apenas encima de la cadera, mientras que con la otra tomaba la mía. Nos movimos lento, suave. Su aroma me envolvía, nunca antes estuvimos así de cerca. Era intoxicante, casi enfermizo el deseo que se apodero de mi, jamás en mi vida había sentido o había sido consciente de la sangre en mi cuerpo, no escuchaba nada más que el zumbido en mi oídos, no sentía nada más que su cuerpo firme sosteniendo el mío. Su calor me quemaba.

-lo haces bien- susurro en mi oído.

Y me excite ante eso, con todo lo que me hacía sentir su cercanía, soportar su aliento rozando mi cuello fue demasiado. Mis pezones se endurecieron. Carajo si se daba cuenta sería vergonzoso, jamás podría mirarlo de nuevo. Me concentre en respirar y tratar de calmar mis fantasías.

-lástima que termino- dijo regresándome a la realidad.

Me soltó despacio, quise pedirle que no lo hiciera, que me abrazara toda la vida. Aun así el miedo de no conocerlo del todo me lo impidió. Olvidaba un asuntito pequeñito, diminuto y no era Dimitri, era el hecho que no nos conocíamos, no habíamos convivido lo suficiente, conocía a sus hermanos, a los demás chicos porque siempre andábamos junto, pero no así a Edward.

-sí, lastima, ¿vamos con los demás?- pregunte esperando que se quedara.

-seguro- respondió sonriendo apenas.

-¿Bella lo del domingo sigue en pie?- pregunto Dimitri un poco preocupado.

-si claro que sí, no te preocupes por eso, estaremos bien- respondí refiriéndome al examen de matemáticas que se acercaba la próxima semana.

-bueno yo me retiro, buenas noches- dijo Edward mirándonos a todos, se detuvo en mi, abrió la boca pero la cerro de nuevo, solo sonrió y se alejo.

Y con él mi alegría.

¿Cuánto más estaríamos así?

¿Por qué no me daba el valor para aventarme?

Porque salvo el tiempo que pasamos haciendo tareas, esa era la única vez que habíamos platicado y compartido tiempo real juntos.

Por eso.

___________________________________________________________
Saludos chicas, les dejo otro capitulo de este fic
disfrutenlo y ya saben Comenten y voten
con Amor
Alejandra Rivas

9 comentarios:

Ro_Lizzy dijo...

Pero como pueden ser tan cagones? son unos cobardes los dos!! el es un lento y ella una tonta por no sacarse de encima la mosca que le sobrevuela.
Cuidate mucho y nos leemos siempre...
http://miangelpersonal.blogspot.com/flocy

Princcipessa Cullen dijo...

Noooo buenooo, son un par de cobardes y mensos!!!

Como es posible que ella le de entrada a Dimitri???

Ash stoy con el alma en un hiloo!!!

XoXo

diana dijo...

huy dioss!! q le pasa a este,edward media pila media pila vamosa vamossss

Cynthia dijo...

Espectacular!!!!!ella bailando tan sensual y después los dos tan cerca...qué buenooo!!!Espero con ansias el siguiente capiii como ya sabes,haber si se atreve alguno de los dos yaaa!!!Besosss

Paty_sev dijo...

hola chicasss hace varios meses que sigo el blog, pero nunca me he decidido a escribir. esta histoia empezo sin llamarme muxo la atencion pero ahora cada vez me gusta más.sigan asi, esto es adictivooooo jejej

Anónimo dijo...

ya no puedo mas , se los juro. cada vez que estan apunto de hacer algo se hechan para atras, me dan ganas de ahorcarlos...jajajaj
buen cap. espero que pronto se animen.

nydia dijo...

La verdad chicas q este Edward no me esta gustando ,demasiado reservado y ella no se queda atras...Sigue asi....Besos...

Jaimina(:♥ dijo...

haaaaaaay! la historia esta muy buenaa! y me encanta porque ellos dos son super diferentes a como son en verdad(: bueno la verdad es que me gustaria que Edward y Bella fueran mas rapido, porque como que su relacion va muy lento:/ pero fuera de eso todo esta geniaal! un beso saludos

Anónimo dijo...

los mato no puedo creerlo ninguno de los dos hace nada aparte de eso me encanta la historia espero que actualices pronto