domingo, 3 de enero de 2010

All You Need is Love. Capitulo 1: Accidentada

____________________________________________________________

Accidentada

Estupendo. ¿Dónde está la inspiración cuando la necesitas? En mi cabeza no, desde luego.” Bella paseaba de forma compulsiva por su despacho, consciente de que le quedaban escasos minutos. Hoy tenía la presentación de su propuesta para la nueva campaña publicitaria de una marca de telefonía muy conocida.

Era en estos momentos de total desesperación cuando se preguntaba a sí misma por qué no habría terminado aceptado un trabajo en el que no hiciese falta la creatividad. Quizás cajera de supermercado, o aparcacoches, qué más da… Simplemente algo en lo que no hubiese que pensar constantemente. Miró distraídamente su escritorio, donde se encontraba una caja de Ibuprofeno 600mg. Inconscientemente alargó la mano y se tomó uno, con la esperanza de al menos, relajar el incesable dolor de cabeza que venía persiguiéndola, prácticamente, desde que acabó la universidad y empezó a trabajar en aquella empresa de locos.

Ok, Bella, tú puedes. Los miras a la cara, y le sueltas el discurso de tu vida. Después podremos irnos a casa, meternos en el jacuzzi o pegarle patadas al saco de boxeo que Emmett tiene en el ático pensando que es tu jefe, lo que prefieras” pensó mientras se miraba en el gran espejo que estaba encima de un escritorio y apretaba la mandíbula en un vano intento de parecer una mujer de armas tomar.

Últimamente Rosalie había estado muy ocupada dándole a Bella lecciones de cómo hacerse su hueco en la agencia. Según ella, su amiga era demasiado débil, cosa que Rose no podía permitir.

—¡Ahora vas allí y los machacas! ¿¿LO HAS ENTENDIDO ISABELLA?? —le había gritado por teléfono hace unas horas—. ERES UNA MUJER FUERTE E INDEPENDIENTE, NO NECESITAS QUE UNOS IMBÉCILES SUPERVISEN CADA MOVIMIENTO QUE HACES SOLO PORQUE TENGAN EL CROMOSOMA Y. ¡¡AMBAS SABEMOS QUE PODRÍAS ARRANCARLES LAS CABEZAS A ESOS IDIOTAS SIN ESFUERZO POR SU POCO CONTENIDO!! SIN EMBARGO… ¿QUÉ PODRÍAN HACERTE A TI?

—¡¡NADA!! —chilló, emocionada por el discurso de su amiga.

—¿¿QUÉ HAS DICHO??

—NO PUEDEN HACERME NADA, PORQUE YO TENGO TOOODA LA INTELIGENCIA QUE A ELLOS LES FALT…

Estaba tan emocionada, dando incluso puñetazos en la mesa, que no advirtió que Mike había entrado. Estaba apoyado en la puerta, con unos papeles en la mano y una sonrisa divertida en los labios…

Sonrió ante el reciente recuerdo. Seguramente Mike había entendido que estaba hablando con Rose. Había presenciado ya demasiados numeritos de las amigas como para conocerlas a la perfección.

Pensando en tonterías, se sentó en su cómodo sillón, regalo que recibió de Alice cuando se enteró de que Bella tenía despacho propio en la importante agencia de publicidad Icanteachyouhowtodoit. Al mirar el reloj, a Bella casi se le cae el alma a los pies… ¡Faltaban dos míseros minutos para la presentación! Corriendo, cogió su maletín de cuero, que gritaba por todos lados “Hola soy extremadamente caro y dentro solo llevo un papel, que posiblemente sea un billete de metro de hace una semana”. Siempre le había hecho gracia ver a todas esas personas corretear de un lado para otro con un traje de diseño y un maletín en la mano. Ahora era parte de ellos. Ella, Isabella Marie Swan era ahora alguien.

Dejó atrás su despacho y fue corriendo hasta el ascensor, el cual tenía un letrero indicando que estaría fuera de servicio durante una hora debido a una inspección rutinaria. Bella sintió unas enormes ganas de estrangular al técnico de mantenimiento. Tenía que llegar a la planta diez en menos de un minuto… Y estaba en la cuatro. Desesperada corrió hasta las escaleras y empezó a subirlas como una loca. Ni siquiera se detuvo a quitarse los zapatos. Intentó no pensar en su torpeza y utilizar la barandilla como ayuda para evitar posibles caídas, aunque sabía a ciencia cierta que no serviría para nada.

Justo cuando esta idea pasó por su mente y cuando le faltaban unos cuantos peldaños, la nueva becaria, Lauren Mallory, una chica realmente insoportable, apareció de la nada. Bella no pudo evitar chocar con ella, como tampoco pudo evitar el perder el equilibrio y caer hacia atrás, debido ante todo a la incomodísima falda de tubo que llevaba y a los zapatos Prada que bien podían ser preciosos pero ponían en serio peligro la vida de quien los llevase a cada paso. Sintió como se golpeaba la cabeza contra el duro suelo y varios escalones en la parte inferior de la espalda. Por no pensar en la postura casi imposible de sus pies, totalmente torcidos.

Poco a poco fueron llegando sus compañeros, todos visiblemente asustados, y es que había sido una caída seria.

—Ayyy —logró decir Bella, intentando incorporarse—. Mis tobillos…

Tres chicos que solo conocía de vista la ayudaron a ponerse de pie, lo que fue casi imposible.

—¿Qué está pasando aquí?— la voz del señor Uley, el jefe de todos los presentes sonó por detrás de la multitud.

Al ver a Bella tirada en el suelo lanzó un gemido de disgusto.

—Se-señor, iba a la reunión pe-pero el ascensor no se podía co-coger y por eso vine por las escaleras. Y luego, no me fijé que Mallory venía en dirección contraria y me choqué —contó Bella, intimidada por la mirada de su jefe.

—No pasa nada señorita Swan. Pero dígame, ¿está usted bien? ¿Puede andar?

Bella intentó poner un pie en el suelo sin la ayuda de uno de los muchachos y soltó un grito.

—Eso complica las cosas… —suspiró el señor Uley. Después se alejó unos pasos, sacó un móvil y gritó—: ¡Newton! Venga a la escalera de la planta diez, su chica necesita ayuda para un asunto.

En cuestión de segundos, un preocupado Mike llegó y corrió al lado de Bella.

—Cariño, ¿qué ha pasado? ¿¿Estás bien??

Bella empezó a contar la historia otra vez, mientras sonreía tímidamente a su novio. Laconocía como para saber que caerse por unas escaleras era algo tan normal para ella como desayunar, o incluso respirar.

—Verás Newton, hay una reunión muy importante que debería haber empezado ya. Estoy seguro de que sabías al dedillo lo que la señorita Swan quería mostrarnos. Así que, si no te importa, coge la propuesta e intenta defenderla en su nombre —tanto él como Mike parecían preocupados, y era normal. El joven solo transformaba las ideas en algo material. Es decir, era el que se sentaba delante del ordenador y hacia todo lo que Bella le decía, y además, contaba con la ayuda de otros técnicos como él. Nunca había presentado ninguna propuesta. Ni siquiera había hablado delante de más de 20 personas. Sin embargo necesitaba hacer esto para demostrarle a Bella que realmente la quería y que estaba dispuesto a hacer todo por ella, a dar un paso más en su relación. Esa relación que llevaba estancada tanto tiempo.

Bella se sintió decepcionada, al mismo tiempo que aliviada. Había trabajado mucho en el proyecto como para que ahora lo presentara otra persona que no fuese ella, pero al mismo tiempo se alegró de que si no gustaba, las críticas no le lloverían. Al menos de momento.

Se sentó en un escalón para que los demás pudiesen volver a sus labores y miró a Mike. Este se sentó a su lado.

—Muchas gracias por esto… —le susurró mientras esperaba que Angela, una amiga que trabajaba con ella llegase para acercarla al hospital, su tercer hogar (el primero era el suyo y seguido muy de cerca se encontraba la oficina).

—No seas tonta, sabes que haría cualquier cosa por ti —sonrió él mientras le pasaba una mano por la espalda.

—Aaaaaaaaaay —gritó Bella cuando le tocó la dolorida zona lumbar.

—Lo-lo siento —le dijo horrorizado.

Justo entonces llegó Angela con un fornido muchacho de maquetación, el cual la cogió en brazos con toda la delicadeza que pudo y la bajó rápidamente por las escaleras.

—¡Después te llamo! —le grito Mike desde donde se había quedado. Bella le levantó el pulgar mientras se perdía escaleras abajo.

Una vez dentro del asiento trasero del coche de Angela, Bella se relajó un poco, intentando no pensar en los pinchazos que sentía en su dolorido cuerpo. Ignoraba que iba a hacer si resultaba que tenía rota una de las dos piernas. Se imaginó a su amiga Alice todo el día en su casa, ayudándola en todo lo que hiciese. Un escalofrío le recorrió la espalda. Quería con locura a Alice, pero ya había pasado la etapa de vivir con ella. Habían convivido durante los cuatro años de universidad y solo hacía unos meses que se las dos se habían separado, para comenzar sus vidas como adultas. Se puso a pensar en la suerte que tuvieron Alice y Rosalie, sus dos mejores amigas, al encontrar el amor de su vida. Las conocía desde pequeñas, al igual que a sus prometidos, Emmett y Jasper.

Siempre le resultó gracioso que se enamoraran los hermanos de unos con los de otros, como si el amor fuese algo tan fácil de encontrar. Alice y Emmett Cullen vivían solo a tres calles de Rosalie y Jasper Hale. Cuando tenían 5 años entraron juntos a preescolar, y desde ahí se han amado intensamente, aunque empezasen a salir más tarde, cuando estaban en el instituto.

Bella se rió al recordar todo esto. Su infancia había sido increíblemente feliz. A los 7 años se mudó a Forks, en Washington, por el trabajo de su adorado padre. El mismo día que llegó, fue a un parque con su madre. Cuando se estaba columpiando, el niño más grande que había visto en toda su vida se puso frente a ella y le dijo que necesitaba aquel columpio para que se sentase su “Rossie”. Como Bella no se inmutó, el chico se acercó más a ella, asustándola tanto que acabó cayéndose de espaldas y manchándose su camiseta favorita de arena. Una señora muy joven llegó corriendo y gritando algo que Bella no pudo entender debido al ruido que ella misma hacía al llorar. Aquel niño grandote la había atemorizado.

—Cariño, no llores, Emmett es un tonto… —le dijo la señora a la niña, tendiéndole la mano para ayudarla a levantarse—. Soy Esme, su madre, y te aseguro que esta tarde se va a quedar sin merendar.

Bella dejo de llorar y se rió al ver como el niño empezaba a gritar, como si le hubiesen dicho que su perrito acababa de ponerse enfermo.

—Emmie no te preocupes, yo te daré una de mis galletas, de esas de dinosaurios —susurró una niña de pelo rubio al grandullón, al cual se le iluminó la cara.

—Emmett, haz las paces ahora mismo con esta niña tan bonita- dijo Esme mientras se daba la vuelta e iba a hablar con mi madre para explicarle lo ocurrido.

Él se dirigió de nuevo hacia Bella, la cual tembló, asustada de nuevo por su tamaño. Sin embargo una hermosa sonrisa acentuada por un par de hoyuelos apareció por la cara de este.

—¡Hola! Siento mucho lo de antes, a veces soy muy bruto —se rió sonoramente—. Soy Emmett Cullen, y esta es Rosalie Hale. ¿Tú quién eres? No te he visto antes, ni en el colegio ni nada —se quedó pensando y abrió la boca—. ¡¡No me digas que te escapas para no ir al colegio!! Eso molaría muuuucho. ¡¡Podrías ser mi mejor amiga y así nos escaparíamos juntos para no ir al cole!!

—¡Emmett no seas burro, por favor! Está claro que es nueva aquí, ¿verdad? —inquirió Rosalie con una sonrisa encantadora.

—Esto... Sí, acabo de mudarme de Phoenix… Yo soy Bella, Bella Swan —dijo muy sonrojada.

De pronto una niña que para asombro de Bella iba bailando de un lado para otro se paró a su lado y la cogió de las manos.

—Bella ¡que bella, bella, Bella es bella! —canturreó mientras daba saltitos. Después se rió con muchas fuerzas y le dio un abrazo a la sorprendida niña—. Me llamo Alice Cullen, y estoy segurísima de que vamos a ser… ¡¡Las mejores amigas del mundo!!

Desde entonces, Alice, Rosalie y Bella habían sido inseparables. Bella también se llevaba muy bien con los chicos, pero no tenía tanto trato con ellos. Cuando hacía mal tiempo, las chicas solían quedar en casa de Bella ya que era la única libre de “niños” que pudiesen molestarlas.

Además, en Forks el mejor colegio que había era solo femenino, y ni los Swan, ni los Cullen, ni los Hale dudaron en llevar a sus hijas ahí, todos querían lo mejor para las encantadoras señoritas.

—Bella, ¿qué piensas? Te noto muy distante hoy —dijo Angela sacando a Bella de su ensimismamiento.

—Nada Ang, estoy acordándome de cuando era una cría y conocí a los Cullen y a los Hale —resondió sonriéndole.

Angela se rió, también era de Forks. Se habían conocido en uno de los últimos años de instituto, ya que antes no coincidieron en la misma clase.

Había tráfico, como siempre en Nueva York. Le encantaba su ciudad. Había pasado aquí casi cinco perfectos años, y esperaba que fuesen muchos más. Sabía que era un tópico eso de que la mejor ciudad del mundo era Nueva York, pero no podía dejar de pensarlo. Conocía muchos sitios, le encantaba viajar, pero sinceramente, había encontrado aquí un hogar. Además todos sus amigos, que eran como su familia estaban aquí. ¿Qué razón había para no pensar que era una de las mujeres más afortunadas que conocía? Lo tenía claro, que no estaba enamorada. Es decir, sí, salía con alguien que la trataba genial, y con quien se lo pasaba muy bien. Pero tenía claro que nunca acabaría viviendo con él, ni se encontraba en sus planes de futuro. Realmente no sabía cómo había empezado la relación. Que ella recordase, nadie había dicho “está bien, desde ahora somos novios, ¿entendido?”. Pero quizás aquello no fuese necesario. Simplemente un día se besaron, a la semana siguiente volvieron a besarse, al mes siguiente quedaron para cenar, y después se despertó entre sus brazos. Nadie planea esas cosas. Surgen solas. Quizás Mike era todo lo que el destino le deparaba… Pensó en la cara de Alice cuando miraba a Jasper, en su mirada, en cómo le temblaba el pulso cuando estaba cerca, a pesar de los siglos que hace que se conocen. Bella suspiró, y decidió no volver a pensar en el tema. De momento.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bueno aqui el primer capi espero que lo hayan disfurtando y dejen sus comentarios para Laura la haran muy feliz XD...umm y diganme si si quieren que lo sigamos publicando jejeje

8 comentarios:

SwanGirl dijo...

Por favor, por favor!!!!!

Publiquen mas!! Dios, es genial!!

Lo espero ansiosaa! :)

Anónimo dijo...

wow esta genial de verdad si asi, y por fa no nos dejes con la intriga que wow ya no puedo.... estuvo de verdad genialllll

Bella Swan/ Claire dijo...

chicas que bueno que les ha gustado y no se preocupen hoy subire mas tarde otro..los publicare martes y viernes

Anónimo dijo...

hola si esta muy vueno el capi y es pero lerte pronto chauuu besotes!!!

Anónimo dijo...

a y cuando bas asuvir el capi de life·slitte choices por fafis su bilo pronto que me estas matando de tanto es peras el capi!!! bueno chauu cudate besos grasis camila

Anónimo dijo...

oie...
ke significan los iconos ke aparecen dspues d cada historia o d la imagen????
x fas spero la prgunta.

Anónimo dijo...

oie...
ke significan los iconos ke aparecen dspues d cada historia o d la imagen????
x fas spero la prgunta.

Anónimo dijo...

Acabo de empezar lo esta genial ;)