miércoles, 19 de enero de 2011

Sacrificios, Capitulo 14: Imprimación


By: Karenesme

Imprimación

¿Imprimación? ¿Qué diablos es eso? — me preguntó Emmett; su rostro lucía desconcertado.

— La imprimación es cuando un hombre lobo conoce a su pareja real, al alma destinada a ser su compañera. Esto ocurre cuando ven a esa persona perfecta por primera vez. Es parte de sus leyendas, es casi mágica la forma en que hablan de ello. Una de esas cosas de "lobo", como Jacob lo llamaba. Ellos conocen a la persona que los completa. Jake me lo describió una vez como la gravedad. Ellos son sostenidos por esa persona y la gravedad normal cambia. Serían lo que fuera por esa persona. Todo lo que quisiera o necesitara.

— Ellos están en completa sintonía, saben exactamente lo que esa persona necesita; como completarlos, en realidad. Es muy difícil de explicar, pero el mundo entero gira alrededor de esa persona, de su pareja perfecta. No importa nada más que la felicidad de ella y esa es la primera preocupación y la fuerza de atracción que existe es imposible de ignorarla. Es irrevocable, imparable. El amor y la adoración son puros e innegables. No hay vuelta atrás.

Me di cuenta de que estaba hablando incoherentemente en ese momento, mientras seguía divagando, pero no podía detenerme. Me había repetido el mismo argumento en mi cabeza una y otra vez cuando había pasado, aunque sólo fuera para intentar salvar mi orgullo y detener el dolor que me había roto por dentro, por segunda vez en mi vida. El agujero que siempre estaba presente en mi pecho amenazaba con sacar todo de mí, mientras el dolor que había pensado olvidado, resurgía.

— Bella, ¿Jacob se imprimó contigo? O, ¿estás diciendo que se imprimó con otra persona? — preguntó Jasper, su voz tranquila fue traicionada por la confusión, estoy segura que la misma confusión de todos.

— Jake y yo supusimos que se había imprimado de mí desde hace mucho tiempo, incluso cuando nunca hablamos de ello. Creo que él quería creerlo, pero él sabía lo que se siente la imprimación, el sentimiento real. Mencioné antes cómo funcionan sus mentes cuando están en "fase", están conectados. Ellos no sólo ven todo, sino que también lo sienten. Si están molestos, enojados, felices, confundidos… toda la manada podía verlo y sentirlo. Como ya he dicho, no hay secretos. No hay privacidad. Gracias a sus hermanos, él sabia como se sentía la imprimación real, y por desgracia, no le había pasado conmigo.

— Entonces, estás diciendo que, ¿se imprimó de otra… mujer? — preguntó Alice, mirándome con cara de tristeza.

— Sí.

— ¿Con quién? — lanzó Esme en un susurro tan bajo que casi no lo escucho.

— Ese día cuando la enfermera vino con los papeles para llevarnos a Grace del hospital, Jacob la vio por primera vez y eso fue todo. Todo había terminado. A pesar de que no lo sabía en ese momento, todos los signos me estaban mirando a la cara. La forma en que él se colgaba de cada palabra que ella decía, como no podía concentrarse cuando ella se fue. Esta hermosa, pelirroja y alta enfermera me había robado a mi marido y ella ni siquiera lo sabía.

— Oh por… — susurró Rosalie.

Miré hacia los siete rostros. Siete hermosos rostros llenos de compasión. Era demasiado. Sentí a mi resolución debilitarse. Había visto esa misma mirada en los rostros de las esposas de la manada, y en el resto de la reserva cuando Jacob y yo nos separamos. Mi orgullo estaba herido, pero mi corazón se sentía aplastado y la vergüenza de la situación era insoportable.

Pero no iba a dejarme caer de nuevo. Puse una buena cara y continué. — Jake llegó a casa. Lucía culpable; realmente culpable. Podía sentir esa culpa saliendo de él como olas. Ya había alimentado a Grace y estaba a punto de ponerla en su cama. Él me siguió hasta su cuarto, observando como ponía a nuestra hija a dormir. La dejé allí; caminando junto con él para salir de la habitación, incapaz de mirarlo directamente. Sabía que los siguientes minutos serían primordiales, pero no tenía idea de la lucha que se avecinaba.

— Me siguió hasta la sala de estar y esperó a que dijera algo. Estaba de espaldas a él, no podía hacerle frente a mi marido, a ese hombre que me había prometido tantas cosas. Que me había ayudado a sanar, que me amaba, que me protegía. Finalmente me volví hacia él, solo para ver la culpa y la vergüenza cubriendo su rostro.

— "Jake, ¿Qué está pasando? Tengo miedo. Estoy más allá del miedo en este momento. Por favor, dímelo. ¿Qué es todo esto? Sabes que me puedes decir cualquier cosa, ¿verdad?"

— "Bella, no sé cómo decirte todo esto. Sam llegó y se encontró conmigo esta noche. Estoy seguro que debes saberlo a estas alturas, pero él no tenía idea de esto. Nadie la tenía. Ninguno de nosotros hemos estado en fase por un tiempo. Lo siento, te mentí, pero estaba tratando de protegerte. Tienes que creerme eso. Yo nunca te haría daño intencionalmente. Te amo. Nada que pueda pasar cambiará eso, pero… las cosas son diferentes ahora. ¡Maldita sea! ¿Por qué tenía que suceder esto? ¿Por qué ahora?"

— Y entonces me lo dijo. Se había imprimado. Se imprimó de la enfermera del hospital. Me dijo que no importaba y que íbamos a solucionar las cosas. Lucharíamos contra esto, él y yo. Dijo que no había cambiado nada y que íbamos a ganar este partido. Nada de que preocuparse, — continúe, sabiendo que mi voz se había apagado mientras intentaba protegerme del ya tan familiar dolor que hervía en mi pecho.

— Cruzó la habitación para abrazarme, pero no se lo permití. Estaba tan enojada. Tan herida. Completa y totalmente avergonzada. A pesar de que había escuchado a esa voz de la parte posterior de mi cabeza, diciéndome que era algo que él no podía controlar, me sentía muy traicionada. Si no le importaba, ¿A dónde se había ido por tantas noches? ¿Qué más me estaba escondiendo?

— "Bella, cielo, ¡por favor di algo! Sé que esto es difícil, pero podemos arreglarlo. Pero, tengo que saber qué es lo que estás pensando. Por favor, háblame…"

— "¿Qué se supone que voy a decir, Jake? ¿Cómo podemos solucionar este problema? ¿Hay una manera de arreglar esto? Y lo más importante, ¿Dónde has estado todas estas noches en que dijiste que estabas patrullando? Me prometiste que nunca me mentirías, ni siquiera para protegerme. ¿Dónde diablos has estado todo este tiempo?"

— Mi voz era chillona para ese momento y logré despertar a Grace. Corrí hacia ella y consolé a mi hija. Abrazándola mientras mis lágrimas caían. Ella podía sentir mi tristeza, mi frustración, mi cólera. Lo cual la hizo llorar aún más. Hice lo mejor que pude para calmarme, pero no funcionaba. Jake entró y la alejó suavemente de mí. Él siempre fue capaz de calmarla. Grace respondía al toque de su padre, a su cálido cuerpo. Rápidamente se volvió a dormir y Jake y yo volvimos a la sala para hablar.

— "Jake, te hice una pregunta. ¿Dónde has estado todas estas noches? ¿Qué has estado haciendo? ¿Has estado con ella? ¿Me has sido infiel?"

— "Bella, te juro que no. He estado caminando por toda la reserva, peleando contra el mismo infierno para poder llegar a una solución. Nunca te he engañado. Te hice votos, Bella, votos que nunca voy a romper, a pesar de la imprimación. ¡Te amo! ¿No me crees?"

¿Cómo voy a creerte cuando me acabo de enterar que habías estado mintiéndome durante dos meses? ¿Qué otra cosa no me habías dicho? ¿Qué más me estás ocultando?"

— "Bella, te prometo que no te estoy ocultando nada. Meghan no sabe nada de esto, lo prometo…"

— "¿Meghan? ¿Su nombre es Meghan? Así que no me has estado engañando y dices que ella no sabe nada de esto pero, ¿sabes su nombre? ¿Qué demonios se supone que voy a hacer con esa información? Primero me dices que me has sido fiel, que no has tenido a otra mujer en nuestra cama, o en cualquier otra cama, no importa, pero, ¿sabes su nombre? Me dices que ella no sabe nada de esto pero, ¿sabes su estúpido nombre insípido?"

— "Bella, lo lamento. No puedo evitar esto, aunque me gustaría; no sabes cuanto me gustaría. No tengo ningún contacto con ella, pero fui al hospital y me enteré de su nombre. No pude evitarlo. Pero eso es todo. Eso es todo lo que he hecho, lo prometo. No sé cómo solucionar esto. No puedo soportar el que esto te esté dañando, pero no sé que hacer. Sam dice…"

— "Me importa un bledo lo que Sam diga. Ya es suficientemente malo que todo el mundo sepa acerca de esto, que yo fuera la última en enterarme de que mi marido ya no me quiere más y que estoy siendo remplazada por alguien llamada Meghan…."

— "Bella, te lo juro; nadie más que Sam sabe acerca de esto. Te quiero mucho. o puedo siquiera empezar todo lo que significas para mí. Me gustaría mostrarte lo mucho que esto me está destruyendo por dentro. No puedo funcionar. La imprimación es imposible; la fuerza es inimaginable, pero teamo. Eso no ha cambiado y nunca lo hará. Por favor, déjame abrazarte. Por favor, déjame tratar de hacer esto bien. No soporto verte así… me está matando…"

— No podía mirarlo. Sólo me senté allí, en medio del suelo con lágrimas corriendo por mi cara. Jake trató de venir de nuevo y abrazarme, esta vez lo dejé, a pesar de que mi cuerpo entero estaba temblando. Era tan humillante. Él estaba enamorado de otra mujer, algo más puro que el amor, y no había nada que yo pudiera hacer al respecto. Loca suerte ¿eh? Típico de Bella… — terminé, tratando de sonar viva mientras levantaba la vista.

Miré el rostro de Edward primero. Lucía completamente rabioso, lo que me sorprendió completamente. Cuando captó mi mirada, instantáneamente se echó hacia atrás, su expresión se relajó y se hizo impasible, aunque su postura era todo lo contrario. Cuando miré alrededor, vi expresiones similares en el resto de la familia. Parecía como si Alice hubiera sido capaz de asesinar a alguien en ese momento.

— Bella, ¿Qué hiciste? — preguntó la voz más gentil de todas, Esme.

— ¿Qué podía hacer? Jake y yo hablamos toda la noche. Él se había imprimado, pero pensaba que podía luchar contra eso; creyó que podría ser la excepción de la regla. Pensó que nuestro amor podría ser suficiente para solucionar esto y hacer las cosas bien.

Entonces expliqué que lo intentamos todo. Una segunda luna de miel. Más tiempo juntos. Incluso que consideramos mudarnos lejos de la reserva, otro estado si fuera necesario. Pero también explique los otros cambios que comenzaron a pasar.

— Intentamos muchas cosas, pero no funcionaban. Podía ver que Jake era miserable, tratando de hacer que esto funcionara. Pero él no se rendía. Seguía intentándolo, a pesar de que yo sabía que eso lo estaba desgarrando. En su mente, él me había hecho promesas, promesas que él planeaba mantener, independientemente de lo que eso le costara. Incluso antes de que nos enamoráramos, él me prometió que estaría allí y él hacía todo lo posible por mantener esa promesa, a pesar de que eso le causara tantos problemas y tanto dolor. Pero esto era diferente. Con todo lo que estaba haciendo, estaba sacrificando la mayor parte de sí mismo y era demasiado doloroso ver eso. Podía ver el tormento en su rostro, podía sentir la tensión en su cuerpo cuando me tocaba. Él aún me amaba, lo sabía; pero también sabía que su corazón ya no me pertenecía. Sabía, incluso antes de que todo se intensificara, cual sería mi destino. Le había pasado a Sam, Leah y Emily. Sabía lo que venia. Simplemente que aún no estaba dispuesta a hacerle frente.

Rosalie habló. — ¿Quién demonios son Leah y Emily?

Les expliqué cómo Sam y Leah habían sido novios en el instituto, se habían enamorado, hasta el día en que Emily decidió visitar a su prima Leah, y cómo Sam se imprimó con ella. Cómo las cosas nunca fueron lo mismo, y eventualmente, la atracción entre Sam y Emily fue imparable. Y cómo Leah se tragó su propio corazón para que ellos pudieran ser felices. Ése era mi destino ahora.

Tuve que dejarlo y dejar que fuera feliz, aunque eso significara el fin de todo para mí. Al menos, tenía a Grace. Esa era la diferencia. Las cosas, al menos, serían un poco mejor.

— Creo que la parte más difícil del triangulo Sam-Emily-Leah, fue que Leah se convirtió en lobo; no tenían ninguna vía de escape ni ella, ni Sam. Ellos estarían juntos de una forma de la que no podrían escapar. Cuando estaban en forma de lobo, sabían sus pensamientos y sus emociones. Sam conocía el dolor que le había dejado a Leah y Leah sabía qué tan profundo era el absoluto amor que él sentía por Emily. Me sentía tan mal por Leah. Ella nunca tuvo una oportunidad. También me sentí mal por Sam. Sabía que la había dañado, que había roto todas sus promesas, pero en realidad no había sido su culpa. Igual que no lo era…

— ¿Nos estás diciendo que hay hombres lobo hembra? — interrumpió Jasper. — ¿Hablas en serio? ¿La manada de La Push tiene una mujer entre ellos? — terminó, mirándome incrédulo por la información que acababa de darles.

— Sí. Leah fue una de las últimas en entrar en fase. Ella y su hermano se unieron al grupo, no mucho después de que ustedes se fueran. Las leyendas Quileutes se toman en serio. Pero los ancianos pensaban que sólo los descendientes varones portan el gen mutado. Cuando Leah se unió a la manada, hizo que el consejo entero se sentara a examinar todo lo que sabían sobre sus leyendas.

— Jacob fue el último de la manada en imprimarse, imprimarse de verdad, y cuando lo hizo, se dieron cuenta de que cada hombre tenía que atravesar por esto para encontrar a su pareja. Creo que la manada lo sabía pero tenían esperanzas de que las cosas funcionaran para Jake y para mí. Que nunca se reuniría con esa persona perfecta para él, que no la vería, que el destino nos dejaría lidiar con el infierno a los dos, juntos. Pero eso no sucedió. Para ese momento, sabía que sólo tenía una opción. Tendría que sacrificar mi propia felicidad por Jake; así él podría estar completo.

_______________________________
Eso fue un verdadero sacrificio... pobre Bella. Dejen sus comentarios para Enthralled y su traductora Kerenesme...

11 comentarios:

Cynthia dijo...

Un acercamiento maravilloso!!!Pero quiero un acercamiento de Bella y Edward yaaaa!!!ESpero ansiosa el siguiente capii,de verdad qué historia tan aluciante!!Besoss y felicitaciones

KRN dijo...

pobre Bella ya es hora de que le toque un poco de felicidad, ya a pasado pr mucho la pobre... u_u

hay como me encanto este capi... por favor no tardes en publicar otro, me muero por saber que paso n_n

Anónimo dijo...

buenisimo me encanto...por favor continualo que me re encanta...agh pobre bella...segui asi que vas bien...xD

Vampiresa dijo...

Pobre Bella. Eso si ha sido un verdadero sacrificio.
Muy buen capi! :)

nashkalight dijo...

pobre bella por dios!!! eso si es un sacrificio quedo toda rota en pedazos pero ella ama a edward a quien de verdad ama es a edward y ellos nacieron para estar juntos fuchii jacob no tenes nada q hacer junto a bella espero q esto mejore estaa muy bueno este fics segui asi!!!

Ro_Lizzy dijo...

Eso debió de ser muy duro porque algo paso después que la alejo de todo... desearía saber que fue de una vez por todas.
Cuidate mucho y nos leemos siempre...
http://miangelpersonal.blogspot.com/

diana dijo...

wuouuuu!! no me lo puedo creerrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

sariish dijo...

pobre bella... me encanta esta historia espero que escribas pronto bss

nydia dijo...

Valla verdadero sacrificio el q le toco realizar a Bella por Jake....Me encanta....Besos...

Anónimo dijo...

ha estado increible, pero quiero que cuentes como es que se convirtio, esta buena, pero necesito EN SERIO algo mas adelantado , siguela eres magnifica ♥

Paloma dijo...

me sigue gustando mucho esta historia y no sé porque me pareció muy corto el capi, tal ves porque ya no aguanto la incertidumbre de lo que falta jajaja