sábado, 17 de julio de 2010

LLC II. Capitulo 5: Navidad


Disclaimer: Todos los personajes pertenecen a Stephenie Meyer. La autora, MyBella, solo jugó con ellos creándoles una vida paralela totalmente diferente a la que conocemos y las traductoras: Ckony y el equipo de Purpple Rose traduciendo esa vida xD Jajaja...

______________________

CAPITULO 5

NAVIDAD

Edward's POV

Estaba acostado en la cama, observando a Bella dormir, con mi mano en su abdomen. Sabía que era muy temprano como para sentir algo, pero no podía controlar mi mano. Había un bebé creciendo justo debajo de mis dedos… nuestro bebé.

Deje un ligero beso contra su piel, no queriendo despertar aun a mi esposa "Hola, pequeño" susurré, sabiendo que aun no me podía escuchar, pero seguia sintiendo el deseo de decirlo.

Bella lucía tan pacifica y angelical mientras dormía, su cabello café en la almohada, con sus brazos sobre su cabeza. Sus largas piernas estaban enredadas con la cobija con su pie saliendo al final de la cama. Me reí, maravillándome aun de la suerte que tenía, con la posibilidad de despertar al lado de ella. Este maravilloso ángel había entrado a mi vida hace tres años, y desde entonces, había sido muy feliz con ella. Me amaba mas de lo que merecía, y yo la amaba mas de lo que podía expresar con palabras o gestos… Bella era mi mundo.

Ella suspiró y comenzó a moverse, iniciando su ritual para levantarse en la mañana. Sabía que el siguiente movimiento que haría sería darle una patada a las cobijas para quitarlas del camino, por lo que tenía mis piernas alejadas de ella. Gruñó levemente y comenzó a mover sus piernas, empujando las cobijas hasta que estaban prácticamente en el suelo.

Dio un bostezo muy audible, levantando sus brazos y arrugando su cara, apretando incluso mas los ojos. Arqueó su espalda y gruñó mientras se estiraba, y entonces se relajó en la cama, colocando sus dos manos sobre la que yo tenía en su vientre.

"Buenos días, Edward" rió, abriendo finalmente esos hermosos ojos cafés.

"Buenos días, amor" me reí, besando su mejilla "¿Dormiste bien?"

"Muy bien" me dijo, acurrucándose a mi lado "¿Cuánto tiempo me has visto dormir?"

"No mucho. Solo lo suficiente para recordar la suerte que tengo por despertar junto a ti cada día"

"Mmm. Lo mismo va para ti."

Me estaba preparando para contestarle, cuando sentí que se tensó. Rápidamente quité mis manos y le ayudé a ponerse de pie, para que llegara mas rápido al baño. En cuanto se estabilizó corrió y yo la seguí. Sostenía su cabello y frotaba su espalda mientras se hincaba en el frío piso de azulejo. Tendría que pedirle a Esme que pusiera algo en el piso para que Bella estuviera mas cómoda en esta parte de su embarazo.

Una vez que terminó, la puse en el mostrador y limpié su cara con una toalla fría. Me dio una sonrisa agradecida, sosteniendo mi mano libre con sus dos manos.

"¿Estas bien?" le pregunté.

"De seis a siete semanas mas de esto" suspiró.

"¿Por qué no buscamos el libro que me compraste y vemos si tiene algunas sugerencias para calmar un poco las nauseas?"

"Eso me gustaría mucho, Edward"

Un golpe resonante llegó desde la puerta del baño. Bella y yo intercambiamos una mirada y comenzamos a reír, teniendo una idea de quien encontraríamos al otro lado de la puerta. Caminamos hacia la puerta y la abrimos, encontrándonos con una risueña Lily.

Emmett movía a Lily de un lado a otro mientras pretendía que ella era la que hablaba "Tía Bella, tío Eddie. Santa vino y yo quiero regalos. Po favó vengan abajo"

"¿Po favó?" preguntó Bella, riendo.

"Solo soy una bebé" continuó Emmett "Y soy muy linda así que disculpen mi lenguaje"

"Que bebé tan hablador eres" me reí, abriendo más la puerta.

Bella tomó a Lily de los brazos de Emmett y se acurrucó con ella, besando a la bebé por toda su carita "Te amo, te amo, te amo" rió Bella, aún besando la cara de Lily.

"Tambien te ama" le dijo Emmett a Bella, sonriendo de manera orgullosa antes que el "Y a ti tambíen, Eddie" añadió, dandome palmadas en el hombro "Ahora hay que hacerle el día y llevarla a abrir regalos"

"Creo que al que le vamos a hacer el día es a ti" dije, colocando un brazo alrededor de la cintura de Bella para ayudarla a bajara las escaleras.

"¡Ahi estan!" chilló Alice cuando entramos a la sala.

"Bella, querida, te dejamos dormir todo lo que pudimos, pero con una Alice quejumbrosa y un Emmett haciendo pucheros, fuimos superados en número" dijo Esme, abrazando a Bella, a Lily y despues a mi.

"Esta bien, Esme" rió Bella "Ya estaba despierta"

"¿Te sentiste mal esta mañana?" susurró Esme.

Bella asintió con un ligero sonrojo en sus mejillas.

"Te haré un poco de té y traeré unas galletas saladas. Te animara enseguida"

"Gracias" dijo Bella con una gran sonrisa en su rostro.

Tomé a mi madre en mis brazos y le di un fuerte abrazo "Gracias, mamá"

Esme me devolvió en abrazo igual de fuerte "Estoy tan feliz por ti y por Bella. Los dos seran unos padres maravillosos.

"¡Vengan, chicos!" se quejó Emmett "Al fin logré que la enana y Edward bajaran y aún no hemos abierto regalos"

"Vayan" rió Esme "Dejen que Emmett abra un regalo. Enseguida voy"

"No" dijo Rosalie severamente "Emmett es lo suficientemente grande como para esperar unos minutos mas, Esme"

"Ah, Rosie" gruñó Emmett.

Bella rió, escondiendo su cara detras de Lily. Le encantaba ver a Rosalie mandando a Emmett, especialmente cuando el siempre cedía y la escuchaba.

Lily estiró sus brazos y tomó mi camisa, jalandola para llegar hasta mi.

"Creo que alguien quiere a su tío" rió Bella, dandome a Lily.

"Hola, osita Lily" dije, ayudandola a pararse en mis piernas.

Se movió de arriba hacia abajo en mis piernas, con sus rizos rebotando por todos lados. Me habló emocionadamente con sus farfullos de bebé, con sus ojos azules muy abiertos y brillando.

"Eres una niña muy emocionada esta mañana, ¿No es asi?" le dije, obteniendo una risa como respuesta.

"Quiere mucho a su tio Edward" dijo Alice, sentandose a mi lado "Pero quiere a su tia Alice mas" Alice movió sus dedos frente a Lily, pero ella hizo mas fuerte su agarre a mi camisa y se acercó a mi.

Jasper se rió y tomo a una Alice con un puchero en sus brazos "Creo que no ha olvidado los veintidos cambios de ropa que le pusiste la ultima vez que la cuidamos."

"¡Alice!" siseó Rose "¿Veintidos?"

Emmett le lanzó una mirada a Alice mientras tomaba a Lily de mis brazos. "No me sorprende que mi pobre princesa lloró cuando te vio. Eres una duende mala. Mala."

"Solo esperen a ver lo que le compré"

"Su cuarto ya esta repleto de cosas por la manera en que la consientes" dijo Rose con una sonrisa.

"Si, pero esta creciendo cada dia, y nececita juguetes de niña grande." explicó Alice "Y si Bella y Edward tienen una niña, los juguetes viejos de Lily los puede usar ella"

"Creo que ambos quieren un niño" rió.

Los ojos de Bella se abrieron como platos y agachó la cabeza para esconderse con su pelo.

"¿Que pasa, Bella?" pregunté, acercandola a mi. "¿Por qué te sonrojas y te escondes?"

"Bueno... yo... yo no quería ser tan parcial" susurró.

"Bella, querida, aquí esta tu té" interrumpió Esme, sosteniendo la taza.

Cuidadosamente tomé la taza, sabiendo que los accidentes solían ocurrir alredor de Bella. "Mejor sostengo esto hasta que mi esposa decida salir" dije, esperando que un chiste sacara a Bella de su estado de verguenza.

"¿Quien a hecho que mi hija se sienta tan avergonzada hasta llegar al punto de esconderse?" preguntó Esme con las manos en las caderas y frunciendo el ceño.

"Jasper lo hizo" gritó Emmett, señalandolo con el brazo de Lily. Lily rió y continuo apuntandolo.

"Jasper Hale" regaño Esme. Lily la ayudó, gritandole a Jasper en su lenguaje de bebé.

"Esme, te juro que no era mi intencion. No tenía idea de que se avergonzaría" dijo Jasper rapidamente.

"Si, enana ¿Por qué te averguenzas?" preguntó Emmett.

"Porque si" dijo Bella, soplando su pelo de la cara y quitando el resto con su mano.

"Dios, estamos emocionales hoy" rió Rose.

"Rose, no molestes a la chica" dijo Esme, tratando de ocultar su sonrisa. "Vamos, Bella. Dinos que te molesta"

"Bueno... es solo que... se que deberia estar feliz por estar embarazada, y no preocuparme por si es niño o niña. Se que hay muchas parejas a las que les encantaría tener un hijo y creo que es algo egoista ser exigente con el sexo del bebé. Pero no puedo evitarlo" Bella me miró a traves de sus pestañas, pareciendo tan inocente y timida en ese momento "Me gusta mucho la idea de tener un niño" dijo, con su voz tan suave que tuve que hacer un esfuerzo para esucucharla.

Sonreí y besé su frente, sentandola en mi regazo. "A mi me gusta esa idea tambien, amor. Y no tiene nada de mala"

"Bella, querida, eso no es ser egoista." Le aseguró Esme, sentandose a nuestro lado "Yo tambien queria que mis hijos fueran del sexo que queria. Y tuve suerte de tenerlos en el orden exacto en el que queria."

"¿En serio?" preguntó Bella, con su sonrisa regresando a su rostro.

"Si, querida. Creo que todas las madres tienen un deseo secreto en su corazon." dijo Esme "Pero esta bien. Una vez que tienes al bebé en los brazos no importa si es niño o niña. Solo importa que el bebé esta vivo y saludable, y es todo tuyo. Ningun sueño puede remplazar la realidad de tu bebé en tusd brazos"

"¿Qué estaba pensando Renee cuando soño a este gran costal?" bromeó Rosalie, recostando su cabeza en el hombro de Emmett.

"Estaba pensando que una rubia hermosa y especial iba a necesitar un hombre grande y fuerte para amarla y cuidarla" dijo Emmett, besando la mejilla de Rose de manera dulce.

"¡Aw!" suspiraron Alice, Esme y Bella mientras Rose sollozaba. Lily se acercó a Rose y pusó su frente en su mejilla, dandole suaves golpecitos a su madre.

"Así es, princesa" arrulló Emmett "Dale a tu mami mucho amor. Se lo merece"

"Edward, creo que al fin entendió como hablar de manera romatica" rió Jasper.

"Nos tomó mucho tiempo enseñarle" bromeé, sonriendole a Emmett.

"¿Vamos a abrir los regalos o que?" dijo Emmett, un poco molesto.

"Si, lo haremos" dijo Carlisle "Y Lily va primero"

"¡Ah, Hombre!" gruñó Emmett.

"Papi, le puedes ayudar a tu princesa a abrir esos regalos" dijo Rose, borrando inmediateamente el puchero de Emmett.

"Vamos con ese grande morado" dijo Emmett, poniendo a Lily en su regazo. "Queremos ver que hay ahi ¿Verdad, princesa?"

Lily solo se rió y aplaudió. Jasper se rió mientras puso el regalo gigante frente a Lily y Emmett. Lily inmediatamente se estiró y comenzó a golpear sus manos contra el regaló y hablando emocionadamente en su lenguaje de bebé.

"Le gusta el papel de regalo" me reí, sosteniendo a Bella mientras le daba sorbitos a su té y mordia sus galletas.

"¿Qué es lo que le diste, Alice?" preguntó Rose, mirando el regalo gigante con cautela.

"Algo que cualquier princesa se merece" dijo Alice con una gran sonrisa.

"Rompelo justo aqui, Lily" instruyó Emmett mientras todos los mirabamos a ambos romper el papel. Ambos le daban tirones al papel y lo dejaban a un lado.

"Em , Lily tiene un pedazo de papel en la boca" dijo Rose, tratando de agarrar a su hija.

"No dejes que lo mastique" dijo Esme, tambien tratando de tomar a Lily.

"¿Qué estas haciendo princesa?" preguntó Emmett mientras le daba la vuelta a Lily para poder verla de frente. Gentilmente le abrió la boca y Rose quitó todo el papel.

Lily empezó a lloriquear, molesta de que le quitaran su bocadillo. Cuando le quitaron el ultimo papel, Lily soltó un grito parecido al que la gente da cuando le perforan el oido.

"No llores, princesa" le pidió Emmett, abrazando a su gritona hija. "Papi no podia dejar que lo masticaras. No te enojes " Empezó a besar sus dos mejillas y pronto convirtio las lagrimas en risas.

"¿Quien pensaria que el gran oso que tengo por hermano podria ser tan dulce y amoroso?" musitó Bella, mirandome.

"Lily tiene un efecto calmante sobre el" dije, besando su frente.

"¿Que clase de efecto crees que tenga el bebé sobre nosotros?"

"No tengo idea, amor. Pero no puedo esperar a saberlo"

mientras la mañana progresaba, la sala se lleno de papel de regalos y de juguete ruidosos para bebés. El paquete morado habia terminado siendo un castillo, con todo y carruaje. Carlisle y Esme le habían dado a Lily una cebra de juguete para que la montara, a la cual abrazaba mas que montar. Bella y yo le habiamos dado libros, esperando que fuera una lectora ávida, justo como su tía. Rose y Emmett le habian dado ropa ya que parecia crece cada semana. Carlisle y Esme le dieron algunos juguetes educativos y depositaron dinero en el fondo para la universidad.

Una vez que Lily estuvo en el mar de regalos, Rose la llevó arriba y la puso en su cuna. Despues de eso, todos nos dimos turnos para abrir los regalos que habiamos comprado para cada uno. Normalmente ya habiamos terminado para entonces, pero con un bebé en la casa, todo parecia ir mas despacio. Era dificil imaginar como sería el siguiente año con dos bebés, pero estaba muy emocionado por saberlo.

"De acuerdo" suspiró Carlisle "Navidad ha terminado oficialmente"

Esme se sentó en el brazo de su silla y besó su mejilla "¿Ya estas cansado, querido?"

"Creo que me estoy haciendo muy viejo para navidad" rió Carlisle.

"No digas eso, papá" le dijo Alice "Eres igual de viejo como te sientes, y no tienes permitido sentirte viejo, nunca."

"Planeando que me quede aqui para siempre, eh" preguntó, sonriendole.

"Absolutamente" dijo Alice, sentandose en su regazo y dandole un fuerte abrazo. "Tienes mucho que hacer, papá. Tienes que entregarme en dos dias, y luego tienes que ayudarme a consentir a mi hijo cuando tenga uno"

"Enseguida vuelvo" dijo Bella de repente, poniendose de pie y dejando su taza en la mesa de café.

"¿Todo esta bien?" le pregunté, observando su cara con cuidado.

"Claro" me dijo, dandome una sonrisa. Sabía que estaba mintiendo, pero no sabía porque.

Asentí y deje que se fuera, planeando seguirla. Le di unos cuantos segundos y despues fui por ella. La encontre en el baño, sentada en la orilla de la tina y llorando en sus manos. "¿Bella?" le hablé, hincandome a su lado.

Limpió sus ojos con el pañuelo que tenia en las manos y trato de sonreirme.

"No fingas, amor. Dime que es lo que te molesta" le pedí.

"Solo no soy yo misma, Edward. Te prometo que es solo eso"

"¿Que te preocupa?"

"No estoy preocupada, solo triste"

"Esta bien. ¿Por que estas triste?"

"Porque extraño a mis padres" sollozó, deslizandose de la tina a mi regazo "Quiero que mi mamá esta aquie y me ayude con el embarazo y quiero que mi papá consienta a sus nietos. Quiero escuchar historias de cuando yo era bebé y ver fotos familiares con ellos"

"Lamento que no podamos compartir esto con ellos, Bella. Pero tienes que saber que te estan observando, y que estan felices de verte feliz. Y se que no es lo mismo, pero podemos hacer esas cosas con Emmett y el resto de la familia. Estoy seguro que tenia la edad suficiente para recordar algunas cosas de ti cuando eras bebé.

Asintíó con la cabeza, con sus sollozos mas calmados "Yo se algunas historias, pero no es lo mismo cuando ellos no estan aqui para contarlas con sus voces" sollozó y limpió su cara "Lo siento, Edward. Es Navidad y no debería estar llorando así"

"Bella, hemos hablado de esto. No tienes nada por lo que pedir disculpas. Es natural que extrañes a tus padres, especialmente con Navidad y el bebé. ¿Quieres que traiga a Rosalie para que hables con ella? Sabemos que ella ya ha pasado por esto, ya que Jasper y ella tambien perdieron a sus padres"

"Si, por favor. No le digas a nadie porque. No quiero que Emmett enloquezca y suba. No puedo manejarlo en este momento"

"Esta bien, amor" le prometí, levantandola del baño y llevandola a nuestra habitacion. La puse en el sofa y la tape con la cobija. "En seguida vuelvo. Solo descanca mientra voy por Rosalie, ¿De acuerdo?"

"De acuerdo" aceptó, sonriendome de verdad.

Llegué al segundo piso y vi a Rose salir del cuarto de Lily. "¿Sigue dormida?"

"Si" rió Rose, cerrando la puerta suavemente "Estaba lloriqueando mientras dormía porque se quitaba la cobija"

"Rose ¿Te puedo pedir un favor?"

"Lo que sea, Edward"

"Es Bella..."

"¿Sus padres?" preguntó.

"Si"

"Iré a hablar con ella"

"Gracias, Rose" le dije, abrazandola.

"Bella es mi hermanita en todas las maneras posibles" dijo Rose "Iré a hablar con ella y la tendre sonriendo y riendo en un segundo. Tu solo ve abajo y relajate"

"Eso no es posible, pero iré abajo" le dije.

"Estara bien, Edward. Te lo prometo. Solo se siente abrumada. Yo pasé por todo eso y me da gusto usar esa experiencia para ayudar a Bella. ¡Ahora! Ve a hacer algo y te rgresaré a una Bella mas feliz. Y dile a Emmett que Lily esta dormida antes de que suba corriendo y la despierte"

"De acuerdo" me reí, dando la vuelta para reunirme con los demas.

"¿Donde esta Bella?" preguntó Alice, corrienso hacia mi.

"Bajara en un momento" le dije.

"Oh. ¿Crees que debería subir?"

"No, no esta vez. Rose esta con ella"

"Oh" dijo Alice con una voz suave. Sabia tan bien como yo que ninguno entendía el dolor que Bella sentía-aun teniamos a nuestro padres.

"No quiere que Emmett lo sepá, asi que ayudame a tenerlo distraído"

"Eso no sera un problema" rió "Acaba de abrir su nuevo juego y esta tratando de vencer a Jasper" Alice enganchó su brazo con el mio, jalandome hasta el sillon "¿Que tan triste esta?"

"Los extraña mucho en este momento, Ali"

"¿Crees que si habla con mamá se sentira mejor?"

"No. Mamá te consuela, pero Rose sabe exactamente por lo que esta pasando Bella"

"¿Estas un poco celoso de que no estas arriba con Bella?"

Me reí, abrazando a Alice mas fuerte "No soy Emmett, sabes"

"Lo se, pero tambien se que tu y Bella son muy unidos"

"Se que por mas que quiera entenderlo, nunca sabre por lo que Emmett, Jasper, Rosalie y Bella pasaron. No me puedo imaginar haber llegado hasta aqui sin tener a mamá y a papá para que nos apoyen, asi que no puedo saber lo que Bella quiere escuchar en este momento. Si Rose puede hacer eso, entonces se lo debo y no tengo nada por lo que sentirme celoso. La felicidad de Bella es lo primero"

"Entonces, supongo que debo esperar para darlé a Bella el ultimi regalo que tengo para ella" suspiró Alice.

"¿Que fue lo que hiciste?" pregunté, volteando a ver la cara de mi hermana.

"Es un regalo para el bebé"

"Ali, te rogó que no lo hicieras" suspiré, tomando entre mis dedos el puente de mi nariz. Queria mucho a mi hermana mayor, pero a veces no sabía como parar. Bella le había dicho que no queria regalos antes de saber el sexo del bebé.

"¡Lo siento, pero no pude resistirlo! Era demasiado perfecto" dijo Alice, sin una pizca de remordimiento en su voz.

"¿Que es, Alice?" pregunté, curioso por saber que pudo haber hecho que fuera en contra de los deseos de Bella tan descaradamente.

"Encontre tu sonaja de plata en el ático. Lo llevé a la joyeria para que lo pulieran"

"Alice" jadeó Esme, ya que habia escuchado nuestra conversacion.

"Queria que Bella estuviera igual de sorprendida que tu, mamá. Es la unica razón por la que no lo mencioné, lo juro" dijo Alice, luciendo algo compungida.

"¿En serio hiciste eso por nosotros?" le pregunté,

"Si" dijo, con una gran sonrisa "Se cuanto le gusta a Bella saber cosas de tu niñez y cuanto odia que le compre cosas, asi que pensé que seria perfecto para ella"

"¿Lo envolviste de alguna manera en la que podamos verlo?" preguntó Esme "No lo he visto desde hace veinte años"

Alice corrió hacia el arbol y luego regresó con nosotros, con una caja rectangular en las manos. Cuidadosamente deshizo el moño azul y levantó la tapadera de la caja.

"Oh, Alice" suspiró Esme, pasando su mano por la suave superficie plateada.

"Supongo que de aqui saco Edward su amor por los carros plateados" rió Alice.

"¿Por que estan los tres en circulo?" preguntó Carlisle, caminando hacia nosotros.

"Carlisle, mira" dijo Esme, apuntando a la caja y sollozando ligermente "¿Recuerdas cuando me los diste?"

"Por supuesto que si" dijo Carlisle, abrazando a Esme fuertemente "Alice, es maravilloso que lo recordaras y que hayas pensado en darselo a Bella"

"¿Que pasa chicos?" preguntó Emmett, brincando detras de Carlisle con Jasper "¿Que es lo que todos estan viendo?"

"¿Eso es para Bella?" preguntó Jasper, mirando la cajita que Alice tenia en las manos.

"Sip" chilló Alice.

"¿Que es para mi?" pregunto una dulce voz desde arriba.

Mi familia se movió hacia un lado, haciendo espacio para que Bella viniera. Rose y ella bajaron las escaleras juntas y caminaron hacia el sofa mientras Alice terminaba de poner el liston de nuevo.

"¿Que es para mi?" repitió Bella, sonriendome y sentandose en mi regazo.

"¿Edward?" preguntó Alice.

"Creo que estara bien" le aseguré.

Alice sonrio y sacó la caja "Bella, esto es para ti. Te prometo que es el ultimo regalo este año"

"Te lo recordaré" dijo Bella, sonriendo un poco. Cuidadosamente tomo la caja de las manos de Alice y empezó a quitarle el liston. "La caja esta pesada, Alice. Espero que no sea nada muy extravagante"

"Solo abrelo" la apresuró Alice.

Bella finalmente abrió la caja y su aliento se quedó en su garganta. Sus ojos se llenaron de lagrimas y unas cuantas cayeron sobre sus mejillas rosadas "Oh, Alice"

"¿Entonces te gusto?" preguntó Alice nerviosamente.

Bella trazó las letras de la sonaja, asintiendo levemente.

Besé su mejilla humeda y sonreí para ella "¿En serio te gusta, Bella?"

"Edward, es hermoso. ¿En serio es tuyo?"

"Si. Mi papá me recordó la historia que tiene. ¿Te gustaria escucharla?"

"Por supuesto que si" dijo Bella, colocando una mano en mi mejilla "Me encanta escuchar historias de cuando eras niño"

"Bueno, mi mamá tenia ocho semanas embarazada de mi y se las estaba pasando mal con las nauseas" le guiñe un ojo a Bella y sonrió, presionando su frente con la mia. "Los olores le afectaban mucho y no podia soportar la comida en la mañana. Asi que mi papá fue obligadoa comer cereal todo el tiempo"

"No me importaba" dijo Carlisle

Me reí "Y como no le importaba y queria demostrarle a mi mamá lo feliz que estaba de que ella estuviera embarazada, fue a buscar el regalo perfecto. Ya ves, mi mamá estaba absolutamente convencida cuando se dio cuenta de que estaba embarazada de que seria un niño. Ya habia escogido mi nombre despues de unas cuantas horas de los resultados de la prueba. Entonces despues de buscar todo el dia, mi papá vio esta sonaja en una joyería. Entró y pregunto si le podian grabar mis iniciales. Unos dias despues, la sonaja estaba la lista y mi papá se la dio a mi mamá"

"¿Se puso a llorar igual que yo?" rió Bella, sus ojos cafeces brillando con emocion.

"Si, lo hice" rió Esme.

"Gracias. Esto es perfecto" dijo Bella. Abrazó a Alice y luego fue con Esme "Tengo suerte de tenerlos conmigo y los quiero a todos"

"Y nosotros te queremos, enana" dijo Emmett, envolviendo a Esme y a Bella en uno de sus abrazos de oso.

El resto de la familia lo sigui hasta que tuvimos ocho pares de brazos sostiendonos fuertemente. Bella tenia razon y todos teniamos suerte de tenernos el uno al otro. Nuestro bebé definitivamente vendria a una familia maravillosa y amorosa y no podia esperar para conocerlo... o conocerla.

1 comentario:

tatis-twiling dijo...

soy la primeraaaa jeje esta super lindo el capi... Bella es muy emocional ahora que esta embarazada y eso es hermoso.. besos las espero por mi rincon...