lunes, 25 de julio de 2011

Entre dos tierras





::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Capitulo 17.- Día de campo 2


Edward pvo



- “eres mía, no lo olvides”- le dije mientras salía hacia mi habitación.


¿Cómo deje que se saliera de control esta situación?

Yo solo quería saber que pretendía, nunca pensé en tocarla de esa manera, pero me respondió de tal manera el beso que me perdí en el deseo de poseerla, apenas me detuvo los pensamientos de Ty.

-“ojala pasemos la noche juntos”-

Y eso fue lo que me hizo decirle algo tan ruin como lo que le dije dejándola con la mirada de asombro y un sentimiento que no reconocí por la rapidez con la que me aleje.

Mis dedos olían a ella, ¿cómo haría para desaparecer el olor? quizá Ty no se diera cuenta, pero Jasper y Emmet sí, sin contar con las muchachas, sería demasiado insultante para Bella y para mi esposa, me lave las manos con jabón, acido y cuanto encontré en el baño, el olor disminuyó considerablemente, me vertí un poco de loción.


Era patético, yo tocando a Bella y mi esposa abajo esperándome, por fortuna cuándo baje las chicas están esperando en el auto de Bella, Emmet y Jasper ya se habían subido están esperándome, Ty aun estaba afuera, no vi a Bella, aun no bajaba.

Ty entro, tardo unos minutos, cuando bajo la traía abrazada, ella no me miro, pero él sí, sentí su mirada llena de odio, de resentimiento y me pregunte que le habría dicho Bella sobre el encuentro anterior. Probablemente nada, pero aun así parecía saber algo, decidí dejarlo pasar, apenas arranco Bella me monte en la parte de atrás junto con Ty, mi mente divagaba y no ponía mucha atención, la mente de Bella estaba cerrada. Lo estaba desde que me respondiera el beso.

Apenas cerré, Jasper y Emmet se miraron. Demonios notaron el olor, pero no dijeron nada, no en ese momento. Emmet me miro por el retrovisor y negó con la cabeza de forma casi invisible, para mí era claro como el día.

-“¿Qué demonios estás haciendo Edward?”- pregunto Jasper.

-“te moleré hasta hacerte polvo si mis hermanas salen heridas por tus pendejas y te echare a la chimenea si Bella se derrumba por tu maldita culpa”- dijo Emmet.


No aprobaba lo que hacía, bueno que se uniera al grupo, ni yo estaba de acuerdo con mis acciones, pero el amor y mi matrimonio me tenia dando pasos encontrados, al cabo de 2 horas Emmet se quejo de lo rápido que Bella manejaba.

Sonó su teléfono mientras el auto de adelante se dejaba alcanzar. Emmet escucho el reclamo de su hermanita cuando llego a la parte final mi mente se paralizo, Ty sabía todo sobre nosotros.

Anoche cuando escuche que le revelaba todo y la manera como él respondió pensé que se había olvidado del tema, al parecer no y no le daba miedo, su mente no registraba nada, pero quizá Bella lo bloqueaba de mí, no sería la primera vez.

-¿así Ty que quieres ser parte de la cena esta noche?- pregunto mientras Emmet lo miraba, había escuchado sin duda a Bella.

-no, a menos que te quieras enfrentar a Bella, ya sabes cómo se pone o ¿ya se te olvido las visitas a la vigas del techo? –contesto riéndose.

Sí, no tenía nada de miedo.

Después de tener todo listo para acampar, Ty se me acerco.

-¿podemos hablar donde los demás no escuchen? –me pregunto con mucha seriedad.

-Emmet, música- susurre mientras el oso se dirigía a su carro y lo ponía a todo volumen, -ven sígueme- pedí internándonos en el bosque.

Tenía una idea de que me diría, pero quería saberlo con certeza.

-mira Edward, no sé qué pasa entre tu esposa y tu, si te vas a quedar con ella, está bien, si no también, como dije es asunto tuyo, pero no te atrevas a tratar a Bella como si fuera tu ramera de turno- me reclamo enfurecido, mientras mi enfado crecía con sus palabras, como se atrevía a decir eso de Bella.

-no te atrevas a referirte a Bella de esa manera - le exigí.

-¡¡¡entonces no la trates como tal, respétala si no eres capaz de respetar a tu esposa!!!- me grito de nuevo.

Dejaba de lado que con un simple movimiento de mano podía despedazarlo, era consciente de ello y aún así se enfrentaba a mí, por defenderla. Me sentí mezquino y miserable.

-nunca la he tratado así, siempre la he respetado- respondí enfadado por su atrevimiento.

-hasta esta mañana, sabrá Dios que le hiciste o dijiste y la terminar la dejaste en suelo como basura-

-no estaba en el suelo cuando me fui y no le hice nada- me defendí.

-nada bueno en todo caso, cuando entre estaba con la mirada perdida, sentada en el suelo, cuando le ayude a levantarse tenía el pantalón desabrochado y aun temblaba, ni siquiera pudo arreglarse por sí sola, yo tuve que hacerlo y fue algo que no disfrute, ¡¡¡tuve que arreglar el desastre que dejaste en ella, así que piensa otra vez como la estas tratando!!!- me grito mientras se daba la vuelta, recogía un leño y me miraba de nuevo – tu eres fuerte, lleva el resto, sirve para algo más que hacerla sufrir- dirigiéndose al campamento, me quede un momento analizado sus palabras.

Tenía razón había tratado a Bella de la peor manera, ella se había entregado a mí y yo la humille sabiendo el efecto que tengo sobre ella. Debía disculparme pero ¿Cómo? con Melisa cerca no hay mucho que pueda hacer ¿para qué demonios volvió?

vi a Bella salir de la tienda, me miro solo un segundo antes de girar hacia la tienda y fijar su vista en Ty, se había cambiado de ropa, Alice estaba revisando el perímetro para asegurarnos que ningún otro humano estuviera cerca.

Cuando termino todos nos lanzamos al agua y a planear juegos, mientras yo pensaba como acércame y explicar mi atroz comportamiento. Emmet dijo algo de los cavados en la cascada, esa era mi oportunidad, la cascada estaba llena de cavernas y burbujas, podría llevarla a una y tratar de conseguir su perdón. Camine detrás de ella.

Después de todo el intercambio mental, me rechazo con toda la razón, pero yo no podía dejarlo así. Apenas salto me lance detrás de ella y mientras caíamos tome su mano, nos hundimos mientras trataba de soltarse, la guie hacia adentro de las rocas, a gran velocidad.

Después de suplicar su perdón, de exponer mis sentimientos la bese despacio, dándome tiempo a disfrutarla, acariciarla, me perdí en su cuerpo bajando hasta su centro, en poco tiempo y de manera lenta logre que se deshiciera, la sentí tensarse y liberarse después, le di tanto placer como pude antes de reclamar algo para mí, en cuanto lo conseguí, entre en ella.

Yo era el primero, me moví en ella despacio, acalle su dolor con mis besos, otro dolor que le causaba por mi egoísmo, por hacerla mía. Después de todo solo tenía 17, aun era inocente en esas cosas, no quería pensar hasta donde había llegado en esa materia siendo humana.

Le hice el amor por primera vez, de una manera desesperada pero recordando que nunca antes había estado con un hombre. Cuando logre que se viniera por segunda vez, estaba sensible y fui por una tercera, era hermosa cuando se liberaba, sus ojos brillaban de una manera que me hacía perder, su cuerpo caliente me enloquecía, la manera como gemía ante mis actos. Me vacié en ella, apenas antes de que se cerrara de nuevo y entonces la escuche, no a Bella, a mi esposa… y la mujer frente a mi lo escucho también.

-Edward, ¿estás por aquí amor...?- Melisa.

Maldición, me había olvidado de ella, tan perdido en el cuerpo de Bella, en sus besos, en su olor, la mire un momento, mientras su rostro se descomponía en llanto, me empujo bruscamente, tomo su ropa y se hundió, no podía seguirla y armar una escena, todos se darían cuenta y ya era precaria la situación como para empeorar todo.

Tampoco podía enfrentarme a mi esposa con el olor de Bella aun en mí y mi excitación era aparente, lo último que deseaba era tener que intimar con Melisa justo después de hacerlo con Bella, la mujer quien me había regalado su primera vez.

Maldición, no se suponía que fuera así, escondidos como si fuera algo malo, ella me regalo su inocencia y en cambio yo la convertí en mi amante, asaltándola en una cueva mientras mi esposa estaba fuera.

Carajo ¿es que no podía dejar de lastimarla y humillarla?

Salí por la en la misma dirección que Bella, unos metros después me desvié, nade por una hora hasta que no reconocí el sitio, regrese caminando al campamento, tenía que terminar con Melisa, lo haría al regresar a casa. No podía seguir con esta farsa, amando a Bella y negándole su lugar a mi lado.

Cuando llegue, había oscurecido, solo su carro me indicaba que estaba ahí, todos estaban aun jugando, pero Ty y ella no se veían, tampoco podía olerlos, ¿en donde estaban? Melisa se acerco apenas me vio.

-¿Dónde estabas?.....-

La pregunta era ¿Dónde estaba Bella? ¿Con Ty? ¿Haciendo qué?

Los malditos celos me tenían loco.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


chicas aqui esta el fic del sabado. un beso y un abrazo. recuerden comentar y votar, con amor Alejandra Rivas ; )

9 comentarios:

Jocita dijo...

OOooooooohhhh.... qué rabia Edward ...cómo le hace eso a Bella.... qué pasará ahora?? No creo que sea capaz de dejar a Melissa aún.

Ale... no nos tengas en espera mucho tiempo.... Cariños y una abrazo gigante. El cap estuvo muuuy revelador!!!

Vampiresa dijo...

Agh!! este Edward me saca canas verdes! Como la humilla así? Y encima cuando se da cuenta de su error mete la pata de nuevo. No creo que deje a melisa pronto, aunque eso es lo que yo quiero. Tal vez nos des una sorpresa :)

maRi D´cullen dijo...

dioss quee emociionn.... ayy edwardd de verdad que estas mes ke estupido este hombre juega con bella una vez y no satisfecho lo hace de nuevo,

espero ke ahora si de una vez por todas edward deje a melisa y pueda ser feliz con bella

y Ty me parece muy linda la manera en la que se conporta con bella y como la apoya la defiende y la protege de insensatos como edward aunke ty sabe ke solo lo kiere como hermano o como un amigo aun asi esta para ella ke lindo Ty

Ale espero no no dejes mucho en suspenso y actualises pronto cuidate y besos!!!*

Anónimo dijo...

edward es un a IDIOTA!!!!!!!!!!!!!! por no decir algo peor.

eddieCullen dijo...

hola !!!! uyyy me encanto, este capi estuvo asombroso... la verdad esq Edward esta haciendo sufrir mucho a Bella con esa indesicion si ...¿ Bella o Melissa?.
jajaja seria divertidisimo que Bella le de un buen susto de celos pero no con Ty jajaja con alguien diferente jajajaja para que Edward tenga un poco de todo lo que la a hecho sufrir. XD
Ale sigue escribiendo, sos super buena, espero que actualises pronto y mil gracias x compartir con nosotras esta HERMOSISIMA historia. Cuidate !!!

tatis dijo...

hola soy nueva pero desde hace tiempo que leo estas historias y la verdad no estan nada lejos de lo que los libros nos hacen sentir las creadoras son de mi total respeto ojala tengan muchas historias mas y sigan con estos fics que cada vez se ponen mejor

jaskey dijo...

dios que rabio edward xq si tu eras el hombre perfecto

Princcipessa Cullen dijo...

Ya que termine con Melissa please... Ella es basura no lo merece jejeje... Bueno el tampoco merece a Bells con esa manera de comprotarse pero bueno esta confundido!

Xo

nydia dijo...

dios pero como tiene celos si aun no termina con la esposa o acaso la tendra como amante...Me encanta.besos...