domingo, 16 de enero de 2011

Segunda Oportunidad

Sumary:

Bella se ofreció como su amante por vengarse del que fuera su prometido, se quedo a su lado porque lo amaba, se casó con él porque era eso mejor que nada. Se marcho cuando la echo de su lado…

Edward la acepto como su amante porque soñaba con desnudarla, no porque le amara, él ni siquiera creía en eso, ya no. La hizo su esposa porque necesitaba una… supo que el amor estaba en él cuando la echo.
Cuándo el amor no es un requisito ¿Servirá de algo?
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Capitulo 10.- La dura y real verdad

Bella pov

-¿de verdad?- pregunte asombrada.

Ahí bajo el sol… con la brisa fresca y el mar bañándonos los pies me sentía mejor a cada minuto. El inicio no fue fácil, al menos no la primera noche con él serio y callado y yo con ganas de arrojarme al mar. La noche de bodas fue… inexistente. El paso de los días lo hizo mejor y más llevadero. Ahora mismo me sentía feliz, ya no me afectaba, bueno, ya no dejaba que me afectara, yo estaba viva… ella no.

-sí, mi padre se la regalo a mi madre en su luna de miel, ahora yo te la doy, es tuya- respondió riendo.

-¿me regalas una isla? Solo por casarnos, ¿Qué me darás cuando nazca el primer hijo?- pregunte medio en broma, medio en serio.

-algo se me ocurrirá, tal vez una finca en la Toscana ¿te gustaría?-

-sí, con una vista a los viñedos familiares-

-hum bueno no sé si a los viñedos familiares pero me asegurare que tenga viñedos-

-y si dejas de hablar y me haces el amor otra vez- sugerí aun recostada en la arena, en la orilla de la playa de la isla que me había regalado minutos antes.

-me perece una idea genial Bella Cullen-

-Princesa para ti…- susrre mientras mi bikini en negro con piedras en el centro del sosten desaparecía.

Me beso despacio al principio, lento, con pasión, mis manos recorrieron su espalda desnuda, bese su cuello muy despacio, mientras me besaba igual, me recorrió lentamente, bajo sus manos dejando un sendero de fuego y necesidad, una hacia mi centro, mi boton necesitado de su atencion, la otra a mi cintura, entro despacio sin dejar de fortar suavemente, se movió igual, poco a poco, intensificando el movimiento, se arrodillo por completo sin salir de mi cuerpo, levantando mis piernas para entras mas, el cambio de posición trajo mas placer todavía.

La espiral de deseo aumentaba junto con las embestidas y mis gemidos, sus manos se cerraban sobre mis senos acariciándolos a conciencia, poco tiempo después me libere aun antes que él terminara o diera señales de hacerlo, la sensación era increíble, me deje llevar por segunda vez, su cuerpo tenso por la actividad se relajo cuando se vació dentro de mí, dejándose caer sobre mi cuerpo aun excitado.

-¿Cuándo debemos regresar?- pregunte cuando mi cerebro funciono de nuevo.

-hum, en unos días, apenas llevamos un mes aquí- respondió besándome otra vez.

-tengo hambre, ¿regresamos a la casa?-

-¿no puedes esperar a que termine?- susurro metiendo sus dedos en mi.
Moviendo con ganas.

Me senté sobre su miembro duro, mi me moví con rapidez, sus manos se aferraban a mi cintura, se incorporo hasta poder besar mis senos, seguimos así hasta gritar el nombre del otro.

-¿ya podemos comer?- pregunte de nuevo aun sobre su cuerpo.

-sí, ya podemos-

Regresamos entre besos y caricias, al llegar me acosté en la sala, me miro esperando que hiciera algo, negué con la cabeza.

-bien yo cocino- dijo riendo

-apúrate, ¡¡¡tu princesa tiene hambre!!!- grite desde mi lugar.

Me acomode un poco más.

-Bella cariño, despierta floja, tu comida se enfría-

-lo siento, creo que estaba más cansada que hambrienta-

Comimos despacio, haciendo planes para el día siguiente. Un dolor me llego de pronto, sin explicaciones corrí hacia el baño.

-¿estás bien?- pregunto desde fuera.

-sí, ya salgo- logre decir mientras veía la sangre de mi periodo. No había embarazo ese mes.

-¿Qué paso?- pregunto en cuanto salí.

-hum, me periodo llego- dije despacio.

-no estás embarazada, bueno y ¿Cuánto dura?-

- tres días-

-bien lo intentaremos de nuevo, ven, veamos una película- lo mire sin decir nada más, sin moverme – Bella tener hijos toma tiempo, no espero que de un día a otro lo consigamos, además, los intentos son lo mejor del proceso- dijo Besándome otra vez.

-no empieces, no podremos terminar…-

El teléfono nos interrumpió en el juego de besos, cosquillas y persecuciones.

-¿Cuando? ¿Ahora? Bien, manda el helicóptero….- escuche decir.

-¿qué pasa?- pregunte al ver su ceño fruncido.

-mi papa ha tenido una recaída, debemos regresar, lo siento, la luna de miel se acabo- me dijo seriamente.

En un rato recorrí la casa recogiendo todo, verificando que nada olvidáramos. Ahí empezó la pesadilla de viajes, hoteles, aviones, asuntos de interés nacional, viajamos por muchos días, apenas regresamos al palacio por tres y seguimos viajando, mi esposo el Príncipe de Vulterra tenía que estar en todos sitios, pero yo no, al menos no siempre.

-lamento esto Bella, tendré que hacerme cargo de los asuntos de estado de mi padre y eso me tendrá viajando constantemente, no puedes venir conmigo, al menos no en este viaje, pero tratare de regresar lo más pronto posible- me dijo un mes después de regresar del último viaje de negocios.

Hasta ahora habíamos viaja los dos primeros meses después del que pasamos de luna de miel.

-está bien, ¿Quiénes se van contigo?-

-me voy solo, Jasper esta aun con Alice y René su hija. No tomara cargos por lo pronto, pero regresaran en unos días, mientras te quedaras con Emmet y Rosalie-

-bueno, me parece bien, al menos no estaré tan sola-

-Príncipe estamos listos para partir en cuanto lo esté usted-dijo la Rubia que hacía las veces de secretaria, una amazona de belleza impresionante.

-si gracias, Jane- respondió mi esposo.

La tipa sonrió tan descaradamente que mis celos salieron de control, no era la primera vez que teníamos un desacuerdo por esa mujer. En cuanto se marcho estalle por primera vez en los cuatro meses que teníamos de casados.

-no te irás con ella- dije firmemente. Me miro fijamente.

-Es mi secretaría, claro que ira, la necesito…-

-¡¡¡¡ me lleva el carajo te he dicho que esa mujer no irá contigo y punto!!!- grite sin importarme que no estábamos solos.

Me miro seriamente, llevándome a otra habitación y cerrando detrás de él.

-¿estás celosa? ¿O solo molesta por tener que quedarte?-

-mira Cullen o te consigues un asistente varón o tendremos serios problemas, no quiero a esa mujer cerca de ti y punto, no me hagas decirlo de nuevo o te arrepentirás- dije en tono casi normal saliendo en ese momento.

-¿todo bien Princesa? – pregunto la rubia con sarcasmo.

-sí, estas despedida- dije deteniéndome frente a ella en tono sarcástico.

-¿Qué?-

-mi esposa se refiere a que para este viaje, te quedarás, hum avísale a Billy que lo necesito conmigo y estarás con Bella, ella se encargara de los asuntos del palacio. Serás su asistente- término mi esposo abrazándome con las manos mientras me apuñalaba con las palabras.
La mujer asintió seria antes de retirarse.

-¿Por qué la dejaste conmigo? Despídela-

-una semana contigo y renunciara, además no puedo despedirla solo porque te cae mal-

-no me cae mal, la odio, soy la princesa, claro que puedes- negó con la cabeza- entonces asígnala a Emmet, Rosalie sabrá qué hacer con ella-

-hum, vaya por fin sacaste el carácter, allá pensé que me golpearías- apunto con la mano la otra habitación.

-¡¡¡no me des ideas Edward Cullen!!!- me gire furiosa.

Edward pov

Estaba furiosa, nunca la había visto así, en las últimas semanas, había estado rara, los viajes empezaban a hacerle mal, vomitaba cada que subía al avión, dormía mucho y siempre estaba cansada, ese era mi principal motivo para no llevarla esta vez, serían al menos seis o siete viajes en menos de quince días, no quería que se enfermara, aun no estaba embarazada, su último periodo había llegado apenas una semanas atrás, aunque tan corto como el anterior, solo dos días.

¿Cuánto más tardaríamos?
Mi padre empeoraba cada vez más y entre tantos viajes era normal que no quedará, el segundo mes, cuando pensamos que tal vez sí, se puso mal de un día para otro, no tardo nada en sangrar, solo fue un retraso de 15 días, según el tío Aro, común en las mujeres que se someten a tanta presión y estrés y no recuerdo que mas sarta de babosadas dijo.
El resultado era el mismo, cuatro meses de casados y cero embarazo, si en uno no quedaba, la corona sería para Emmet y el sacrificio de casarme habría sido en vano. Ella habría sacrificado su vida para nada.

Los viajes me tuvieron fuera más tiempo del que pensé, veinticinco días, apenas llegue busque a mi esposa por el castillo, no estaba. Por fin supe donde encontrarla.

-¿Qué haremos hoy?- pregunto acostada en una tumbona, con los ojos cerrados, podía verla desde mi posición adentro del castillo y escucharla con claridad.

-¿qué quieres hacer?- pegunto otra voz femenina. Rose

-hum hagamos enfadar a Jacob otra vez- respondió una tercera voz.

Mi buen humor cambio.

-no Alice eso hicimos la semana pasada, el pobre hombre trabajo horas extras, te juro que si no supiera cómo se manejan las cosas aquí, diría que está enamorado de Bella, pero no lo escucharon de mi- agrego la rubia

-no seas tonta Rosalie, no lo digas nunca, alguien podría escucharlo y pensar que es cierto, ya sé mandemos a la estúpida de Jane a buscar los ingredientes de la receta de la abuela Cullen- dijo de nuevo mi esposa, sonreí ante la idea.

Mi Bella estaba haciendo sufrir a Jane.

-esos solo se consiguen en Japón y tiendas especializadas-

-exactamente por eso Rubia, por eso - dijo riendo - vamos, nademos un poco, hace mucho calor, mucho, mucho, mucho calor -

Se puso de pie rápidamente sentándose con la misma rapidez, me acerque de inmediato.

Me detuve al escuchar a Alice.

-¿estás segura que no estás embarazada?- pregunto.

-sí, estoy segura, mi periodo llego puntual como siempre, odio esto, Edward necesita un heredero y no soy capaz de darle uno, hare lo que sea por complacerlo, es por lo único que se caso conmigo-

-Bella, no solo se caso contigo por eso…-

-ustedes no entienden nosotros… no me hagas caso, es solo un poco de todo, necesito quedar embarazada y pronto- insistió.

No me gusto el tono.
Lo había escuchado antes… en Annie.

-¿sigues sintiéndote mal?- pregunto la esposa de Emmet.

-no, ya estoy mejor, anda el agua me hará bien-
Se levanto más despacio esta vez y se aventó al agua, la visión de su perfecto cuerpo apenas cubierto por el traje de baño me tomo desprevenido... parecía diferente pero al mismo tiempo no supe en que consistía la diferencia. Antes de poder acercarme y sorprender por fin a mi esposa me vio.

-¡¡¡¡Edward, volviste!!!!- grito nadando tan rápido como pudo.

Me acerque a la orilla y apenas salió me salto encima, la abrace con urgencia, me rodeo con sus piernas mientras mis manos se quedaban en su perfecto trasero, sin decir nada más a nadie la lleve adentro, recorrí el castillo con mi esposa colgada a mi cuerpo, mojada, semi desnuda y completamente excitada. Entramos en la habitación y no la deje salir hasta dos días después, cuando se desmayo.

-parece que es solo fatiga, ha trabajado mucho y descasado poco, estará en cama por tres máximo cuatro días, después de eso estará bien- finalizo el médico sin especificar que trabajo.

-Edward, puedo hablar contigo- pidió Rosalie.

-¿Que pasa Rose?- pregunte en cuanto salí.

-es Bella, está un poco obsesionada con la cuestión del bebe, hará lo que sea por conseguirlo-

-¿a qué te refieres con obsesionada?- pregunte.

-a eso, no deja de pensar en que necesitas un heredero, me preocupa que haga alguna locura…-

Y aunque no dijo de qué tipo de locura, el miedo se me contagio.

Cuatro años atrás otra mujer se obsesiono tanto que termino matándose.

No permitiría que Bella se hiciera daño.

No esta vez.
No por mi.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
saludos chicas, les dejo este capitulo esperando lo disfruten
les dejo saludos, besos y abrazos.
recuerden votar y comentar.
con amor
Alejandra Rivas ; )

10 comentarios:

nashkalight dijo...

wiiiii soy la primera!!!! omg!!! pobre bella haciendo lo q sea x quedar embarazada d eddie ojala q se de cuenta q lo ama y q el tambien la ama a ella t quedo super el capi segui asi

Ro_Lizzy dijo...

Ojala pudiese decirle que la ama o ella a el porque eso solucionaría tanto lío. Bella esta embarazada hace rato o eso me parece.
Cuidate mucho y nos leemos siempre...
http://miangelpersonal.blogspot.com/

Cynthia dijo...

Pobre Bellaaaa,obsesionadaaa,al igual me gusta mucho la historia,espero el siguiente capiy este capi me gustó en especial

diana dijo...

hay ay diosss!! me encantaa siii me gustaa hay quiero saber mas me dejas con las dudas jajaj buenisimoooo

Vampiresa dijo...

Me parece a mi o en verdad Bella si esta embarazada? No se, es raro todo lo que sucede con su periodo. Ojala alguno le diga al otro que esta enamorado. :)
Espero que Bella no cometa ninguna estupidez!

maria fernanda dijo...

hayy me gusto mucho..yo creo q bella si sta embarazada y eso de su periodo puede ser por el estress..bueno yo q sé..pero esta historia cada dia esta mejor..

dracullen dijo...

me encanta!!! yo creo ke ya esta embarazada solo ke aun no se lo han confirmado, ademas los sangrados puede ser por estresss!! Eso de ke se ponga celosa y se obseciones un poco con lo del embarazo es divertido, espero leerte pronto :D

Anónimo dijo...

Excelente muero por leer el proximo capitulo.

vero

nydia dijo...

Yo tambien creo q ya esta embarazada pero su obsecion no la deja ser ,pero esa obsecion será un serio problema ,me encanta cada vez mas esta historia.....Besos....

Anónimo dijo...

ESTA HISTORIA ESTA FASCINANTE, PODRÍAS PROPORCIONARNOS MAS CAPÍTULOS, POR FAVOR.