domingo, 2 de enero de 2011

Segunda Oportunidad

Sumary:
Bella se ofreció como su amante por vengarse del que fuera su prometido, se quedo a su lado porque lo amaba, se casó con él porque era eso mejor que nada. Se marcho cuando la echo de su lado…
Edward la acepto como su amante porque soñaba con desnudarla, no porque le amara, él ni siquiera creía en eso, ya no. La hizo su esposa porque necesitaba una… supo que el amor estaba en él cuando la echo.

Cuándo el amor no es un requisito ¿Servirá de algo?
____________________________________________________
Planes en marcha

Bella pov

-bueno días Billy- salude en cuanto llegue a la cocina.

-Srta. Swan, buenos días, ¿Qué le preparo para desayunar?- preguntó, ese hombre me recordaba a mi padre y mucho, tendría su edad ahora.

-nada, me lo preparo yo y te invito-

-el Señor Cullen se molestara, me paga para atenderlos-

-Edward se molestara si te escucha decirle “Señor Cullen” es más se molestara solo de saber que le dice así cuando no está-

-¿se lo diría Señorita Swan? - Pregunto mirándome seriamente

-lo hare si no dejas de llamarme así, soy Bella, solo Bella y si los sábados me dejas cocinar-
-¿me están chantajeando Bella?- se reía el hombre.

-tipo listo, lo entendiste, Edward no tiene que saberlo, será un secreto entre los dos- pedí aunque ocultarle algo a Edward era sumamente complicado sino difícil.

-bien, hare mi mejor esfuerzo, hablando de él, salió hace una hora, debe estar por regresar. No tomo el desayuno, así que puede esperarlo si desea-

-sí, me duchare y luego bajo cuando llegue, ¿puedes preparar algo italiano?-

-mi especialidad-

Subí con calma, ese “departamento”, mejor llamarlo casa, si me gustaba. Era de dos plantas, la cocina era enorme, mejor que bien equipada, el comedor era para 6 personas, aunque Edward y yo comíamos cerca de la oficina y cenábamos en restaurantes, los fines de semana no parabamos ahí. La sala era perfecta, muebles de un gris frio, contristaban con las paredes de color ladrillo y la alfombra negra. Los estantes eran de un color transparente rojizo café o algo muy extraño. Y el garaje con capacidad para 3 autos, lleno por supuesto.

En la parte de arriba habían 3 recamaras, la de Edward, la mía y la de visita. Cada una tenía el baño incluido y un cambiador enorme, así que las tres piezas ocupaban casi la misma área que la parte de abajo. Y sobre el garaje una terraza maravillosa, con piscina, jacuzzi, tumbonas, y una especie de muebles de jardín. Una jardinera muy bien cuidada, tenía rosas rojas, blancas y otra gama de flores hermosas, el aroma siempre inundaba mi habitación, era perfecto.

Abrí la puerta que comunicaba la terraza a mi habitación para que el aire fresco y perfumado entrara, me dirigí a la ducha. Unos minutos después aun con el jabón encima, sentí el cuerpo de Edward pegado al mío

-¿te ayudo?-

-si-

Edward pov

-buenos días Billy- dije en cuanto Bella salió de la cocina.

-buenos días señor… joven Edward-

-Billy, necesitas quitarte esa idea, no soy Señor Cullen, si dejaras esa fea costumbre, Bella no te podría coaccionar, ¿la dejaras cocinar?- pregunte sin dejar de mirarlo.

-¿lo escuchó?-

-cada palabra-

-¿estaré en problemas si lo hago?-

-no, lo que ella quiera se lo cumplirás, siempre y cuando yo esté enterado Billy, te asignare a ella como chofer y guardia, quiero saber cada movimiento que hace cuando no estoy- lo mire serio.

-¿quiere que la vigile?-

-así es, cada cosa debo saberla, el ex sigue por ahí, no quiero que la lastime, no es por otra cosa Billy, solo quiero saber que estará bien- agregue mientras mi hombre de confianza me miraba seriamente y sin expresión.

-así será joven- respondió girándose para terminar con el desayuno.

Subí a mi recamara, al pasar por la suya vi la terraza abierta, quizá estaría ahí, apenas entre escuche la regadera, me dirigí hacia allá, estaba enjabonada, completamente sensual como siempre.

Demonios, no hacerla mía aun era una tortura, pero debía ir despacio, cada noche avanzábamos mas, cada noche le enseñaba algo diferente, pero cada noche que ella se liberaba yo debía contenerme. Aun no era tiempo. ¿O sí?

-te ayudo- dije apenas entrar

-si- dijo entregándome la esponja con jabón

Me entretuve frotando suavemente cada parte de su cuerpo. Mi lado humano me decía que ir despacio era lo correcto, mi lado salvaje, mi procedencia Vulturica me decía que tomarla sería la mayor victoria que podría tener ese día y mi instinto guerrero se desato.

-te hare mía ahora mismo- dije mientras el agua se llevaba la espuma dejando su cuerpo perfecto libre.

La única respuesta que obtuve fueron sus manos deshaciéndose de mi camisa en cuestión de segundos. Le ayude con el pantalón, la ropa interior le siguió. La bese con cero lentitud, necesitaba hundirme en su cuerpo. La recorrí desde los hombros hasta la cadera con mis manos, me centre en acariciarla, mis dedos encontraron su entrada húmeda, estrecha, caliente como ella, sus labios se quedaron en los míos mientras gemía por mis caricias.

-Edward, hazme tuya, entra…- me pedía, nunca lo había hecho. Me puse más duro si se podía.

-ven, no te hare el amor por primera vez en la ducha, lo hare en tu cama- la levante y la lleve hasta a cama.

-pensé que me tocaría otro mes de espera- dijo antes de besarme.

La chica tímida estaba de vacaciones, la mujer excitada y deseosa me provocaba con sus besos, sus manos recorriendo mi espalda, su cuerpo desnudo, mojado, caliente debajo del mío, gimiendo tanto que me ponía loco. Todo era perfecto…

-Joven Edward, su primo Jasper acaba de llamar, él y su esposa llegan en una hora- dijo de pronto Billy parado en el marco de la puerta con la mano en los ojos.
Carajo, no cerré al entrar.

-¡¡¡¡Edward!!!!- me grito por primera vez Bella corriendo hacia el baño en cuanto Billy se marcho.

-lo siento Bella, no me acorde de Billy, te juro que no sucederá otra vez- me excuse, era mi culpa, debí ser más cuidadoso con eso.

Ella merecía sentirse segura de andar por la casa sin que Billy estuviera cerca. Bien mandaría a construir un lugar para él. Así Bella podría tener la casa para ella sola y él estaría cerca por si era necesario.

-apresúrate tu primo llegara pronto- anuncio saliendo del cambiador, arreglada para no bajar.

-tu bajaras conmigo- anuncie

-¿Qué? No, es tu familia, la familia real, no, yo solo soy tu amante como crees que me presentarás-

-eres la mujer que vive conmigo, así que es lógico que seas la anfitriona, eres perfecta, además sabes tratar a la realeza, Jasper es como Emmet pero menos bruto-

-Edward, te lo suplico no me obligues a hacer esto. Ser asistente es una cosa pero me presentarás como tu amante y aunque no lo hicieras con esas palabras, sabrían lo que soy, porque todo el mundo sabe de tus aventuras. No te equivoques pesando que no hablan de mi en las fiestas o eventos a lo que vamos, la mayoría sabe que soy tu secretaria, me ven en la oficina, en las juntas y luego contigo a las recepciones, me toleran y me tratan bien por ti nada mas. Yo para ellos solo soy la chica de turno – dijo.
Y supe que sabía lo que se rumoraba
-Y está bien, porque en realidad eso soy. Nada más eso. En cuando se termine nuestro tiempo juntos, yo regresare a ser la secretaria y asistente del príncipe al trono de Vulterra. Nunca seré otra cosa en este mundo en que te mueves y está bien, no pretendo ser nada más. Cuando salga de tu vida, buscare o me daré tiempo para encontrar un hombre con quien pueda formar una familia, tener hijos, ir al parque en las tardes, trabajar como locos para pagar la hipoteca, la universidad de los niños etc. No pertenezco a tu mundo Edward- término con tanta calma.
Salió a la terraza.
Triste.

Casi me hace olvidar la parte del hombre para formar una familia. No permitiría que ningún hombre la tuviera después de mí. No la amaba, eso no pasaría nunca, pero me gustaba lo suficiente para pasar mi vida con ella, al menos una parte de mi vida. El plazo se me acababa.
Y la hora también. Salí detrás de ella.

-estarás en la sala en 30 minutos- dije sin dejar dudas sobre mis instrucciones

-Edward no por favor no me hagas pasar por esto…-

-¡¡¡¡ eres mi amante y yo el príncipe de Vulterra, harás lo que te digo y punto!!!!- le grite ante su necedad.
No iba a desafiarme.

-si Señor Cullen- dijo suavemente pasando a mi lado sin tocarme, se metió al vestidor, escuche cuando el seguro de la puerta entro antes que pudiera llegar a ella, golpee la puerta sin piedad, furioso por su respuesta.

Demonios, esto no era lo que esperaba, ella parecía sacar lo mejor y lo peor de mi en un momento, quizá relacionarme con ella no había sido buena idea, pero ya no podía dar marcha atrás, tenía que poseerla, hacerla mía, tenía que tenerla en mi cama, al menos lo suficiente para estar satisfecho, después si no me era suficiente mi esposa, a Bella la conservaría como amante.

Me duche, vestí y arregle en cuestión de minutos.

-Joven, sus primos están en la sala, la Srita. Bella me pidió que le avisara- dijo Billy entrando a mi habitación –Algo más joven, no me corresponde a mi decir nada pero me parece han venido por lo del plazo, Emmet y su esposa están también abajo, hum ¿la Srita estuvo llorando por algo?- pregunto antes de retirarse sin esperar respuesta.

Bella llorando, eso era algo que nunca había visto, pero hasta hoy nunca habíamos discutido, bueno no discutimos, le grite cuando me pidió no obligarla y la obligue gritándole. Demonios, no soy mejor que el animal de su ex, al menos no la he golpeado. Aun.

-Jasper, Emmet, me da gusto verlos, Alice cariño, linda panza, Rosalie ¿y el bebe?- pregunte, salude, abrace y bese a los recién llegados, Bella sonrió como si nada pasara, se veía perfecta como anfitriona.

-Edward, tu padre nos manda, piensa que nos escucharas a nosotros más que a él- respondió Jasper.

-lo siento primo, a mi la realeza y el trato de protocolo me dan urticaria y si no te importa me llevara tu… a Bella a la cocina, tengo hambre- dijo Alice en ese momento mientras Bella y Rosalie se levantaban.

-escúpelo Jasper, ¿Qué pasa? ¿Por qué están aquí?- pregunte en confianza, eran como mis hermanos.

-tu padre está enfermo, no te ha dicho nada pero está muy mal, tienes menos de cinco meses para casarte y mientras más rápido la embaraces mejor, de otro modo el trono serán mío y te juro que prefiero ser zombi que rey- soltó Emmet.

-sé lo de plazo, lo que no sabía era que estaba enfermo, no he hablado mucho con él este año-

-no has hablado mucho con él desde el “accidente”- intervino Jasper.

-si bueno, no hablaremos de eso-

-¿y cuando hablaras de eso? Edward, no nos interesa las tipas que paseas como tus amantes, es algo que puedes hacer, pero te pido que seas cuidadoso con Bella, estas a nada de casarte y no creo que ella se merezca ser usada como diversión mientras encuentras esposa- dijo Emmet

-¿y a ti en que te afecta que Bella sea algo mío? ¿Fue algo tuyo?- pegunte con los celos punzando.

-si no fueras casi mi hermano Edward te rompería la cara ahora mismo, Bella es como una hermana para mi, ella me presento a Rosalie y me hizo la vida tan fácil mientras trabajábamos juntos que no me imagino esa oficina sin ella y lo único que te pido es que no la utilices como a todas las demás porque Bella no es una más del montón- dijo furioso mi primo.

-calma, los dos, Edward ¿te casaras con ella?...-

-no era la idea pero con esto que me dices quizá lo considere, es hermosa y lista, no pido demasiado. Parece saludable, pero todas lo parecen al principio-

-eres cínico con ganas Edward, no todas pasarán lo que tu esposa- escupió Emmet antes de levantarse.

-¡¡¡no tienes derecho a….!!!-

-¡¡¡si lo tengo!!! Estábamos contigo esa noche, sabemos lo que paso y estoy cansado de verte así, ¡¡¡no podrías encontrar una mujer mejor que Bella aunque la buscaras con lupa!!!- grito con ganas de molerme a golpes.

-no conozco a Bella, pero si coincido con Emmet, ya no puedes continuar así, el asunto con Annie te hizo mucho daño, pero necesitas olvidar y superar, necesitas enamorarte de nuevo, al menos compartir tu vida con una mujer, lo sé, no tienes idea de cuan feliz me hace Alice-

-o Rosalie, Edward solo necesitas un poco de fe- terminaron mis primos de sermonearme.

-ya veremos, ¿Cuánto tiempo se quedarán?-

-acabamos de llegar y ya nos echas- sonrió Jasper disipando la tensión.

-no, quiero saber para que se queden aquí, hay dos habitaciones disponibles, más o menos…-

-nosotros nos regresamos hoy mismo, Rose no deja a Benjamín ni un momento y como te darás cuenta no lo trajimos, pero te agradezco la invitación-

-nosotros si nos quedamos, al menos hasta mañana, Alice necesita descansar, su vientre no es muy prominente pero ya está en el séptimo mes, se agota muy rápido-

Mire a Jasper brillaba cada que mencionaba a su esposa y Emmet ponía cara de imbécil cuando Rosalie aparecía en escena.

-bueno, Bella se encargara de tener todo listo, ¿comemos?-

-sí, aunque me imagino que Alice ya acabo con tu cocina, come por tres-

-ya te tocara cuando tu esposa, la mujer que sea, se embarace, los cambios de humor, la sensibilidad, el sentimentalismo, te juro que es un drama- se reía Emmet.

- una vez se me ocurrió ir de cacería, no conseguí gran cosa, pero regrese con una cabeza de venado, pensé en ponerla en el estudio, Alice la vio antes de prepararla, les juro que si estoy vivo es porque la guardia fue rápida, esa mujer salió con un rifle dispuesta a cazarme, gritando que por qué no mejor cazábamos gente, fue todo un drama, esta por demás decirte que jamás cazare de nuevo y que por supuesto, salvo los guardias, todas las armas de la casa están sin municiones, al menos hasta que nazca el bebe- decía riéndose con ganas, mientras Emmet lloraba de la risa, no me aguante de imaginar a la pequeña Alice perseguir a mi primo.

“¿le pedirás a Bella que sea tu esposa?...” el pensamiento rondaba mi mente.

Quizá no fuera tan mala idea después de todo.
____________________________________________________

chicas, feliz inicio de año, espero lo hayan pasado super bien
les dejo por aqui un capitulo mas de este fic.
les dejo un beso y todo mi amor.
recuerde: Comentar y votar.
Con Amor
Alejandra Rivas ; )

9 comentarios:

Cynthia dijo...

Estupendo..Soy laprimeraaaaa!!!jejejej Qué decirte???Pues que está genial la historia que me está gustando como todas las demás,de verdad eres especial escribiendo,tienes un punto de seguridad en tí misma que está muy bien para escribir,una vez más,¡¡TE FELICITOOO!!Y ESPERO QUE HAYAS PASADO EL AÑO NUEVO ESTUPENDO Y QUE EMPIECES EL NUEVO AÑO CON GANAS DE COMERTELO,BESOSS DE ESPAÑA!!!

diana dijo...

me encantaaaaa!!!! siiiiii

Ro_Lizzy dijo...

Hermoso capitulo!!! lleno de intriga y amor que aun no es descubierto.
Cuidate mucho y nos leemos siempre...
http://miangelpersonal.blogspot.com/

Anónimo dijo...

me encanta ke gran facilidad para escribiiir,,esta super bueno e interesante ,,sube mas fic♥

Princcipessa Cullen dijo...

Siiiii es genial, grandiosaa ya que se lo pidaaa!!!

:)

nydia dijo...

Genial como siempre ..Sigue asi....Besos...

dracullen dijo...

wow celocito???? jejeje lo disfruté mucho , grax :D

Stella dijo...

Me gusta mucho este fic, solo que he empezado a leerlo y creo que esta un poco descolocado en lo que se refiere a los capitulos. Me he liado un poco hasta que he conseguido leerlo bien. Espero que siga pronto.

Elva Yesenia dijo...

me encanto lo de alice